Capitalismo de casino: Albertis, Atlantia y ACS. Agencia Mp3. LQS. Abril 2020

29/04/2020

Abertis reclama alargar la concesión de peajes

Capitalismo de casino: mientras reclaman a “papá” estado ayuda por el descenso de trafico en los peajes de autopista, las empresas accionistas se reparten un dividendo de 875 millones de euros.

La corporación Abertis ha iniciado contactos para poder alargar sus contratos de peajes, como el de la AP-7, y poder compensar la caída del tráfico a causa del confinamiento y las restricciones a la movilidad.
Así lo ha avanzado el diario ‘Ara’ (1), que apunta que la compañía ha empezado a hablar con el Gobierno para que sus concesiones se amplíen durante el mismo tiempo que dure el estado de alarma.

Al mismo tiempo que se hace esta reclamación, las empresas accionistas de Albertis, la italiana Atlantia y la española ACS han hecho valer su condición de accionistas casi únicos de Abertis para votar en la junta general de la concesionaria la propuesta de reparto de dividendo por un importe de 875 millones de euros (2).

La maniobra de Abertis llega después de que en las medidas aprobadas por el ejecutivo para hacer frente a la crisis del coronavirus se estableciera el derecho a compensación para las empresas que se han visto obligadas a cerrar. Al ser considerada un servicio esencial, Abertis no ha podido hacerlo y, por lo tanto, ahora busca poder compensar las pérdidas. Si la compañía consigue hacer valer su reclamación, haría que se alarguen sus contratos en los peajes de la AP-7 (Tarragona-la Jonquera), la AP-2 (Barcelona-Zaragoza) y la C-32 (Barcelona-Palafolls) y no acabarían el 1 de septiembre del próximo año, como está previsto, sino más adelante.

Los datos sobre la liberación de peajes hasta ahora siguen siendo positivos, consiguen incrementar el tráfico por autopistas y reducirlo por las carreteras nacionales (3).

– Ilustración de Acacio Puig

Capitalismo de casino: Albertis, Atlantia y ACS


Homenaje a los exiliados expañoles y a La Retirada, 14 de abril de 2020. La Couronne (Francia)

27/04/2020

alfredo claros, alegoria de la republica copia

Compartimos el vídeo -cedido por los compañeros republicanos de la región francesa de #Charentes– del acto de homenaje a los exiliados españoles y a #LaRetirada, que tuvo lugar el pasado #14Abril en la localidad de La Couronne, y en el cual pronunció unas palabras el presidente de la Asociación de Descencientes del Exilio en la región de Charentes y de la #GuerraCivil, Gregorio Lázaro.
Agradecer la mediación de David Ortega Moreno,que nos puso en contacto con ellos, y a Arianna Comesaña Comesaña la traducción del vídeo al castellano.
#MemoriaHistórica

https://www.youtube.com/watch?v=HawZnS0mPzw&fbclid=IwAR3kcY38HAGo-Yiln7YtigLKlVytS-DHay5cPaK2LvU9myfGoRqWls-rAG4

 


Sin banderas, sin himnos, sin vivas Gabriel Rufián Portavoz del Grupo Republicano en el Congreso de los Diputados y Josep Barberá Presidente de Esquerra Republicana del País Valencià

26/04/2020

Cabecera de la manifestación del 25 d'Abril, del año 2016, bajo el lema "Fem País Valencia". EFE

Permítannos comenzar este pequeño escrito con un título (a partes iguales vigente y provocador, por venir de quien viene) que cita a Joan Fuster. Él, por supuesto, matizaba enseguida su propia afirmación con un pero, añadiendo que mientras ellos (los lectores más vivaces ya sospecharán a quien se refería) los tuviesen, deberíamos tenerlos nosotros.

Hoy, 25 de Abril (oficialmente un minúsculo y desconocido día de Les Corts Valencianes en el País Valenciano), se cumplen exactamente 313 años de la derrota de las tropas austracistas frente a las borbónicas en Almansa; derrota militar precuela de la más política, la derogación de los fueros del Reino de València (y de Aragón) gobernado desde entonces por las leyes de (y desde) Castilla, mediante los decretos de Nueva Planta. A los pocos años, por supuesto, también fueron derogados los fueros y constituciones del resto de los territorios de la antigua corona de Aragón.

No sabemos qué hubiera sido de un Reino de València con sus fueros, o de un Principado de Catalunya con sus constituciones, o de un Reino de Mallorques. Qui lo sa? Lo que sí sabemos es que no contaron con las herramientas (legales, históricas, nacionales, elijan ustedes) para regir su propio futuro teniendo en cuenta sus propios intereses; no contaron con aquello que llamamos soberanía.

Y es aquí donde subyace, a nuestro entender, la lucha (lucha pacífica, cívica y democrática, como tanto le gusta repetir a nuestro admirado Joan Tardà); en quién cuenta con la soberanía.

