España no es país para jóvenes.

31/08/2021

La población joven española no consigue salir de la casa de sus padres. Sólo un 21% de los menores de 30 años ha encontrado la forma de emanciparse. La mayoría de los que sí lo han conseguido no han podido hacerlo solos. Únicamente un 16% de los emancipados en esta franja de edad han podido irse sin necesidad de contar con un compañero o compañera.

A todo ello hay que sumar un mercado laboral desregulado, gracias a las reformas laborales del PSOE y PP, que solo miran complacer a las empresas. Como consecuencia de todo ello la mitad de las personas menores de 25 años está en paro. Y los menores de 30 que han tenido la suerte de encontrar trabajo tienen que lidiar con contratos temporales, de los cuales un 44,9% duran menos de un año.

Se habla la mayoría de las veces de pobreza y exclusión social ligada al colectivo de los mayores de 65 años año o aquellos que han sido expulsados del mercado laboral a una edad temprana. También se hace hincapié en la pobreza infantil. Sin embargo, en pocas ocasiones los medios ponen su atención a, la juventud española que es el colectivo que más riesgo de pobreza tiene en la actualidad“. El 64% de la población juvenil no trabaja. Y el 60% de los que sí lo hace no llegan a cobrar los 1.000 euros al mes.

Todas estas dificultades se acrecientan con un mercado laboral, orientado a empleos de baja cualificación y una paupérrima inversión por parte de las Administraciones Públicas en políticas de I+D. Para ello es necesaria la derogación tanto de las reformas laborales del PSOE y PP y una política activa por parte del Estado que genere empleos de calidad y faciliten la inserción de la juventud en un mercado laboral de calidad.

Por todo ello sin un cambio de modelo productivo y político será difícil revertir el negro panorama de nuestra juventud.


Negacionismo, infopandemia y covid19. José María Manzano Callejo

26/08/2021
2

La negación como mecanismo psicológico de defensa inconsciente fue descubierto por Sigmund Freud. Los mecanismos de defensa son estrategias de nuestro psiquismo para mantener el equilibro del mismo frente a la angustia que provocan determinados conflictos intrapsíquicos y también de la realidad, que podrían afectar peligrosamente a nuestro YO.

El mecanismo de negación es un mecanismo de defensa que consiste en enfrentarse a los conflictos, negando su existencia. Se rechazan aquellos aspectos de la realidad que se consideran desagradables o intolerables, intentando controlar la angustia que provoca esa situación, negándose a reconocer algunos aspectos dolorosos, y que son evidentes para los demás. Se le considera uno de los mecanismos de defensa menos eficientes. Este mecanismo de defensa es el que subyace como explicación al fenómeno del negacionismo en el Covid19.

Por tanto, el negacionismo de la Covid19 es la creencia que esta enfermedad infecciosa y la pandemia que ha provocado desde 2019 no son reales, o al menos no es tan grave como refieren las autoridades sanitarias.

Los negacionistas siguen erre que erre con la negación del virus y de la enfermedad y se proclaman en “voceros” en contra de la única, hasta ahora arma contra la pandemia, la vacunación.

Así, por ejemplo, medios de comunicación como Discovery Salud, que incluso se venden en algunas clínicas, y otros medios de comunicación similares digitales, tienen un largo historial de negación de enfermedades desde el sida hasta el cáncer. Políticos como Bolsonaro o Macri, hablaron en su momento de una “pequeña gripe”. Movimientos organizados negacionistas del Covid19, como el de Esteban Caval, que difunde como hay médicos, biólogos y otros científicos que intentan demostrar que la pandemia es una estafa global para vender vacunas peligrosas que pueden modificar nuestro ADN que llevaran a consecuencias desconocidas. Recientes divulgaciones escandalosas como las de Josep Palmés, agricultor divulgador de teorías pseudocientíficas junto con Miguel Bosé en la localidad leridana de Balaguer, que han tenido gran difusión mediática, abonan este peligroso movimiento contra la salud pública.

Poco después del primer brote de esta enfermedad surgieron las teorías de conspiración y desinformación con respecto al origen, prevención y tratamiento de dicha pandemia. Todas estas acciones naturalmente se propagaron como la pólvora por todas las redes sociales, así como por medios estatales en algunos países.

En 2015, la revista Nature Medicine publicó un estudio de un grupo internacional de investigadores, incluido Shi Zhengli, que en 2019 identificó el virus SARS-Cov-2 en Wuhan, sobre la creación de un posible virus patógeno para humanos. Esta publicación en 2019 generó numerosas especulaciones sobre que el virus SARS-CoV-2 podía ser una variante de dicho virus creado por humanos.

En 2020 la citada revista Nature Medicine publicó un artículo en contra de la teoría de la conspiración de que el virus se creó artificialmente en un laboratorio. Los datos genéticos demostraban de forma irrefutable que el virus no se deriva de una plantilla de virus utilizada anteriormente, demostrándose que la estructura molecular general del virus no deriva de una plantilla utilizada anteriormente, la estructura molecular de este coronavirus era distinta de los coronavirus existentes y sí muy parecidos a la de los virus de los murciélagos.

