Parar los pies a los especuladores. Por todo lo público, República

30/09/2022

Siete meses de sanciones. Siete meses de guerra. Este es el punto de partida de cualquier análisis serio acerca de la situación internacional, que no olvide la realidad. Partir de los hechos es imprescindible y aún más en momentos de grave crisis, cuando los cambios de todo tipo se producen a una velocidad inusitada.

Las sanciones, que se multiplican por parte de los EEUU y de la Unión Europea contra la Federación rusa, tienden a quebrar la actividad económica muy dependiente de los precios del petróleo y del gas. Los EEUU, la gran potencia que lleva adelante una verdadera ofensiva contra todos sus competidores, incluso sobre sus mismos aliados económicos y militares, no duda en realizar todo tipo de operaciones de sabotaje económico, valiéndose de su lugar preponderante en el sector financiero, tecnológico, en la producción y venta de armas. Dispuestos a todo para manipular el mercado energético como se acaba de ver con los atentados a los gasoductos del Báltico entre Rusia y Europa, generando un desastre medioambiental añadido al desastre económico. Sabotaje que golpea las infraestructuras rusas y también las de Europa en su conjunto.

La contracción económica comienza a tomar forma. Si algún país se destaca en este curso de sanciones y política de guerra es Gran Bretaña, que asiste en primer lugar a un verdadero derrumbe económico combinado con una amplia oleada de huelgas en defensa de los salarios y frente a la austeridad. El gobierno conservador contribuye a ese derrumbe con una masiva bajada de impuestos y subida de tipos de interés del dinero, que hace temblar la bolsa y la libra esterlina.

Los precios de la cesta de la compra se han disparado en todas partes, en tanto que las instituciones con poder están en manos de los mismos especuladores que manejan los precios y los mismos medios de comunicación. La cesta de la compra ha pasado al primer plano de la política internacional, como expresión de la ofensiva de las grandes empresas para hacerse con importantes renglones de la plusvalía. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado en España un estudio comparando los precios de las principales cadenas y supermercados en menos de un año: los precios de la cesta de la compra han subido un 15,2%, el mayor crecimiento desde hace 34 años. El 95% de los alimentos ha aumentado su precio en los últimos meses de manera encadenada sin que el Gobierno, o cualquier otra administración, haya tomado medida alguna para frenar la ofensiva de los especuladores. En reuniones celebradas en las últimas semanas por los ministros de Consumo y Trabajo, Yolanda Díaz y Alberto Garzón, de Unidos-Podemos, después de divagar sobre precios de la cesta de la compra, han llegado a la conclusión de que “deben ser los grandes distribuidores quienes contribuyan a mantener productos básicos a un precio razonable”. ¡Toma ya! Ahora se ha llegado a la conclusión oficial, gracias a los ministros del ramo del Gobierno de coalición, de que la especulación con las cosas de comer depende de los mismos especuladores. ¿Cuál es entonces la responsabilidad de los ministros y de la mayoría en las Cortes que se reclaman de los derechos democráticos y sociales? ¿A qué dedican el tiempo político?

Parar los pies a los especuladores es una cuestión política de vital importancia para asegurar que las colas del hambre no se sigan extendiendo. El mercado alimentario está concentrado en unas pocas empresas muy vinculadas al sector financiero, como Mercadona, Dia, Hipercor, Eroski, Carrefour, Alcampo, el Corte Inglés… Sólo entre Mercadona y Dia controlan el 30% del negocio de las grandes superficies (Dia, la cadena con más tiendas, es propiedad de oligarcas rusos). El reparto del mercado alimentario es muy desigual geográficamente, y sus precios son más especulativos en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona. Es muy fuerte la vinculación de las empresas dueñas de las grandes superficies y los grandes bancos y fondos buitre, tal es el caso en España donde tres bancos dominan dichos consejos de administración: Banco Santander, BBVA y Caixa.