Si alguna cosa nos ha enseñado la crisis sanitaria en la que aún estamos inmersos (parece que la luz al final del túnel está un poco más cerca, esperemos que sea así), es que el poder «local», aquel que conoce más de cerca el terreno sobre el que «gobierna» (en València, en Barcelona, en Palma), es mucho más eficaz cuando cuenta con las herramientas para serlo, cuando cuenta con su propia soberanía.

Soberanía, por llamar así las migajas de soberanía con la que cuentan las diferentes Comunidades Autónomas del Estado español, que, en este caso, se ha visto minada por un intento de respuesta «unitaria» (por no decir «unificadora») contra una pandemia que pedía respuestas locales frente a un problema global. Un problema, un virus, que no entendía de fronteras hasta que este gobierno decidió cerrar las de verdad, las de su soberanía; demostrando una vez más, donde reside el poder.

Las banderas, lo hemos repetido con creces, no dan de comer. Pero la soberanía puede ayudar a actuar con más finezza cuando una situación lo requiera y así deberá ser el caso de la desescalada del confinamiento como debió haberlo sido la respuesta inicial.

Y la necesidad de esta soberanía es la que mueve nuestra lucha; en Catalunya, sí, pero también en el País Valenciano y hoy vale la pena recordarlo. No por las banderas, ni por los himnos, ni por los vivas, sencillamente, por mejorar la vida de la gente.

https://blogs.publico.es/dominiopublico/32409/sin-banderas-sin-himnos-sin-vivas/


25 DE ABRIL LIBERACIÓN DE ITALIA DEL FASCISMO Y REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES

25/04/2020

partigiani

En  Italia el 25 de abril se celebra este día como el día de la liberación y se considera el día en el que nació la Italia como la conocemos hoy. Los partisanos son celebrados como ciudadanos de diversas clases sociales y políticas que se unieron en pro del país, para liberar el país del fascismo, pero en la lucha destacaron principalmente las organizaciones sindicales y los partidos de izquierda. De hecho se habla de más de 300 mil personas que formaron parte de los partisanos (entre ellas unas 35 mil mujeres).

La fiesta se celebra con manifestaciones que recorren las principales vías de las ciudades italianas. De todas formas, en general los antiguos Partisanos, o sus hijos y nietos, se sienten orgullosos de la lucha que llevaron en su lucha contra el fascismo, a ellos se une mucha gente, entre los que destacan muchos jóvenes, lo celebran entonando canciones como el himno nacional u otras famosas canciones de los Partisanos como Bella Ciao o Soffia il Vento.

claveles

La Revolución de los Claveles (en portugues Revolução dos Cravos o, mucho más frecuentemente, O 25 de Abril) es el nombre dado a un levantamiento militar ocurrido el25 de abril de 1974 en Portugal, que provocó la caída del Gobierno de ese país, que no convocaba elecciones democráticas desde 1925. El fin de este Gobierno, conocido como Estado Nuevo, restauró la democracia en Portugal casi cincuenta años después, y permitió que todas las provincias portuguesas no europeas (excepto Madeira y Macao) lograran su independencia antes de concluir 1975. Tras una larga guerra en lo que hoy son Angola y Mozambique, Portugal se convirtió en un Estado democrático y de derecho.


Villalar, 1521: así fue la derrota de los comuneros

23/04/2020

20200416_villalar_pcas

El 23 de abril de 1521 se disputó en Villalar la batalla que decidiría la suerte de la revuelta de las comunidades contra el gobierno del rey Carlos I iniciada un año antes. Así fue la derrota de los comuneros.

Tras tomar la plaza de Torrelobatón (Valladolid) en febrero de 1521, las fuerzas comuneras, con Juan de Padilla al frente, se habían hecho fuertes en ella, resguardadas en su castillo. Por su parte, el ejército realista, comandado por el condestable Íñigo Fernández de Velasco, se acantonó en la cercana Peñaflor de Hornija, reforzado con las huestes del almirante Fadrique Enríquez y otros señores nobiliarios.

Aunque las primeras medidas de Carlos I y sus consejeros flamencos generaron descontento entre la nobleza castellana, más aún tras la marcha del monarca a Alemania para convertirse en emperador germánico, este estamento optó mayoritariamente por la causa realista frente a las comunidades a medida que avanzó el conflicto civil.

En la madrugada del 23 de abril, el ejército comunero abandonó sus posiciones en Torrelobatón camino de Toro (Zamora), ciudad fiel a su causa. El día en que habría de disputarse la batalla definitiva de la contienda, la lluvia hizo su aparición para complicar la marcha de Padilla y sus hombres, que avanzaban según el curso del río Hornija.

Tras pasar Villasexmir, San Salvador y Gallegos, las tropas de la Santa Junta se vieron alcanzadas por los realistas a la altura de Vega de Valdetronco (Valladolid). Allí ordenó Padilla que se dispusieran sus fuerzas para afrontar el combate, pero las difíciles condiciones meteorológicas complicaron la comunicación entre las unidades del capitán comunero, cuya vanguardia pasó de largo por esta localidad y obligó al resto del contingente a avanzar hasta Villalar, donde finalmente se desarrollaría el combate. LA BATALLA

Dada su inferioridad numérica, el ejército de las comunidades buscó refugio en el interior de la localidad, donde su trama urbana podía mitigar este lastre, y colocó las piezas de artillería en las calles, aunque muchos de los combatientes optaron por retirarse a sus lugares de origen o pueblos cercanos en lugar de pelear.

