Demasiadas restauraciones. Javier Pérez Royo

23/12/2020

El 24 de febrero de 2012 Josep Fontana publicó un artículo en Público con un título que reproducía la respuesta de D. Ramón Carande a la pregunta de un periodista que le había solicitado que resumiera la historia de España en dos palabras: “Demasiados retrocesos”.

Esos demasiados retrocesos se han expresado siempre a través de operaciones de restauración de la Casa de Borbón. La restauración recurrente de la monarquía en la persona de un miembro de dicha Casa Real es lo que singulariza la historia constitucional de España respecto de la de los demás países europeos. Y ha sido en todos los casos sin excepción la forma de manifestación de los demasiados retrocesos de los que hablaba D. Ramón.

No quiero decir con ello que la historia constitucional de España sea más singular que la de cualquier otro país europeo. No es ni más singular ni menos singular. La historia constitucional de cada país europeo es tan singular como la de cualquier otro. No hay ninguna historia que no sea singular. Es la forma de expresión de su singularidad lo que define la historia constitucional de cada uno de ellos.

Y la de España se define por la tortuosa relación de la sociedad española con la Casa de Borbón. No hay ningún otro país europeo que haya tenido una relación con la dinastía que ha ocupado la Corona que se asemeje a la que ha tenido España con la dinastía borbónica. Relación singular que se extiende desde que se inicia la construcción del Estado constitucional a principios del siglo XIX hasta el día de hoy.

La restauración recurrente de la dinastía borbónica en todos los ciclos de nuestra historia constitucional es el “hecho diferencial” español desde una perspectiva constitucional.

Las otras dos grandes monarquías que compitieron con la española por la hegemonía en el continente europeo durante la Edad Moderna, las de Inglaterra y Francia, también pasaron por la experiencia de la restauración. La de la Casa de los Estuardos fue la primera restauración en la historia constitucional europea en el siglo XVII. La restauración de la Casa de Borbón en Francia en el primer tercio del siglo XIX fue la segunda.

Ambas experiencias serían de corta duración. El miembro de la dinastía de los Estuardos, Carlos II, que, tras el Protectorado de Cronwell, volvería o ocupar el Trono en 1660 y su hijo Jacobo II se inhabilitarían con su conducta para ocupar la Jefatura del Estado en apenas tres décadas. En 1688 a través de la Glorious Revolution se puso fin a la experiencia restauradora. 

En Francia ocurriría algo parecido con la restauración de la Casa de Borbón en 1814. Luis XVIII y Carlos X también se inhabilitarían con su conducta para ocupar la Jefatura del Estado y en 1830 se puso fin a la restauración.

Ni la dinastía de los Estuardos en Inglaterra ni la de los Borbones en Francia fueron capaces de encontrar su sitio en el Estado constitucional. No volverían a jugar un papel digno de mención en la historia constitucional de ninguno de los dos países.     

En España, por el contrario, la experiencia ha sido completamente distinta.

La historia constitucional de España empieza en Bayona el 5 de mayo de 1808, fecha del “Tratado entre Carlos IV y Fernando VII de cesión de la Corona de España”, tratado definido en el preámbulo del mismo como un “convenio privado” entre el Rey de España y de los españoles y Napoleón, emperador de los franceses. Tres días más tarde, el 8 de mayo, dicho tratado sería calificado en el “Real Decreto de Carlos IV comunicando la cesión de la Corona de España a Napoleón” como “el último acto de mi soberanía”.

En el mes de mayo en Bayona tiene lugar el último acto del Antiguo Régimen en España. Carlos IV y Fernando VII transmiten la Corona de España como si de una propiedad privada se tratara al emperador de los franceses, Napoleón.

Con la reacción de la sociedad española ante ese acto de “cesión de la Corona”, empezará la historia constitucional de España.

Podría no haber empezado de haber tenido éxito el proyecto de Napoleón y de haberse afirmado su hermano José como Rey de España. Pero dicho proyecto, que tendría su expresión normativa en el Estatuto de Bayona, no llegaría a imponerse por completo en todo el territorio del Estado en ningún momento y fracasaría en un plazo muy breve. Se trataba en todo caso, de un proyecto no constitucional, ya que en el mismo estuvo ausente el principio de legitimidad propio del Estado constitucional, el principio de soberanía nacional. Ni por su origen ni por su contenido el Estatuto de Bayona puede ser calificado de Constitución.

