Tribunal Supremo: estas son mis sentencias, si no les gustan (a los bancos) tengo otras. Josefina L. Martínez

22/10/2018

arton116408-4b859

El Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las escrituras de las hipotecas hasta ahora lo pagaban los clientes. Pero el Tribunal Supremo emitió una sentencia este jueves que trasladaba esa carga impositiva a los bancos. El diario Público aseguraba que “una hipoteca media de 150.000 euros conllevaría un importe próximo a 1.500 euros”. La agencia de calificación financiera Moody’s calculaba que debido a este fallo los bancos deberían desembolsar hasta 4.000 millones de euros.
Cuando todavía estaba fresca la tinta de la sentencia, y aún no se confirmaba si iba a tener efectos retroactivos sobre las hipotecas de los últimos años, el Supremo emitió este viernes una rectificación.

En una nota informativa, el presidente de la Sala Tercera de dicho organismo sostiene que la sentencia “supone un giro radical en el criterio jurisprudencial” y que causará una “enorme repercusión económica y social”. Por ese motivo, el tribunal ha decidido “dejar sin efecto todos los señalamientos sobre recursos de casación pendientes con un objeto similar” y pasar la decisión al Pleno de la Sala para que decida “si dicho giro jurisprudencial debe ser o no confirmado”.

¿Qué sucedió en estas 24 horas para que se tomara la inédita decisión de dejar en el aire una sentencia de este tipo? La banca y el establishment pusieron el grito en el cielo y presionaron para que se reviera, alegando que iba a generar grandes pérdidas a la “economía”.

Tan solo minutos después de conocerse la sentencia, los mercados del Ibex35 se hacían escuchar provocando fuertes caídas en los valores accionarios de la banca: “La lista de bajadas la encabezó el Sabadell, que perdió el 6,7%. Le siguieron Bankinter (cayó el 6,27%), Bankia (5,11%), CaixaBank (4,54%), BBVA (2,70%) y Santander (2,05%). Entre todas, perdieron casi 5.900 millones de euros de valor en Bolsa en una sola sesión.” (El País, 19 de octubre).

Los bancos ya habían hecho saber que, si aceptaban cumplir con esta nueva normativa, trasladarían a los clientes los costes con intereses crediticios más altos. Un mensaje “mafioso” que dejaba claro algo: en este sistema, la banca siempre gana.

La noticia cobra una dimensión particular al conocerse esta misma semana más detalles de la escandalosa estafa global que protagonizaron entidades financieras como el Banco Santander, Bank of America, Deutsche Bank, Macquarie Group, BNP Paribas y grandes millonarios. En esta trama mundial, las entidades, brokers y fondos de inversión se ponían de acuerdo para hacer operaciones de venta y compra de acciones en plazos muy cortos, emitir certificados fiscales y reclamar al fisco la devolución de impuestos por miles de millones de dólares. Se estima que tan solo en Alemania, se apropiaron 10.000 millones de euros de los contribuyentes, por “devoluciones de impuestos” que nunca habían pagado.

Son las mismas entidades financieras que durante la crisis se beneficiaron de los fondos de rescate de los estados, una cifra nada despreciable que aquí ascendió hasta 77.000 millones de euros, de los cuales el Estado español ya dio por “perdidos” nada menos que 60.000 millones.

Y es la misma “casta judicial” que mientras envía a la cárcel a periodistas, tuiteros, activistas, actores y políticos independentistas, cubre de impunidad a los corruptos y salva a los grandes bancos cuando hay fallos en su contra.

http://www.izquierdadiario.es/Tribunal-Supremo-estas-son-mis-sentencias-sino-les-gustan-a-los-bancos-tengo-otras?id_rubrique=2653&fbclid=IwAR0KgBQRG134J5vQTNCWDdD6rM2GNHjHa3iwKkT0oQ2AsKo4i_lMOt6ug1s

Anuncios

Khashoggi murió descuartizado en presencia del cónsul saudí

22/10/2018

forenses-turcos-llegada-consulado-arabia-saudi-estambul-1539788863692

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, ha llegado este miércoles a Turquía para reunirse con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mientras la prensa turca, a cada minuto que pasa, aporta nuevos detalles cada vez más escabrosos de lo ocurrido dentro del consulado saudí de Estambul hace dos semanas, cuando desapareció el periodista y crítico con el régimen de Riad Jamal Khashoggi.