Antes de que Padilla y los suyos pudieran distribuir completamente sus fuerzas, la caballería al servicio del rey lanzó un rápido ataque que acabó con la resistencia comunera antes incluso de que llegara en apoyo de los jinetes la caballería del condestable Fernández de Velasco.

Los cabecillas de la revuelta comunera –Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado– fueron capturados durante la batalla y condenados a muerte, sentencia que se ejecutó al día siguiente. Tras ser decapitados en la plaza de Villalar, sus cabezas quedaron expuestas en sendas picotas como advertencia a los enemigos de Carlos I.

Los soldados comuneros que pudieron huir se dirigieron mayoritariamente hacia a Toro, perseguidos por las mesnadas del conde de Haro. Una parte de estos supervivientes se exiliaron a Portugal por la frontera de Fermoselle (Zamora), mientras que el resto del ejército de la Santa Junta se reunió con el obispo de Zamora Antonio de Acuña y María Pacheco, esposa de Padilla, en Toledo, donde reforzaron la resistencia de la ciudad varios meses más, hasta su capitulación en febrero de 1522.

La batalla se saldó finalmente con la muerte de entre 500 y 1.000 soldados comuneros y la captura de otros 6.000 prisioneros. En recuerdo de aquella derrota, la localidad que la albergó se llama hoy en día Villalar de los Comuneros y cada 23 de abril –Día de Castilla y León en conmemoración de este hecho– desde los años de la Transición recibe miles de visitantes que recuerdan la batalla acontecida y se contagian de su espíritu para darle un habitual toque reivindicativo que se une al carácter festivo de la efeméride, con la excepción de este 2020, en que el Estado de Alarma por la pandemia del COVID-19 ha impedido su celebración.

https://www.lavanguardia.com/local/castilla-leon/20200423/48686183594/villalar-1521-asi-fue-la-derrota-de-los-comuneros.html


Profesorado y familiares piden ser tenidos en cuenta para concretar el acuerdo educativo

22/04/2020

Colegio ultimo dia Coronavirus 2

El acuerdo anunciado el pasado 15 de abril tras la reunión entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional con las comunidades autónomas, para ver cómo abordar el final de curso y la evaluación del alumnado, vino acompañado de reacciones muy variadas. Algunas comunidades tardaron menos de 24 horas en mostrar su rechazo a la medida y varios colectivos de profesores y familiares valoraron positivamente lo esencial, pero manifestaron sus dudas y reticencias en algunos aspectos.

Sobre la reacción de varios líderes autonómicos de la oposición tras el anuncio de la ministra Isabel Celaá, los sindicatos de enseñanza insisten en que llamar “aprobado general” al acuerdo educativo es incorrecto: si hay excepciones por definición no es un aprobado general, y ya se ha especificado que cada estudiante tendrá sus notas al evaluar los dos primeros trimestres, explican. También se ha concretado que el curso académico acabará en la fecha prevista, pero han quedado muchos flecos sueltos: si se abrirán los centros en julio y para qué, cómo se abordará el inicio del curso del año que viene, de qué manera se tendrá en cuenta la actividad telemática y en qué cambios del sistema educativo puede traducirse la pandemia.

La ministra ha anunciado que se publicará una orden —no especificó cuándo— en la que se aporten más detalles, y recordó en rueda de prensa que las comunidades siguen teniendo sus competencias en materia de educación y que la medida se presentaba como “un paraguas” para que las autonomías las ejerzan. Pero esto, valoran desde varios colectivos docentes y de familias, se traduciría en que la pandemia perjudique más a unos estudiantes que a otros, como ya ha sucedido con la brecha digital y social evidenciada en la docencia telemática.

Varios colectivos temen que las diferencias entre comunidades a la hora de evaluar fomenten las desigualdades entre el alumnado, ya agravadas por la pandemia

“El último informe PISA concluye que el 14% del alumnado no tenía equipos digitales en casa —recuerda José Ramón Merino, portavoz del sindicato STEs—, ya de entrada es una cifra más elevada de la que da el Ministerio del 10-12%”. Eso, añade, sin contar con el hecho de que muchas familias tienen que compartir equipos informáticos entre varios miembros de la unidad familiar que necesitan emplearlos para las tareas escolares (de quizás más de un menor) y el teletrabajo. “Es imposible calcular esa cifra, pero no creo que sea descabellado decir que llega al 20% de población escolar”, sostiene Merino, quien destaca los esfuerzos de la propia comunidad educativa y la sociedad civil para paliar esa situación.