Es con la reacción que se exteriorizará en las Cortes de Cádiz con la aprobación de la Constitución de 1812, en cuyo artículo 3 se proclama que la “soberanía reside esencialmente en la nación”, con la que empieza la historia constitucional. Y con dicha Constitución se produce la “Primera Restauración” de la Casa de Borbón en la Corona de España.  

No creo que sea necesario que me extienda sobre la conducta de Fernando VII, una vez restaurado en el trono.

Tras la muerte de Fernando VII sin descendiente varón y en una situación cuasi-anárquica se pondría en marcha la operación de la “Segunda Restauración” en la persona de Isabel II. Si los “liberales” del 12 traerían a Fernando VII, los “progresistas” de la Constitución de 1837, con la proclamación de nuevo del principio de “soberanía nacional”, harían posible que Isabel II pudiera ser proclamada Reina de España en 1843. 

Su reacción contra los “progresistas” inmediatamente después de ocupar el trono fue similar a la reacción de su padre en 1814 contra los liberales. El “incidente Olózaga” fue en cierta medida el equivalente al “Manifiesto de los Persas”. La Corona se ponía al servicio de la reacción “servil” en 1814 o “moderada” en 1845 frente al constitucionalismo “liberal” del 12 o “progresista” del 37. Se intentó y se consiguió con ambas restauraciones detener el avance en la construcción de un Estado constitucional propiamente dicho.

La Revolución de 1868 pondría fin a la Segunda Restauración, ensayándose una recuperación de la monarquía en la dinastía de los Saboya. La operación fracasaría en muy poco tiempo, dándose paso a la primera experiencia republicana, que también fracasaría antes siquiera de llegar a la aprobación de la Constitución.

Con el fin de la Primera República, se iniciaría la “Restauración”, que, aunque es la tercera, es la única reconocida como tal en los manuales de historia de España. Cuando en España se habla de Restauración se piensa exclusivamente en la Constitución de 1876, en la operación liderada por Cánovas para restaurar al heredero de la Casa de Borbón, Alfonso XII. 

Tal operación puede considerarse que tendría éxito en las últimas décadas del siglo XIX, pero entraría en un proceso de descomposición en el reinado de Alfonso XIII, en buena medida por su propia conducta. La Restauración desembocaría en una dictadura militar en 1923 propiciada por el propio Rey, que acabaría suponiendo el fin de la experiencia restauradora.

Tras la Segunda República, la Guerra Civil y el régimen del general Franco, se iniciaría la “Cuarta Restauración” de la Casa de Borbón en la persona de D. Juan Carlos I, “legítimo heredero de la dinastía histórica” (art. 57 de la Constitución de 1978).

Esta “Cuarta Restauración”, que también ha sido un éxito en sus primeras décadas como lo fue la Restauración canovista, es la que ha entrado en un proceso de descomposición por la conducta del monarca restaurado. Ha sido D. Juan Carlos I de Borbón el que se inhabilitó con su conducta para ser Rey de España, viéndose obligado a abdicar en su hijo Felipe VI. 

La restauración dinástica fue un episodio breve de la historia constitucional de Inglaterra y Francia. La restauración dinástica ha sido la expresión de la monarquía constitucional en la historia de España. 

La restauración supone siempre un “retroceso” y está condenada al fracaso. Pretender encontrar en el pasado la respuesta para los problemas del presente y el futuro no puede acabar nunca bien. Entre otras razones porque un sistema restaurado carece de capacidad de renovación. Se queda estancado y se corrompe. 

Esta es la razón por la que en España no se ha practicado nunca la reforma de la Constitución. Y sin reforma de la Constitución no hay sistema político que pueda estabilizarse como sistema democrático. Las constituciones que no se reforman desaparecen. La evidencia empírica de que disponemos es concluyente. 

La historia constitucional de España es el mejor ejemplo. 

https://www.eldiario.es/contracorriente/restauraciones_132_6519512.html


El 24 de diciembre apaga la TV. No queremos discursos, ni reyes ¡Qué se vayan!

21/12/2020

El 24 de diciembre, durante el discurso del Borbón, apaga la TV. No podemos permitir que se burlen de tod@s nosotr@s. Porque queremos ser ciudadan@s y no súbdit@s.