El 2 de octubre, Khashoggi entró en el recinto consular de su país para recibir unos documentos para poder casarse. Pero una vez allí, según fuentes anónimas turcas, le esperaba un grupo de 15 saudís, enviados expresamente a Estambul para matar al periodista.

Este miércoles, estas fuentes han dado más detalles: al entrar, Khashoggi fue trasladado a un pequeño estudio al lado de la oficina del cónsul. Allí, uno de los enviados —un médico forense llamado Salah Muhammad al Tubaigy, que es, además, alto cargo dentro del Ministerio del Interior saudí— empezó a cortar partes del cuerpo del periodista, que permanecía vivo y gritaba por el dolor que sufría con las mutilaciones. Según fuentes oficiales turcas, dejó de gritar a los siete minutos: ese fue el tiempo que tardó en morir.

Hermetismo

Durante esta semana, Pompeo ha estado en Riad hablando con los líderes de la monarquía del Golfo. A la conclusión de la visita, el secretario de Estado de Donald Trump ha catalogado su estancia en Arabia Saudí de “muy existosa”. En una rueda de prensa de Pompeo con el príncipe heredero saudí, a ambos se les veía muy sonrientes: “Nos han asegurado que llevarán a cabo una investigación completa y transparente y nos han dicho que cualquiera que esté relacionado con alguna actividad ilegal, sea quién sea, será castigado”, ha dicho Pompeo.

El dirigente no ha querido hablar sobre si los saudís han aceptado haber asesinado a Khashoggi. “No quiero hablar de los hechos. Ellos, [las autoridades saudís], tampoco han querido. Quieren tener la oportunidad de completar la investigación y creo que eso es razonable”, ha aseverado.

Pompeo se ha reunido con Erdogan y el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. No han hablado a la prensa, aunque Çavusoglu ha dicho que las conversaciones han sido “beneficiosas y fructíferas”.

Negación

Cada día que pasa, crecen las informaciones que apuntan que la orden de hacer desaparecer asesinar a Khashoggi llegaron desde lo más alto de Riad. Este miércoles, según informa el diario The New York Times, uno de los 15 saudís que viajó a Estambul para interceptar al periodista formó parte del séquito de Bin Salmán en el viaje que el príncipe heredero hizo a España y Francia hace tan solo unos meses.

De los 14 restantes, además, 9 de ellos, ha confirmado el periódico estadounidense, trabajaban para los servicios de seguridad saudís, el Ejército u otros departamentos ministeriales.

Por el momento, Riad lo niega todo: su posición oficial es que todas las informaciones publicadas son falsas y que Khashoggi salió por su propio pie del consulado minutos después de entrar. Sin embargo, según la televisión CNN, los saudís estarían preparando un comunicado en el que afirman que su muerte fue un accidente; un interrogatorio que acabó mal. Una excusa que no concuerda con la versión de la policía turca.

https://www.elperiodico.com/es/internacional/20181017/aparecen-nuevos-detalles-escabrosos-asesinato-khashoggi-7094178


“Fuera monarquía franquista. Basta de corrupción y represión”; así recibirán al Borbón en Oviedo

19/10/2018

El Borbón y la ex presentadora del Telediario volverán a encontrarse mañana viernes con una protesta en Oviedo, donde se celebran los Premios Princesa de Asturias.

La “Marchas de la Dignidad” organizan varias movilizaciones en Asturias coincidiendo con la entrega de los Premios Princesa de Asturias. Una de ellas será un pasacalles mañana viernes 19 de octubre desde el Ayuntamiento de Oviedo a la Plaza de la Escandalera, a unos metros del Teatro Campoamor, donde se llegará el séquito monárquico y celebrará la ceremonia de entrega de los Premios presidida por Felipe VI. ‘Fuera monarquía franquista. Basta de corrupción y represión’, es el lema de la concentración.

