España, ¡sin Jefe de Estado! Por Manuel Domínguez Moreno / José Antonio Gómez

28/06/2018

felipe_vi_getty-696x432

Aunque la inutilidad y la inoperancia de la actual Jefatura del Estado ya es algo que la sociedad española va descubriendo poco a poco y los ciudadanos y ciudadanas están despertando del mal sueño de la empatía hacia la Corona, la realidad es que en el último mes se ha demostrado como nunca que el actual modelo democrático en lo referente a la Jefatura del Estado no sirve para nada. La Monarquía ni sirve al pueblo ni sirve al país. Sólo despierta interés por el amarillismo de informaciones que en nada afecta al bienestar de la ciudadanía. ¿Qué le importa a una familia desahuciada que Letizia Ortiz no quisiera reunirse con Ivanka Trump? ¿Qué le importa a una familia de clase trabajadora explotada y con salarios por debajo del umbral de la pobreza que haya rumores de divorcio? ¿Qué problemas resuelve la Monarquía a su pueblo? Los mismos que resolvía Luis XIV en Francia o Fernando VII en España, es decir, ninguno.

En estas últimas semanas los españoles hemos vivido una serie de crisis de distinta índole en las que un Jefe de Estado de los de verdad hubiesen intervenido de una forma u otra o se habrían puesto en vanguardia en representación de su pueblo y de sus instituciones.

¿Qué ha hecho el Jefe del Estado español durante la crisis política provocada por la sentencia de la Gürtel? Firmar los correspondientes decretos posteriores a la moción de censura y mirar atentamente en las juras de las ministras, de los ministros y del presidente del Gobierno. No ha hecho más. Un Jefe de Estado de los de verdad habría intervenido cuando se hizo pública y habría tomado medidas porque el prestigio de España estaba en juego al mantenerse en el Gobierno un partido condenado por haberse lucrado de la corrupción.

¿Qué ha hecho el Jefe del Estado español en la crisis migratoria que está viviendo Europa sobre todo por el crecimiento de los ministros o los gobiernos xenófobos? Nada, no ha hecho nada. Ante la decisión de Pedro Sánchez de acoger a los seres humanos del Aquarius que el fascista ministro italiano Matteo Salvini pretendía que murieran de hambre en la mar Felipe de Borbón tendría que haberse puesto en vanguardia, en primer lugar, para defender a esas 630 personas de la barbarie xenófoba que se extiende por Europa y, en segundo lugar, haberse enfrentado directamente con Salvini a través de los canales diplomáticos que fueran necesarios.

En referencia a esa crisis migratoria, esta semana se celebra una cumbre europea en la que España nuevamente estará huérfana de su Jefe de Estado porque ante una crisis humanitaria de esta envergadura es mucho más rentable para la institución a la que representa quedarse de perfil y que sean otros los que den la cara. Un Jefe de Estado no hace eso. Martin Luther King decía que «un hombre no mide su altura en los momentos de confort, sino en los de cambio y controversia», una máxima muy aplicable a nuestro país.

En referencia a la crisis humanitaria provocada en Estados Unidos por las políticas xenófobas y fascistas de Donald Trump, nuestro Jefe de Estado se mantuvo al margen. El día en que se hicieron públicas las fotografías de los niños metidos en jaulas tras ser separados de sus padres, Felipe de Borbón visitó la Casa Blanca y no hizo ninguna referencia a la inhumanidad de una situación que revolvió las tripas a todo el mundo. Esta falta de sensibilidad por parte del Jefe de Estado español también transmite la imagen de España y, por lo tanto, el mundo vio a un señor alto saludando sonriente a la prensa mientras guardaba silencio ante la ignominia y la sinrazón. Esa no es la imagen de nuestro país ni de sus ciudadanos, quienes dieron un ejemplo ante el mundo de solidaridad con el acogimiento de los seres humanos del Aquarius.