Otro dato de sumo interés es la publicación en febrero de 2020 del Financial Times en la que el mayor experto en este virus Trevor Bedford refería que no había evidencia de manipulación por ingeniería genética, ya que las mutaciones de este virus del Covid19 son completamente compatibles con la evolución natural del  mismo y este autor defiende la teoría basada en el análisis genético, de que el virus fue trasmitido por un murciélago a un mamífero entre 20 y 70 años antes, animal intermediario no identificado aún, quien lo pasó al primer huésped humano en la ciudad de Wuhan. Pues bien, a pesar de informaciones científicas como estas, se siguen escuchando voces a favor de la teoría conspiranoica.

En abril de 2021, la Real academia Española de la Lengua aceptó el término “covidiota”, tomado del anglicismo “covidiot”, término surgido en las redes sociales de internet, para referirse de forma peyorativa, a personas que niegan la existencia del virus, o también para quienes no cumplen con las normas establecidas por las autoridades sociales para hacer frente a la pandemia.

https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/negacionismo-infopandemia-covid19-psicologia-vacunas/20210818131907190408.html


Talibania, antes Afganistán, y un poeta en la memoria. Domingo Sanz

24/08/2021

Activos como siempre, los catalanes que luchan desde abajo por el derecho a decidir se organizan en grupos varios a través de las redes sociales. Me consta que algunos han compartido este 18 de agosto una foto y un texto en recuerdo de un poeta.

La imagen, inolvidable, es esa en la que él nos está mirando intenso y joven como no pudo dejar de serlo, inteligente como lo hubiera sido siempre, con los dedos de la mano como si recitaran uno de sus versos y el pelo brillante, rebelde y negro.

“Avui fa 85 anys de l’assassinat de Federico García Lorca.

IN MEMORIAM

Voces de muerte sonaron
cerca del Guadalquivir.
Voces antiguas que cercan
voz de clavel varonil.”

Es el texto que han elegido para acompañar la imagen del poeta granadino.

No habría comenzado en Catalunya y Granada un artículo sobre Afganistán si este miércoles Rafael Torres no hubiera elegido el recuerdo de nuestro drama para abrir su columna, en esta ocasión titulada “Kabul, en capilla”.

“Los mensajes tranquilizadores de los talibanes en su entrada en Kabul recuerdan los de Franco instando a los republicanos a rendirse o al retorno a España. Pese a que la barbarie franquista, como la talibán, precedía a su victoria militar, muchos quisieron creer el mensaje, y lo pagaron con la vida, con el trabajo esclavo, o con años de prisión.”

¿Correrán las afganas y los afganos no talibanes la misma suerte que corrieron las españolas y los españoles no franquistas? ¿Se prolongará también en aquel país, durante décadas, una dictadura? ¿Tendrán que esperar a que una muerte natural sea la circunstancia que les permita iniciar un periodo de corrupción democratizada, con urnas y monarquía incluidas?

(Afganistán consiguió la independencia en 1919 y fue monarquía hasta 1973).

¿Habrá políticos afganos en la oposición de aquel parlamento, dentro de 80 años, acusando a un posible gobierno no talibán de ser el peor de los últimos 80 años?

Es imposible responder hoy a unas preguntas cuyas duras respuestas, las que sí conocemos, siguen marcando la realidad de España. Por lo demás, la frase que la prensa ha elegido, para resumir, de entre las pronunciadas por Joe Biden intentando justificar la evacuación de sus tropas tampoco ayuda a imaginar el futuro de aquel país. “Estados Unidos no podía seguir en una guerra que los afganos no están dispuestos a librar”, ha dicho.

Si hacemos caso al presidente Biden coincidiremos en lo muy distintos que, comparados con los afganos de hoy, eran aquellos españoles de 1936 que, sin ayuda militar de ninguna democracia, resistieron casi tres años contra unos franquistas que sí recibieron, de los nazis y fascistas, toda la que necesitaron para matar y matar hasta conseguir la victoria.

En cambio, qué paradoja, si seguimos haciendo caso al mismo presidente encontraremos más parecidos que diferencias entre los Estados Unidos de hoy abandonando a los afganos que no quieren defenderse de sus talibanes, y los países democráticos post crack del 29 que, además de no mover un dedo para evitar que un golpe de Estado triunfara en Europa, tampoco vieron que se trataba del ensayo con fuego real de la Segunda Guerra Mundial.

Defienden algunos, y cabría, que la retirada USA corresponde en realidad a un pacto oculto entre las grandes potencias, una vez que han decidido creerse, o ponerse de acuerdo para decir que se han creído, ciertas promesas de los talibanes.

Por ejemplo, no deja de sorprender que, tras tantos años de guerra, no se haya llegado a la clásica solución de dividir el país en dos partes mediante un acuerdo que tendría que ser respetado y que garantizaría la vida y el futuro de la población que no quisiera someterse a los talibanes. ¿Es tan fuerte entre los afganos el sentimiento de unidad de la patria que antes muertos que divididos? Ni que aquello fuera…, mejor me callo.

Nos dejaríamos de comparaciones, siempre tan odiosas, si no fuera porque, además, la actualidad afgana ha traído a la memoria de algunos lo que dijo Bill Clinton, otro ex presidente USA, cuando en octubre de 2001 visitó Barcelona: “El futuro será catalán o talibán” afirmó, y lo traía escrito. No fue una respuesta improvisada ante la pregunta de un periodista.

Ahora que el presente de un país ya es talibán, ¿no debería Clinton regresar a Barcelona para explicar aquella afirmación tan críptica?

