La doble revolución de las mujeres republicanas

17/05/2019

1557501221_887968_1557507386_noticia_normal_recorte1

Hubo un día en que los bailes eran canteras de sindicalistas y la historia obligaba a crecer más deprisa. Entonces la revolución estaba en la boca de todos y Josefina Carpena-Amada (Barcelona, 1919 – Marsella, 2005), mejor conocida como Pepita Carpena, tenía claro que se entregaría a ella. Obrera en una fábrica textil desde los 12 años, se inició a la política de la mano de la CNT y se unió al movimiento Mujeres Libres en la época más turbulenta de la España contemporánea. Vivió el golpe de Estado, la barbarie del mayo de 1937, la Guerra Civil, la dictadura y el exilio. Siempre luchó. Lo hizo al lado de otras muchas mujeres casi invisibles para los anales, pero que lograron estrepitosos avances en igualdad peleando tanto dentro como fuera de casa. “Para ellas fue normal ir al frente, disparar balas, crear un grupo de más de 20.000 mujeres, luchar contra sus padres, la homofobia y el machismo”, resume Isabella Lorusso, que ha publicado en España el libro Mujeres en Lucha (Altamarea), 11 entrevistas realizadas a lo largo de 15 años a activistas españolas, mujeres feministas que vivieron la Guerra Civil y sus duras consecuencias en sus propias carnes.

Lorusso (Apulia, Italia, 52 años) recorrió kilómetros para dar con mujeres como Pepita Carpena, Teresa Rebull o Blanca Navarro y escribir el libro que le hubiera gustado encontrar cuando llegó a Barcelona en los años noventa. Entonces era una estudiante universitaria involucrada en el movimiento feminista y se apasionó por el POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) y los movimientos izquierdistas de ese período. Rascó en la historia para encontrar a las mujeres republicanas que habían luchado con uñas y dientes durante el conflicto y de las que se perdió la memoria. Mujeres anarquistas, milicianas, marxistas o comunistas, de distintas ideologías pero con el mismo denominador común: hacer escuchar su voz. “No encontré el libro, encontré a la gente real”, resume Lorusso en Madrid, donde ha presentado su obra.

Porque si la historia olvida a los perdedores, aún peor es la suerte de aquellos que son apartados dentro del mismo bando derrotado. Carpena admite en su entrevista con la autora, en 1997, que existían actitudes machistas dentro del movimiento, pese a que la Segunda República representó una de las máximas expresiones de igualdad de género de la época —reconoció el voto femenino y despenalizó el aborto, entre otras cosas—. Confiesa que lo más duro fue enfrentarse a sus propios compañeros, que tampoco entendían del todo —y llegaron a confundirlo con el libertinaje— el papel del grupo Mujeres Libres, nacido en el seno del anarcosindicalismo para lograr la liberación de las mujeres y la igualdad, y que llegó a tener más afiliados que el Partido Comunista en su momento más álgido.

“Ponían a los hombres ante una contradicción cotidiana, porque ellos mismos hablaban de cómo cambiar el mundo y luego volvían a casa y el mundo que hubieran podido cambiar no lo cambiaban”, analiza la autora. Fue así que el choque entre guerra y revolución asumió otra dimensión, más oculta, que trascendía la lucha de clase y de la cual las mujeres fueron protagonistas involuntarias. “Como los estalinistas pensaban que antes había que ganar la guerra y después hacer la revolución, muchos hombres creían que si ganaban la revolución las mujeres automáticamente se liberarían, pero no era así. Fue también una revolución en casa”, continúa. “Había una discriminación dentro del mismo grupo y había que hacer la revolución al mismo tiempo”.

Esta discriminación acabó sin embargo por ser interiorizada por muchas de las mujeres militantes e hizo que Lorusso se enfrentara a un doble obstáculo: a las dificultades técnicas se sumó el hecho de que ellas mismas se restaban importancia. Teresa Carbó (Begur, 1908 – Le Soler, 2010), la última persona en ver con vida al dirigente del POUM Andreu Nin, es ejemplo de ello. Inicialmente rechazó la entrevista alegando que no tenía nada que contar. Lorusso la encontró en 2010, poco antes de que falleciera, en una residencia de mayores en Francia. Tenía 102 años, la mayoría de ellos pasados en el exilio.