Si miramos hacia atrás tenemos cientos de ejemplos en los que el Jefe del Estado español le ha dado la espalda a su pueblo. Ni él ni la institución a la que representa hicieron nada ante los desahucios; no influyó nada ante una reforma laboral que iba en contra de los intereses del pueblo; no intermedió ante el gobierno para que se priorizaran los intereses de los ciudadanos y ciudadanas a los intereses de las élites financieras. En medio de la peor crisis territorial que ha vivido España en su historia, Felipe de Borbón decidió, en vez de apoyar el derecho democrático al sufragio de los catalanes, adherirse al discurso ultranacionalista de Albert Rivera, Soraya Sáenz de Santamaría o Xavier García Albiol.

Los defensores del actual modelo de Estado siempre justifican esto en que son las funciones que le tiene conferidas la Constitución. Si lo correcto es tener a una institución cuya función es absolutamente inútil para el pueblo al que debe servir, entonces España tiene la Jefatura de Estado vacante y una democracia fuerte no puede permitirse algo así. ¿Será que España tiene una democracia fallida?

http://diario16.com/espana-sin-jefe-estado/

Anuncios

El Orgullo que no va en carroza: “Somos el Orgullo de verdad, el que mantiene su esencia reivindicativa”

28/06/2018

Imagen-manifestacion-Orgullo-Critico-Madrid_EDIIMA20170628_0907_27

Un año más, el otro Orgullo vuelve a ocupar la calle. No atrae a tanta gente ni cuenta con carrozas de organizaciones, sindicatos, partidos políticos, bares o empresas, pero el Orgullo Crítico ha tomado fuerza en los últimos años para plantar cara a lo que llaman “un orgullo mercantilizado”. Como cada 28 de junio, este jueves una multitud contagiada del espíritu revolucionario de Stonewall pondrá sobre la mesa “un orgullo politizado, combativo, anticapitalista, anticolonial, antifascista y transfeminista”, como lo definen sus organizadoras.

Fue el mismo 28 de este mes, pero de 1969, cuando un grupo de trans, travestis, lesbianas y gays se levantaron contra la represión policial tras una redada en el bar neoyorkino de Stonewall, un hecho considerado el catalizador de la liberación del colectivo. Con la memoria de este momento en las pancartas y los lemas, este Orgullo se manifiesta “contra las violencias que nos atraviesan y que, a pesar de los avances legislativos conseguidos, siguen estando lamentablemente demasiado presentes”, explica Patricia Aranguren, una de sus promotoras este año.

Y lo hace desde una postura crítica con el programa oficial, que celebrará su manifestación estatal el próximo 7 de julio: “Convierte nuestras disidencias en un reclamo turístico y de consumo, en un escaparate para que se anuncien marcas haciéndose así lo que denominado un lavado de cara rosa”, critican.

La manifestación, que partirá a las 19.00 de la madrileña plaza de Neptuno bajo el lema “Orgullo es transgresión”, está convocada por la Plataforma Orgullo Crítico, que lleva preparando de manera asamblearia la cita desde hace un par de meses. Sin embargo, no parten de cero. El Orgullo Crítico se ha venido reuniendo y organizando de diferentes formas desde hace varios años –ha tenido distintos nombres: Orgullo Indignado, Toma el Orgullo…– y es heredero de las posturas críticas de los grupos radicales queer de los 90, LSD (Lesbianas Sin Duda) y la Radical Gai, que revolucionaron la escena activista madrileña a través de la acción directa y la provocación.

Al igual que el Orgullo oficial, cuyo  leitmotiv es este año la lucha por las identidades trans, el crítico también ha centrado el suyo en el mismo colectivo. Por ello, este 28 de junio pedirán visibilidad trans, cumplimiento de las leyes autonómicas contra la transfobia aprobadas o la despatologización de la transexualidad, es decir,  que deje de ser considerada una enfermedad. “Queremos incidir en la defensa de que cada cual vive su tránsito como desea, con hormonas o sin ellas, con operaciones o sin ellas, con expresiones de género de lo más diversas”, cuenta Julia Riesco, otra integrante de la plataforma.