👉La monarquía es un lastre para la democracia.

👉Fuera la monarquía corrupta.

👉Sin una ruptura democrática, sin República no habrá posibilidades de cambio real.

👉Por un proceso constituyente.

#24DApagaLaTV
#República
#FueraMonarquíaCorrupta
#InviolavilidadNo
#24D
#Nochebuena
#Navidad


Julián Casanova: “Tras la violación sistemática de las mujeres hay un concepto de virilidad”. Luis Lindón

21/12/2020

“Una violencia indómita. El siglo XX europeo” es el último ensayo del historiador español Julián Casanova. Se trata de una una historia “transversal” y “telescópica” del Viejo Continente en el siglo XX, con la sangre, la destrucción y la violación sistemática como protagonistas.

El catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza y profesor visitante en la Universidad Centroeuropea (CEU) de Viena es uno de los historiadores españoles más prestigiosos y traducidos, entre otras cosas, por su claro afán pedagógico.

Violencia sexual “barata” e impune

Uno de los aspectos fundamentales del libro es la violencia sexual contra las mujeres, un fenómeno extendido a los largo del siglo XX más allá de fronteras ideológicas, nacionales o religiosas.

Sólo en el siglo XXI, en una fecha tan reciente como 2008, el Consejo de Seguridad de la ONU estableció que la violación y otros tipos de violencia sexual podían ser crímenes de guerra y de lesa humanidad.

“Es otro mecanismo de la consideración de la inferioridad de la mujer”, explica Casanova, que cree que ese tipo de violencia ha sido invisible hasta hace muy poco porque era “muy barata”, ya que casi siempre quedaba impune.

El historiador señala que las violaciones de mujeres musulmanas en Bosnia, durante la guerra civil de 1992-95, fue el punto de inflexión para empezar a considerarlo un crimen de guerra y para abrir nuevas líneas de investigación.

“Realmente antes de 1992 hubo muy pocos estudios de violencia sexual, fue la reflexión en torno a Bosnia lo que nos llevó al pasado, a las colonias, a Armenia” y el genocidio sufrido en tiempos otomanos, expone.

La violencia sexual durante los conflictos tiene además aspectos “rituales y mecanismo propios”, sostiene el historiador, como la humillación y la deshumanización con violaciones públicas ante hijos y familiares.

“Detrás de la violación sistemática de las mujeres hay también un concepto de virilidad“, agrega Casanova, que en su ensayo expone que las mujeres emancipadas de izquierdas fueron un objetivo específico en el pasado por parte de milicias ultraderechistas en toda Europa.

Mirada transnacional

En su recorrido por el siglo XX europeo, Casanova destaca que la violencia no se limita a las dos guerras mundiales y al totalitarismo fascista y comunista, sino que es un aspecto mucho más complejo, que aborda con una mirada trasnacional desde el Báltico a los Balcanes y de Lisboa a Vladivostok.

“No quiero decir que el siglo XX esté marcado por la violencia, pero sí hay una tesis detrás de que en medio de la modernidad, la industrialización y los grandes avances científicos y tecnológicos, cuando se producen momentos de quiebra, eso se pone al servicio de la muerte y no del progreso“, afirma Casanova en una entrevista concedida a Efe en Viena.

El historiador rompe con la imagen de una Europa pacífica hasta la I Guerra Mundial, al destacar las políticas de exterminio que aplicaron países como Bélgica o Alemania en sus colonias de África en nombre de principios racistas y nacionalistas.

Casanova explica que ese imperialismo fue “un sistema de violencia” cuya brutalidad “rebrotó” más tarde en Europa contra quien se catalogó como “enemigo”.

En el caso de España, explica Casanova, los militares africanistas que lideraron el golpe de Estado de julio de 1936, bregados en la guerra del norte de Marruecos, “aplicaron métodos de guerra colonial” contra sus enemigos republicanos.

Derrumbe de imperios

Uno de los aspectos esenciales para entender la violencia desatada en Europa en el siglo XX es la implosión de cuatro Imperios durante y después de la Gran Guerra: el Otomano, el Alemán, el Austro-Hungaro y el Ruso.

El derrumbe de esos imperios se dejó sentir especialmente en Europa del Este, que vivió un periodo de violencia brutal hasta el final de la II Guerra, incluido el exterminio de su importante minoría judía en el Holocausto. Esos países, además, caerían bajo dictaduras comunistas sometidas a Moscú hasta 1989.