¿No debería, incluso, don Bill, ofrecerse a mediar en un conflicto político que ha llevado a tantos franquistas a romper las costuras de ese disfraz de demócratas con el que nunca han estado cómodos del todo?

Sería conveniente que lo hiciera, incluso a sabiendas de que el españolismo, herido en su orgullo, le dirá que no. Como haría cualquier talibán.

Cuanta vida y cuanta poesía nos robó el franquismo. Tantas guerras, tanta ONU y tanta democracia después, no debería ocurrir lo mismo en Talibania.

https://www.infolibre.es/noticias/club_infolibre/librepensadores/2021/08/20/talibania_antes_afganistan_poeta_memoria_123703_1043.html


Luz o pan, alarma constitucional. Domingo Sanz

19/08/2021

Ayer tuvimos pan, hoy solo podemos luz, se dijeron entre ellos, un día más, los dos.

Una realidad alarmante, quizás para millones.

Quizás por situaciones como esa, el 12 de agosto le preguntaron a Teresa Ribera en la SER y, como estoy harto de que la Constitución sirva de muletilla, un día en boca de la oposición y otro en la del gobierno, decidí buscar luz, o algo parecido, entre los 169 artículos de esa ley.

Pero antes llegó el día siguiente, y la prensa de papel estaba llena de noticias sobre lo mismo, incluidas referencias a la entrevista de Ribera, aunque no he leído ninguna que se hiciera eco de la mención constitucional.

Leí en una portada a las asociaciones empresariales afirmando que “el elevado precio de la luz pondrá en aprietos a muchas empresas” y en la editorial que “España tiene los precios más elevados de la factura eléctrica de toda la UE”, dato al que es obligado añadir que en PIB per cápita ocupamos el puesto 14 de los 27 de la UE, algo gravísimo teniendo en cuenta lo de nuestra luz, pero además dramático, pues también somos el tercer país más desigual.

También decían que “la UE ha tenido que recordar al Gobierno español que sí dispone de mecanismos legales que pueden atemperar esos precios”. Y que lo de la rebaja temporal del IVA no ha sido suficiente.

En páginas interiores titulaba que “el Gobierno abre la puerta a una empresa pública para gestionar la hidroeléctricas” pero El Diario, de Escolar, advierte que “Casado se burla del plan del Gobierno para crear una eléctrica pública obviando que la mayoría de países la tienen”.

Por si usted quiere vender el coche eléctrico que ha comprado, pues ya sabe que no tendrá dinero para recargarlo, leí en otra página que “el precio de la gasolina vuelve a subir en su mes de agosto más caro desde 2013”.

Los de las páginas de sucesos no iban a ser menos, y G. Esteban informaba de un “detenido por amenazar a su compañero de piso por el consumo de luz” tras una discusión por dejar la luz encendida. ¿Le suena? Pues peligro.

Y, por fin, los humoristas. “Tueldús”, en la última página, dibujó a uno encendiendo un ventilador y, detrás de él otro le pregunta: “Cuando enchufas algo, ¿te dan energía o te la quitan?”. Elija usted la respuesta que menos gracia le haga.

En el de “PEPE” aparece el clásico prepotente marca de la casa, ocupando tres cuartas partes de la viñeta, mientras le dice al también habitual pequeño y asustado que “El problema es que los pobres queréis tener aire acondicionado por encima de vuestras posibilidades”.

Pido la cuenta y le pregunto al dueño del bar y del periódico leído y aquí contado, el Última Hora de Mallorca. Me dice que pagaban 1.400 y ahora son 2.200 € lo que les cuesta cada mes el recibo de la luz.

De regreso a casa me pongo a revisar los 169 artículos de la Constitución. No me puedo quitar a Ribera de la cabeza.

No encuentro la palabra “luz” porque, como el aire que respiramos, supongo que dieron por descontada. En cambio, los artículos 38, 47 y 51 sí que hablan de la planificación económica del gobierno en el marco de la economía de mercado, del derecho a disfrutar de una vivienda digna en la que las del sol, la luna y las estrellas no serían las únicas luces disponibles, y de la obligación del gobierno de regular el comercio interior.

Es evidente que esos artículos no se cumplen en los términos previstos en la Constitución, por lo que el Gobierno tiene trabajo por delante para mejorar mucho en lo que se refiere al “comercio” de la luz artificial.

No obstante, conviene recordarles, a la ministra y al Gobierno, que también hay otros artículos en la Constitución, tan en vano mencionada.

Por ejemplo, el artículo 76 dice que “el Congreso y el Senado podrán nombrar comisiones de investigación sobre cualquier asunto de interés público”. Resulta que en enero de 2017 UP exigió la creación de una comisión de investigación sobre el precio de la luz, que subía, pero ahora, que sube mucho más, el Gobierno en el que la misma UP tiene ministros se niega a crear una comisión sobre el mismo problema. Parece una actitud muy poco inteligente pues, aunque quien la pida ahora sea el mismo PP que la negó en 2017, esa comisión parlamentaria siempre investigaría a las grandes eléctricas. Y resulta mucho más difícil de aceptar por su electorado si quien impide esa investigación es un gobierno de coalición progresista.

