Susana con Pedro, Pablo sin Teresa y “Política de Estado” contra Catalunya. Domingo Sanz

17/02/2020

Las coincidencias en el tiempo de hechos relevantes, del mismo signo o contrario pero que maduran paralelos y pueden estar relacionados, hacen pensar que podemos encontrarnos ante cambios importantes.

Pero antes de seguir con lo del título quería hacerme eco de que “Vox destituye a su responsable de comunicación en Las Palma minutos después de anunciar su candidatura a las primarias contra Abascal”, según leo en El Diario. Seguro que ese partido cumple con el artículo 6 que dice que “la estructura interna y el funcionamiento de los partidos deberán ser democráticos”, porque en la Constitución española caben toda clase de autoritarismos, siempre que presuman de defender la unidad de España.

No es necesario entrar en detalles que confirmen, más si cabe, que las otras dos derechas españolas están para el arrastre porque Sánchez, ante la tesitura histórica que, de nuevo, se le presenta a un presidente socialista, la de derrotar de verdad a un franquismo que ellos mismos reconocen que aún existe, y si no a qué viene lo de castigar la apología con leyes que siempre incluyen trampas, o conservar en cartera ese peligro para utilizarlo contra comunistas, antes, que algunos del PSOE aún recuerdan el susto de la subida del PCE en las generales de 1979, y nacionalistas, siempre, ha elegido, como hizo Felipe González en 1982, lo segundo: rentabilizar la amenaza contra la democracia para dominar a un pueblo que podría querer más libertad.

“Por consiguiente”, y sin perder un minuto, el presidente ha convocado al neo franquista que más le insulta en público, un Pablo Casado en sus horas más bajas, a una reunión en Moncloa para hacer “política de Estado” que solo puede ser la de sumar aliados contra Catalunya mientras, eso sí, se mantiene el suculento chantaje de mantener presos políticos y exiliados, aunque sean europarlamentarios.

Y llenarse la boca de desjudicializar mientras los juzgados convenientes, cuando no abren causas nuevas, embargan cuentas o encomiendan diligencias para molestar a los catalanes, que algo queda. Siempre. Lo de que los independentistas ganen en las urnas, “bueno, ya tal”.

Porque, aunque le soplaran al oído a Sánchez que una amnistía resolvería el conflicto para 20 años o más, ningún presidente español de verdad podría admitir nada que se pareciera a una concesión. No hay que romper la historia: España, de victoria en victoria, hasta la derrota final.

Y digo que se trata de “política de Estado contra Catalunya” por la misma razón con que se exige a los gobernantes catalanes que retiren símbolos y pancartas reivindicativas, argumentando una supuesta neutralidad de las instituciones públicas que no es más que una leyenda urbana, pues no figura en ninguna ley.

Regresando a la coincidencia de hechos elegida para el título de hoy, aparece en primer lugar Susana Díaz acercándose a un Pedro Sánchez a quien solo defendió cuando creía que podía manejarlo como a un monigote, “este chico no vale, pero nos vale” dicen que dijo cuando salía de un hotel de Madrid, en junio de 2014, y que ella, la del “no mientas, cariño” en el debate de las primarias, nunca ha desmentido. Su aproximación a Sánchez se produjo el pasado 28 de enero, cuando reconoció haberse equivocado apoyando la investidura de Rajoy en 2016.

No obstante Susana, y por muchos éxitos o suertes que acompañen a Sánchez, no parece que vaya aflojando el marcaje de los barones: en el Comité Federal de este mismo sábado García Page acaba de declarar que “la Constitución limita hablar de ciertas cosas”.

¿No sería antidemocrática una Constitución que “limitara” el “hablar” de cualquier cosa?

Es la segunda vez que tengo que mencionar la Constitución, ahora con el PSOE y antes con Vox. No es extraño, pues está durando tanto tiempo sin actualizarse como aquellos Principios del Movimiento Nacional con Franco.