En declaraciones a los medios de comunicación, la portavoz de ‘Marchas de la Dignigad’, Silvia Salamanca, ha justificado la protesta contra los Premios y contra la Monarquía, a la que ha definido como “institución franquista”. Ha dicho que se oponen a “lavar la cara” de una algo que “se sustenta en el régimen caduco y corrupto de 1978”. Tras criticar al Rey por aumentarse sus retribuciones este año, ha dicho que la Fundación Princesa de Asturias recibe también dinero público por parte del Gobierno central, el parlamento asturiano o el Gobierno del Principado.

“Asturias no está para fiestas ni para alfombras rojas: nuestra juventud está condenada al exilio laboral, aumenta la pobreza infantil, aumenta la pobreza en nuestros mayores, continúa el desmantelamiento y nuestros servicios públicos cada vez son más precarios”, ha lamentado. La movilización comenzará a las 14.00 horas en la Plaza del Ayuntamiento de Oviedo, donde los organizadores tienen previsto realizar una comida popular.

Agencias.-

http://insurgente.org/fuera-monarquia-franquista-basta-de-corrupcion-y-represion-asi-recibiran-al-borbon-en-oviedo/


Ana Botín y el feminismo del 1% Por más feministas que seamos, la sororidad tiene un claro límite de clase. Nuria Alabao

19/10/2018

images-cms-image-000009737

Hace poco Ana Botín, presidenta del Banco Santander, y miembro del consejo de administración de Coca-Cola se declaró públicamente feminista. La revista Forbes la ha reconocido hace poco como la novena mujer más poderosa del mundo y no es raro, el Santander es uno de los mayores bancos del mundo. Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O’Shea forma parte de un saga familiar al frente de la entidad financiera, de una, podríamos decir, monarquía hereditaria, que inauguró su bisabuelo Emilio Botín I. Esta presidencia acabaría recayendo en su hijo, Emilio Botín II, que –adivinen– tuvo un hijo que también fue presidente y sí, también se llamaba Emilio Botín (III). Su hija, Ana Patricia, mujer “hecha a sí misma” no se llama Emilio, pero también acabó asumiendo el cargo y la fortuna que viene con el apellido de la familia que –dicen– es la más rica de España.

Ana Botín se ha declarado feminista y el Santander acaba de publicitar un nuevo fondo de inversión “por la igualdad de género”. El propósito es que si usted lectora ahorradora tiene unos dinerillos y quiere pintar el mundo de violeta puede invertir en este atractivo fondo que le genera beneficios y además financia empresas que “promueven” la igualdad de género. Porque como dice Ana Botín, “una proporción más alta de mujeres en puestos directivos, además de ser justo, es bueno para el negocio.”

Su feminismo, dice, “es un feminismo autosuficiente, en el que te puedes valer por ti misma. No requiere una organización colectiva… Por esa misma razón no es estrictamente político y, quizá por eso, es algo que a muchas profesionales como yo nos resulta atractivo de forma natural”. Esta es una perfecta definición del feminismo liberal: individualista –no hace falta organizarse, organizarse es de pobres que luchan, entre otras cosas, por sus condiciones laborales o por el desmantelamiento del Estado del bienestar– y meritocrático, de esa extraña mezcla algo paradójica que sale del “valerse por sí misma” y ser heredera de una de las familias más poderosas de Europa.

Botín no se declara a favor de las cuotas. Sin embargo, la ministra de Igualdad, Carmen Calvo está impulsando una norma que podría encajar perfectamente en este feminismo-Botín o feminismo liberal: imponer por ley cierta representación de mujeres en la dirección de las empresas. (Ese 30% del infierno, del que nos hablaba la feminista mexicana Raquel Gutiérrez). ¿Es esta una política feminista?

Cuotas en las direcciones empresariales

Hay un sentido común de politóloga que dice que las políticas de techo de cristal acaban generando más igualdad en las empresas porque las mujeres son más “sensibles” a la conciliación o a la promoción femenina. Rosa Luxemburgo se arrancaría los pelos de la cabeza con sus propias manos si oyese que las conquistas de las trabajadoras tienen que depender de la buena voluntad de las directivas y no de la organización y de la reclamación colectiva de derechos. Por no hablar de ejemplos como estas declaraciones –del 2014– de la entonces presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, que dijo que prefería contratar “a mujeres menores de 25 y mayores de 45” para evitar embarazos. En fin, ni el feminismo, ni la conciencia social vienen con el género, mucho menos con el género de las empresarias.