Y también podría el Gobierno aplicar un 116 que, como únicamente suspendería, temporalmente, la libertad de los dueños de las grandes eléctricas para poner unos precios que obligan a millones a elegir entre luz y pan, no es probable que, dentro de un año, aparezca un Tribunal Constitucional con el mandato caducado diciéndole al Gobierno y al Congreso que mejor hubieran declarado es el Estado de Excepción. Pero si tienen miedo a esos jueces, que apliquen directamente el 55.

¿No le parece, señor Sánchez, que esta pandemia de abuso de posición dominante se merece, al menos, una respuesta urgente y a la misma misma altura que contra cualquier otro virus?

No he leído que la Constitución se lo prohíba.


Badajoz 15 de agosto de 1936, una de las mayores atrocidades cometidas por los franquistas durante la Guerra Civil.

12/08/2021

Extracto del famoso artículo de Jay Allen sobre los sucesos de Badajoz:

«Slaughter of 4,000 at Badajoz, City of horrors»

“Esta es la historia más dolorosa que me ha tocado escribir. La escribo a las cuatro de la madrugada, enfermo de cuerpo y alma, en el hediondo patio de la Pensión Central, en una de las tortuosas calles blancas de esta empinada ciudad fortificada. Nunca más encontraré la Pensión Central y nunca querré hacerlo. Vengo de Badajoz, a algunas millas de aquí, en España. Subí a la azotea para mirar atrás. Vi fuego. Están quemando cuerpos. Cuatro mil hombres y mujeres han muerto en Badajoz desde que la legión y los moros del rebelde Francisco Franco treparan por encima de los cuerpos de sus propios muertos para escalar las murallas tantas veces empapadas de sangre. Intenté dormir. Pero no se puede dormir en una sucia e incómoda cama en una habitación que está a una temperatura similar a la de un baño turco, donde los mosquitos y los chinches te atormentan igual que los recuerdos de lo que has visto, con el olor a sangre en tu propio cabello y una mujer sollozando en la habitación de al lado”

“Miles fueron asesinados sanguinariamente después de la caída de la ciudad (.) desde entonces de 50 a 100 personas eran ejecutadas cada día. Los moros y legionarios están saqueando. Pero lo más negro de todo: la “policía internacional” portuguesa está devolviendo gran número de gente y cientos de refugiados republicanos hacia una muerte certera por las descargas de las cuadrillas rebeldes (.) Aquí [en la plaza de la catedral] ayer hubo un ceremonial y simbólico tiroteo. Siete líderes republicanos del Frente Popular fueron fusilados ante 3000 personas (.) Todas las demás tiendas parecían haber sido destruidas. Los conquistadores saquearon según llegaron. Toda esta semana los portugueses han comprado relojes y joyería en Badajoz prácticamente por nada (.) los que buscaron refugio en la torre de Espantaperros [torre medieval de Badajoz] fueron quemados y fusilados.”


“De pronto vimos a dos falangistas detener a un muchacho vestido con ropa de trabajo. Mientras le agarran, un tercero le echa atrás la camisa; descubriendo su hombro derecho se podían ver las señales negras y azules de la culata del rifle. Aun después de una semana se sigue viendo. El informe era desfavorable. A la plaza de toros fui con él. Fuimos entre vallas al ruedo en cuestión (.) Esta noche llegará el pienso para el “show” de mañana. Filas de hombres, brazos en aire. Eran jóvenes, en su mayoría campesinos, mecánicos con monos. Están en capilla. A las cuatro de la mañana les vuelven a llevar al ruedo por la puerta por donde se inicia el “paseíllo”. Hay ametralladoras esperándoles. Después de la primera noche se creía que la sangre llegaba a un palmo por encima del suelo. No lo dudo, 1800 hombres- había mujeres también- fueron abatidos allí en doce horas. Hay más sangre de la que uno pueda imaginar en 1800 cuerpos.”


“Volvimos al pueblo pasando por la magnífica escuela e instituto sanitario de la República. Los hombres que los construyeron están muertos, fusilados como ‘negros’ porque trataron de defenderlos. Pasamos una esquina, ‘hasta ayer había aquí un gran charco de sangre renegrida’, dijeron mis amigos. ‘Todos los militares leales a la República fueron ejecutados aquí, y sus cuerpos se dejaron durante días a modo de ejemplo’. Les dijeron que salieran, así pues, dejaron sus casas precipitadamente para felicitar a los conquistadores y fueron fusilados allí mismo, y sus casas saqueadas. Los moros no tenían favoritos.”

Chicago Tribune, 30 de agosto de 1936


“Tú has venido a la orilla”: el cura que compuso las canciones de misa más famosas, acusado de abusos.

09/08/2021
Cesáreo Gabaráin toca el piano en una de las fotografías que acompañaban sus álbumenes de vinilo.

