NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA. POR LA REPÚBLICA. MANIFIESTO 6-D

29/11/2017

CARTEL6_D

 

¡Abajo la monarquía, queremos República! ¡Derecho a decidir!

Los acontecimientos acaecidos en Cataluña evidencian, con más fuerza, la herencia del franquismo en la Mo­narquía y su Constitución. Con ella de la mano, se han pisoteado derechos democráticos fundamentales, como las libertades de expresión, opinión, reunión, manifestación,… En su nombre, el estado ha hecho uso de la represión y violencia contra ciudadanos indefensos, para amordazar y acallar la voz de un pueblo; han llevado a la cárcel a personas por hacer uso de aquellos derechos. En su nombre se ha aplicado su artículo 155, brutal atentado anti­democrático, que elimina de un plumazo la representación política del pueblo de Cataluña y condenará a parte de la misma a la condición de presos políticos.

La monarquía, su constitución, sus leyes, no solo han manifestado su incapacidad para dar una solución de­mocrática a las demandas del pueblo catalán y, en general, a los problemas políticos y demandas populares (co­rrupción, participación,…), sino también han sido incapaces de impedir y/o eliminar las penurias y sufrimientos de millones de personas. ¡¿Acaso su Constitución y leyes han hecho algo contra la pobreza y desigualdad crecientes?! ¡¿Contra el paro y la precariedad?! ¿Contra el exilio forzoso de centenares de miles de nuestros jóvenes? ¡¿Acaso han solucionado el problema de la vivienda?! ¡¿El problema de la vergonzosa corrupción?!

El Estado, sus instituciones, sus partidos,…, al cometer todas estas tropelías antidemocráticas, antipopulares, apelan siempre a la Constitución, a la legalidad, a la ley. ¡Pero es SU Constitución, SU legalidad, SU ley! Son ellos quienes las han hecho y quienes las aplican y utilizan (o se la saltan) en su propio provecho e interés, y en contra de las clases populares, de los pueblos. Ellos cambiaron la constitución en 15 días en beneficio de la usurera banca y en perjuicio de los servicios públicos y los ciudadanos poniendo toda la soberanía a los pies de la Unión Europea; ellos impidieron la aprobación de una ley de dación en pago; ellos aprobaron las reformas laborales que no han eliminado el paro y han condenado a cada vez más trabajadores a salarios de hambre; la reforma de las pensiones que obliga a nuestros mayores a trabajar más tiempo y cobrar menos; ellos hacen leyes fiscales que obligan a pagar más impuestos a los trabajadores, al pueblo, y menos a los ricos y grandes empresas; ellos aprueban el CETA; ellos son los que aun mantienen en las fosas a decenas de miles de republicanos que defendieron la legalidad republica­na que esperan verdad, justicia y reparación… ¡Ellos y sus leyes! ¿Y qué decir de la división de poderes? Una farsa. ¡Son SUS tribunales, SU Audiencia Nacional (herencia del TOP), SU Fiscalía!

La monarquía, su constitución y legalidad son la antítesis de la democracia, el dogal de los pueblos y la condena y asfixia de las clases trabajadoras, de la mayoría social.

La cuestión catalana y la crisis de la Monarquía ha cohesionado un bloque monárquico, capitaneado por sus agentes políticos (PP, PSOE y C,s), que está imprimiendo al régimen una deriva reaccionaria, filofascista, con todas las reformas legales que ellos llaman antiterroristas (ley Mordaza, etc.) y que aplican con saña a quienes luchan por sus derechos. Su papel y actuación en Cataluña sienta un precedente y alecciona sobre la puesta en marcha de una Segunda Transición que intentarán llevar a término con una reforma constitucional, pero en un sentido regresivo, autoritario, para que el conjunto de los pueblos y clases trabajadoras sean derrotados durante años.