 A su vez son muy pocas las compañías dedicadas a la producción alimentaria que controlan la mayoría de productos, entre las que se encuentran una buena parte de empresas multinacionales como Nestlé, Coca Cola, Kellog´s, Mars, Danone…, empresas que a su vez son dueñas de las principales marcas de bebidas y alimentos en el mundo. De donde podemos deducir que los especuladores que se aprovechan de la guerra para hacer caja son muy pocas empresas; muy pocas familias muy ricas vinculadas al sector bancario y financiero: la inflación especulativa se ha convertido en medio de la crisis en el gran negocio de las grandes fortunas. La inflación especulativa es, sin embargo, la ruina para los pequeños productores, y desploma las ventas de los comercios tradicionales. En consecuencia, la inflación especulativa devalúa los salarios y las pensiones, empobrece a la mayoría social y sitúa a un 30% de la población en el umbral de la pobreza.

La repercusión política de esta ofensiva de los especuladores contra la mayoría social se traduce en la imposición de alianzas y formas de gobierno situadas cada vez más a la derecha. Tal es el caso de lo sucedido en Suecia e Italia en los últimos días. Y estamos aún a tiempo de impedir la catástrofe política barriendo las maniobras de los especuladores. El espejo político de Italia debe ser visto por quienes se resisten a que el PP se imponga en las próximas elecciones gracias a las políticas antisociales y antidemocráticas del Gobierno de coalición. La partidaria de Mussolini, Giorgia Meloni, prepara un gobierno de acuerdo a las exigencias de la Unión Europea y de la OTAN, de la guerra de Ucrania; cumpliendo las exigencias de los señores de la guerra y de la explotación de Bruselas. Meloni se echa en manos de los bancos, de las finanzas de la UE. Italia se ahoga por la prima de riesgo impuesta a una economía altamente endeudada.

Las próximas movilizaciones contra la guerra y la miseria, por las reivindicaciones sociales, contra las privatizaciones adquieren una gran importancia. Por ello hay que contribuir desde todos los sectores a la marcha a Madrid del 15 de Octubre. Las justas demandas contra la privatización de las pensiones de COESPE y otras plataformas, en defensa de todo lo público, no pueden pasar por alto la necesidad de que este movimiento de resistencia social se apoye y abra camino en las necesarias referencias de cambio político e institucional que representa la lucha por barrer a los especuladores, por acabar con las leyes e instituciones impuestas contra la democracia. El movimiento por las reivindicaciones sociales debe ser ayudado a poder enfrentarse y remontar las políticas de guerra y miseria, avanzando en el terreno de la lucha democrática por la autodeterminación y la República; eligiendo una Asamblea Constituyente con todos los poderes para elevar a ley las demandas populares. Se trata del ejercicio del derecho de todos, trabajadores y pueblos, a decidir sobre nuestros destinos para salvar derechos y conquistas.

 Contra la guerra y sus consecuencias miserables, en oposición a las maniobras de los que provocan la inflación y la especulación, hay que unir todas las fuerzas por la subida general de salarios y pensiones. ¡Por todo lo público, República!   

Espacioindependiente nº 477, jueves 29 de septiembre, 2022


FELIPE VI AL QUE ALGUNOS LLAMAN REY VISITARÁ SEGOVIA ESTE VIERNES

09/06/2022

El próximo viernes vendrá a visitar Segovia (trabajar no conjuga con monarquía), el que algunos llaman rey de España.

Como bien sabemos, su visita no traerá ninguna solución a los graves problemas de la provincia. Por si acaso le recordamos unos cuantos: falta de tejido industrial, emigración constante de la juventud a otros territorios, infraestructuras obsoletas, desatención sanitaria en el medio rural…, por citar algunos.

Sin embargo, su intención es otra: lavar sus vergüenzas y las de la obsoleta institución que representa, para ello contará con los aplausos de los cortesanos y tiralevitas que estarán a su lado.

Pero a los segovianos y segovianas no nos engaña. Necesitamos pasar de súbditos a ciudadanos para poder cambiar esta situación.

Para ello, la única vía posible es una ruptura democrática con el marco político actual y este cambio no es otro que la República.


¡STOP A LOS ABUSOS Y EL ROBO DE LOS BANCOS! ¡DEVOLUCIÓN DEL DINERO DEL “RESCATE” BANCARIO!

02/06/2022

Los bancos nos roban con el beneplácito de leyes y autoridades autonómicas y estatales. La cuantía se acerca a los 300 € al año, en algunos casos, solo por comisiones de mantenimiento de cuenta y tarjeta (Diario.es, 16/12/20).