Ni Carbó ni Carpena se definían feministas. Suceso Portales (Zahínos, 1904 – Sevilla, 1999), quien fue vicesecretaria de Mujeres Libres, explicaba que entonces eran las mujeres de clase media, sufragistas, quienes se apropiaron del término, y que en el movimiento anarcosindicalista preferían definirse femeninas. “A nosotras nos interesaban las mujeres que luchaban dentro y fuera de las paredes domésticas”, dijo a la autora durante la entrevista. “Los compañeros no nos dieron elección y nosotras decidimos cambiar nuestras vidas antes de cambiar el mundo”. Para Lorusso, solo se trata de un tecnicismo: “Yo me defino feminista y considero que ellas eran mucho más feministas que yo”.

Ellas, mujeres ocultas en historias ocultas, lucharon con la escopeta al hombro, se organizaron, exigieron más derechos, estuvieron en la cárcel, ayudaron a sus compañeros y los vieron morir, abandonaron sus tierras y cruzaron la frontera cargando a sus hijos. “La libertad es para todos o no es”, señalaba a la autora Concha Pérez (Barcelona, 1915 – 2014), una de las pocas mujeres que combatieron en el frente durante la Guerra Civil.

De las mujeres que aparecen en el libro solo queda viva una, María Teresa Carbonell (Barcelona, 1926), antigua militante del POUM y presidenta de la Fundació Andreu Nin de Barcelona. Pero permanecen su legado y su lucha. Lorusso admite que no solo encontró barreras para reconstruir la memoria histórica de las entrevistadas, tampoco fue fácil hacer llegar su obra al gran público. “Hay que valorizarlas”, reflexiona. “Yo solo las entrevisté y escribí el libro que hubiera querido encontrar, un libro sobre el coraje del que nadie ha hablado”.

https://elpais.com/cultura/2019/05/10/actualidad/1557501221_887968.html

 

Anuncios

COMITÉ PRO-CONSULTA DE SEGOVIA. ASAMBLEA ABIERTA

15/05/2019

D6hX3OsXkAE--TU

Asamblea abierta a particulares y colectivos para la preparación de la consulta popular República/Monarquía el próximo octubre en Segovia. Jueves 16 de mayo. 20h. Centro Cívicio El Carmen/LaAlbuera. C/ Pintor Herrera nº2. Segovia.

 


APAGA LA TELEVISIÓN EL SÁBADO 18 DE MAYO

13/05/2019

IMG-20190512-WA0003


CAMPAÑA CONTRA LAS CASAS DE APUESTAS: “SE ACABO EL JUEGO: FUERA LAS CASAS DE APUESTAS DE NUESTROS BARRIOS”

10/05/2019

JUEGO1

Ayer desde el Comité Pro-Consulta de Segovia llevamos a cabo el reparto de octavillas y la pegada de carteles en los alrededores y zonas aledañas a los centro de juego, mostrando con esta acción nuestra más rotunda oposición a este tipo de negocio, verdadera lacra de nuestra sociedad, la cual está tiendo una incidencia verdaderamente negativa en la juventud donde ya se están empezando a sentir los efectos de la ludopatía, con los consiguientes problemas que ello conlleva en su entorno familiar. Desde el Comité, seguiremos trabajando para concienciar a la sociedad de la verdadera cara de esta plaga que está invadiendo nuestros pueblos y ciudades. Consideramos que ante este tipo de lacras que atacan con especial virulencia a los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad no cabe las medias tintas, ni los paños calientes, hay que combatirles con total claridad y rotundidad, pues no es algo inocuo, ni baladí, como intentan mostrarnos los medios de comunicación a diario, con un bombardeo constante de publicidad. Por todo ello seguiremos trabajando para concienciar y difundir un mensaje claro y firme de rechazo a las casas de apuestas y todo lo que ello conlleva.

JUEGO2

Comité Pro-Consulta de Segovia.


EN FEMENINO RURAL: I Jornadas por la Igualdad, Cabañas de Polendos y Mata del Quintanar. 10, 11 y 12 de Mayo.

10/05/2019

En Femenino Rural - Cartel

Este fin de semana se celebran las I Jornadas por la Igualdad EN FEMENINO RURAL, en Cabañas de Polendos y Mata del Quintanar.

Organizadas por Elena Cuesta – Taller LUUME, con el soporte del Pacto de Estado Contra la Violencia de Género y del Ayuntamiento de Cabañas de Polendos y Mata del Quintanar.

Colaboran Asociación El Zarzal, Biblioteca Ana Díaz, Asociación Segovia Sur, y Oficina de Turismo de Cabañas de Polendos y Mata del Quintanar.