Y el futuro se anuncia fatal, pues Casado dice que no permitirá que se cambie “ni una coma” de ese texto y el tándem Sánchez + Iglesias prefieren maniobrar y confundir contra Catalunya, en lugar de aprender del mejor Adolfo Suárez, el que supo convocar el referéndum de 1976 con el que tomó la iniciativa para neutralizar, por una parte, a los franquistas más peligrosos, y, por otra, a Felipe González, ganando las elecciones de 1977 y 1979.

No nos pondremos ahora a contar quiénes fueron y cómo terminaron acabando con Suarez, pues esto se alargaría demasiado y, además, nunca lo sabremos del todo: tengo serias dudas de que este Gobierno de Coalición Progresista se atreva a abrir la caja de unos secretos oficiales que sonarían como truenos.

Señores del GCP, apunten también esta petición, sobre la que no escucho nada en las ruedas de prensa de los martes.

La otra mitad de la coincidencia es Teresa Rodríguez y los anticapitalistas, quienes acaban de distanciarse de un Pablo Iglesias que, desde la autoridad que proporciona la vicepresidencia gubernamental, ha conseguido pactar una ruptura educada que no cierra ninguna de las incógnitas que nos pueda deparar el futuro.

Es probable que Teresa y los suyos, ya libres, viren hacia un republicanismo más andalucista que autonomista. El aplauso de los ministros de Iglesias al rey fue un acto difícil de soportar, pero la excusa que pocos días después puso Irene Montero, con aquello de que un Salario Mínimo bien vale un apoyo a la monarquía, constituyó un monumento al cinismo que ha colmado los vasos de muchas paciencias, hartas ya de concesiones innecesarias para quienes piensan que la fuerza, en democracia, nace de las urnas. Si revisamos el calendario podremos comprobar que el aplauso al rey está más cerca del anuncio público de la ruptura “pactada” que la noticia del gobierno con ministros de UP, que es la discrepancia que se ha ofrecido al público para justificar el desencuentro.

¿Le ha pedido Pablo a Teresa esa versión oficial, o ella también cree que aplaudir a un rey de España en 2020 es una más de las buenas costumbres republicanas?

Los anticapitalistas de Rodríguez y Urban tendrán, en breve, ocasión de demostrar si su ruptura con Podemos es verdaderamente política, al margen de las inevitables coaliciones electorales del futuro, obligadas por una ley electoral que tergiversa votos cada noche de recuento para convertirlos en escaños: para el próximo 9 de mayo el “Encuentro Estatal por la República” ha convocado una consulta popular a nivel estatal sobre la forma de Estado.

Durante 2018 y 2019, grupos no coordinados de jóvenes demócratas estuvieron organizando consultas de ámbito local en barrios, pueblos y universidades. Los de Iglesias se autoexcluyeron de esas movidas en lo que hoy se puede considerar un error pues, si lo hicieron para no ahuyentar a sus electores más conservadores, cobardes o monárquicos, no parece que lo hayan conseguido: el número total de electores que Podemos ha perdido en las dos rondas de 2019 no se explica solo con el de los que, decepcionados, han huido hacia la abstención de izquierdas, pues también el PSOE ha recuperado votos de algunos a los que, entre otras cosas, no aceptaron el papel de Rubalcaba y compañía en lo de consolidar la monarquía con la sucesión en Felipe VI, bajo cuyo mandato se está rompiendo más España que si se hubiera inaugurado una república.

Sánchez aparece como el vencedor coyuntural de ambas coincidencias, aunque seguirá sometido, también, además de a las presiones internas, a los imponderables de unos jueces que, aunque casi todo lo reprimen en España, pero casi todo lo pierden en Europa, seguirán cabalgando a lomos de su “independencia judicial” de raíz autoritaria para actuar contra cualquier palabra que se salga de los “límites” castellanos de la Constitución y alguien intente pronunciarla en las reuniones con los rebeldes catalanes.

En cambio, Iglesias aparece, al menos desde fuera, neutralizado y dispuesto a seguir perdiendo fuerza política y apoyo social y recuperarla vía gobierno. A fin de cuentas, solo ha conseguido sentarse en el Consejo de Ministros cuando su número de votos y escaños ha caído lo suficiente para no poner en peligro la correlación de fuerzas que verdaderamente importa.