PRIMEROS DESMARQUES

No pasaron ni 24 horas desde el anuncio del acuerdo con las comunidades autónomas para que algunas se desmarcaran del mismo, algo que desde los colectivos consultados definen como “poco edificante” teniendo en cuenta lo excepcional de la situación. Leticia Cardenal, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), cuenta que recibieron de manera bastante optimista el acuerdo, pero que les preocupaba cómo podía llevarse a cabo en las distintas comunidades autónomas para que no fomente desigualdades: “Parece que va a ser así porque ya hay territorios que se están desmarcando”, anuncia.

Andalucía fue la primera en manifestarse contraria, pero hasta la fecha las que se han opuesto más frontalmente han sido la Comunidad de Madrid y Murcia. Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (FECCOO), lamenta la postura de algunos líderes autonómicos: “Al final resulta que quienes más defienden el Estado y la vertebración del mismo son capaces de utilizar políticamente cualquier cosa contra el Gobierno del Estado; cualquier cosa, aunque sea poner en cuestión la homogeneidad en el tratamiento a los alumnos dentro de un contexto tan difícil”, lamenta el portavoz. “Creo que todos los alumnos merecen ser tratados por igual en estas circunstancias, y no como se le ocurra al gobernante de turno en cada comunidad autónoma”, concluye.

Desde Galiza han especificado su disconformidad con el planteamiento, pero han dicho que lo acatarán. En el caso de País Vasco, no es tanto un desacuerdo sobre la propuesta como una reivindicación de autonomía. Murcia y Andalucía insisten en la necesidad de “acuerdos de manera expresa” y Castilla y León prefiere que, a partir de un número de suspensos, no se pueda pasar de curso. En cuanto a Madrid, Enrique Ossorio, consejero de Educación, mostró sus rechazo hacia el hecho de que la tercera evaluación fuera solo diagnóstica —algo que comparten otras autonomías— y acusó al gobierno de tener “grima al esfuerzo”.

“Resulta que quienes más defienden el Estado y su vertebración son capaces de utilizar políticamente cualquier cosa contra el gobierno del Estado, aunque haya que poner en cuestión la homogeneidad en el tratamiento a los alumnos en un contexto tan difícil”, lamenta García

Un comentario, el de Ossorio, que recuerda a la postura de la privada, que pide flexibilidad y autonomía —remitiéndose a la ley— y se manifiesta “rotundamente en contra del aprobado general en coherencia con su propio lema, que es ‘la excelencia e innovación educativa en España’”, según comunicado de la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE).

POSIBLE APERTURA DE LOS CENTROS EN JULIO

Una de las quejas que mantienen algunos sindicatos de enseñanza y colectivos de familiares, pero sobre todo los propios estudiantes, es la incertidumbre acerca de la celebración de la EBAU —antes Selectividad— que se pospuso a finales de junio o principios de julio, según la comunidad autónoma. La ministra insiste en que las pruebas deben ser presenciales, pero representantes del profesorado como Merino definen la decisión como “aventurada” y lamentan una decisión que se toman “a dos meses vista, cuando no podemos saber cómo vamos a estar, ya que la situación sanitaria es muy grave y es arriesgado hacer previsiones”.

El docente hace referencia en este punto a la posible apertura de los centros escolares en julio, ya que en la propuesta anunciada por Educación se planteaba aprovechar los meses de verano para hacer actividades de refuerzo. “La decisión es ambigua, ¿quién va a atender en los colegios? ¿Cómo va a ser esa atención?”, se pregunta Merino, quien valora la decisión como “un tanto política”: “Creo que había presiones por parte de partidos u organizaciones, y parece una declaración para atenuar esas demandas”.  Una vez que acabe el confinamiento, para Merino “lo mejor para los niños, niñas y jóvenes que han estado encerrados durante varias semanas es que descansen, disfruten y salgan si se puede”.

“El debate de que el curso académico pudiera durar más de lo previsto estaba fuera de lugar, porque ni los profesores ni los alumnos están ahora de vacaciones”, defiende García

García incide en ello: “Creo que el debate de que el curso académico pudiera durar más de lo previsto estaba fuera de lugar, porque ni los profesores ni los alumnos están ahora de vacaciones, alargar el curso a julio supondría infravalorar el trabajo que ambas partes están realizando”. Sobre la apertura de centros en julio, si el formato es lúdico y van a contratar expresamente a profesionales para el desarrollo, no rechazan la propuesta, aunque García reconoce que tiene “muchas cautelas” en vista a la situación sanitaria. En CEAPA les parece positiva la propuesta de refuerzo, pero apuntan a una cuestión fundamental: “No es lo mismo dar clases en unas comunidades autónomas que en otras, venimos diciendo que muchos centros de la escuela pública no están adaptados para dar clases en ciertos meses de verano… No puedes meter a niños andaluces en pleno julio, a 40 grados, en edificios que no están adaptados o que no tienen aire acondicionado”, apunta su presidenta.