Varias décadas de políticas de “discriminación positiva”, en EE.UU. –el término es de 1961– demuestran que estas han sido efectivas para aumentar la igualdad entre hombres y mujeres en las capas profesionales del 15% más alto. Para la gran mayoría de ingresos medios –60% de los trabajadores–, la brecha de género se ha reducido pero por abajo, por un descenso del salario y un empeoramiento las condiciones de trabajo de los hombres cuyas condiciones se van equiparando a las de las mujeres. En las posiciones más bajas, estas políticas apenas se han notado. ¿Quién reclama ser igual a un inmigrante varón en un invernadero de Almería?, por poner un ejemplo.

Por tanto, se da la paradoja de que a medida que se reduce desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, aumentan la desigualdad social y la precariedad en todos los ámbitos. Desde el feminismo, ¿qué queremos? ¿Estamos pidiendo igualdad en la precariedad o queremos arañar más beneficios al capital y redistribuir? Porque nos podemos encontrar que consigamos igualdad, en condiciones de existencia cada vez más degradadas o que igualdad en cuidados, signifique que ninguno, ni hombres ni mujeres puedan ocuparse de los suyos en condiciones.

En el feminismo también hay intereses distintos de clase, así como una disputa por utilizar el capital político y la legitimidad que de él se derivan. Por tanto, las políticas destinadas a romper los techos de cristal son políticas para el 1% porque solo afectan a una pequeña élite de mujeres. Muchas veces, los destinos de esas mismas mujeres –como en el caso de Botín– están estrechamente relacionados con la banca o el capitalismo financiero; es decir, con los intereses –bien materiales y reales– que hay detrás de las políticas de austeridad y de recortes de la Troika y con los más de 40.000 millones de todas que perdimos al rescatar a esos mismos bancos. El FMI –sorpresa– también está encabezado por una feminista.

A estas alturas ya sabemos que cuando se desmantela el Estado del bienestar las que salimos más perjudicadas somos las mujeres. En el sector público es donde se dan los empleos en mejores condiciones, pero también es el que proporciona apoyo material y prestaciones para ocuparse de las tareas de cuidados (excedencias laborales, subsidios, casas-refugio para mujeres maltratadas, cuidado de niños gratuito, etc.) que consiguen rebajar un poco la opresión que se produce en los hogares. Los sectores públicos vaciados y degradados por las mismas autoridades que esgrimen sus credenciales feministas están devolviendo las responsabilidades del trabajo reproductivo al hogar, es decir, a las mujeres.

El mantra del feminismo liberal

Como explica Susan Watkins (New Left Review 109), el empoderamiento de las mujeres es, desde hace mucho tiempo, un mantra del establishment global que ha sido impulsado por poderosos intereses empresariales. La Fundación Ford, por ejemplo, estuvo invirtiendo a partir de la década de 1970 hasta 200 millones de dólares anuales en financiar organizaciones feministas cuyas acciones eran compatibles con el reforzamiento del modelo empresarial. De hecho, Este feminismo del 1%, en realidad, es el que ha dado forma a las políticas oficiales del feminismo mundial durante los últimos veinte años. Como por ejemplo la concesión de microcréditos a las mujeres más pobres en lugares como India, que sentó las bases de la financiarización del Sur Global y endeudó a cientos de miles de mujeres.

“¿Por qué son tan decepcionantes los resultados de tanto esfuerzo y tan sesgados los beneficios hacia la clase media-alta? Las limitaciones del proyecto feminista global están inscritas en parte en su modelo estratégico: “incorporar a las mujeres a la corriente principal” del orden existente, sobre todo a los estratos empresariales y profesionales”, dice Susan Watkins. Esta autora, además, señala que unas de las principales contradicciones de este feminismo es que las reglas antidiscriminatorias nunca se han aplicado a la propiedad, donde las cuotas de género son impensables.