Para terminar, Irene Montero autocrítica o dimisión.

De lo contrario, ¿qué diferencia hay entre este Pablo Iglesias y el Pérez Rubalcaba que aseguró la sucesión del rey anterior en un momento en el que la Monarquía estaba más desprestigiada que nunca, los catalanes ya avisaban que querían república y los neofranquistas no amenazaban tanto como ahora?

Susana con Pedro, Pablo sin Teresa y “Política de Estado” contra Catalunya


3ª PROYECCIÓN IX CICLO DE CINE SOCIAL SIN ATADURAS. VITORIA 3 DE MARZO

13/02/2020

Vitoria3Marzo1

Vitoria 3 de marzo nos muestra, tal y como fue la masacre ordenada por Rodolfo Martin Villa, quien estaba entonces a las órdenes de Manuel Fraga Iribarne. Pero siendo ellos los culpables de las muertes, pues ocupaban altos cargos en el organigrama del Gobierno, el culpable último es el Rey como jefe del Estado, al cual podemos oír jurando los principios Fundamentales del Movimiento con total complacencia. Ese es el drama de ayer y de hoy. Una jefatura de Estado heredera y sucesora del franquismo, una tapadera para continuar con la farsa, como bien dice el fiel lacayo de la patronal Eduardo, “cambiemos algo para que todo siga igual”. Pues en esas seguimos.

La película tiene una extraordinaria fuerza narrativa que explica tantas características y condiciones de la negación española, porque es la fuerza fílmica de una narración sin concesiones, lo que brilla con luz propia en ésta cinta. En la misma se refleja el menosprecio de las clases dirigentes al pueblo, los retratos de Franco en el despacho del Gobernador Civil y la bandera franquista, etc. Detalles que nos dicen a las claras cual era y es la intención de unas élites acomodaticias.

Vitoria3Marzo5

Nada que añadir sobre unos hechos trasladados con fidelidad a la pantalla. Imagen y sonido resultan contundentes como si hubiesen ocurrido hoy, cuando más de una veintena de miembros de la misma extrema derecha de entonces, que en aquellos años intentó seccionar con muertes y asesinatos, la no nacida democracia española, recogen sus actas de diputados del Congreso.

Estamos contemplando exactamente qué ocurrió con los obreros encerrados en asamblea en la iglesia, cuando las fuerzas del orden recibieron la orden de sacarlos de allí a cualquier precio. Un aumento de 5.000 pesetas, valió unas cuantas vidas humanas que ni entonces, ni ahora, han recibido Verdad, Justicia y Reparación y por tanto, ni siquiera pueden tener garantía alguna de no repetición.

Vitoria3Marzo3

Vitoria 3 de marzo, no puede dejar indiferente ni a los que conocen los hechos narrados, ni a las nuevas generaciones que ignoraban la historia reciente de nuestro país, en definitiva, un auténtico peliculón.

Posteriormente tuvo lugar un debate, en el cual contamos con Nicolás Garminde profesor de Formación Profesional, con José Antonio López ex Secretario Provincial de CCOO en Segovia y actuó de moderador Juan Martínez del Colectivo Republicano Antonio Machado. El mismo estuvo centrado en la lucha obrera como camino para conseguir mejoras en las condiciones de vida de la clase trabajadora, como también en el papel actual de los sindicatos en la actualidad. También se trató tema del franquismo que perdura en las instituciones a pesar del tiempo transcurrido y de la necesidad de una ruptura democrática, sin la cual no se podrá cambiar muchas de las carencias de la sociedad en la que vivimos.

Vitoria3Marzo4

La próxima película será “Benvidas ao club” de la directora Carmen PG Granxeiro, el miércoles 19 de febrero a las 19:30 horas en la Sala Julio Michel (La Cárcel – centro de Creación). Al finalizar la misma tendrá lugar un debate sobre la misma. Recordar que la entrada es libre hasta completar el aforo.