“El punto de vista del Este aporta una imagen menos clara y menos feliz que la visión occidental de una primera mitad del siglo XX muy violenta y una segunda menos violenta”, destaca el historiador sobre por qué puso el acento en esa región.

División del monopolio de la violencia

El historiador no cree posible que ahora, ni siquiera con una pandemia, se pueda dar una quiebra social que desate situaciones de violencia como las vistas durante el siglo XX.

“Las quiebras de las que hablo llevan a una división del monopolio de la violencia, en la forma de paramilitarismo, de terrorismo, eso es bastante difícil en el siglo XXI con la legitimidad que el Estado ha conseguido”, explica Casanova.

Esa legitimidad se basa en “un pacto con los ciudadanos y en una sociedad civil fuerte” que deja al Estado el monopolio de la violencia bajo controles democráticos, lo que supone “uno de los grandes logros que se ha conseguido en Europa”.

Aunque esa legitimidad es una gran ventaja, el historiador recuerda que la democracia es frágil y apunta al peligro de un resurgimiento del nacionalismo populista en algunos países europeos, como la Hungría de Viktor Orbán.


Ayudemos al comercio de nuestros barrios y pueblos

18/12/2020

Las compras navideñas serán extrañas este año… En lugar de aumentar los beneficios de las grandes plataformas online, que en muchos casos explotan y pagan salarios ínfimos a sus trabajadoras y trabajadores, podríamos pedir a los Reyes Magos que nos trajesen los regalos de los comercios locales, que pueden estar en riesgo de desaparecer. Librerías, restaurantes, peluquerías, pequeños comercios de ropa, cualquier cosa que interese; una cena en el restaurante de tu calle, un corte de pelo en la peluquería del barrio, ese detalle único de un artesano local… Sería un doble regalo, pues a ellos les daríamos la posibilidad de seguir abiertos el año que viene. Por pequeño que nos parezca este gesto puede servir para ayudar a los pueblos que se vacían, a los barrios que languidecen, en definitiva a extender la solidaridad entre todos y todas, pues somos los únicos que podemos hacerlo.

#economia #Segovia #empleo #hostelería #turismo #LibreroCyL #confianza


Sinhogarismo, Menstruación y Salud. Violeta García Casado

15/12/2020

¿Alguna vez has imaginado cómo tiene que ser vivir y dormir en la calle?

¿Y en un albergue?

¿Y en una casa sin unas condiciones mínimamente adecuadas?

¿Puedes pensar por un momento todo lo que implica no tener un hogar?

A nivel mundial, las últimas estimaciones de Naciones Unidas indican que aproximadamente 150 millones de personas en todo el mundo no tienen hogar, así como que más de 1.800 millones carecen de una vivienda adecuada (1)En España, ahora mismo, el sinhogarismo es la realidad de unas 33.000 personas (2). En Madrid, la cifra es cercana a 3.000 (3) (no obstante, conviene aclarar que en todos los casos las cifras podrían ser mayores, pues es realmente difícil encontrar registros oficiales, actualizados y que contemplen todas las formas de sinhogarismo que existen).

A pesar de que Naciones Unidas reconoce la falta de hogar como una crisis de Derechos Humanos (1); a pesar de que el artículo 47 de la Constitución española reconoce el derecho de la ciudadanía “a disfrutar de una vivienda digna y adecuada” (4); a pesar de que en la actual Estrategia Nacional Integral para Personas sin Hogar del Gobierno de España se indica que “las condiciones que sufren las personas sin hogar constituyen probablemente el peor rostro de la exclusión social en nuestro país” (5); a pesar de todo esto, en el mundo y en nuestro país “desarrollado” miles de personas se encuentran en situación de sinhogarismo.

Ahora, además del miedo a que te roben, a que te agredan, a la soledad, al futuro, al frío, a la lluvia, al hambre, a no poder cuidar de tu salud, a no encontrar un sitio resguardado o cartones secos sobre los que acostarte, a no tener plaza en un albergue… ¿Puedes imaginar cómo tiene que ser tener y gestionar la menstruación todos los meses?