DOCENTES Y FAMILIAS PIDEN MÁS PROTAGONISMO

Lograr acuerdos entre los responsables políticos de la educación está resultando difícil, y en todo ese proceso hay un colectivo al que se nombra con frecuencia pero que no se siente tenido en cuenta: la comunidad educativa, el profesorado y las familias de los menores. Horas después del anuncio de la ministra, la Federación de Enseñanza de CC OO exigió a Celaá convocar la Mesa Sectorial —en la que están integrados los sindicatos de profesores— para debatir con los representantes del profesorado las medidas para el fin de curso y el inicio del siguiente: “Han discutido estas cuestiones con las comunidades autónomas, pero a los profesores no les han preguntado”, resume García.

“El órgano oficial de negociación ha sido convocado presencialmente una vez en dos años, y por ley cada vez que se saque un decreto que afecte al profesorado tienen la obligación de escuchar lo que tengamos que decir”, denuncia Merino

“Nos hemos sentido completamente apartados. La ministra Celaá tomó posesión en junio de 2018; en estos dos años, el órgano oficial de negociación, la Mesa General de Negociación del Personal docente no universitario, ha sido convocada una vez de manera presencial en dos años”, denuncia Merino. “Ni siquiera cumplen su propia legislación, ya que cada vez que saquen un decreto que afecte al profesorado tienen la obligación de convocar esa Mesa para, por lo menos, escuchar lo que tenemos que decir los representantes del profesorado”, detalla. La segunda vez que se convocó fue telemáticamente, en marzo, para una cuestión técnica de las oposiciones de 2021, en la que ni siquiera estuvo la ministra o su número dos —lo cual marca el protocolo—, según narra el sindicalista. “La sensación que tuvimos es que querían quitárselo de encima, y estamos muy disgustados con la actitud de este ministerio en este aspecto”, concluye.

“En toda esta negociación con las comunidades autónomas también se tendría que haber hablado con la comunidad educativa, a la que tanta importancia se le da sobre el papel pero que luego nunca se lleva a la práctica”, lamenta Leticia Cardenal, presidenta de CEAPA

“En toda esta negociación con las comunidades autónomas también se tendría que haber hablado con la comunidad educativa, a la que tanta importancia se le da en algunas ocasiones sobre el papel pero que luego nunca se lleva a la práctica”, reclama Cardenal. La portavoz asegura que se enteraron del acuerdo por rueda de prensa: ella pidió al secretario de Estado el documento ante una lluvia de titulares que no esclarecían nada, pero asegura que se lo negaron. “Me dijeron que la ministra iba a comparecer, le pedí que aún así nos hiciera llegar el documento y no me lo han enviado”, asegura. “Las administraciones tienen que contar con los representantes de las familias para hacer lo mejor para el alumnado entre todos. Las familias estamos resolviendo muchas dudas, asesoramos a otros padres y madres que nos llaman y queremos hacerlo con la información real y con fuentes oficiales, y en este caso se nos está dificultando un poco”, concluye.

Protagonismo no es lo único que piden los docentes: también inversión. García también opina que la pandemia ha puesto de relieve las situaciones de desigualdad e incide en que se deberá poner más énfasis en las brechas que se han expresado en diversas maneras, como es el caso de los alumnos con becas de comedor, “que en algunas comunidades obtienen un vale para una compra del supermercado mientras que en otras tienen que comer del Telepizza”.

De hecho, poner al día al alumnado que más dificultades tenga o que más perjudicado se haya visto por la pandemia a la hora de seguir las lecciones es una de las máximas preocupaciones del profesorado, y paliarla va a depender de los medios a su alcance. “Si los centros tienen esa dotación de personal se podrá dar una buena atención, pero eso implica desembolso de dinero”, resume Merino. García incide en la necesidad de que se cubran las bajas —algo que no está sucediendo en determinadas comunidades— y se refuercen plantillas una vez se regrese —la ministra ya ha sugerido que está vuelta podría ser escalonada— a las aulas.

“Llegar a la media de la UE de inversión del PIB en educación supone contar con un 20% más de presupuesto, con eso el profesorado podríamos hacer maravillas”, asegura Merino

“España dedica un poco menos del 4% del PIB a educación, estamos por debajo de la media de la UE, que es un 5%. Si llegásemos a la media, ya no te digo superarla, serían 12.000 millones de euros más. Para hacernos una idea —ilustra el protavoz de STEs—, todo lo que se gasta en el Estado español, las 17 comunidades autónomas y el Ministerio de Educación, supone unos 50.000 millones de euros aproximadamente. Estaríamos hablando de más de un 20% el presupuesto, con eso el profesorado podríamos hacer maravillas”.

¿Y si no se invierte en educación, sino que, ante la previsible crisis, se recorta? “Eso significará que no habremos aprendido nada”, resuelve Merino. “Esa fue la reacción tras la crisis de 2008, recortar en servicios básicos, en sanidad y en educación. Y ahora los estamos pagando carísimo”.

https://www.elsaltodiario.com/coronavirus/profesores-familias-sindicatos-piden-ser-tenidos-cuenta-concretar-acuerdo-covid-educacion


LOS HOSPITALES DE LA IGLESIA COMPITEN CON VENTAJA EN LA SANIDAD PRIVADA GRACIAS A SUS PRIVILEGIOS FISCALES

20/04/2020

Hospital La Milagrosa de Madrid. E.P.