Debemos tener claro que solo se podrá hacer frente a ese bloque monárquico-reaccionario desde la unidad, desde la conformación de un bloque popular. En esta excepcional situación hacemos un llamamiento a todas las fuerzas democráticas, progresistas, de izquierdas, a trabajar por ese objetivo; a preparar la manifes­tación del 6 de diciembre “Contra la Constitución del 78 y por la República” para que sea un éxito y aldabonazo político; a promover y organizar, para agrupar fuerzas políticas y sociales, una consulta sobre la forma de Estado: ¿Monarquía o República?

¡Contra la constitución del 78 y su monarquía franquista!

Por el derecho de autodeterminación de los pueblos – Por la plena garantía de derechos sociales y laborales.

Verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo ¡¡Por la República!!

 

Organizaciones firmantes: Asamblea Republicana de la Comunidad de Madrid, Federación de Republicanos(RPS), Agrupación Republicana de Coslada, Agrupación Republicana de Móstoles, Partido Comunista de España (marxista-leni­nista), Socialismo Mostoleño, Junta Republicana de Moratalaz, Iniciativa Comunista, Partido Comunista de España, Izquier­da Unida, Red Roja, Junta Estatal Republicana, Partido Comunista de los Pueblos de España, Juventud Comunista de Es­paña (marxista-leninista), Plataforma contra la impunidad de los crímenes del franquismo, Unión Integral y Democrática, Coordinadora 25-S, Unidad Cívica por la República, Club de Amigos de Unesco de Madrid (CAUM), Izquierda Republicana, Agrupación Republicana de Torrelodones, Coordinadora Memoria Histórica y Democrática de Madrid, Tertulia Republicana de Ciempozuelos, Madres contra la Represión, Partido Marxista Leninista (Reconstrucción Comunista), Frente Republicano, Izquierda Castellana.

Anuncios

Manifiesto Republicano 19 de junio

12/06/2016

Hace dos años, tuvo lugar una de las mayores agresiones antidemocráticas de nuestra historia reciente: el 2 de junio, Juan Carlos I de Borbón, hijo político del dictador Franco, más interesado en sus juergas y caprichos que en el servicio público, abdicaba y, tal día como hoy, su hijo Felipe VI, a quien nadie había elegido, era nombrado rey sin consulta, de espaldas a la mayoría social.

Hace dos años, decenas de miles de ciudadanos llenaban esta plaza para expresar su protesta y exigir la apertura de un proceso constituyente que devolviera la soberanía al pueblo y una República que siente las bases de un verdadero y real cambio.

Aquel atentado antidemocrático se perpetraba en un momento político de lucha, con las calles desbordadas de mareas de dignidad que exigían el fin de los recortes y la recuperación de lo que el pueblo ha conquistado con su esfuerzo y estaba amenazado por un gobierno de corruptos.

Hoy, volvemos a esta Puerta del Sol, donde en su día se abrió un alba de esperanza agostada por los precursores políticos de la casta que nos gobierna, para expresar nuestro compromiso con la lucha, conscientes de que nadie nos va a regalar nada, de que para que nazca algo nuevo es condición indispensable que lo viejo muera.

Conscientes del momento histórico que vivimos, sabiendo que el futuro seguirá siendo de lucha, las organizaciones que suscribimos este manifiesto proponemos este programa que, por encima de las lógicas diferencias que nos puedan separar, es la síntesis de los anhelos comunes. Pedimos a las organizaciones de izquierda que lo asuman y difundan y sea guía de su práctica política, para lograr la unidad de acción:

1.Aprobación inmediata de un programa de choque para impulsar el desarrollo económico y social, apoyar y proteger a las personas y familias más afectadas por la crisis.

Cambiar el modelo productivo, fomentando la industria y los sectores con mayor valor añadido, promocionando los servicios y el empleo públicos y garantizando un mayor control social de la economía mediante la intervención del Estado.