Cesáreo Gabaráin, autor de las principales composiciones litúrgicas modernas y un icono de la Iglesia española, fue denunciado y expulsado de los maristas de Madrid en los setenta, pero luego fue nombrado prelado personal por Juan Pablo II

“Tú has venido a la orilla…”, así empieza una de las canciones de misa más populares en el mundo, Pescador de hombres, compuesta en 1974 por el sacerdote vasco Cesáreo Gabaráin, autor de unos 500 temas litúrgicos y el único cura que ha sido disco de oro en España. Toda una institución en la Iglesia católica española que llegó a ser prelado personal de Juan Pablo II en 1979 hasta su muerte en 1991, con 54 años. Sin embargo, tenía una cara oculta que cuatro exalumnos del colegio de los maristas de Chamberí, en Madrid, donde era capellán y director espiritual, han querido desvelar a EL PAÍS. “Era como el doctor Jekyll y mister Hyde, por un lado, un cura carismático, popular, amigo de deportistas famosos y del Papa, y por otro, un pederasta. Algo inimaginable para todos los que le admiran”, acusa Eduardo Mendoza, de 57 años. Él fue quien lo denunció ante su tutor en 1978, una decisión que, según estos testimonios, acarreó la expulsión de Gabaráin del centro. Tanto los maristas como la archidiócesis de Madrid van a abrir una investigación. Con este nuevo caso de abusos, el total de los conocidos en el clero español asciende a 356, con 892 víctimas, según la contabilidad que lleva EL PAÍS, ante la ausencia de datos oficiales o de la Iglesia, que se sigue negando a investigarlo.

No obstante, la salida del colegio de Gabaráin no sirvió de nada. No solo fue recolocado en otro, el de San Fernando, en Madrid, gestionado por los salesianos, sino que, a los dos meses del suceso, Juan Pablo II le nombró prelado de Su Santidad, un título honorífico que el Pontífice concede a personas de especial relevancia, por decisión propia o a propuesta del obispo de su diócesis. No está claro a cuál pertenecía Gabaráin, que se ordenó en San Sebastián, pero pasó la mayor parte de su vida en Madrid. La archidiócesis de la capital afirma a este diario que el sacerdote no aparece en sus registros como incardinado en su territorio. En todo caso, los maristas estaban obligados a informar a este obispado de lo ocurrido en el colegio madrileño. En esos años, el arzobispo de la capital era el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, presidente de la Conferencia Episcopal Española. En 1982, con la primera visita del Papa a España, Gabaráin dirigió la orquesta que cantó, entre otras muchas, Pescador de hombres en un multitudinario encuentro con jóvenes en el estadio Santiago Bernabéu.

Gabaráin era un cura muy conocido y de impacto mediático. Amigo de futbolistas del Real Madrid, capellán del equipo ciclista Fagor y pater de la Vuelta Ciclista a España. Sus canciones se han traducido a varias lenguas y se corean en las misas de todo el mundo. “El 80% de lo que cantamos en nuestras iglesias lo ha compuesto este cura”, resume un sacerdote español consultado por este diario. Además, su canción La muerte no es el final fue elegida en 1981 como el himno oficial para honrar a los caídos de las Fuerzas Armadas Españolas.

Era un sacerdote moderno que introdujo el pop y los instrumentos de rock en las celebraciones. Sus misas de los domingos en el salón de actos del colegio de Chamberí eran muy populares, acompañado de un grupo con guitarras eléctricas y batería. Mantenía un nivel económico superior al de los maristas que, cuentan antiguos alumnos, hasta le permitía conducir un Mercedes. No llevaba sotana, sino clergyman, traje de paisano con alzacuello. “Tenía carisma, era simpático, tocaba la flauta con la nariz, como un flautista de Hamelin, que atraía a los chavales”, recuerda Pedro Tena, un alumno de los setenta. Mendoza relata: “Te dejaba fumar en el despacho, con 13 o 14 años, cuando ibas a verle”.

“Nos dijeron: está muy arrepentido, ha pensado en suicidarse”

El episodio que, según los exalumnos, desencadenó su marcha del colegio sucedió en diciembre de 1978, en unos ejercicios espirituales en Los Molinos, una residencia de los maristas en la sierra de Madrid. Mendoza estaba allí: “Dormíamos cada uno en una habitación. Tras la primera noche, mi compañero de al lado vino muy asustado a contarme que Cesáreo se le había metido en la cama y le había metido mano. Había abusado de él. Aún recuerdo su cara de terror”. Planearon que esa noche se pasara a su habitación a través de una terraza común. Se quedaron hablando y al oír el ruido entró su tutor, el hermano Aniceto Abad. Les riñó y les preguntó qué hacían juntos. “Entonces se lo conté y se puso muy serio, dijo que era algo muy grave, y nos preguntó si le había pasado a más chicos. Salieron, que yo sepa, dos más. A partir de ese momento el hermano Aniceto se ocupó del tema y habló con las familias de los chavales. Cuando volvimos al colegio en enero de 1979, Cesáreo ya no estaba”. Mendoza subraya el papel decisivo de su tutor, el hermano Aniceto, ya fallecido, que les creyó, les ayudó y, sostiene, forzó a que echaran a Gabaráin del colegio. “Era un depredador. Cuando nos duchábamos, bajaba a los vestuarios a mirar”.

Uno de los chicos que fue víctima del religioso en Los Molinos fue César Aguilera, que ha fallecido. Recuerda su hermano Manuel: “Mi hermano volvía a su cuarto de ducharse y el padre Cesáreo entró y empezó a decirle mientras intentaba abusar de él: ‘Eres un bichito malo’. Pero llegaron sus compañeros y le salvaron”, relata. Días después le contó todo a su hermana, que le empujó a decírselo a sus padres. “Enmudecieron porque vieron que ese secreto a voces, al final, era verdad”. Aguilera cuenta que su padre descolgó el teléfono y llamó a los padres de las otras víctimas para ir a hablar con el director, el hermano Aquileo Manciles Bañuelos, también fallecido. “Para su sorpresa, no se lo negó. Les dijo: ‘Lo sabemos. Está muy arrepentido y quiere hablar con ustedes, porque lo ha pasado muy mal y dice que ha pensado en suicidarse”, relata Aguilera. Subraya que el objetivo de los maristas era “poner paños calientes” al asunto para intentar arreglarlo, pero su padre les amenazó con contar todo a la prensa. “Les dijo: ‘O este señor se va del colegio o yo me voy a hablar con Interviú’. Por eso fue la salida de Gabaráin de los maristas de Chamberí a finales de 1978”.