“Escaparate de marcas”

Maribel Torregrosa lleva acudiendo cada 28 de junio a este Orgullo alternativo en el que, asegura, se siente representada como mujer trans lesbiana. “El Pride –explica refiriéndose al Orgullo oficial– es un lugar de gays adinerados y corpulentos en el que muchas no estamos incluidas”, argumenta. “Nos han robado el Orgullo y la bandera arcoiris por una cuestión de mercantilización. Se supedita la fecha a un fin de semana que venga bien turísticamente”.

Torregrosa apunta al 8M y al movimiento feminista como estrategias inspiradoras para el colectivo LGTBI. “El feminismo está dando muchas pistas. Con el tiempo el 8 de marzo se ha ido politizando, antes en ese día a las mujeres nos regalaban flores y sonrisas. Ahora hay revindicación. El Orgullo, sin embargo, ha ido al contrario”, reflexiona.

En este sentido, la denuncia del Orgullo Crítico se articula en torno a la concepción del mayor o menor beneficio económico que generan las empresas en torno a esta cita. Y es que la oficial está organizada por AEGAL, la Asociación de Empresas para Gays y Lesbianas,  que en su web concreta su estrategia en cuatro puntos:“comercio, ocio, turismo y cultura gayfriendly“. La asociación empresarial gestiona cosas como las licencias de las barras o los escenarios y los colectivos LGTBI, la FELGTB y Cogam, convocan la manifestación.

“Incidimos en la denuncia de la mercantilización del orgullo porque no podemos entender como una manifestación se ha convertido en un desfile que sirve como escaparate para que se anuncien las grandes marcas”, sostiene Aranguren, que hace hincapié en que cada año el Orgullo Crítico congrega a un mayor número de personas. No solo en asistencia a la manifestación, sino también en el número de personas que se acercan a las asambleas preparatorias.

“Esto es el fruto de muchos años de trabajo, de muchos años de ir construyendo discurso, de señalar algo que es tan evidente que se cae por su propio peso. Somos el orgullo de verdad, el reivindicativo, el que mantiene su esencia, el que denuncia que aún hay mucho camino por recorrer, y esto, cualquier persona que se sienta interpelada por las siglas LGTBI con un mínimo de conciencia social lo ve”.

Sujetos excluidos

La crítica de este Orgullo alternativo también se dirige a qué tipo de sujeto hace visible el oficial. Para el sociólogo y activista Javier Sáez del Álamo, antiguo miembro de la Radical Gai, el hecho de que el crítico sea cada vez más multitudinario es un síntoma “de que el otro estaba dejando fuera a mucha gente. Hay muchas minorías que no están ahí, las personas refugiadas, migrantes o racializadas, las personas con discapacidad…”, ejemplifica. “Es un Orgullo muy masculino y de escaso enfoque feminista”.

Con esta misma mirada fue okupado el pasado fin de semana, antes del desalojo del pasado lunes, el centro social La Pluma, en el mismo barrio de Chueca, que en su manifiesto se mostró como un espacio para “contraprogramar al Orgullo oficial con un discurso anticapitalista, antirracista y transfeminista”. “Porque nuestras plumas locas, camioneras, bujarras, travestis, no binarias, molestan a quienes quieren asimilarse a un modelo de vida y consumo que establece como norma al sujeto cisgenero y heterosexual”, prosigue la carta de presentación.

A pesar de que desde el Orgullo Crítico reconocen la visibilidad que supone el impacto mediático con el que cuenta el oficial, pero “¿qué tipo de visibilidad?”, se preguntan. “Creemos que los folletos, los vídeos y demás publicidad del Orgullo no muestran la diversidad existente en la comunidad LGTBI, más bien potencia un cuerpo concreto, el de hombre blanco gay cis –cuyo género asignado al nacer se corresponde a su género sentido– y un cuerpo adaptado a los cánones de belleza”, explican. “No cuestionamos el ambiente festivo, pero sí incidimos en que ocupar el centro de la ciudad desde el Orgullo debería ser un momento de lucha y resistencia”.

https://www.eldiario.es/sociedad/Orgullo-Critico-vuelve-radical-verdad_0_786721792.html


Menores vulnerables quedan desprotegidos en verano en España

27/06/2018

actividades_socioeducativas_inclusion-noticia-2305

Menores vulnerables quedan desprotegidos en verano en España. La finalización del curso escolar supone un drama para miles de niñas y de niños que tienen en el subsistema escolar el único medio efectivo para tener acceso a la cultura y a la educación y a una alimentación adecuada a sus necesidades de crecimiento.