Aumentar los recursos públicos, mediante una política fiscal progresiva que grave más a quien más tiene y reduzca la carga fiscal de las clases populares. Combatir con decisión el fraude fiscal, particularmente el de las grandes empresas y rentas.

Derogación de las reformas laborales de 1994, 2.010 y 2012, recuperando la causalidad en los contratos, evitando y controlando con firmeza la subcontratación de servicios, recuperando para las instituciones públicas la prestación de los servicios hoy privatizados y adoptando aquellas medidas (aumento del salario mínimo, derogación de la Reforma de las Pensiones de 2012, mejora del subsidio de paro, etc.) que sirvan para aumentar las rentas más bajas y mejorar la actividad económica.

Adopción de aquellas medidas sociales (prohibición de desahucios, creación de un parque de viviendas públicas en alquiler, fijación de precios por el estado y garantía de prestación de los servicios de energía transporte y alimentos de primera necesidad para las familias, que garanticen unas prestaciones mínimas y unos servicios adecuados a todos los ciudadanos.

2.Restablecer la soberanía popular y recuperar la democracia, sin ataduras ni atajos. Proponemos para ello, la anulación inmediata de las leyes de excepción, las de ahora y las de antes, que son utilizadas para acallar la indignación de nuestros pueblos: la Ley de Partidos, la Ley Mordaza, la reforma del Código Penal y ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local que es un atentado a la democracia y a la autonomía de las entidades locales y que abre la puerta a la “privatización” o “desaparición” de los servicios sociales que prestan los ayuntamientos.

Plena garantía, hoy negada por la Constitución, de que las grandes decisiones que afecten a la Nación sean consultadas en referéndum vinculante.

Hasta ahora no ha sido así, ni la forma de Estado, ni la estructura territorial y las relaciones entre los diversos pueblos y nacionalidades, ni los Tratados europeos: Maastricht, Amsterdam, Niza, Lisboa, ni la adopción del euro como moneda única, han contado con la preceptiva consulta vinculante.

3.Defendemos el derecho a la autodeterminación de los pueblos. Solo Pueblos libres que así lo decidan libremente pueden construir juntos un futuro común. El derecho a decidir es el armazón de su unidad. El problema de las nacionalidades en el Estado español existe, e ignorarlo como ha hecho el poder todos estos años, únicamente ha servido para enfrentar a los pueblos entre ellos.

4.Ganar la independencia frente a los grandes poderes que dictan la política internacional. Nos encontramos dentro de la OTAN, en condiciones que violan los compromisos del Gobierno en 1986: las bases militares extranjeras continúan siendo utilizadas como plataformas estratégicas para las agresiones a otros pueblos con el consentimiento del gobierno de turno; participamos en la estructura militar integrada y no existe ningún control ni garantía sobre la presencia de armamento nuclear en territorio español.

Es ahora, cuando la violencia domina las relaciones internacionales, cuando debemos romper de una vez esta anomalía política. Es preciso abandonar la OTAN, erigida en brazo armado de un imperialismo cada vez más agresivo. Un bloque militar que prepara su “fuerza de intervención rápida” para actuar en conflictos como el de Libia que han provocado la diáspora de millones de personas a las que ahora Europa da la espalda; un bloque agresivo que amenaza la paz y nos compromete en conflictos.

5.Luchamos por la apertura de un periodo constituyente.- La Constitución de 1.978 es un texto limitado, superado por la historia. Una norma que establece los límites de un modelo de estado y de una estructura institucional y política que da soporte a un régimen hoy en día cuestionado, dominado por una minoría de parásitos, grandes empresarios y financieros.

La única modificación desde su promulgación, el artículo 135 que limita la capacidad de endeudamiento del Estado, fue impuesto de espaldas a la mayoría social hace 5 años, en apenas diez días, y ha servido desde entonces para justificar una política de recortes tan brutal que amenaza el desarrollo de nuestra economía y ha condenado a la pobreza a un tercio de los ciudadanos.