Machado y el Alcázar de Toledo

11/02/2020

hqdefault

El pasado 1 de febrero de 2020, El Adelantado de Segovia publicó un artículo de Manuel Fernández Fernández titulado “Para entender la memoria histórica”, donde, una vez más, vuelve a citar a nuestro colectivo. Por alusiones, pasaremos a contestarle, para aclarar los errores en que dicho artículo puede inducir a los bien intencionados lectores del periódico decano de la prensa segoviana.

El articulista comienza su escrito, plagado de falsedades, citando la presentación del libro “Construyendo memorias entre generaciones, tender puentes, buscar verdades, reclamar justicia”, en una librería segoviana de la mano de su editorial. Al señor Fernández parece que no le gustó el evento, a pesar de no asistir, como pudimos enterarnos por el artículo respuesta de Juan Carlos García Funes, uno de los presentadores del acto, “La insoportable gravedad de leer. O los libros como problema”. Nada que objetar por este colectivo sobre las apetencias y gustos del articulista, pero lo sorprendente (aunque cada vez menos) es cuando el señor Fernández Fernández, da a entender, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, que ese acto estuvo organizado por el Colectivo Republicano Antonio Machado: “…una más de las que este colectivo organiza en nuestra ciudad y provincia, que en el mismo ejemplar en distinta página también comentaba que en la Sala Julio Michel de la Cárcel, el Colectivo Republicano Antonio Machado arranca el ciclo de cine social “Sin ataduras”.

Desde el CRAM debemos aclarar a los lectores de El Adelantado que nada tuvimos que ver en la realización de ese acto, aunque consideremos el mismo como loable y más oportuno que nunca, entre otras cosas, para que nuestros jóvenes, no caigan en los cantos de sirena del neofranquismo imperante y que desde hace años podemos leer en ciertos artículos de la prensa segoviana.

Ejemplo de esto último, son las líneas del referido artículo de Manuel Fernández “Para entender la memoria histórica” donde, de nuevo, nos deleita con un ejercicio de apología franquista, de sus leyendas y falsedades, como su fantasiosa cita a los acontecimientos del Alcázar de Toledo o la figura de Fernández Ladreda. Este y otros puntos fueron debidamente contestados por el artículo anteriormente citado de Juan Carlos García Funes.

Para finalizar, este colectivo debe volver a salir en defensa de la figura que nos da nombre, Antonio Machado, de nuevo vilipendiado por la obsesión casi enfermiza de este articulista. Ahora, que en pocas fechas se cumplirá el aniversario de su muerte en el exilio, desgraciadamente, nos damos cuenta que la España que le mandó a la muerte sigue muy fuerte, y toca de nuevo, como hizo don Antonio, arremangarse y enfrentarse al fascismo.

Colectivo Republicano Antonio Machado.

 


¡La clase obrera a la cabeza del antifascismo! Comunicado Comité de Empresa de Nissan, Centros de Zona Franca y Montcada

08/02/2020

 

IMG-20200208-WA0001

COMUNICADO COMITÉ DE EMPRESA NISSAN, CENTROS DE ZONA FRANCA Y MONTCADA

Ante el vídeo difundido por las Redes Sociales por VOX Barcelona, a través de Jordi de la Fuente, en calidad de vicesecretario de organización, los Comités de empresa de Montcada y Zona franca quieren manifestar lo siguiente:

  1. Rechazamos enérgicamente el uso partidista de este conflicto que hace Vox, un partido de ultraderecha, homófobo y machista, representante directo de la herencia del franquismo.
  2. Los Comités de empresa, a través de sus sindicatos integrantes, no comparte en absoluto idearios de las políticas y sus representantes autoritarios, que bajo la apariencia de estar con los trabajadores/as, esconden su más absoluto rechazo a los mismos, criminalizando constantemente el trabajo sindical desde todos los ámbitos posibles.
  3. La fuerza colectiva y unitaria de los trabajadores y trabajadoras de Nissan se expresa en la unidad de los sindicatos que forman el Comité de empresa y la respuesta de la plantilla a las movilizaciones en defensa de su trabajo, como venimos haciendo de manera reiterada a lo largo de nuestra historia.
  4. Rechazamos la voluntad de ruptura que muestra VOX con el uso partidista de un mensaje ultra nacionalista que se aleja rotundamente de los intereses reales de las y los trabajadores de Nissan en particular y con carácter general. Así lo expresaremos de reproducirse en las sucesivas movilizaciones que llevemos a cabo.
  5. La lucha obrera es la única herramienta efectiva para mejorar y proteger los derechos de los trabajadores/as, sea donde sea, y además es incompatible con los idearios de un partido político de la más rancia ultraderecha, populista y que solo tiene como objetivo fracturar la sociedad y perseguir a los más débiles favoreciendo a las elites que los sostienen.