En Femenino Rural - Programación


SE ACABO EL JUEGO. FUERA LAS CASAS DE APUESTAS DE NUESTROS BARRIOS

08/05/2019

CASAS APUESTAS SEGOVIA

El  jueves 9 de mayo a partir de las 19h, partiendo desde la Plaza del Cristo del Mercado, miembros del Comité Pro-Consulta de Segovia haremos un recorrido por los principales salones de apuestas de nuestra capital, con la intención de denunciar los destrozos personales, familiares y sociales que esta actividad está ya provocando en barrios de toda España.

Repartiremos una serie de octavillas y carteles en los entornos de estos salones de juego, así como en los institutos y las universidades de nuestra capital, porque, precisamente, es la población joven la que más sufre esta lacra y a la que van dirigidas, fundamentalmente, las campañas publicitarias de este tipo de productos a través de los medios de comunicación.

Este acto del Comité se enmarca dentro de las actividades previas a la consulta popular sobre Monarquía/República que realizaremos en nuestra ciudad el próximo otoño.

Segovia 8 de mayo de 2.019

Comité Pro Consulta de Segovia.

comiteconsultasg@gmail.com


EL MULTIMILLONARIO RETRATO DE FELIPE VI Y “LAS CUENTAS DEL GRAN CAPITÁN”

07/05/2019

9322_cuadro

El Congreso de los Diputados español está de enhorabuena. Este lunes, 6 de abril, el hemiciclo inaugura un nuevo cuadro de Felipe VI,que sustituirá al que ocupaba su padre Juan Carlos I de Borbon  que,  por si acaso las moscas,  será desplazado a uno de los laterales  del  denominado Salón de Ministros, ubicado dentro del recinto del mismo Congreso.

De acuerdo con la información que proporciona la agencia oficialEFE, a la hora de adquirir esta nueva “joya pictórica”, previa consulta con el Palacio de la Zarzuela, se barajaron tres nombres de artistas para la realización de la obra. Después de sesudas cavilaciones, los padres de la patria  terminaron  decantándose por designar, como no podía ser de otra manera, a un retratista cuyo nombre es nada más y nada menos que Hernán Cortés. Nuestros representantes debieron pensar que con tan significativa elección lograrían, además, que todo quedara en casa.

El proceso que precedió  a la elección del artista no está exento de un abracadabrante anecdotario. La decisión fue acordada por la mayoría del Congreso el pasado mes de junio, con el voto en contra de Unidos Podemos. Pero no me sean mal pensados. Podemos ya dejó muy atrás sus estridencias antimonárquicas. Aquellas truculencias antibórbonicas  fueron solo un leve sarampión propio de la adolescencia. Ahora ya son políticos maduros  que comprenden que la Monarquía en España juega un papel estabilizador y que como tal merece “nuestro” respeto.  La formación de Pablo Iglesias no se opuso ni mucho menos, a que el cuadro regio del flamante Felipe VI presidiera la democrática  institución, sino tan sólo  a que un cuadro de empaque fuera utilizado para realzar la figura del monarca. Opinaban nuestros  socialdemócratas radicales que podría bastar con una fotografía realizada por la afamada fotógrafa Cristina García Rodero para consagrar digna e históricamente la imagen del todavia joven Borbón. Se trataba tan solo de abaratar un poco y de no escandalizar al populacho.  Pero no lo vieron así el resto de sus señorías, cuyo pedigree monárquico está solidamente avalado por nada menos que por cuatro largas décadas de lealtad indeclinable a la Corona.

Una vez elegido Hernán Cortés   para que fuera él el que cerrara  la faena pictórica, el artista contestó enviando al Congreso el presupuesto  del costo del preciado lienzo. Pero … ¡cáspita! con Hernán Cortés.  La obra iba a resultar mucho más cara que lo que la Corona de Castillatuvo que pagarle  al otro Hernán Cortés para que  ahogara en sangre y fuego a los ariscos rebeldes mexicanos.

Después de  no pocos tiras y aflojas, según informa la agencia EFE, elHernán Cortés retratista se avino a conformarse  nada menos que con la friolera de 88.000 €, es decir, casi quince millones de las antiguas pesetas  por el lienzo real.

Y es que sus señorías no han aprendido nada del pasado.  LosHernán Cortés de la Historia siempre nos han resultado fatalmente onerosos. Y se comprende. Las facturas que  cobraron no las pagaron ni la Corona de Castilla  ni tampoco la de los actuales Borbones, sino la masa plebeya a la que ni siquiera le dieron en su día la oportunidad de elegir ni a la una, ni a la otra.

http://canarias-semanal.org/art/25165/el-multimillonario-retrato-de-felipe-vi-y-las-cuentas-del-gran-capitan