CCOO reivindica “el centro escolar como un ámbito de socialización y de vida digna para las niñas y los niños”. Considera urgente que las administraciones públicas mantengan los centros abiertos en verano “con un proyecto educativo y sociocultural suficiente y una inversión acorde con las necesidades de la infancia en situación de pobreza”, señala el comunicado.

Diferentes campañas lanzadas desde organizaciones no gubernamentales de ayuda y protección a la infancia alertan cada verano sobre la precariedad de la inversión pública en educación y en protección social a la infancia; y del impacto de las políticas de recortes sobre los sectores más desfavorecidos de la población y sobre la clase trabajadora.

La Federación de Enseñanza de CCOO denuncia que los recortes ejecutados por el anterior Gobierno del PP, “aún en vigor”, achican cada vez más “el espacio social para millones de personas que se encuentran en situación de exclusión, así como las perspectivas de futuro de tantas personas abocadas a engrosar las listas de desposeídos y excluidos de los sistemas educativo y de protección social”, afirman desde el sindicato.

Desde CCOO defienden que “el derecho a la educación y a una vida digna para todos los menores “requieren de políticas públicas coordinadas entre las administraciones centrales, autonómicas y municipales”, y “no puede depender de las expresiones de solidaridad particulares que, en mayor o menor medida, tratan de paliar la pobreza educativa”.

Para el sindicato, “las becas y ayudas son imprescindibles para garantizar la equidad del sistema educativo”. Es importante desarrollar “inversiones que impulsen las políticas de protección social necesarias para que las familias en situación de precariedad y pobreza tengan unas expectativas de futuro para sus hijos e hijas que vayan más allá del aula y del curso escolar”, afirman desde la federación de Enseñanza de CCOO.

http://diario16.com/menores-vulnerables-quedan-desprotegidos-verano-espana/


La tortura que pervive en las cárceles en el siglo XXI

27/06/2018

5b324bef14e6a.r_1530081411326.0-0-768-396

Tortura: “Todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener información o una confesión (…) cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas”.

Así de tajante es la Convención de 1984 que la define. En cambio, la realidad es bien distinta y en varios países del mundo, en mayor o menor medida, se siguen aplicando torturas a personas presas y detenidas.

A veces se habla en estos términos como situaciones muy antiguas, de plena Inquisición, cuando poco distan las torturas que en pleno siglo XXI se ejecutan desde el silencio y la ocultación. Todo para conseguir un testimonio o una confirmación que, en la gran mayoría de las ocasiones, resulta falso, coaccionado por el dolor. Algunas personas mueren por las consecuencias de la tortura. Otras, las que sobreviven, son las únicas capaces de denunciar lo que han vivido y padecido. De aproximarnos al dolor y a las consecuencias terribles en sus vidas. Y muchas de ellas resultando inocentes.

Los actos de tortura y malos tratos son considerados crímenes de derecho internacional. Están prohibidos desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como indica Amnistía Internacional. Aunque solo 156 países han firmado la Convención contra la Tortura de Naciones Unidas, es vinculante incluso para quienes no se hayan unido. En 2008 el Comité contra la Tortura de la ONU declaró que se deben condenar estos métodos más allá de los realizados por la función pública. También lo es la más privada como la violación, la violencia doméstica, la mutilación genital femenina y el tráfico de personas. Repasamos algunos de estos métodos de tortura que, a día de hoy, continúan en diversos países.