Entonces, frente a los intereses del feminismo liberal nos toca decir: las cuotas en los consejos de administración no son las políticas que necesitamos. Política feminista es subir el salario mínimo, derogar las últimas reformas laborales, educación universal y gratuita de 0 a 3, más Estado del bienestar y, aunque haya debate, yo diría que la Renta Básica Universal porque las mujeres somos las más pobres y las más precarias. Estas –y muchas otras– son las medidas feministas que necesitamos, las que afectan a la mayoría de las mujeres y no al 1% y que además, están claramente confrontadas con los intereses de las del feminismo-Botín. Por más feministas que seamos, la sororidad tiene un claro límite de clase. No, en muchas cosas, no estamos en el mismo bando. Como dice Bell Hooks, la sororidad, es poderosa pero seremos hermanas en la lucha únicamente si nos enfrentamos juntas a las formas en las que también las mujeres –aprovechando las desigualdades de clase, de raza o de identidad sexual– dominan y explotan a otras mujeres.

https://ctxt.es/es/20181017/Firmas/22362/feminismo-ana-botin-cuotas-igualdad-discriminacion-techo-de-cristal.htm


DECLARACIÓN POLÍTICA DE MARCHAS ARAGÓN ANTE LAS MOVILIZACIONES DEL 24 Y 27 DE OCTUBRE.

18/10/2018

thumbnail_declaracionmarchas

Desde Marchas de la Dignidad en Aragón hacemos público este documento que consta de una breve declaración política como crítica a las movilizaciones que diversos partidos políticos, sindicatos y organizaciones del entorno electoralista plantean de cara a los próximos días 24 y 27 de octubre.

Adjuntamos un documento donde los organizadores presentan la propuesta de movilización y sus reivindicaciones para que se comprenda fácilmente la crítica. Anotar que entre esa amalgama de siglas se toman la libertad de incluir a Marchas de la Dignidad a nivel estatal, cuando en ningún momento hemos participado en esa propuesta de “gran movilización”,  posteriormente explicaremos el por qué.

Carta de presentación, documento y cartel de los organizadores 24 y 27 de Octubre

MADRID CARTA PRESENTACION 24 Y 27 OCTUBRE

Documento_si nos movemos

 

Con este documento buscamos dar a conocer nuestro posicionamiento ante esta propuesta (la cual vemos totalmente desacertada) y que sirva para generar una discusión en el seno de las organizaciones participantes sobre si este es el camino a seguir.

Varias organizaciones, partidos y sindicatos del ámbito electoralista han convocado amplias movilizaciones para los días 24 y 27 de octubre. Movilizaciones con unas consignas tan vacuas y tan carentes de significado y contenido político que cualquiera puede y ha podido apoyarlas. Movilizaciones que llaman al movimiento por el movimiento, pensadas más para ser usadas como arma electoral que como herramienta para conseguir un fin.

Las consignas propuestas por esta sopa de siglas son completamente abstractas e idealistas (como “una vida digna” o “vivir en armonía y respeto mutuo con la naturaleza”), cuando no irrealizables, pudiendo poner como ejemplo la utopía de la Renta Básica. No contemplan la elaboración de una estrategia, unos objetivos innegociables, ni una táctica para establecer cómo y con quién llevarlos a cabo. Es una movilización fruto del oportunismo y del seguidismo político a las “fuerzas del cambio”, que no han cambiado ni cambiarán nada.

Estas movilizaciones no se plantean un mínimo análisis materialista de la situación actual ni cómo hemos llegado hasta aquí. Aceptan al Estado español y sistema capitalista sin cuestionarlos tan siquiera. No hablan de la monarquía impuesta por la dictadura fascista que además trafica armas con regímenes asesinos. No hablan del tratado imperialista-terrorista de la OTAN. No hablan de la pertenencia a la UE, la cual desindustrializó nuestra economía para condenarnos a ser un país de turismo y paro. No hablan de la derogación del artículo 135. No hablan del pago de la deuda que hace irrealizables la mayoría de sus propuestas. Ni si quiera centran sus reivindicaciones en demandas tan básicas y actuales como el no al Pacto de Toledo, pensiones mínimas de 1084 euros y estén garantizadas por los Presupuestos Generales del Estado. No hablan de los presos políticos en el Estado español ni de la necesidad de su amnistía total.