Hay toda una retahíla de comisiones abusivas: por retrasos en las cuotas de préstamos, por retirada de efectivo, por ingresos en efectivo, por mantenimiento por hipoteca o depósitos, etc. Y va aumentando su número y el dinero que nos quitan. ¡Y, encima, estos ladrones, sinvergüenzas, quitan más a quienes menos tiene!

Es esa banca a la que se la dio (porque ella es la que realmente manda en este país) unos 60.000 millones € desde 2009, como “rescate” bancario, y que todavía no han devuelto. ¡Dinero de todos!

La misma que da préstamos de usura, la que desahucia a familias trabajadoras que no pueden pagar (y además tienen que devolver la deuda). La misma que pone obstáculos a las pequeñas empresas y empresas familiares para financiarlas. La que somete a sus empleados a una presión psicológica insoportable para vender sus productos financieros. La que elimina decenas de miles de puestos de trabajo y cierra cientos de oficinas, con consecuencias especialmente graves en nuestro medio rural. Esa misma banca que dificulta que saques determinadas cantidades de tu propio dinero y que tiene una escasa y deshumanizada atención, sobre todo a nuestros mayores.

Todo, caiga quien caiga, para seguir amasando dinero a manos llenas, vaciando las nuestras.

Es necesaria una banca pública que, por tal, sea cercana al ciudadano, otorgue créditos a bajo interés, financie a las pequeñas empresas y proyectos de interés social, en definitiva, que de verdad sea un servicio público y cumpla una función social.

¡POR UNA BANCA PÚBLICA AL SERVICIO DEL CIUDADANO!

apr.segovia@gmail.com                                                        

Junio de 2022


CONTRA LA CARESTÍA DE LA VIDA, CONTRA LA GUERRA: ¡III REPÚBLICA!

07/04/2022

Nuestros bolsillos adelgazan mientras engordan los de las grandes empresas y oligopolios. Así, tres empresas que controlan el sector energético aumentan sus beneficios arruinándonos. Son grandes corporaciones como esas las que hacen las guerras, para su propio lucro, que luego nosotros pagamos con muertos y, como vemos, con el deterioro de nuestras condiciones de vida.

¿Qué decir de la banca, que nos sangra con créditos e intereses, que nos roba con sus comisiones, o nos echa de nuestras casas por hipotecas o alquileres que no podemos pagar porque no tenemos trabajo, o tenemos un salario de hambre y el poco que tenemos, como todo ha subido, se lo lleva la comida, la calefacción, los impuestos,…? Es esa misma banca a quienes dieron 60.000 millones € (¡nuestros!) y nadie se los pide.

Y mientras ese gran capital se escaquea de los impuestos, a nosotros nos fríen a ellos. Y siguen desmantelando la industria que nos trae paro, malos salarios y esa España vaciada. Y a la educación y a la sanidad las abandonan y deterioran para ofrecérselas, como terreno casi virgen de negocio, a grandes firmas, incluso a fondos buitres.

Necesitamos control de precios por el Estado y que sectores básicos de la economía, como el energético, vuelvan a manos públicas; una banca pública que ayude al ciudadano y a la pequeña empresa; una potente industria y unos servicios públicos en cantidad y calidad. Pero hemos visto durante más de 40 años que todos los gobiernos de la Monarquía, y sus instituciones, han ido en sentido opuesto y permitido y fomentado aquella situación. ¿Por qué? Porque básicamente gobiernan y legislan para esas grandes fortunas, empresas y magnates.

Se impone una conclusión: debemos superar la forma de gobierno monárquica y apostar por la República. Pero esta no caerá del cielo, hay que traerla, y eso lo haremos  si nos movilizamos unidos y organizados, aportando cada uno lo que pueda a esa lucha.

¡No pagaremos su guerra!

¡No a la moderación salarial!

¡Moderación de sus beneficios!

¡Control de los precios y garantía de bienes básicos!

¡Vuelta a manos públicas del sector energético!

Contactos: apr.segovia@gmail.com colectivorepublicanoamachado@yahoo.es


14 DE ABRIL. AVANZANDO HACIA LA REPÚBLICA

05/04/2022

La República, además de representar un período de progreso político y social inédito en España, representó cotas de desarrollo democrático imposibles con la Constitución vigente: son ejemplo de ello el laicismo estatal, el papel del trabajo, el rechazo a la guerra y, por supuesto, el carácter democrático de todas las instancias del Estado, incluida la Jefatura del mismo.