Usar compresas improvisadas de papel higiénico, bolsas de plástico, papel de periódico, ropa y toallas son algunos de los recursos que utilizan las personas sin hogar que menstrúan ante la falta de acceso a los productos de higiene menstrual. Por un lado, asumir los elevados precios de estos productos con ingresos muy bajos o nulos resulta muy difícil (no está de más recordar que actualmente, en España, el IVA que se aplica a los productos y bienes de primera necesidad es del 4%, no considerándose así los artículos de higiene menstrual, cuyo IVA es del 10%(6)). Por otro lado, las asociaciones, ONGs, bancos de alimentos, centros, etc., donde se pueden adquirir de forma gratuita estos productos no abundan y tampoco son muy conocidos.

Además del acceso a los productos de higiene menstrual, las personas sin hogar que menstrúan se enfrentan al desafío de encontrar espacios con privacidad donde poder cambiar y desechar los productos usados, donde poder lavarse o ducharse y donde poder lavar y secar la ropa manchada. De esta forma, la ausencia de baños en las estaciones de metro, la necesidad de consumir en los negocios para poder ir al baño o que todas las lavanderías sean de pago son algunos ejemplos de grandes obstáculos para ellas. La mayoría, por tanto, dependen de los centros de día o de los baños públicos. Para que te hagas una idea, en Madrid solo existen dos casas de baños públicas: una en la Glorieta de Embajadores (Arganzuela) y otra en la calle de Bravo Murillo (Tetuán). En ellas, por 50 céntimos, puedes ducharte durante un máximo de 20 minutos llevando tu propia toalla y jabón (7, 8).

Llegado este punto, me imagino que no te sorprenderá leer que las dificultades que enfrentan las personas sin hogar para manejar la higiene menstrual repercuten en su salud. Según indican Parillo y Feller “las infecciones del tracto urinario, las infecciones por hongos y la dermatitis de contacto vulvar, los síntomas ginecológicos más comúnmente reportados entre esta población, pueden ser causados ​​o empeorados por la incapacidad para mantener una adecuada higiene genital, especialmente durante la menstruación” (9, p.14).

Realizadas a principios de los años 90, las primeras investigaciones sobre el tema ya revelaron que “las mujeres sin hogar tenían más probabilidades de ser atendidas en centros de salud por problemas ginecológicos que las mujeres con hogar, así como que los problemas relacionados con la menstruación representaban la mayoría de los diagnósticos” (10, p.2). Sin embargo, la producción científica al respecto durante las cuatro décadas posteriores ha sido muy escasa y ha seguido centrada en la clínica. En este sentido, varias autoras y autores señalan que el sinhogarismo se ha investigado, analizado e intervenido desde una perspectiva androcéntrica, por lo que no cabe duda: se trata de otro ejemplo que pone de manifiesto que el género es un importante determinante social de la salud.

Pero no todos los datos son devastadores: levantando la vista es posible encontrar inspiradores ejemplos de iniciativas que pretenden hacer frente a esta problemática.

El pasado 24 de noviembre Escocia se convertía en el primer país en dar acceso gratuito a los productos de higiene menstrual. La nueva “Ley de productos sobre el periodo”, aprobada por unanimidad por el Parlamento escocés, obliga a todos los edificios públicos a suministrar productos de higiene menstrual a toda persona que lo necesite (11).

El movimiento #TheHomelessPeriod en Estados Unidos lucha porque haya compresas y tampones disponibles en los albergues para personas sin hogar de todo el país. Con este objetivo, presentaron una petición en el parlamento en 2016 apoyada por más de 111.000 personas.

En 2014, Doniece Sandoval convirtió un antiguo autobús de transporte público en duchas y baños para las personas que vivían en las calles de San Francisco. Inició así el proyecto Lava Maex, que ahora tiene como objetivo construir una red mundial de abastecimiento de higiene para personas sin hogar. Más de 32.300 personas en varios países se han podido beneficiar de sus servicios desde entonces.

PERIOD. es una organización sin ánimo de lucro promovida por jóvenes que trabaja para erradicar la pobreza menstrual y el estigma. Fue fundada en 2014 por Nadya Okamoto y Vincent Forand, después de que Okamoto pasara un tiempo sin hogar en su adolescencia. Hoy en día cuenta con representación en 49 estados de Estados Unidos y en más de 50 países. Además de realizar labores educativas y de abogacía, solo en 2020 ha distribuido 2 millones de productos de higiene menstrual.