A través de órdenes y movimientos religiosos, controla más de medio centenar de hospitales en España, con cerca de 12.000 camas, un 7,3% del total

La Iglesia católica ha ido tejiendo en España a lo largo de los años una espesa red asistencial, de la que forman parte decenas de hospitales, pertenecientes a distintas órdenes o movimientos religiosos.

Aunque compiten a cara de perro con las empresas privadas, la mayoría de esos hospitales tienen la consideración de entidades sin ánimo de lucro, lo que les proporciona jugosas ventajas fiscales.

Sobre su número exacto existen algunas discrepancias, que se explican por las distintas metodologías que utilizan las organizaciones que emiten datos al respecto. Según la última Memoria de Actividades de la Conferencia Episcopal, correspondiente a 2017, ese año había en España 66 hospitales de la Iglesia. Sin embargo, el Catálogo Nacional de Hospitales de 2019, que elabora el Ministerio de Sanidad, los cifra en 59.

Esos 59 hospitales representan un 7,3% de los 806 que recoge el catálogo y prácticamente todos son de tamaño medio (menos de 500 camas), como ocurre en general con los hospitales privados. Más de 500 camas sólo tienen actualmente 75 centros en España, de los que 48 pertenecen al Sistema Nacional de Salud, y superan las mil nada más que 17, todos ellos públicos menos uno.

La comunidad autónoma con más hospitales de la Iglesia es Catalunya, que suma 18; seguida de Madrid (11) y Andalucía (7). En conjunto, los 59 hospitales católicos disponen de 11.627 camas, sobre un total de 158.292, lo que en términos porcentuales supone un 7,3% también. Si se toma en consideración sólo la oferta hospitalaria privada (50.436 camas), el peso de la Iglesia es lógicamente mayor; en concreto, del 23,1%.

Aunque detrás de ellos haya entidades sin ánimo de lucro, que en teoría reinvierten sus beneficios en mejoras asistenciales, los hospitales católicos operan en un mercado muy competitivo, que maneja 36.000 millones de euros al año (más de un tercio del gasto sanitario global) y donde los conciertos con la Administración y los acuerdos con las aseguradoras son importantes fuentes de ingresos.

El último Análisis de Situación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) señala que un 43% de los hospitales privados tiene algún tipo de concierto para prestar servicios por cuenta del Estado, porcentaje que se eleva al 61% en el caso de los médico-quirúrgicos y al 51% en el caso de los generales. Los acuerdos con las aseguradoras proporcionan el 72% de la facturación del sector, según fuentes de su patronal, la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE).

Para negociar con más fuerza, se han producido algunos movimientos estratégicos, como la constitución del grupo Hospitales Católicos de Madrid, que nació en 2014, siendo arzobispo de la diócesis el cardenal Rouco Varela, y que hoy integra nueve: La Milagrosa, Nuestra Señora del Rosario, San Miguel, San Rafael, Santa Elena, San Francisco de Asís, Beata María Ana, Benito Menni y el hospital de la Venerable Orden Tercera (VOT) de San Francisco de Asís.

Entre sus propietarios figuran las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, una pequeña congregación con apenas un millar de religiosos en todo el mundo; la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, con algo más de 1.200; el Instituto de Franciscanas Misioneras de María, y las Hermanas de la Caridad de Santa Ana.

El hecho de que estas organizaciones religiosas compitan por los recursos sanitarios no es visto con buenos ojos por algunas empresas privadas, que lo consideran una suerte de competencia desleal, debido a las ventajas fiscales de que disfrutan en razón de su carácter benéfico. Como parte de la Iglesia católica, están exentas del IBI, y disfrutan de exenciones parciales del Impuesto de Sociedades y del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, entre otros.

Público


REFORMA DE LA CONSTITUCION, ¿PROBLEMA O SOLUCIÓN?

18/04/2020

constitucion-republica

Estos días previos y posteriores a la fecha del 14 de abril, seguro volverá abrirse el debate entre las organizaciones republicanas, de si para llegar a la ansiada República, el camino más recto es la reforma de la Constitución monárquica o un proceso constituyente. Entiendo, que si seguimos la ruta de la reforma caeríamos irremediablemente en un grave error que nos conduciría a un fracaso y lo que es más grave a una desmovilización y desilusión de amplias capas de la población, especialmente de los jóvenes que se han volcado con las consultas republicanas, que se han celebrado en universidades, pueblos y ciudades de todo el Estado español. Por eso, debemos saber que un proceso constituyente, es radicalmente opuesto a una reforma constitucional, pues se trata de un método de organización no institucional, sino accesible para el pueblo. En el mismo se deciden los asuntos que conciernen a una sociedad en común. Es la asamblea constituyente la que debate y decide el texto de la constitución y por último la nueva Constitución es elaborada en libertad con participación del pueblo soberano.