Todo ello es improbable dentro del estrecho y maniatado sistema constitucional, establecido a partir del año 1978 entre las élites franquistas y unos partidos políticos acomodaticios, que se dejaron embaucar a cambio de poder participar en la estrecha democracia borbónica. Lamentablemente, podemos observar que después de varios ciclos electorales las promesas que se lanzan durante las campañas caen en saco roto, además las ambigüedades, los silencios y los cambios de rumbo de las fuerzas de la izquierda institucional, llevan al desánimo a las clases populares. Lo que posibilita la entrada por la puerta grande de la derecha y de sus aliados de la extrema derecha. Mientras tanto, esta izquierda no deja de repetir que “la República no toca” y “la República no interesa a la gente”. Con ello vuelven a caer en la trampa de la Transición, dando aliento a un régimen dispuesto a travestirse para mantener las estructuras de poder heredadas del franquismo.

Pero la realidad es tozuda y se ha encargado de demostrar  cuán limitados son los cambios posibles en el marco jurídico e institucional vigente del régimen del 78 tanto en términos políticos, jurídicos y económicos, empezando por el artículo 135 de la Constitución, que subordina las necesidades sociales a las exigencias del capital financiero.

Miles de ciudadanos y ciudadanas, desde luego, ya se han percatado de ello, cuando comprueban el doble rasero de una Justicia, que mientras protege al fascismo; y persigue a los antifascistas, que mientras mantiene en la impunidad las agresiones nazis; cuida a la familia  Real para que todo permanezca según lo esperado por los poderes políticos y económicos valedores de la Constitución del 78. Lo ven, también, cuando contrastan las dificultades cotidianas que imponen el paro, la precariedad y los bajos salarios con la lluvia de millones que engorda cada año las cuentas de las empresas del Ibex 35, cuando sufren las humillaciones y abusos en su puesto de trabajo, o cuando con sus menguantes sueldos deben elegir entre calentar su hogar o dar de comer a sus hijos. Frente a esto, de poco han servido la nueva “mayoría” parlamentaria y las ilusiones electoralistas.

Afortunadamente, hoy nos encontramos en un momento esperanzador: la movilización popular va recuperando el pulso y son muchas ya las personas, sobre todo jóvenes, que van adquiriendo conciencia de esta sangrante situación, que han tomado nota de las lecciones de los últimos años y que, en consecuencia, consideran que es necesario abandonar quimeras electoralistas y dar un paso al frente para poner fin, de una vez por todas, a la flagrante y vergonzosa injusticia que reina en nuestro país.

Por ello debemos trabajar para poner unas bases sólidas para reconstruir, unidos, el movimiento republicano. Asumamos el compromiso, demos un paso al frente y pongámonos a trabajar.


Por un feminismo organizado, antifascista y de clase

04/03/2022

Ante el próximo 8 de marzo día de la Mujer Trabajadora, nos preguntamos si hemos avanzado, a lo largo del camino para la emancipación y la igualdad de género.  

Lamentablemente observamos como el feminismo predominante hoy es el liberal (integrado por mujeres de clase media y alta, con recursos económicos y acceso a educación), propone reformas del sistema existente para garantizar la igualdad entre ambos géneros, centrándose en la inclusión de la mujer en el mercado laboral, en la esfera política y en el mundo de la cultura; pero no propone un nuevo orden social, político o económico.

Por otro lado hay un feminismo que se encuentra discriminado de toda esfera de influencia, es un feminismo radical, que busca encontrar la raíz o el origen de la situación de dominación y explotación en la que viven las mujeres; puesto que el patriarcado oprime a las mujeres principalmente en los aspectos sexuales, reproductivos, pero también en los económicos. Por ello denunciamos la subordinación histórica de la mujer, la exclusión femenina de la esfera pública y su limitación a la esfera privada. Por ello es necesario luchar por unas condiciones laborales dignas, y denunciar la organización actual de los cuidados, profundamente sexista y clasista, agrandada por la influencia de los partidos de extrema derecha en nuestra sociedad.

Desde este feminismo de clase denunciamos las trabas impuestas por las Administraciones del acceso a los servicios de aborto sin riesgos como un derecho básico,  especificando claramente que las decisiones sobre nuestro cuerpo son sólo nuestras. 