Barcelona, 6 de febrero de 2020


Pablo Iglesias debe explicar lo del rey en el Congreso. Domingo Sanz.

07/02/2020

Pepe Isbert tuvo que hacer lo propio, pero “Bienvenido Mister Marshall” solo era una película.

En cambio, hoy, tras muchos años de política “real” y a pesar de estar vacunados con todos los “principios” de Groucho que hemos tenido que tragarnos, nos sorprende que en ese mundo tan proceloso aún ocurran cosas que puedan dolernos.

Diga lo que diga Echenique para justificar los aplausos de Iglesias y sus ministros a Felipe VI, ese cuento de que el rey ha cambiado a mejor para que se entienda que ha sido gracias a que hay un gobierno con Podemos, y que al mismo tiempo sostenga que los otros diputados de Podemos no aplaudieran porque faltó lo social en el discurso, lo cierto es que Podemos e IU se han convertido a la Monarquía, tal como hicieron el PCE y el PSOE en la Transición.

En aquellos años se comprendió mejor la renuncia a la ruptura democrática, pues había miedo a unos franquistas que dominaban el Ejército y muchas cosas más. En cambio, hoy se aplaude a un rey que podría cometer cualquier delito con total impunidad y de quien, además, podemos prescindir perfectamente sin que nos ocurra nada, salvo dos cosas:

La primera, conseguir un buen ahorro en el gasto público, tan necesario.

Y la segunda, que no es menor, que por fin se cumpla el artículo 14 de la Constitución, el que dice que todos los españoles son iguales ante la ley. Como el rey no es igual, se deduce que tampoco es español. Por tanto, error.

Como los del PSOE llevan más de 40 años sin borrar la palabra “república” de sus estatutos, y hasta impiden a sus jóvenes que propongan un referéndum sobre la forma de Estado, no es previsible que ni los de Podemos ni los de IU se sientan obligados a hacer lo propio, lo que demuestra que, en España y para sobrevivir, lo mejor es decir una cosa y hacer otra.

Pero Pablo Iglesias, y también Alberto Garzón, deberían atreverse a decir la verdad porque, de lo contrario, faltarán al respeto a inscritos y votantes. Por poner un ejemplo de la semana pasada, Susana Díaz ha sido capaz de arrepentirse públicamente de su error en 2016 cuando apoyó la abstención del PSOE para que Rajoy fuera elegido presidente.

¿Es Díaz más valiente que Garzón e Iglesias?

Aplaudir al rey, arrugarse tras la amenaza de Lesmes y del Consejo General del Poder Judicial por haber dicho algo tan evidente como que la Justicia española está fracasando en Europa, o lo de hoy mismo, con los diputados de Podemos votando contra el acceso al historial “profesional” del torturador Billy el Niño, son pruebas palpables de que la cobardía interesada se ha adueñado de los líderes que muchos identificaban con el 15M. Ojalá sea transitoria.

Quizás alguna vez hubo votantes que pensaron que Podemos pondría en cuestión la Monarquía. Lo más probable es que hoy estén pensando en montar un partido republicano, pues sus expectativas electorales solo pueden mejorar. Los sucesivos errores de Podemos, que han terminado reduciendo a la mitad el número de sus escaños en el Congreso, podrían no enmendarse por mucho poder con el que cuenten desde los ministerios, que torres más altas se han derrumbado.

Pero como somos optimistas de nacimiento, recordaremos a los que dicen que, cuantos más sacrificios asumen los perdedores, más necesitan inventarse nuevas ilusiones. Hablamos esta vez de millones de personas contrarias a cualquier monarquía, y más a una restaurada por el golpista y dictador Franco.