Puedes seguir leyendo el resto de la entrada en la siguiente dirección:

http://www.publico.es/sociedad/dia-internacional-apoyo-victimas-tortura-tortura-pervive-carceles-siglo-xxi.html


La Monarquía ha muerto, pero PSOE y Podemos tienen miedo. Domingo Sanz

26/06/2018

AVE_21002_ce07606478594df2b7ffce7e88e93138_politica_falsos_republicanos

El catolicismo, tan importante en España, inventó la confesión para borrar el pecado.

Además, y para no dejar nada al albur, blindó ese momento con un vínculo de secreto obligado que ha dejado impunes muchos delitos a lo largo de la historia. La cosa se complica, más por miedo que por arrepentimiento, cuando el perjuicio ocasionado a terceros es compartido por varios culpables.

 

El 18 de noviembre de 2016 descubrimos como se había gestado uno de los principales pecados originales de nuestra Primera Transición. Ahora martillea en muchas conciencias con tanta intensidad que periódicamente lo “confiesan” en tertulias y artículos de opinión, cada vez más a modo de excusa. Tras decenios defendiendo “orbi et orbe” las “virtudes” de nuestro aterrizaje en la democracia sin aplicarle a la dictadura las consecuencias merecidas, parece que relaja el haber encontrado al responsable que consiguió engañar a todos gracias a que disponía de información privilegiada que ocultó. No deja de resultar paradójico que su último adiós lo fuera tras una larga desmemoria, tan compartida durante los últimos 40 años por la misma sociedad que contribuyó a construir.

 

Si, ahora qué en Vallecas, de Madrid, se han atrevido, aún no siendo catalanes, con una primera práctica de la libertad de expresión colectiva sobre la forma de estado, es imprescindible recordar que, en 1995, Adolfo Suárez, mientras tapaba el micrófono con sus propias manos, le “confesó” a Victoria Prego que el PSOE andaba presionando en Europa para que exigieran a España un referéndum sobre república o monarquía. Y que como las encuestas privadas les decían que saldría república, pues decidió colarlo en el referéndum, dentro del texto para la reforma política de 1976.

 

Es necesario recordar aquellos avatares ahora que hemos despertado y nos damos cuenta de que no vivimos en ningún paraíso. Y también porque las sentencias que escribe nuestra Justicia provocan movilizaciones sociales y tensiones con Europa, y que el presidente del gobierno acaba de declarar en la portada de “El País” que el problema político más importante de España tardará muchos años en resolverse.

 

Debemos recordar, pero no para pensar a título de inventario, sino a la luz de ahora.

 

Pensemos primero en lo que le ocurrió a Suarez por secuestrar la voluntad popular, engañándola conscientemente para satisfacer el deseo antidemocrático de permanencia de quien lo había nombrado: fueron los suyos y solo los suyos, los que querían monarquía y nada más que monarquía, los que acabaron con él en menos de cinco años, hasta el punto de que la inestabilidad que provocaron volvió a animar a los añorantes del franquismo a intentar un nuevo golpe de estado de los de verdad, con armas de fuego en la calle y militares dispuestos a matar a la gente.

 

Pero hoy, con la mayoría parlamentaria que les ha permitido desalojar del gobierno a los del PP y enviarlos a la crisis interna en un parpadeo, los del PSOE de Sánchez tienen la misma oportunidad que tuvieron los de la UCD de Suarez para conseguir un verdadero cambio político, pero con muchas ventajas respecto a la situación que existía tras la muerte de Franco.

 

En primer lugar, ni Pedro le debe nada a Felipe VI ni a los “monárquicos” del PSOE, comenzando por su Felipe, el ex, más bien todo lo contrario. En segundo lugar, el pasado 3 de octubre el rey se prestó a una intervención contra la mitad de Catalunya que con Sánchez en el gobierno nunca se habría producido, aunque desde su debilidad se la tuviera que avalar a Rajoy, como hizo con el 155. En tercer lugar, la imprescindible recuperación de la memoria para resolver las desgracias aún pendientes de la dictadura, comenzando por desenterrar al que nombró rey al padre del vigente, está ayudando a recordar el origen de la monarquía e incrementando su rechazo social.