También se niegan a hacer cualquier mención a la clase obrera y sectores populares o sus intereses en sus reivindicaciones. Hablan de ecologismo sin plantear siquiera que la causante del desastre ecológico en ciernes es la insaciable sed de recursos del capital monopolista. Hablan de “recuperar derechos perdidos por el austericidio” sin pararse a reflexionar sobre el papel del Estado español en el reparto del trabajo a nivel mundial, o en el estado de crisis sistemática global que hará imposible dicha recuperación sin profundos cambios en el sistema de producción. En definitiva, sólo tratan aspectos superficiales o erróneos, sin enfrentarse nunca a la raíz de los problemas, lo que al final sucumbirá en otra traición más a las clases populares.

Todo este despliegue de oportunismo no es casual. Se acercan las elecciones y algunos partidos políticos se están dando prisa para agitar las callesque en su día vaciaron. Bajan en las encuestas y necesitan movilizaciones como medio de control social y desmovilizador, para defender su sillón. Aunque en realidad sólo aspiren a gobernar con el PSOE, dentro del Estado al que obedecen, para simplemente realizar leves modificaciones en los alternantes gobiernos que jamás transformarán el régimen. Se gesta un pacto social con el PSOE del terrorismo de Estado de los GAL, de la traición a los trabajadores de este país mediante la desindustrialización y del que nos metió en la OTAN. Movilizaciones para respaldar estos “recambios”.

Es cierto que podríamos coincidir con estas movilizaciones en algunas de sus reivindicaciones, pero carecen de una estrategia que atienda a una línea política clara, que atienda a la raíz del problema, rasgando este de forma superficial sin pretender realizar una transformación del régimen. Sin embargo, no vamos a renunciar a nuestros principios y dejarnos usar de forma electoralista por organizaciones que están más preocupadas por su puesto en el parlamento que por un cambio real en el sistema y la sociedad. Reiteramos que en su cartel de presentación mencionan como participante a Marchas del Dignidad Estatal, la cual se pronuncia en contra del uso de su nombre en dicha convocatoria.

Estas movilizaciones no podrán traer nada más que decepciones para sus participantes por la falta de contenido político en sus consignas, la falta de análisis en su planteamiento y su carácter electoralista. Nos parece una falta de respeto a todas aquellas personas que viven los desahucios, el hambre, la sobreexplotación, el paro, detenciones, multas y años de prisión. Tenemos que revertir esta situación, y eso solo depende de nosotros y nosotras. No queda otra alternativa que luchar de manera organizada y al margen de estos partidos que solo nos llevan por el camino de la conciliación con nuestros enemigos.

Desde Marchas de la Dignidad en Aragón entendemos que no basta con criticar aquello que no nos gusta, sino que debemos ofrecer una alternativa, un programa y un plan de trabajo que ayude a recuperar los derechos y libertades que nos han arrebatado, trabajando con otros sectores en lucha y planteándoles nuestras propuestas para tejer redes de solidaridad y agrupar fuerzas. Por ello trabajamos con estos puntos y por el siguiente programa de unidad popular:

  1. Pan, Techo, Trabajo y dignidad.
  2. Defensa de los servicios públicos. Educación, sanidad, viviendas y pensiones a cargo del Estado. Derogaciones del Art. 135, Pacto de Toledo y ley 15/97.
  3. No al pago de la deuda. Nacionalización de la banca y las grandes empresas.
  4. Amnistía total para las presas y presos políticos. Derogación de todas las leyes represivas y disolución de la Audiencia Nacional.
  5. Derecho de autodeterminación para las naciones oprimidas por el Estado español.
  6. Libertades políticas y sindicales plenas.
  7. Derecho a un trabajo y salario digno y bien remunerado. Derogación de todas las reformas laborales.
  8. Salida de la UE y de la OTAN.
  9. Derogación de la monarquía. Por la República Popular.