También incidimos que es necesario alcanzar una verdadera igualdad salarial para las mujeres. Pues no podemos olvidar la situación de la mujer en el mercado laboral y que la pandemia ha incrementado estas desigualdades agrando la brecha salarial. Además, son muchas las mujeres que trabajan en la economía informal o las que trabajan a tiempo parcial, por problemas de conciliación o por falta de oportunidades laborales, lo que las hace más propensas a ser víctimas de violencia.

Se necesita perspectiva de género para entender que la igualdad no es un privilegio. Por eso, aún falta mucho para lograr una verdadera emancipación e igualdad. Por todo ello el próximo 8 de marzo volveremos a las calles para exigir un feminismo organizado, de clase y antifascista.


HOMENAJE A LAS BRIGADAS INTERNACIONALES EN MÓSTOLES EL PRÓXIMO SÁBADO 30 DE OCTUBRE

25/10/2021

En primer lugar, agradecer a los compañeros de la Agrupación Republicana de Móstoles, el tesón de mantener viva la gesta de los miles de hombres y mujeres que, desde diferentes puntos del mundo y encuadrados en las Brigadas Internacionales, vinieron a España a defender el gobierno legal de la República contra el golpe de Estado fascista perpetrado por parte del ejército y apoyado por la gran burguesía y por los elementos más reaccionarios de la Iglesia católica.

Pero, sobre todo, que no lo hacen desde el mero memoralismo, sino buscando vínculos de unión con otras organizaciones antifascistas, para conseguir, bajo un frente común organizado, impedir el ascenso del fascismo.

No debemos olvidar que el fascismo no surge de forma espontánea, sino aupado por los sectores más reaccionarios de la derecha y de las élites económicas, cuando ven peligrar sus derechos y prebendas y ya no les vale la débil democracia surgida tras la muerte del dictador y sustentada bajo la capa protectora de una monarquía corrupta y parasitaria.

Es por ello más necesario que nunca frenar al fascismo, pero no se puede hacer desde la ambigüedad de las ideas, sino desde posicionamientos ideológicos claros y coherentes. Tampoco podemos permitir el blanqueamiento continuo de esta ideología desde los medios de información y, lo más peligroso, darles la categoría de partidos “democráticos” en las instituciones.

Para terminar, tengamos presente la historia de Europa en los años 30 del siglo pasado: el blanqueamiento, el mirar a otro lado, junto con la desidia política llevaron al fascismo al poder, con las consecuencias que todos conocemos. Por ello, ni un paso atrás contra el fascismo y sus secuaces.

¡¡¡Viva las Brigadas Internacionales!!! ¡¡¡Viva la República!!!

Colectivo Republicano Antonio Machado.


¡CONTRA A ESTAFA DAS ELÉCTRICAS!

20/09/2021

O pasado 1 de xuño entraba en vigor no Parlamento Español a nova tarifa da luz, aprobada a mesma polo autodenominado “goberno máis progresista” da farsa chamada Transición. Así pois, a clase traballadora de Galicia, e tamén do resto do Estado Español, estamos a padecer desde hai meses un incremento desorbitado nos prezos das facturas eléctricas, o cal repercute directamente na estabilidade da maioría social.

Os prezos dos recibos da luz, xa altos de por sí antes do “tarifazo”, dependen esencialmente de tres principios: o negocio que fan as empresas coa enerxía, os altos impostos que non repercuten no noso benestar e os gastos fixos regulados. E o maior beneficiario desta suma agora mesmo é a oligarquía no poder.

É evidente, por tanto, que se facemos unha lectura adecuada do que sucede, efectivamente atopámonos diante dun descarado engano. O que pagamos por un ben común como é o da enerxía non se corresponde co que custa xerar o mesmo. É un feito de facto, que os monopolios enerxéticos só miran polos seus beneficios, e fano con elevadas cifras. Endesa pechou o ano 2020 cun beneficio de 1.394 millóns de euros; Iberdrola, con 3.610 millóns e Naturgy, con 490 millóns.