DesdeDistributing Dignity se encargan de distribuir las donaciones que reciben de compresas, tampones, protegeslip y sujetadores a organizaciones sin ánimo de lucro que brindan servicios a poblaciones vulnerables. La organización nació como respuesta a las múltiples peticiones de estos productos que recibieron Joanie Balderstone y Rebecca McIntire al realizar una donación de ropa en un centro para personas sin hogar en Candem (Nueva Jersey).

Tampon TuesdayI Support the GirlsFreedom4GirlsDignity PeriodDays for Girls, Bloody Good Period, FreePeriods… Son algunos nombres más de los muchos ejemplos de iniciativas que, como Cromosomos X, luchan porque la higiene menstrual sea un derecho y no un privilegio.

Y tú, ¿vas a actuar de alguna forma?

Nota: cuando se habla de personas sin hogar que menstrúan en ningún caso se quiere contribuir a invisibilizar aún más a las mujeres sin hogar, sino a visibilizar otras posibilidades y realidades de género y sexo.

Nota: Recordaros que el artículo original e ilustración se pueden encontrar en el blog de la ONG Cromosomos X: https://blog.cromosomosx.org/sinhogarismo-menstruacion-y-salud/ ”


BIBLIOGRAFÍA:

1.     Naciones Unidas. Asamblea General. Directrices para la Aplicación del Derecho a una Vivienda Adecuada. Informe de la Relatora Especial sobre una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado y sobre el derecho de no discriminación a este respecto [Internet]. [Consultado 0 2020]. Disponible en:https://bit.ly/3luxwgp

2.     Hogar Sí. Fundación Rais [Internet]. [Consultado 10 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/3lD83BE

3.     Madrid. INFORME IX RECUENTO DE PERSONAS SIN HOGAR EN MADRID [Internet]. [Consultado 10 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/2H8g0jc

4.     Gobierno de España. Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. Constitución Española [Internet]. [Consultado 11 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/38Ke4sp

5.    Gobierno de España. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Estrategia Nacional Integral para Personas sin Hogar 2015-2020 [Internet]. [Consultado 12 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/2Mdjrnt

6.   Gobierno de España. Agencia Tributaria. Tipos Impositivos en el IVA [Internet]. [Consultado 12 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/38OwN6a

7.     Portal Web del Ayuntamiento de Madrid. Servicios Sociales y Salud. Casa de Baños. Calle Bravo Murillo, 133 (baños públicos) [Internet]. [Consultado 12 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/32Oh3fM

8.     Portal Web del Ayuntamiento de Madrid. Servicios Sociales y Salud. Casa de Baños. Glorieta de Embajadores (baños públicos) [Internet]. [Consultado 12 Nov 2020]. Disponible en:https://bit.ly/3pwzRtB

9.     Parrillo A, Feller E. Menstrual hygiene plight of homeless women, a public health disgrace. RIMJ. 2017; 100(12): 14-15.

10.  Sommer M, Gruer C, Clark R, Maroko A, Hopper K. Menstruation and homelessness: Challenges faced living in shelters and on the street in New York City. Health & Place. 2020; 66 (Article 102426): 1-7.

11. BBC News Mundo. Menstruación: Escocia, la primera nación del mundo en ofrecer gratis productos sanitarios [Internet]. [Consultado 27 Nov 20]. Disponible en: https://bbc.in/36gvsnf