Pero el encubrimiento de Gabaráin fue rápido y contundente. “A los dos meses le hicieron prelado de Su Santidad, nos quedamos helados”, recuerda Mendoza. En varias entrevistas, Juan Pablo II confesó que, en el momento de su elección como Pontífice en octubre de 1978, los versos de la canción Pescador de hombres sonaban en su cabeza. Nombró prelado a Gabaráin cinco meses después, el 21 de marzo de 1979. Queda por aclarar si alguien le había informado previamente o no de las denuncias contra él, al igual que en otros casos de sacerdotes pederastas que han salido a la luz y cuestionan la actitud de Karol Wojtyla con estos delitos. Por ejemplo, el encubrimiento durante décadas del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, o lo que ha revelado hace unos meses el demoledor informe sobre el cardenal estadounidense Theodor McCarrick.

Era responsabilidad de los maristas abrir una investigación e informar al menos a dos obispos, al de la diócesis madrileña, el cardenal Tarancón, y también al de la diócesis a la que estuviera adscrito el religioso implicado. La provincia marista Ibérica, a la que pertenece Madrid, asegura que desconocía el caso y señala que los responsables actuales entonces eran muy jóvenes. Ha abierto una investigación para aclarar cómo se actuó pero, dadas las fechas, con los colegios cerrados, apuntan que es difícil hacer averiguaciones con rapidez. Por otro lado, los protagonistas del caso han fallecido y la orden está buscando a hermanos que estuvieran en el colegio en aquella época para aclarar lo sucedido. Los maristas se ponen a disposición de las víctimas en el correo electrónico protecciondelmenor@maristasiberica.es.

La archidiócesis de Madrid, por su parte, ha explicado a este diario que no tiene constancia en sus archivos de ningún episodio de pederastia relacionado con Gabaráin. También dice desconocer si los maristas avisaron a Tarancón de los motivos de la marcha del sacerdote del colegio. No obstante, la diócesis anuncia que está dispuesta a abrir una investigación y recibir posibles denuncias, así como a prestar asistencia a las víctimas a través de su proyecto Repara. Para ello, tiene habilitado el correo electrónico inforepara@archimadrid.es.

“Fue un ‘shock’ verlo en la tele con el Papa”

El tormento siguió acompañando a la familia Aguilera muchos años, cada vez que iban a misa y escuchaban alguna de las canciones de Gabaráin. En 1982, en la primera visita del Papa, también se quedaron de piedra al verlo en la tele con Juan Pablo II. “Televisaban una misa en directo desde el Bernabéu. En mi casa fue un shock ver a Cesáreo dirigiendo la orquesta de jóvenes con el Papa delante. Eso fue una muestra más de que a este tipo no se le castigó, de que la Iglesia no hizo absolutamente nada y que permitió que siguiera abusando de niños allá por donde fuera”.

Al poco tiempo de salir del centro marista, en 1979, Gabaráin fue nombrado vicario de la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, en el barrio madrileño de Mirasierra, y asignado al colegio San Fernando de Madrid, gestionado por los salesianos. Con anterioridad, tras ordenarse sacerdote en 1959, había sido capellán en 1960 en el colegio de los maristas en Anzuola, Gipuzkoa. Pero solo estuvo cuatro años y en 1964 fue destinado a la residencia de mayores Zorroaga, en San Sebastián. Allí pasó dos años, hasta que fue enviado de nuevo a otro colegio, a los maristas de Madrid. Fue allí donde empezó a componer y publicar sus canciones.

Gabaráin llegó a los maristas de Chamberí en 1966, estuvo allí 12 años, y hay acusaciones de abusos anteriores a 1978. Sus confesiones eran muy conocidas, y también rehuidas. En otra señal de modernidad, fue de los primeros en el colegio en confesar cara a cara, fuera del confesionario, sentado en un banco. “Te toqueteaba, te sobaba, te ponía la cara contra la suya, notabas su aliento”, recuerdan tanto Eduardo Mendoza como Joaquín Tena, de 66 años. Este último testigo es el que relata hechos más antiguos. Sitúa las prácticas inapropiadas de Gabaráin al menos una década antes de las denuncias contra él, a finales de los sesenta. Como director espiritual del centro, por ejemplo, recibía en su despacho a quien necesitaba consejo o ayuda. “Tenía un buzón en la puerta donde pedías verle, dejando un papelito, y él te llamaba en plena clase. Por eso empezamos a hacerlo, para perder clase, pero enseguida vimos que era para meterte mano”. En una ocasión, recuerdan estos exalumnos, alguien hizo una pintada: “Cesáreo maricón”.