Marchas de la Dignidad en Aragón

@aragon22m

Dos premios fin de grado de la Universidad de Oviedo se niegan a asistir al encuentro con los Reyes

18/10/2018

 

ovi   Diego Fernández y Juan Martínez, premios fin de grado de Pedagogía y Psicología respectivamente, no acudirán a la recepción con los Reyes prevista para el viernes con motivo de celebración de lospremios “Princesa de Asturias”. Los estudiantes rechazan la invitación de la Casa Real y la Fundación Princesa de Asturias porque “no le debemos nada a la Monarquía”. Ambos vivirán la gala del viernes desde el exterior del teatro Campoamor, en la plaza de la Escandalera, donde se congregarán varios colectivos contrarios a la Monarquía.

“Consideramos que el evento de los Premios Princesa es usado todos los años para hacer un lavado de cara a una institución como la Monarquía que cada vez representa a menos personas, sobre todo a las generaciones más jóvenes”, explican en un comunicado. Aunque muestran su respeto a todos los premiados, no quieren hacerse la foto con los Reyes. “Nos negamos a entrar en un juego en el que se nos usaría como floreros de una institución a la que, lejos de rendirle honores, saludos o vasallaje, no debemos nada”, explican.

Otro motivo por el que no acudirán es porque no se creen superiores a sus compañeros por el hecho de tener cualificaciones más elevadas y, por tanto, no quieren mayor protagonismo que el resto. “Los miles de millones que los miembros del Patronato de la Fundación evaden en impuestos o los miembros de la Monarquía que roban, podrían bien ser invertidos en conseguir una universidad realmente pública y gratuita donde nadie quedara fuera por no poder pagarla”, alegan.

En su comunicado, también hacen referencia a invertir más esfuerzos para fomentar una “educación sexual con perspectiva de género que erradicara el problema social de las violencias machistas, las cuales desgraciadamente sufrimos incluso de nuestros propios profesores de universidad, como el caso del infame profesor de Psicología condenado por comentarios y actitudes sexistas“.

https://www.lne.es/sociedad/2018/10/16/premios-grado-universidad-oviedo-niegan/2364590.html


El golpista Tejero participa en un acto de la Guardia Civil en Málaga

17/10/2018

foto-familia-los-procesados-por-golpe-del-23-f-jesus-munecas-aparece-tercero-por-izquierda-fila-superior-antonio-tejero-primero-los-sentados-por-derecha-1386242972680

El golpista del 23-F Antonio Tejero participó en los actos del 12 de octubre que celebró la Guardia Civil en Rincón de la Victoria (Málaga). Según la denuncia de IU en este municipio madrileño, el ex teniente coronel del instituto armado acudió a la misa en honor a la patrona del cuerpo, que ofició en La Cala del Moral su hijo Ramón Tejero, que es el cura de esa parroquia. Tras el acto religioso, tuvo lugar la entrega de condecoraciones, menciones y reconocimientos, dentro del programa oficial de actos.

IU ha indicado que Tejero compartió bancada con Antonio Fernández, primer teniente de alcalde del PP, y ha precisado que acudieron al acto otros concejales de esta formación, del Partido Andalucista, Ciudadanos y del PSOE, “a quienes parece que no les incomodó la presencia de Tejero.

“No entendemos cómo la Guardia Civil o la Policía se pueden rodear de golpistas o de torturadores; esto es inadmisible en una democracia”, insiste IU.

Además, la diputada por Málaga de Unidos Podemos Eva García Sempere ha presentado una pregunta en el Congreso de los Diputados para conocer si el militar que dio el golpe de Estado el 23 de febrero de 1981 fue invitado oficialmente.

El hijo se responsabiliza

Ramón Tejero, sacerdote, ha afirmado que fue él quien invitó a su padre a los actos del 12 de octubre.

En su perfil en la red social Twitter, Ramón Tejero ha asegurado que a su padre lo invitó él “y seguiré invitándole toda la vida”.

https://www.elperiodico.com/es/politica/20181016/golpista-tejero-acto-oficial-guardia-civil-7090902