Aquel mensaje de Navidad de Felipe VI. Domingo Sanz

13/12/2020
Aquel mensaje de Navidad de Felipe VI

Hoy es 24 de diciembre de 2025 y TVE acaba de interrumpir su programación para informar de lo siguiente: “Como ustedes recordarán, hace cinco años Felipe VI compareció en Navidad para pronunciar su discurso más breve ante la mayor audiencia de la historia por la gran expectativa que se había creado desde que unos días antes se supiera que su padre acababa de pagar a Hacienda casi 700.000 €, evitando así un juicio por delito fiscal. En su mensaje, Felipe VI dijo lo siguiente: ‘españoles, hoy me despido de vosotros como rey. A buen entendedor pocas palabras bastan, que dice el refrán, porque sobran los motivos, como dijo Sabina. Abandonaré La Zarzuela para que se convierta en un museo o en cinco rascacielos, pero me quedaré en España para evitar que algunos piensen que me han quitado la corona a la fuerza e intenten volver a ponérmela a lo bestia. Mi familia y yo os deseamos, como siempre, felices fiestas y un próspero año nuevo, con la mascarilla puesta mientras lo ordene el gobierno’. Recordamos hoy aquel discurso a nuestra estimada audiencia porque se acaba de saber que, horas antes, Felipe VI había conseguido convencer a su mujer, la entonces reina Letizia, advirtiéndole que antes o después se sabría que él mismo también se había beneficiado de los dineros no declarados de su padre y que, a partir de ese momento, cada día sería un infierno pero que, si abdicaba, Sánchez le había prometido que la república inevitable no seguiría investigando. Tal como ustedes recordarán, y al igual que el 20 noviembre de 1975, aquellas navidades se agotaron el cava y el champán en todas las tiendas de España. Muchas gracias por su atención”


La emérita hipocresía. Carlos Sotos

10/12/2020

Somos sin duda un país lleno de contrastes con grandes atractivos político turísticos. A ver quién nos gana en esto de emular al patio de Don Monipodio como ya nos ilustró Don Miguel de Cervantes en su magistral Rinconete y Cortadillo. Tenemos hasta un rey generoso que dona 65 millones de euros a una dama sin despeinarse, y que es capaz de regularizar sus tarjetas fiscalmente opacas y las de sus allegados, ocultando su titularidad, pagando religiosamente 678.000 eurazos, de los que no se sabía que debía a la hacienda pública y él tampoco había reparado en ello. Nada menos que un jefe emérito del Estado español ocultando unos milloncetes al fisco y cuando se descubre el pastel –solo entonces- y por supuesto, cuando nuestros diligentes Inspectores de Hacienda se encuentran distraídos y  ocupadísimos con la  Pantoja y otra gentes de la farándula, a la Hacienda Pública no le da tiempo a presentar la oportuna denuncia ante la fiscalía. Por esas cosas de la legalidad vigente, y amparándose escrupulosamente en ella, el Rey emérito se percató de que se contempla como eximente expost consumación la regularización de lo defraudado, siempre que no se hubiese abierto aún ningún procedimiento penal. Mira que suerte.

Menos mal que estamos ante un gobierno socialcomunista ilegítimo y felón, que se quiere cargar la monarquía a toda costa y que pone en riesgo nuestra inamovible Constitución, sin el menor respeto a la unidad de la patria. Gracias a eso sabemos y podemos estar seguros de que el rey emérito se ajusta perfectamente a la legalidad porque si no, un gobierno así, no lo consentiría de ninguna manera y trataría de procesar al monarca para proclamar la república con nocturnidad y alevosía destrozando el estado de derecho. Por otro lado habrá que ver no obstante la cantidad de mandos acuartelados o en reserva que deben de estar abrumados por el daño que hace a la monarquía este gobierno permitiendo que el emérito se ampare en estas triquiñuelas para evadir su responsabilidad política y moral ante la ciudadanía. O sea que no hay otra opción que no sea que al gobierno le pille el toro.

Es una pena que el chivatazo de cómo puede uno defraudar una pasta una buena temporada ocultándolo a los mortales y salir de rositas de ello, no se hubiese conocido antes por otros ciudadanos para haberse ahorrado disgustos. Parecería que siendo, o habiendo sido, nada menos que el Jefe del Estado el que “in vigilando” tendría que haber sido el primer obligado con la legislación fiscal aplicable con el máximo de rigor, no iba nunca a utilizar estos atajos propios de tramposos defraudadores. De manera que Don Rodrigo Rato debe estar que echa las muelas porque nadie de sus amigos del gobierno del PP le hubiese avisado a tiempo de estos detalles tan ajustados a derecho. Y desde Luego al exministro de cultura, Maxim Huerta, que no se le ocurrió otra cosa a la criatura que presentar un recurso perfectamente legal y estando en su derecho por su desacuerdo con la liquidación que la inspección de hacienda le presentaba y litigó con ella con resultado de que no le dejaron ni pisar el ministerio más de tres días. Esto sí, los monarcas cada navidad nos exhortaban al orden y a la moral pública. En toda época. Qué tiempos modernos.