Fronte ao saqueo e a especulación, as distintas receitas dos partidos políticos do réxime, armazón que blinda os intereses dunha casta parasitaria a cal compra á clase política mediante recompensas nos consellos de administración de empresas eléctricas, só achegan populismo e oportunismo a un problema que é de alta gravidade. Nin a creación dunha empresa estatal pública, cando hai contratos gubernamentais de anos por diante coas eléctricas o cal supón un timo en si mesmo, nin unha tarifa eléctrica galega, insolidaria co resto de pobos do Estado e que ninguén asegura por iso que sexa máis baixa, van solucionar algo respecto disto.

A historia da loita social no noso país demóstranos que só a nacionalización das eléctricas e o control democrático das mesmas vai facer posible o benestar social. E para iso, fai falta que a esquerda rupturista artelle unha fronte común republicana, involucrándose a mesma na organización das capas populares en cada mobilización, facendo pedagoxía sobre as mesmas nestes tempos de desafección política, para conquistar o ben común e blindalo.

Diante desta tarefa, desde a Plataforma Galega pola Terceira República chamamos, por unha banda se es republicana ou republicano á participación activa nun espazo plural e democrático como é o noso, e doutra banda a avanzar cara a un encontro aberto entre os sindicatos de clase, as asociacións sociais e os partidos políticos da esquerda transformadora crean urxente construír a unidade popular desde abaixo para, entre outras cousas, loitar polo que é noso.

¡POLA NACIONALIZACIÓN DAS ELÉCTRICAS!
¡POLA LOITA CONTRA O CAPITAL!
¡POLA REPÚBLICA!

Plataforma Galega pola Terceira República

CONTRA LA ESTAFA DE LAS ELÉCTRICAS

El 1 de junio entró en vigor en el Parlamento español la nueva tarifa eléctrica, aprobada por el autoproclamado «gobierno más progresista» de la farsa llamada Transición. Así, la clase trabajadora en Galicia, y también en el resto de España, venimos sufriendo desde hace meses un aumento desorbitado de los precios de las facturas de la luz, lo que repercute directamente en la estabilidad de la mayoría social.

Los precios de las facturas de la luz, ya elevados en sí mismos antes de la «tarifa», dependen fundamentalmente de tres principios: el negocio que hacen las empresas con la energía, impuestos elevados que no afecten nuestro bienestar y costes fijos regulados. Y el mayor beneficiario de esta suma en este momento es la oligarquía en el poder

Por lo tanto, está claro que si hacemos una lectura adecuada de lo que está sucediendo, nos enfrentamos a un engaño flagrante. Lo que pagamos por un bien común como es la energía no se corresponde con lo que cuesta generarlo. Es un hecho de facto que los monopolios energéticos solo miran sus ganancias, y lo hacen con cifras altas. Endesa cerró el año 2020 con un beneficio de 1.394 millones de euros; Iberdrola, con 3.610 millones y Naturgy, con 490 millones.

Frente al saqueo y la especulación, las diversas recetas de los partidos políticos del régimen, un marco que resguarda los intereses de una casta parasitaria que compra la clase política a través de recompensas en los directorios de las empresas eléctricas, solo traen populismo y oportunismo a un problema que es de alta gravedad. Ni la creación de una empresa pública estatal, cuando hay contratos gubernamentales de años por delante con las eléctricas lo que supone una estafa en sí misma, ni una tarifa eléctrica gallega, desfavorable con el resto de municipios del Estado y que nadie asegura por eso, por lo que es menor, resolverán algo al respecto.

La historia de la lucha social en nuestro país nos muestra que solo la nacionalización de las centrales eléctricas y su control democrático harán posible el bienestar social. Y para eso, es necesario que la izquierda rupturista articule un frente republicano común, involucrándose en la organización de las capas populares en cada movilización, haciendo pedagogía sobre ellas en estos tiempos de desafección política, para conquistar el bien común y blindarlo.

Ante esta tarea, desde la Plataforma Gallega para la Tercera República llamamos, por un lado si eres republicana o republicano a la participación activa en un espacio plural y democrático como el nuestro, y por otro lado a avanzar hacia un encuentro abierto entre los sindicatos de clase, las asociaciones sociales y los partidos políticos de la izquierda transformadora crear urgentemente para construir la unidad popular desde abajo para, entre otras cosas, luchar por lo nuestro.

¡POR LA NACIONALIZACIÓN DE LA ELECTRICIDAD!