Hora es ya de abrir un periodo constituyente que devuelva la voz al pueblo para determinar la forma de Estado y garantizar la democracia, el derecho a la autodeterminación, el control democrático de las instituciones, la reforma agraria aún pendiente, el control público y la nacionalización de los sectores económicos estratégicos, el control efectivo y la participación de la ciudadanía en las cuestiones que le afectan. Una constitución que sirva de base para un futuro de progreso.

6.Exigimos recuperar la Memoria Histórica, que reivindique como inalienable patrimonio colectivo la lucha y el sacrificio de todos los luchadores asesinados, perseguidos y damnificados por la dictadura franquista y abra una investigación independientes de las barbaries cometidas por la dictadura contra el pueblo, para situar en la Historia a cada cual en el lugar que le corresponde.

Se debe poner fin a la impunidad del franquismo, derogar la ley de amnistía, declarar

nulas las sentencias de los consejos de guerra ilegales y tribunales franquistas relacionadas con delitos políticos y cumplir de inmediato los acuerdos y resoluciones internacionales relacionados con la persecución de los crímenes franquistas y el resarcimiento de los afectados por ellos.

7. Rechazamos la Europea de los Mercados. La Europa del capital, que desprecia a los refugiados que piden asilo huyendo de la guerra y la miseria, nos impone el dogal
de una deuda que impide el desarrollo independiente de la economía de nuestro país y nos ata a las imposiciones de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo

8. Defendemos la República, con carácter laico, democrático, popular y federal, resultado de ese proceso constituyente y como único marco posible para el desarrollo de la democracia y de las libertades públicas, individuales y colectivas.


21/11/2014

Sin título


MANIFIESTO 7 DE JUNIO 2014

17/06/2014

Segovia, 7 de junio de 2014.

Las organizaciones: Colectivo Republicano “Antonio Machado, CCOO, Comunistas de Castilla, Coordinadora Antifascista de Segovia, Equo, Grupo Estudiantes Revolucionarios de Segovia, Izquierda Unida, Juventudes Socialistas, PCAS, PCE, Podemos, Republicanos, Segoentiende, Segovia de Izquierdas y Yesca, queremos manifestar lo siguiente:

Primero: saludamos las importantes movilizaciones que el pasado lunes se extendieron por todo el Estado español. Docenas de miles de personas salieron a las calles y plazas de pueblos y ciudades contra la sucesión, la monarquía y por la República. La tricolor y las banderas de muchos pueblos del Estado ondearon en muchos edificios oficiales, en muchos ayuntamientos.

Segundo: la abdicación de Juan Carlos I en su hijo muestra la descomposición y crisis del régimen, no sólo de la Corona, y responde a una maniobra política para perpetuar la monarquía y el poder de las clases dominantes; empujadas a ello por el desprestigio creciente de la monarquía, la presunta corrupción de la Familia Real, las importantes movilizaciones populares y los resultados de las Elecciones al Parlamento Europeo, donde el bipartidismo PP-PSOE se empieza a hundir y donde diferentes fuerzas de izquierda han tenido un importante respaldo popular. Los ciudadanos y ciudadanas han expresado que quieren un cambio político en profundidad.

Tercero: entendemos, pues, que los resultados de dichas elecciones hacen que el actual Parlamento sea ilegítimo para articular una Ley de Sucesión. Además, la legitimidad bascula ahora, en parte, del lado de fuerzas políticas y ciudadan@s que no están representados en las Cortes.

Cuarto: rechazamos el proceso sucesorio, que se quiere realizar deprisa y corriendo. Rechazamos cambiar un rey por otro y que siga la Monarquía como forma de Estado impuesta. Son los pueblos los que tienen que decidir sobre el modelo de Estado, y de tal modo abrir un nuevo proceso constituyente, decisión que se nos quiere negar. Abogamos, pues, por un referéndum. Pero también decimos que dicho referéndum, para gozar de validez y legitimidad, se tiene que dar en condiciones y con garantías democráticas, con plena libertad de expresión para todas las fuerzas políticas y sociales, con unos medios de comunicación democráticos al servicio de todos y todas y no de una minoría como sucede ahora.