Como la ilusión es libre e ilimitada, podría ocurrir que este cambio en IU y Podemos corresponda a un plan oculto en el que estarían implicados, solo ellos y sin que nadie más lo sepa, el presidente Sánchez, el vice Iglesias y el propio Felipe VI.

Como los tres coinciden en que España, y por tanto su rey, no debe ser de “unos contra otros, sino de todos”, y todas las encuestas dicen que los partidarios de la monarquía empatan con los de la república, habiendo territorios muy ricos en los que el rechazo al rey alcanza porcentajes de escándalo, los tres líderes han decidido que Felipe VI se tomará unas vacaciones de 45 años seguidos para que los españoles probemos a vivir en una república, algo que parece de justicia. Según el plan, llegado el año 2065 realizaremos un referéndum para elegir con suficiente criterio, pues habríamos tenido el mismo número de años para probar los dos modelos de Estado.

Y también habrían pactado entre los tres que Felipe VI se encargará de informar del plan a los franquistas, que tanto le aprecian, para que no se pongan nerviosos, y Sánchez e Iglesias a los independentistas, para que no sigan haciendo feos al rey cada vez que tenga que soltar un discurso.

Quizás el último discurso, en el que anunciaría el comienzo de su nueva vida, libre total. Como los demás.

Como no parece tan difícil, lo soñaremos.

Pablo Iglesias debe explicar lo del rey en el Congreso

 


2ª PROYECCIÓN IX CICLO DE CINE SOCIAL SIN ATADURAS. HERMOSA JUVENTUD

06/02/2020

Hermosa Juventud1

Hermosa juventud es un largometraje de Jaime Rosales, una película donde se aborda el tema de juventud española de nuestros tiempos en la piel de Natalia y Carlos y los sitúa en un entorno hostil, una España en crisis donde la juventud apenas encuentra una oportunidad laboral o personal. El director muestra una parte de la sociedad de nuestro tiempo, que no aparece en los medios, ni en los programas más vistos de la parrilla televisiva, en definitiva la España que hay que ocultar porque resulta fea al ojo ciudadano-consumidor.

 

Tanto Carlos, como Natalia y todo su entorno van de curro en curro cobrando una miseria, la realidad actual de gran parte de los jóvenes españoles, una idea que aparece de forma constante en sus escenas y diálogos, a los que carga con más pesimismo según avanza. La vida de estos dos jóvenes va dando tumbos, siempre a causa o por la falta de dinero, otra realidad que azota, no sólo a los jóvenes, sino ya al resto del país, representados en las familias de ambos. Natalia y Carlos son los representantes de esa España que no triunfa y que debe arrinconarse pues no vende como marca España, pero es la España real de Madrid, Segovia o Logroño.

IMG-20200206-WA0000

La película es un grito claro y alto de una sociedad echada a perder, como consecuencia de un sistema que abandona y explota a sus hombres y mujeres, además de hacer recaer en ellos la culpa de su desgracia. Pero no son ellos los culpables, los culpables están entre bambalinas y no aparecen, pero todo sabemos, quién son y sus nombre. En resumen, una película real, actual, en definitiva un golpe seco a la cara del espectador para sacarlo de la comodidad de su butaca.

Hermosa Juventud4

A continuación se celebró un debate para el cual contamos con Isabel Caballero Asesora de Inmigración de CCOO y de Víctor Herrero, Coordinador de Juventud y Educación del Ayuntamiento de Segovia, moderó el mismo Daniel Herrero. El debate fue muy interesante, debido a que no solo aparecieron aspectos relacionados con la película. Sino que se dio pie, a otros  aspectos relacionados con la juventud, como desempleo, falta de oportunidades, despoblación. También se trataron temas interesantes como la situación de la mujer en relación con el mundo laboral o sus relaciones personales.

La próxima película será “Vitoria, 3 de marzo” del director Víctor Cabaco, el miércoles 12 de febrero a las 19:30 horas en la Sala Julio Michel (La Cárcel – centro de Creación). Al finalizar la misma tendrá lugar un debate sobre la misma. Recordar que la entrada es libre hasta completar el aforo.