¡POR LA LUCHA CONTRA EL CAPITAL!

¡POR LA REPÚBLICA!

Plataforma Galega pola Terceira República


¡VIVA LA REPÚBLICA! ¡UNIDOS, A POR LA TERCERA!

18/04/2021

La Segunda República supuso un gran avance en conquistas y libertades sociales, laborales y políticas, eliminadas por los 40 años de negro franquismo: sufragio universal, Educación laica, mixta y obligatoria, reforma agraria, derechos laborales, derechos de la mujer,…

Las que conquistamos en la llamada “Transición” mediante la movilización y lucha obrera y popular (el Rey nada nos dio), con sudor y sangre, nos las quieren ahora arrebatar, al albur de la pandemia y de la crisis económica, quienes nunca vivieron de su trabajo, las fuerzas políticas y sociales de la reacción y el fascismo, los sostenedores del Régimen del 78, los magnates, corruptos y parásitos.

No dejemos que nos pisen nuestros derechos, conquistas y libertades; no dejemos que nos impidan avanzar.

¡Contra el fascismo, construyamos República!

¡Abajo el régimen del 78!

——————-

Para defender esos derechos laborales y sociales:

Preparemos un 1º de Mayo de unidad, combativo y republicano

Participa en la reunión on line, que tendremos para ello, el miércoles, 21 de abril, a las 19:30 h.

Escríbenos al correo: apr.segovia@gmail.com, y te pasaremos el enlace.

¡Te esperamos!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

17 de abril de 2021.


Moción de apoyo a la  Iniciativa por una Ley que garantice el Derecho a la Vivienda

11/04/2021

Moción de apoyo a la  

Iniciativa por una Ley que garantice el Derecho a la Vivienda

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El Gobierno está preparando la llamada Ley por el Derecho a la Vivienda, cuyo borrador entrará en el Consejo de Ministros de manera inminente y se remitirá de inmediato al Congreso para su debate y aprobación. 

Tras 42 años de absoluta vulneración de este derecho humano, consideramos que la nueva Ley debe proteger y garantizar de manera efectiva el Derecho a la Vivienda en todo el territorio. Y en este sentido debe suponer un avance histórico en la cobertura de este derecho fundamental.

La crisis habitacional es innegable: más de 32.000 personas sufriendo sinhogarismo; 12 millones de personas en riesgo de exclusión social; más de 1 millón de desahucios entre 2008 y el tercer trimestre del 2020, muchos agravados con cláusulas abusivas y ejecutados con una legislación contraria a los estándares europeos, sin importar que hubiera menores o personas mayores dependientes. 

En España, el 36,1% de la población destina más del 40% de sus ingresos al pago de vivienda y suministros básicos; y otros miles de hogares jóvenes ni siquiera pueden constituirse. De hecho, únicamente el 18,5% de la población entre 18 y 29 años se ha emancipado por las enormes dificultades para acceder y mantener una vivienda estable. 

En el Estado español las viviendas sociales representan un 2,5% del parque de viviendas principales, nada que ver con los porcentajes de algunos países europeos de nuestro entorno (Holanda 30%, Austria 24%, Reino Unido 17,6%, Francia 16,8%).

La mayoría social lleva demasiados años soportando a quienes ponen sus beneficios privados por encima de la vida y la salud de millones de personas. Es el momento de que las Administraciones públicas asuman su responsabilidad y cumplan con su deber de proteger y garantizar un derecho humano que es básico para asegurar la integridad física, la dignidad, el acceso a otros derechos fundamentales y el desarrollo personal que todas nos merecemos.

Por todo lo anteriormente expuesto, los Grupos Municipales de ______________ proponen al Pleno del Ayuntamiento la adopción del siguiente

ACUERDO

Apoyar la Iniciativa ciudadana por una Ley que garantice el Derecho a la Vivienda incluyendo, como mínimo, las siguientes 8 medidas de aplicación directa en todo el territorio:

  1. La ley debe garantizar el derecho a una vivienda digna, asequible, accesible y adecuada como derecho subjetivo, garantizando que esta protección sea efectiva y evitando que ninguna persona sufra situación de sinhogarismo.
  2. Stop desahucios de personas vulnerables sin alternativa de vivienda digna y adecuada, así como la obligación de alquiler social estable para los grandes tenedores; y en el resto de casos, realojo digno y adecuado a cargo de los poderes públicos.
  3. Asegurar y ampliar el parque público de alquiler social, como mínimo al 20% del conjunto de viviendas en veinte años, haciendo frente a la emergencia habitacional de forma prioritaria. 
  4. Regulación estatal de alquileres a precios adecuados a los salarios de la población en cada zona del territorio. Modificación de la ley de arrendamientos urbanos para dar protección y estabilidad a los inquilinos del conjunto del país.
  5. Garantizar los suministros básicos de agua, luz, gas y acceso a las telecomunicaciones, para evitar la brecha digital como parte de una vivienda digna.
  6. Garantizar una segunda oportunidad efectiva para los hogares con deudas hipotecarias y desarrollar medidas contra el sobreendeudamiento y los abusos financieros e inmobiliarios.
  7. Ampliación presupuestaria para vivienda social y políticas sociales de vivienda hasta llegar al promedio europeo de parque público, destinando, como mínimo, el 2% del presupuesto estatal. Asignación de una parte suficiente de los fondos europeos de recuperación a este objetivo.
  8. Participación activa de la población en toda la política de vivienda y urbanismo.

Es imprescindible que la Ley por el Derecho a la Vivienda incorpore estas demandas de afectadas y sociedad civil, que afectan a la dignidad de las personas y a los Derechos Humanos, blinde las legislaciones autonómicas más progresistas y dé cumplimiento de una vez al PIDESC y a los dictámenes de Naciones Unidas y de los Tribunales Europeos, sin retrasar su aplicación a desarrollos normativos posteriores.

Finalmente, como el próximo día 9 de mayo finaliza el estado de alarma y también el actual decreto, considerando que a partir de esta fecha se iniciarán procedimientos que implicarán una explosión de desahucios de familias vulnerables sin alternativa habitacional, exigimos la ampliación de la actual moratoria de los desahucios hasta la aprobación de la Ley de Vivienda que los evite definitivamente. 

Organizaciones impulsoras en Segovia

  • Acción Ciudadana de Segovia
  • Asamblea Popular Republicana
  • COESPE
  • Colectivo Republicano Antonio Machado
  • CGT Acción Social Segovia
  • Coordinadora Antifascistas
  • Foro Social de Segovia
  • Plataforma de Afectados por la Hipoteca
  • Segovia Feminista
  • STECYL Segovia

Organizaciones impulsoras del manifiesto 

● La PAH 

● Movimiento Nadie sin hogar

● Sindicato de Inquilinas e Inquilinos

● Entrebarris 

● JOC 

● Alianza de Mareas y Movimientos Sociales de Cataluña 

● Comisión Promotora de la Renta Garantizada de Ciudadanía 

● Coordinadora Estatal en defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE) 

● Coordinadora de Asambleas de trabajadores en paro de Cataluña 

● Taula d’Entitats del Tercer Sector Social 

● Confederación Intersindical – CI

● Confederación General del Trabajo – CGT 

● Comisiones Obreras – CCOO

● Unión General de Trabajadores –UGT

● Observatori DESC. 

● Alianza contra la pobreza energética

● Alianza por el Derecho a la Vivienda de Madrid 

● Grupo Monitoreo DESC 

● Plataforma Contra los Fondos Buitre

● Plataforma DESC España 


Organizaciones que ya han dado su apoyo al manifiesto 

● Intersindical Valenciana 

● Marea Blanca Catalunya 

● CNT València 

● Decidim, Plataforma pel Dret a Decidir 

del País Valencià 

● Sillas contra el Hambre 

● Marea Básica 

● ATTAC España 

● Marea Blanca Catalunya 

● Coordinadora Residencias 5+1 

● Red Agua Pública 

● IAC 

● Abrir Brecha 

● COBAS 

● Afectados BB Serveis 

● CAES 

● EL ROGLE

● Marea Blanca País Valencià Comarques del Sud 

● Audita Ciudadana de la deuda en Sanidad (Audita Sanidad) 

● FAVB, Federació d’Associacions Veïnals de Barcelona 

● ATTAC acordem 

● Marea Colomense 

● Marea Pensionista de Catalunya ● Abrir Fenda 

● Oficina popular de vivienda – Valladolid 

● Intersindical Salut 

● Rebeldía