 

Para no seguir con una lista que podría ser larga añadiremos, y Sánchez lo sabe perfectamente, que los “muchos años” que se tardará en resolver lo de Catalunya pueden ser muy pocos si la Corona desapareciera del mapa político. Más alto y más claro no lo pueden estar diciendo quienes gobiernan en Catalunya y mucho se equivocaría Sánchez si piensa que en las próximas elecciones, que para lo que les importa a muchos catalanes solo serán las municipales, se va a producir un vuelco a favor del PSC por el hecho de gobernar en Madrid, más allá de recuperar algunos de los votos que se han ido a Ciudadanos. Porque según la última encuesta de “La Vanguardia”, el independentismo crece.

 

Por último, no solo Sánchez sino todo hijo de vecino sabe que en España el final de la monarquía no va a producir el menor ruido de sables en ningún acuartelamiento.

 

En resumen, si cualquier lunes la Comisión Ejecutiva del PSOE decide que ha finalizado el periodo de vigencia de la monarquía en España y que inicia las gestiones políticas y los trámites necesarios para alumbrar la república, estoy convencido que Felipe VI llamaría inmediatamente a Sánchez para darle las llaves de La Zarzuela y, a cambio, negociar un futuro digno para su familia. Alguien se imagina a los de Rivera, que tienen un miedo atroz a salir perdedores de cualquier lance, atrincherándose tras la Familia Real solo para hacer oposición al PSOE. Y, en este momento, al PP solo le quedaría el recurso al pataleo, y menos unidad interna de la que podamos imaginar. Pero es probable que Susana Díaz, autora de “Quiero una memoria histórica que no mire hacia atrás”, haya acertado a resumir mejor que cualquier reflexión el cinismo que ha caracterizado la actitud del PSOE ante el problema que más nos distancia de la Europa que nos rodea y a la que pertenecemos. Pero ahora el fuerte es Sánchez y podría atreverse con nuevas sorpresas.

 

Y por lo que se refiere a los de Podemos, que también se proclaman republicanos pero eluden hablar de eso, han pasado de negarle el gobierno a Sánchez en 2016 a apoyarlo sin condiciones ahora, por lo que no deberían extrañarse si en los próximos procesos electorales se quedan en torno al 15%. Leo las crónicas de lo de Vallecas del sábado y, si es cierto aquello de lo que no han podido informar, me llena de vergüenza el hecho de que ni Iglesias y Montero, ni ningún otro dirigente de relevancia, se hayan acercado a saludar y animar a los activistas de su barrio de ayer que han puesto las urnas para que, quien quisiera, pudiera dejar constancia de su preferencia política: De los 7.270 votantes el 98,5% quiere decidir sobre la forma de estado y más del 89% apostaron por la república.

 

He dicho “miedo” pero creo que no. Quizás lo que les ocurre a los líderes de la izquierda es que piensan que el pueblo español no es lo suficientemente maduro para ser republicano.

http://asturbulla.org/index.php/territorios/espana-sp-854371532/35696-la-monarquia-ha-muerto-pero-psoe-y-podemos-tienen-miedo

 


La familia Franco regularizó 7,5 millones de euros con la amnistía fiscal del PP

26/06/2018

transicion

La Familia Franco, una de las que atesoran mayores fortunas en España, se acogió a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno del PP en 2012 para regularizar hasta 7,5 millones de euros sin declarar, según informa este lunes Vozpópuli.

Las últimas cuentas anuales de la empresa Montecopel, dedicada al alquiler de edificios y administrada por el nieto del dictador Francisco Franco Martínez-Bordiú, refleja que la compañía “procedió a regularizar su situación tributaria al amparo del RDL 1.5558/2012 del 15 de noviembre de 2012 y en virtud del mismo presentó el Modelo 750 en la que se recogía los rendimientos obtenidos en el extranjero”.

Montecopel, creada en 1989, es una de las varias empresas que administra la familia Franco, todas domiciliadas en la misma dirección de la calle Bécquer de Madrid, en el piso en el que vivió la hija de Franco, Carmen Franco, hasta su muerte el pasado diciembre.