Quinto: la sucesión de Felipe VI no resuelve en modo alguno la difícil situación que viven los trabajadores, trabajadoras y sectores populares. Para resolverla tenemos que avanzar y superar el actual marco monárquico a través de un proceso constituyente republicano, con el que nos dotemos de una nueva constitución que establezca la República como marco político realmente democrático en el que se articulen todos las medidas y mecanismos necesarios para solucionar los principales problemas que padecemos: paro, pobreza, corrupción,…; una República al servicio de los ciudadanos y ciudadanas, de la mayoría social. Hemos hecho una brecha en el muro de la Monarquía; ahora toca meter una potente cuña y golpear todos a una.

Sexto: entendemos que para ello, para avanzar en ese sentido, para salir de la crisis en clave progresista, para salvar todos los obstáculos que nos vamos a encontrar, es necesario estar unidos; es necesaria la unidad de todas las fuerzas de izquierda y progresistas, políticas, sociales, sindicales, culturales, etc., en un frente común; la unidad de todos los sectores sociales golpeados por la crisis.

Desde aquí nos comprometemos a trabajar por esa unidad y hacemos un llamamiento a todas las organizaciones, a nivel estatal, a impulsar la misma. Estamos ante un momento histórico y todas las organizaciones que se reclaman de la izquierda tenemos una transcendental responsabilidad con nuestro pueblo; tenemos que estar a la altura.

Segovianos y segovianas, estamos en una situación favorable; las cosas están cambiando; nada es inmutable; todos y todas unidos tenemos que empujar para hacer realidad un cambio profundo en lo político, en lo económico y lo social. ¡Es el momento! ¡Ahora o nunca!

Hacemos un llamamiento a los ciudadanos y ciudadanas y al conjunto de la sociedad segoviana a organizarse, a apostar por esa unidad y a participar en las próximas movilizaciones que se van a convocar contra una sucesión impuesta, por la República y los procesos constituyentes.

¡El pueblo decide! ¡Referéndum ya! ¡Viva la República!


MANIFIESTO 1º DE MAYO 2014

05/05/2014

atta419c

 

(Colectivo Republicano “Antonio Machado”, Comisiones Obreras, Equo, Foro Social Segovia, Izquierda Unida, Juventudes Comunistas, Partido Comunista de España, Republicanos, Segoentiende, Segovia De Izquierdas, Unión de Campesinos de Castilla y León, Unión General De Trabajadores, Unión Sindical Obrera, Partido Castellano, Yesca)

Trabajadores y trabajadoras: por nuestros derechos, nuestras libertades y por un empleo digno para todos y para todas.
Este primero de Mayo, día Internacional de los Trabajadores y Trabajadoras, se celebra en un marco caracterizado por los efectos de las políticas de austeridad y recortes que han impuesto de forma autoritaria la Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) y los gobiernos del PP y del PSOE. Lo único que han provocado estas medidas han sido: paro, desigualdad, pobreza y recorte de los derechos sociales y laborales, junto con el deterioro del sistema de protección social.

La situación económica y social en Europa es alarmante, especialmente en los Estados del sur. Junto al aumento del paro, de la pobreza y de las desigualdades, se está produciendo la privatización y deterioro de los servicios públicos y el recorte de salarios, pensiones y prestaciones sociales.

El camino iniciado por Zapatero y mantenido por Rajoy sólo nos conduce al fracaso, necesitamos un cambio real en lo económico, en lo social y en lo político.

Es repugnante que después de 7 años de la denominada “crisis económica” sigamos escuchando las mismas recomendaciones de los defensores del capitalismo internacional con su contención y reducción de salarios, recorte de derechos, desmantelamiento del estado social y privatización de lo público.