 

 


La convivencia en Catalunya y el rey de los embusteros. Domingo Sanz

04/02/2020

Medio centenar de diputados y senadores dejarán colgado al rey Felipe VI en la apertura de las Cortes

“…han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando ─desgraciadamente─ a dividirla. Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada”.

(Del discurso de Felipe VI transmitido por televisión el día 3 de octubre de 2017, refiriéndose al gobierno de Catalunya, presidido por Carles Puigdemont).

Más de dos años después, ayer mismo, decidí reaccionar tras comprobar que habían pasado sesenta segundos, bueno, quizás fueron sesenta minutos, desde la última vez que alguno de los seguidores del rey, esos políticos que ponen la unidad de España por encima del aire que respiramos (nosotros) hubiera vuelto a acusar a los independentistas de estar dividiendo Catalunya y destruyendo su convivencia.

Tras descartar que a esos políticos y a su rey la convivencia que les preocupe en Catalunya sea la que se rompió entre Puigdemont y Junqueras a los pocos días del referéndum de 2017, decidí buscar la verdad en el Instituto Nacional de Estadística, el INE. Se trata de un lugar de fácil acceso, que pagamos entre todos y que cada uno de los políticos que abren la boca cobrando de nuestros impuestos, entre ellos el rey, deberían visitar antes de hablar, al menos para reducir el número de mentiras excesivamente descaradas y fácilmente desmontables que cometen.

La población total de Catalunya es de 7,5 millones y la del resto de España de 39,1 (46,6 – 7,5), según datos de 2018. Por tanto, la ratio entre ambas realidades es de 19,2 (7,5 / 39,1), lo que significa que para comprobar si las acusaciones contra los independentistas tienen fundamento hay que buscar conflictos de convivencia de los que haya información fiable tanto en Catalunya como en el resto de España. Y, a continuación, comprobar si respetan la ratio del 19,2 o cuanto y en qué sentido se alejan de ella.

En resumen, que, hablando de conflictos de convivencia mensurables y comparables, si sus ratios Catalunya/España fueran significativamente superiores al 19,2 que marca la “ley” poblacional, habría que dar la razón al rey y a sus seguidores, es decir, al bloque del 155 formado por el PP, PSOE y Ciudadanos. Y a los de Vox, que toda represión les parece poca, y toda mentira verdad, si sale por su boca.

En cambio, si las ratios fueran significativamente inferiores, la única calificación que merecerían esos mismos políticos, con su rey siempre a la cabeza, es la de ser unos embusteros redomados y, por tanto, constituir un grave peligro para la sociedad que los mantiene.

(Aunque admitiremos “arrepentimientos”, como el reciente de Susana Díaz sobre su comportamiento en 2016 contra Sánchez, aunque con otras palabras, y también cambios radicales de opinión, como el del propio Sánchez sobre Catalunya, siempre que nos demuestre que no ha sido solo para conquistar La Moncloa y de verdad pretende desjudicializar, dialogar y negociar, y que con esa causa por bandera está dispuesto a enfrentarse a la alianza masiva de franquistas políticos y judiciales que el rey mira con toda la simparía que es incapaz de disimular, pero que no deja respirar a la democracia).

Si cito al rey con insistencia es porque, tanto por su cargo como por sus palabras, lo considero el líder de las acusaciones contra los republicanos catalanes. En los siete discursos con mayor audiencia que ha pronunciado hasta la fecha, los seis de Navidad desde 2014 (no hay que olvidar que el 9N de 2014 se había celebrado la consulta de Artur Mas), más el citado del 3 de octubre de 2017, Felipe VI mencionó hasta 35 veces la palabra “Convivencia” y 24 la palabra “Cataluña”. Esta vez no renunciaré a las comparaciones odiosas, pero certeras, para dejar constancia de que, en cambio, la palabra “Corrupción”, solo la pronunció 4 veces.