La amnistía fiscal impulsada por el Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro se aprobó para permitir a las grandes fortunas regularizar su capital no declarado a cambio de una tributación rebajada, del 10%.

http://www.publico.es/politica/familia-franco-regularizo-7-5-millones-euros-amnistia-fiscal-pp.html


DERECHO A DECIDIR: VALLECAS VOTA MAYORITARIAMENTE A FAVOR DE UNA REPÚBLICA

25/06/2018

Según los datos ofrecidos por Vallekas Decide, plataforma organizadora, de la que ha formado  parte Federación de Republicanos (RPS), 7.270 personas han votado en la consulta sobre Monarquía o República, de las cuales 6.490 han dicho ‘sí’ a la República

Los vecinos de Vallecas que han participado este sábado en la consulta sobre Monarquía o República han votado mayoritariamente a favor de la segunda. Según los datos ofrecidos por Vallekas Decide,  7.270 personas han votado, de las cuales 6.490 han dicho  a la República.

La plataforma ha destacado la participación: “Con los datos que barajamos de otras consultas populares como la de la sanidad pública o el agua, consideramos hemos tenido mucho éxito”. De hecho, ya a primera hora de la mañana, las papeletas se estaban agotando.

Resultados definitivos de la Consulta #VallekasDecide
🔸Total de votos>7.270
🔸A favor de la república>6.490
🔸En contra de la república>355
🔸Por el derecho a decidir>7.032
🔸Contra el derecho a decidir>109
🔸En blanco>64
🔸Nulos>52

Unos 200 voluntarios han colaborado desde primera hora de este sábado para poder sacar adelante una consulta que, como se detallaba en las papeletas, supone el ejercicio de un “proceso constituyente participativo” con el fin de lograr que se “garanticen los derechos de las clases populares, las mujeres y los pueblos como el derecho a decididr”.

A última hora de la mañana hubo que hacer mas papeletas ya que muchas mesas estaban agotando las que tenían. Entre los votantes,  se ha contado con Inés Sabanés, concejala de Ahora Madrid, delegada de Medioambiente en el Gobierno municipal y residente vallecana desde su juventud.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lleva tres años sin preguntar por la monarquía. Suárez no quiso hacer un referéndum en el que se preguntara por la elección de la forma de estado; la monarquía -impuesta y heredera del franquismo- ha blindado ha Juan Carlos I como rey emérito para que no pueda ser investigado por sus escándalos finanacieros; la justicia monárquica y sus leyes, trata benévolamente a violadores, ladrones, corruptos y corruptores (la mafia del PP, ladrones del PsoE, Undargarín, La manada…) mientras encarcela  a artistas por sus canciones (Valtonyc y otros), secuestro de libros (“Fariña”), vetar exposiciones (fotos de los presos políticos de ARCO), despedidos por sus dibujos (Eneko), apoyar huelgas (Alfon siguen en la cárcel y hay encausados más de trescientos trabajadores) o ser víctimas de montajes policiales y judiciales como los jóvenes condenados de Altsasu, Felipe VI en su discurso televiso de finales del año pasado ya mostró su cara represora en defensa de los mercados y privilegios.

Víctor Arrogante@caval100

“Alfon sigue secuestrado por el régimen monárquico del 78, pero hoy ha podido votar en la Consulta Republicana de su querido barrio de Vallekas
Te queremos libre compañero.
Va por ti!✊ @MadresCR @Elenacolora pic.twitter.com/zbfMnkkcJk@Vallekas23J

La monarquía (y quienes la sostienen -medios, partidos y oligarquía-) es incapaz de dar solución a los graves problemas de la clase obrera y populares (paro, sanidad, educación, libertades, etc) que por el contrario, agrava cada día más. Por ello es necesario organizar un amplio y unitario movimiento republicano que rompa con la monarquía y traiga la  única forma de estado que puede hacer cambiar esta situación: la III República.

Derecho a Decidir: Vallecas vota mayoritariamente a favor de una República