Lo más extraño, relata Joaquín Tena, ocurrió cuando en dos ocasiones se lo llevó, con otros tres niños, de viaje en su coche a Zaragoza. “Se iba a ver a su familia y nos dijo si nos queríamos ir con él. Fuimos cuatro, y las dos veces pasó lo mismo: a la hora de dormir siempre había una cama de menos y uno tenía que dormir con él. Era algo que él preparó. Lo echamos a suertes, haciendo trampas porque ninguno quería, y las dos veces le tocó al mismo. Nos lo tomábamos a broma. No sé si pasó algo. Este amigo nunca nos dijo nada”.

En cambio Pedro Tena, su hermano, sí cuenta algo. Lo que le ocurrió fue más tarde, en 1975. Tenía 11 años. Un día Gabaráin le dijo que fuera su despacho, porque había sabido que le gustaba la poesía. “Me llamó a colaborar con él en una iniciativa musical que se había inventado, el Festival de Canción Respuesta. Con la excusa de ayudarle con las letras, me llamó a su despacho, me pidió que me sentara en sus rodillas, y me metió mano, así, lisa y llanamente. Me empezó a meter la mano en el culo, debajo del pantalón. Me salvé por la campana porque llamaron a la puerta y aproveché para irme. Tenía reputación de ser, más bien, pescador de niños y no simplemente un mero manoseador. No creo en absoluto que lo mío fuera un caso aislado”.

Esta condición de preceptor espiritual le permitía llamar a cualquier alumno a su despacho en cualquier momento. “Llegaba el bedel y decía: ‘Fulanito, al despacho de Cesáreo’. Recuerdo ir por el pasillo desierto, porque estaba todo el mundo en clase, y entrar en su despacho, que estaba en la escalera”. Gabaráin podía reclamar a un niño a su despacho aunque estuviera en clase, sin dar explicaciones.


Banderita tu eres roja…….

06/08/2021

Joaquín Soler, arquitecto

Vocal de la Junta Federal de Unidad Cívica por la República UCR.

“Nada puede durar tanto, no existe ningún recuerdo

por intenso que sea que no se apague”.

Juan Rulfo

Se cumplen cien años del desastre de Annual en  tierras africanas, cien años de olvido y abandono de los muertos. Una catástrofe de destrucción que condicionó el futuro. Los jóvenes eran quintados a los 20 años para hacer el servicio militar obligatorio, duraba tres años en activo y quince en la reserva. En aquellos días la mayoría de edad era a los 23 años para los hombre y 25 años para las mujeres.

En 1904 la Entente Cordiale entre Francia e Inglaterra decide repartirse el norte de África, Inglaterra con Egipto y Francia con Argelia. La franja de la costa entre las ciudades de Ceuta y Melilla se otorga a España el Protectorado por razones históricas. Un territorio con una orografía montañosa difícil, un clima árido y extremo, una agricultura pobre, una población compuesta por sesenta y seis cabilas de gente áspera y rudos combatientes.

España a principio del siglo XX era una país pobre que no necesitaba embarcarse en una nueva aventura colonial,  para someter por la fuerza militar un extenso y difícil territorio. Aun estaba en el recuerdo la perdida de Cuba y Filipinas en 1898, y las campañas africanas.

En el año 1907 se descubren minerales en las montañas del Rif, el sultán otorga la concesión a dos compañías españolas. Las cabilas se levantan en armas contra el sultán por la concesión a los extranjeros, paralizan las minas y la línea férrea. Las compañías presionan al gobierno conservador de Antonio Maura. Este envía soldados de quintas y de reserva sin experiencia militar. En Barcelona estalla la revuelta de La Semana Trágica en protesta por el reclutamiento de los reservistas. El territorio después de diferentes enfrentamientos y el desastre del barranco del Lobo, queda en una calma tensa con diferentes focos de guerrillas.

“Siempre he dicho y siempre diré que los dioses existen, pero

creo que nos se ocupan de lo que hace el genero humano”.

            Quinto Ennio

Mientras tanto surge un caudillo inteligente y culto Abd el-Krim El Jattabi “el orador”. Miembro de la elite indígena bereber, traductor, periodista y juez musulmán, un “moro amigo”. Conocedor de la estructura y los defectos de los extranjeros. Fue organizando las diferentes tribus, consiguió que enemigos ancestrales se unieran con disciplina a luchar por un causa común, expulsar al extranjero del territorio. Llegó a fundar la Republica del Rif entre 1921-26.

A principios de 1921 el general Fernández Silvestre quiso llegar hasta la bahía de Alhucemas. Fue estableciendo pequeñas posiciones solitarias, mal abastecidas por débiles líneas de comunicación. Los rifeños contaban con la ventaja del terreno y su adaptación al medio. La táctica fue aislarlas y atacarlas, hasta que fueron cayendo. El 22 de julio de 1921 la posición de Annual contaba con unos 12.000 hombres. Ante una harca de unos 2.000 rifeños, el mando militar asustado ordena la evacuación, inician la retirada de la posición, huyendo en desbandada, mal organizados son masacrados casi todos. Después irán cayendo una tras otra las 130 posiciones, sembrando el terreno de cadáveres hasta las puertas de Melilla. Todo el territorio conquistado en doce años, con sobornos y luchas, se pierde en veintiún días.