Por qué digo esto, simplemente si nos dedicamos a investigar un poco en la historia reciente de España, vemos como la actual jefatura del Estado está viciada desde su mismo origen, pues su nacimiento no se debe a ningún proceso democrático, sino simple y llanamente al deseo del dictador Franco, de dejar su impronta una vez sucediera su muerte. Por ello si optáramos  por la reforma constitucional implicaría cambios a determinados artículos de la constitución vigente, utilizando los mecanismos previstos en ella para su reforma, mientras que un proceso constituyente supone elaborar una nueva constitución, una constitución ex novo. A pesar de todo lo expuesto es conveniente repasar los datos históricos al respecto.

La primera medida que toma el dictador, para lograr la perpetuidad de su obra es la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado (1947). Establecía la constitución de España nuevamente en reino y la sucesión de Francisco Franco como  el jefe de Estado, al disponer que el sucesor sería propuesto por el propio Franco a título de rey o de regente del reino, pero que tendría que ser aprobado por las Cortes españolas.

El 22 de julio de 1969, amparándose en la Ley de Sucesión según la cual sería Franco quien nombraría al monarca del reino, el Caudillo designa a Juan Carlos de Borbón como su sucesor a la Jefatura del Estado, con el título de “Príncipe de España”. Juan Carlos es proclamado por las Cortes como sucesor de Franco el 22 de julio de 1969 al jurar «fidelidad a los principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino».

Por si esto no fuera suficiente en 1977, los encargados de preparar el advenimiento del nuevo sistema político dejaron fuera de la toma de decisiones a los partidos republicanos, legalizados una vez celebradas las elecciones generales del 15 de junio de ese año.

El resultado de esos comicios definiría las Cortes que debían estudiar y aprobar la constitución, y con las formaciones que reclamaban la república -el sistema democrático existente antes del paréntesis dictatorial- fuera de las negociaciones, se aseguraba la permanencia del jefe de estado sucesor de Franco, Juan Carlos I. Bajo el pretexto de «ser contrario a la forma de estado», el Ministerio de Gobernación encabezado por Rodolfo Martín Villa -para quien hoy se pide la imputación dentro de la causa penal contra el franquismo en Argentina- finiquitó las aspiraciones de partidos como Izquierda Republicana, Esquerra Republicana de Catalunya y Acción Republicana Democrática Española a participar en el proceso político que definiría el futuro del país, incluso como asunto extraordinario deberíamos citar el caso del PCE (m-l), que no fue legalizado hasta el año 1981.

Es decir todo el proceso político que incluye la elaboración de la Constitución se llevó a efecto en un ambiente de inusitada violencia que no reunía unas garantías mínimas, para que se desarrollara con imparcialidad. Las cifras aportadas por el historiador Sánchez Soler en su libro “La transición sangrienta” hablan por sí solas: entre 1975 y 1983, se produjeron 591 muertes. Nada menos que 188 de los asesinados, los menos investigados, entran dentro de lo que el autor denomina violencia política de origen institucional. «Son los actos desplegados para mantener el orden establecido, los organizados, alentados o instrumentalizados por las instituciones del Estado. Te pongo un ejemplo: al estudiante Arturo Ruiz lo mató en 1977 un miembro de los guerrilleros de Cristo Rey de los que ayudaban a la policía a reprimir las manifestaciones. Es lo que entonces se llamaban grupos de incontrolados».

De la misma forma se hurto al pueblo español la posibilidad de elegir la forma de Estado, se juntó en un todo,  al votar la Constitución, como un “lo tomas o lo dejas”. Como años más tarde confeso el propio Adolfo Suarez a la periodista Victoria Prego, a la cual aseguro, que de haberse celebrado un referéndum sobre la forma de Estado, Juan Carlos, tendría que haber cogido la maleta para salir de España. Para cerrar este temor a preguntar, sería bueno recordar que ha fecha de hoy un ochenta por ciento de los habitantes del Estado español, no han podido decidir en la forma de Estado en la cual quieren vivir y como desean organizarse política y socialmente.

En definitiva, no podemos plegarnos a la triquiñuela de la reforma porque estaríamos autorizando a la monarquía como legal, cuando observamos de donde le viene su origen, que no es otro, que el surgido del golpe de Estado de 1936. Además, siempre jugaríamos contra unos tahúres que saldrían con ventaja, pues estarían por delante del resto al jugar con las cartas marcadas, de la propia Constitución que exige 3/5 partes para la misma, algo improbable de conseguir, cuando sería necesaria la suma al menos de PP y PSOE para ello. Y ya hemos visto como se las gastan los partidos monárquicos ante el simple hecho de investigar a Juan Carlos, cerrando filas al unísono. Además contarían con todo el poder del Estado y los medios de comunicación más poderosos que los son afines.