Teniendo en cuenta que el número total de palabras de los siete discursos citados es de 9.830, la conclusión es que el segundo problema que más preocupa a los españoles desde tiempos inmemoriales (el CIS si tiene la memoria), el de la corrupción, le merece a su rey el 0,00041 del tiempo empleado en sus discursos más populares desde 2014. En cambio, y por eso creo que Felipe VI es el líder de las agresiones contra los catalanes, dudo que incluso sus más ciegos seguidores, con todo lo que hablan, digan “convivencia” 35 veces de cada 9.830 palabras que pronuncian. Lo que ocurre es que son muchos, y por eso tenemos que soportar tantas veces una de las mejores palabras del diccionario pronunciada siempre con una de las peores intenciones de las que se ocultan en las peores almas.

Por último, y antes de entrar en la investigación de los conflictos de convivencia sobre los que exista información fiable, parto de la base de que el rey y los políticos de su cuerda solo pueden referirse a conflictos de convivencia entre particulares, pues si la convivencia en general estuviera rota, los catalanes estarían matándose unos a otros, o a punto de empezar. Como pasaba cuando una minoría con muchos altavoces, tras la victoria en las urnas del Frente Popular, incendiaban el ambiente en toda España para propiciar el 18 de julio. Tardaron poco más de cuatro meses en conseguirlo. En cambio, nadie en su sano juicio puede creer que los catalanes, que además no disponen de las siempre peligrosas fuerzas armadas, vayan por ese camino.

Buscando “conflictos de convivencia entre particulares”, he pensado que las miradas aviesas, o incluso “de odio”, o las discusiones en voz alta acompañadas de insultos y mantenidas en público o en privado, o las rupturas de amistades largas, o las desvinculaciones de los grupos de mensajería, o hasta las rupturas de relaciones comerciales o laborales entre personas que discrepan sobre si son “presos políticos” o “políticos presos”, por ejemplo, podrían ser los conflictos que el rey y sus seguidores hayan estado investigando con todo detalle para poder malmeter contra los catalanes.

Pero resulta que, por mucho que busco, el INE no ofrece estadísticas ni de malas miradas ni de ninguna de esas otras maldades que demostrarían la responsabilidad de los líderes catalanes en el envenenamiento masivo de “la convivencia”, por lo que me decido a buscar otros números que permitan comparar malas convivencias del mismo nombre entre Catalunya y el resto de España.

Entonces me topo con la “violencia de género” y con la “violencia doméstica”, esas “cosas” que pueden estar ocurriendo en la casa de cualquiera de nuestros vecinos, y cuyas explosiones se activan, en ocasiones, con cualquier noticia de las que aparecen por la tele mientras cenamos.

En unos pocos segundos el INE proporciona una información que no puede ser falsa.

Víctimas de violencia de género protegidas o con medidas cautelares.

AÑO España – Cat Catalunya Ratio Cat/Resto Dif. con Ratio Poblac. 19,2
2011 28.690 3.552 12,38 -6,82
2012 26.108 3.038 11,64 -7,56
2013 24.678 2.444 9,90 -9,30
2014 24.786 2.301 9,28 -9,92
2015 25.036 2.588 10,34 -8,86
2016 25.763 2.518 9,77 -9,43
2017 26.238 2.770 10,56 -8,64
2018 28.126 3.160 11,24 -7,96
TOTALES 209.425 22.371 10,68 -8,52

Víctimas de violencia doméstica protegidas o con medidas cautelares.

AÑO España – Cat Catalunya Ratio Cat/Resto Difer. con Ratio Poblac. 19,2
2011 6710 1034 15,41 -3,79
2012 6334 964 15,22 -3,98
2013 6239 821 13,16 -6,04
2014 6219 829 13,33 -5,87
2015 6383 846 13,25 -5,95
2016 6036 827 13,70 -5,50
2017 6129 780 12,73 -6,47
2018 6573 815 12,40 -6,80
TOTALES 50.623 6.916 13,66 -5,54

Dos conclusiones a vuela pluma, sin necesidad de pensar.

Es indiscutible que Catalunya presenta unas cifras mucho más bajas, es decir, mejores, que el resto de España, aunque sea desde ese “resto” donde el rey y sus seguidores acusan a los catalanes.

La convivencia en Catalunya y el rey de los embusteros