La realidad expresa la brutalidad del ajuste que durante estos años se ha estado aplicando: el paro se sitúa en el 26,2%, el más alto de la Unión Europa. Aquellos quienes mantienen el empleo han perdido un 10% de su poder adquisitivo y la mayor parte de los nuevos contratos son temporales y precarios, es decir, contratos basura.

En Segovia hoy tenemos 12.731 parados y paradas registrados, esto es, 9.094 parados y paradas más que al inicio de su crisis. Nuestra tasa de desempleo ha pasado del 6,11% al 16,7 % y las perspectivas de encontrar un empleo que tienen nuestros jóvenes son prácticamente nulas. Una de cada cinco personas se encuentra en situación de pobreza.

Sobran argumentos para negarnos a seguir aceptando ajustes.

Las únicas reformas que hay que hacer son las encaminadas a la recuperación y mejora de los derechos laborales, sociales, políticos y civiles, el reforzamiento, el mantenimiento y la mejora de los servicios públicos, la creación de empleo, el reparto de la riqueza, la igualdad de oportunidades; Un cambio radical, por un sistema social, político y económico que garantice una participación verdaderamente democrática y el derecho a una vivienda digna, al trabajo o a una renta básica, a la cultura, a la educación plural y laica y a la sanidad universal.

Ni nos resignamos, ni nos resignaremos, la movilización social y ciudadana es la única garantía para un auténtico cambio político, económico, social y cultural. Por nuestros derechos, por nuestras libertades, por un empleo digno para todos y para todas.

¡Viva el 1º de Mayo!
¡Viva la lucha de la clase obrera!
¡Gobierno dimisión!


ADHESIONES AL MANIFIESTO

26/02/2014

INTELECTUALES POR LA III REPÚBLICA

Han transcurrido treinta y seis años desde que se instauró en España la democracia con una monarquía constitucional como forma de Estado, con un Rey impuesto por el dictador y nunca sujeto a un referéndum de la ciudadanía. Éste fue el principal precio que se pagó en el proceso de Transición de la dictadura a la democracia, al no tener lugar la ruptura democrática y articularse una reforma pactada, bajo la presión ejercida por el Ejército surgido del golpe de Estado de 1936 contra la II República, los poderes económicos y la larga mano de los EE.UU.

La instauración de esta forma de la Monarquía de Juan Carlos de Borbón fue acompañada, además, por la introducción en la Constitución de 1978 de toda una serie de preceptos que configuran a dicha institución con perfiles claramente antidemocráticos. La clave de bóveda de esta grave contradicción constitucional ra­dica en que el artículo 1.2 proclama que “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”, y por otro lado el artículo 56, apar­tado 3, establece que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabili­dad”. Flagrante vulneración del principio de igualdad entre todos los españoles que proclama la misma Constitución.

Treinta y cinco años después de aprobada la Constitución que ha regido desde entonces la vida de nuestra sociedad, tenemos la firme convicción de que ha llegado el momento de poner fin a tamaña anomalía. Es evidente que los escándalos de todo orden que han salpicado últimamente a la Casa Real han contribuido a acre­centar la desafección entre la ciudadanía hacia la persona del rey y su familia.
Para nosotros, no es una cuestión de personas, sino de la institución monárquica en sí, a la que consideramos obsoleta, anacrónica y contraria a los principios de la democracia, conforme a la cual todos los que nos representan han de ser libremente elegidos por el pueblo, incluido el jefe del Estado.

Lee el resto de esta entrada »


MANIFIESTO 1931

17/04/2013

MANIFIESTO ORIGINAL LEÍDO EL 14 DE ABRIL DE 1931 EN EL BALCÓN DEL AYUNTAMIENTO DE SEGOVIA POR EL ALCALDE PROVISIONAL LOPE TRABLADA

manifiesto