“Equipamiento deficiente y obsoleto, bajísimo nivel de instrucción, pésimas condiciones sanitarias…, a todo lo cual venía a sumarse la ausencia total de espíritu combativo y de moral… Agotados por el largo viaje y sin haber recibido el menor entrenamiento, la decisión de emplearlos en el combate en aquellas condiciones era llevarlos al matadero”. María Rosa de Madariaga, historiadora

Las noticias del desastre de Annual causaron pánico y conmoción en la península. El gobierno consternado encargó una investigación de lo ocurrido. El general Juan Picasso redacta un extenso Expediente, que se debate duramente en varias sesiones en el Congreso y empieza a salpicar al monarca. El general Primo de Rivera da un golpe de estado en septiembre de 1923, con el respaldo del rey Alfonso XIII, disuelve las cámaras, suspende la libertad de prensa, instaura una dictadura militar y archiva el Expediente.

La función protectora del territorio estuvo mal planificada y financiada, dirigida por las autoridades de un régimen en crisis. Sin interés por conocer la religión, las leyes, las costumbres y las lenguas de la población indígena. Otorgando a los militares la ocupación del territorio por la fuerza, sin buscar otra estrategia de pacificación, sin modernizar ni mejorar la vida y la economía de la población del Protectorado.

Los dieciocho años de guerra africana crearon una sensación de desastre y descontento en la sociedad española. En la población marroquí fue una lucha fratricida entre diferentes tribus enfrentadas en beneficio del extranjero. La experiencia dejó heridas profundas en una generación de jóvenes campesinos y proletarios, los mas pobres que acudieron a luchar en una tierra hostil que pretendíamos civilizar.

Se reorganizó el ejercito con nuevas unidades, las Fuerzas Regulares se crean en 1911 y La Legión en 1920. Los militares que participaron tuvieron una escuela de aprendizaje de violencia y de barbarie. Las tropas indígenas entrenadas en una lucha cruel al mando de los militares africanistas, se levantaran en armas el 17 de julio de 1936 contra la República.

          “Si la gloria viene después de la muerte, no tengo prisa”.

          Marco Valerio Marcial

Salud y República a todos


De Annual nos queda la corrupción. Alberto Soldado

04/08/2021

Soldaditos españoles, en zapatillas, aislados, sitiados en campamentos de paredes de sacos terreros, sin aljibes, con el agua en lejanos pozos expuestos a ser inutilizados, se bebieron sus propios orines. Le llamaron el Desastre de Annual, eligiendo un lugar geográfico, que siempre suaviza responsabilidades. Se cumplen cien años del mayor desastre militar del moderno ejército español, el de la mili obligatoria para los pobres. Los ricos pagaban por librarse de ese supuesto honor. Esos muchachos, la mayoría analfabetos, enviados al África para defender a la patria no murieron por un ideal supremo, por un sentimiento noble en una guerra inevitable. Murieron mientras oficiales corruptos se enriquecían con los envíos de dinero y materiales desde la península sin que llegase para armas de defensa, balas suficientes… ni siquiera para garantizar el sustento. Oficiales cambiaban armas por verduras frescas que ofrecían los rifeños.

Murieron con ojos de espanto por lo que veían a su alrededor. Sin saberlo, pero intuyéndolo, protegían os intereses que generaba la presencia del ejército español en aquel protectorado de secarrales montañosos, otorgado por las potencias de Francia e Inglaterra a la España humillada en el 98. Territorio de bereberes rebeldes, montañoso, lleno de barrancos que sólo conocían los naturales. El odio crecía entre la población rifeña; un odio de siglos. Un odio que esperó el momento de la venganza de sangre. Moros y moras degollaban, decapitaban a diestro y siniestro; traicionaban pactos con oficiales de bandera blanca. Sólo en Monte Arruit, el 9 de agosto de aquel año fueron pasados a cuchillo más de ocho mil soldados españoles confiados en la palabra de que su rendición les garantizaba la vida. Mientras, un oficial escapaba a Melilla con el único coche que había en aquella posición. No hubo campamento que no capitulase en desbandada con ojos de terror en busca de los cuarteles de Melilla, sin armas, con pupilas dilatadas por el terror, inconscientes, como pobres locos. Según las propias Cortes, más de trece mil hombres dejaron sus vidas jóvenes lejos de su tierra, encomendándose en el momento final a sus madres, porque las madres son el único tesoro de los pobres.

Un siglo después, parece imposible que hechos como los de Annual, Iguiriben o Monte Arruit puedan repetirse. La sociedad actual no permite aquellas desigualdades. El desastre de Annual fue el principio del fin de una monarquía corrupta gasta la médula. Aquel informe del general Picasso era demasiado evidente y provocó el golpe del general Primo de Rivera para salvar a un rey corrupto responsable último de los desastres del protectorado. Ocho años después se proclamó la República. Hoy no hay guerra en Marruecos, ni mili con soldados en zapatillas; pero la corrupción sigue infectando la vida política. El nieto de aquel rey no se ha distinguido por su honradez. Ha de vivir fuera de España. En realidad nunca vivió en ella, en una patria sentimental. Pero no sólo el emérito. En esta tragedia de la pandemia, con las compras y ventas de material sanitario hay muchas dudas razonables de haber caído en tentaciones enriquecedoras. Hay demasiada gente sin escrúpulos que ocupa los puestos del poder. Y sólo los que tienen como tesoro el trabajo honrado merecen ser considerados ciudadanos. Son esos pobres que tienen como único tesoro a su madre.

https://www.levante-emv.com/opinion/2021/08/03/annual-queda-corrupcion-55819144.html