Por ello, es ahora más necesario que nunca la unidad de todos para dar una solución en clave popular a la crisis sistémica de la monarquía, a la corrupción del régimen del 78, y esta no puede venir si no parte de una alternativa auténticamente republicana, que organice una respuesta popular masiva, en la que deben figurar las entidades políticas, republicanas, cívicas, culturales, obreras, juveniles, feministas y memorialistas, deben trabajar para acabar con la miserias y la corrupción de la monarquía borbónica. Para ello el único camino posible es la  claridad de pensamiento y la firmeza en trabajo diario, la organización y luchar unidos por esta meta.

¡¡¡Viva la República!!!

José J. Davía «Colectivo Republicano Antonio Machado»


Poema de Walt Whitman “Carpe Diem”, . El cual motiva a luchar por nuestros sueños, por la República

16/04/2020

“Aprovecha el día” -CARPE DIEM- (Walt Whitman)

 

No dejes que termine sin haber crecido un poco,
sin haber sido un poco mas feliz,
sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie
te quite el derecho de
expresarte que es casi un deber.

No abandones tus ansias de hacer de tu vida
algo extraordinario…

No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía
sí pueden cambiar el mundo…

Somos seres, humanos, llenos de pasión.
La vida es desierto y también es oasis.
Nos derriba, nos lastima, nos convierte en
protagonistas de nuestra propia historia…
Pero no dejes nunca de soñar,
porque sólo a través de sus sueños
puede ser libre el hombre.

No caigas en el peor error, el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes…
No traiciones tus creencias. Todos necesitamos
aceptación, pero no podemos remar en
contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta el pánico que provoca tener
la vida por delante…
Vívela intensamente,
sin mediocridades.
Piensa que en ti está el futuro y en
enfrentar tu tarea con orgullo, impulso
y sin miedo.

Aprende de quienes pueden enseñarte…
No permitas que la vida
te pase por encima
sin que la vivas…”


COMUNICADO DE LA FED. REPUBLICANOS SOBRE EL 14 DE ABRIL ¡AHORA TOCA ORGANIZAR!

16/04/2020

Miles de banderas colgadas en ventanas y balcones, prendas de vestir formando la tricolor, aplausos y ruido de cacerolas, canciones republicanas, cánticos y vivas, millones de memes, fotos y mensajes en las redes se hicieron ver y escuchar, ¡y sentir!, en todos los rincones de España.

Ayer, el confinamiento no pudo arrancarnos la alegría de celebrar y reivindicar el 14 de abril, Día de la República, un año más, si cabe con más razón y fuerza, que fue una manifestación de contundente y masivo rechazo popular, que va in crescendo, a la monarquía y un grito de esperanza por la República.

La monarquía corrupta, nido de crápulas, amparo de “compiyoguis” y amiguetes de los negocios, estructura de poder al servicio de una minoría que nos asfixia y condena al paro, la precariedad y los salarios de hambre, a los desahucios, al desmantelamiento de la sanidad y servicios públicos, a las privatizaciones; la monarquía, decimos, está cada vez más desprestigiada, herida, pero debemos tener claro que no caerá sola, que ¡hay que empujarla!

Y solo tendremos fuerza suficiente para ello si estamos organizados y unidos en torno a la República. Debemos agrupar a tantos y tantos ciudadanos que son y se sienten republicanos, ofrecerles un espacio de reivindicación y lucha donde se sientan protagonistas en la noble causa de construir la República; aglutinar a los sectores populares, en torno a sus intereses vitales, en estructuras organizadas allí donde estén: en los barrios, en los centros de trabajo, en los institutos y universidades,…

La dispersión solo entraña debilidad (la dispersión que supusieron las mareas, cada una por su lado, es un claro ejemplo). Es necesario, vital diríamos en estos momentos en que con la crisis sanitaria viene una económica y social, que las organizaciones progresistas estemos unidas, que tendamos puentes y estrechemos lazos, que trabajemos unitariamente, que participemos en espacios unitarios de lucha, etc. Debemos tener altura de miras, dejar de mirarnos al ombligo, primar lo que nos une y dejar de lado lo que nos separa, separar el grano de la paja, actuar con responsabilidad y sentido común, abandonar el mezquino egoísmo partidario, ser generosos unos con otros y hacer de la lealtad norma de conducta entre nosotros.

En los duros momentos que se avecinan, nadie se va a salvar solo, dependemos los unos de los otros y debemos apoyarnos y ayudarnos; con el “sálvese quien pueda” no se salva nadie. Debemos hacer de la solidaridad un modo de vida y responder a las agresiones, dificultades y desafíos desde lo colectivo y la organización. Solo así resistiremos, solo así venceremos.

Ciudadanos, amigos, compañeros, solo si luchamos todos juntos, hombro con hombro, empujando en la misma dirección, seremos capaces de derribar a la oscura Monarquía y alumbrar un futuro nuevo y mejor. ¡ADELANTE!

15 de abril de 2020

Comisión Permanente de Federación de Republicanos

federacion.republicanos.info – federación@republicanos.info