Y ya peor le pasó a la política Dª Cristina Cifuentes, que se le ocurrió trincar una pomada en un día que tenía malo, cuando ni siquiera era presidenta de la Comunidad de Madrid, pero que se lo guardaron en un “pent drive” durante años por si algún día se desviaba de una recta moral y había que llamarla al orden. Es claro que existe un gran control sobre la cosa pública y que entre policías patrióticas y brigadas de cloacas pestilentes varias, con terminales en digitales conocidos y de gran rigor informativo en España, son capaces de ofrecer las mayores garantías de probidad moral, para que los ciudadanos estemos tranquilos de que nuestro Estado está representado en las mejores manos al máximo nivel y con gente muy preparada que estudió solo para eso, como fue el caso del emérito. ¿Algo más al respecto?

Pero el que ya se tiene que estar cortando las venas debe ser Don Iñaki Urdangarín, que le quitaron hasta el ducado y lo mandaron a la trena por no atender el rigor debido a las recomendaciones de probidad moral, diligencia en el pago de impuestos y el indebido uso de su imagen al servicio de intereses privados. Tampoco le avisaron de cómo iba la cosa y lo que se podía haber ahorrado de suplicios varios. Todo por no atender a las severas instrucciones del monarca entonces al frente del Estado, que no pasaba una en el riguroso ejercicio de su alta responsabilidad. Le habían advertido que las cosas no iban así, pero tampoco le informaron de cómo podían ser de otra forma, y acabó en manos de un desaprensivo profesor que le lio de mala manera. Otra víctima. Es una lástima que en España no haya todavía una serie en curso como la de “The Crown” porque promete ser un récord de audiencia mundial. A ver qué director y productor le echa bemoles y se atreve con el morlaco. Eso sí, mucho ojo con los libros de contabilidad de la productora, no vaya a ser que carguen unos cafés de más no deducibles y les caiga una inspección de no te menees.

Concluyendo, que en las próximas semanas de encierros varios enmascarillados y hasta que la vacuna nos permita evitar cualquier sofoco, va a ser muy difícil tragarse los debates televisivos o parlamentarios en los que el personal saque a colación ese excelso pensamiento de que una acción será legal pero de dudosa moralidad. O que un gobierno es ilegítimo, porque aún teniendo la mayoría parlamentaria aplastante para aprobar sus decretos gubernamentales estos no se ajustarían a la moral, a los principios cristianos del derecho natural, a las buenas costumbres y a la necesaria concurrencia con los valores inalienables e inamovibles del orden establecido. Y cómo no a la lealtad debida a un monarca, que al parecer es superior a la soberanía nacional emanada del pueblo y está representada por los que les hemos elegido en elecciones libres y democráticas. Claro, sería legal, pero no moral. Lo que hace la emérita e insoportable hipocresía.

https://www.nuevatribuna.es/opinion/carlos-sotos/emerita-hipocresia/20201210073126182169.html


Felipe VI, los ex y esos silencios que envenenan. Domingo Sanz

08/12/2020

“El hombre es dueño de sus silencios…” comienza diciendo la famosa frase, pero no hablar cuando toca oculta algo inconfesable y si quien calla no sabe elegir el secreto, el paso del tiempo conseguirá envenenarlo por dentro.

Uno. Nunca conoceremos los mayores secretos de la Transición, pues ni siquiera un gobierno “social comunista” se está atreviendo a desvelarlos, pero es evidente que entre las 18:23 del 23 de febrero de 1981 y las 01:14 del día siguiente transcurrieron 411 minutos y si Juan Carlos I hubiera reclamado TVE desde el primer momento para ordenar ante el mundo mundial que depusieran las armas unos golpistas que se estaban jugando el tipo por la monarquía que él mismo representaba, muchos millones de personas se habrían ido a dormir a la hora de cada día y USA, quizás, no habría declarado que se trataba de un problema “interno” de España.

Pero no, aquel rey, tan autodestruido hoy que ha tenido que huir, no podía salir por TV antes de hablar en privado con unos y con otros, todos conocidos y algunos muy amigos, para decir en cada caso lo que no resultara chocante con las intrigas que, contra Adolfo Suárez, había estado divulgando durante los últimos meses sin el menor respeto por las urnas y la democracia.

Dos. El día 31 de julio de 2018, dos meses después de que Rajoy y el PP perdieran el gobierno gracias a la moción de censura presentada por Pedro Sánchez, se supo que un grupo de 181 mandos militares retirados habían firmado un manifiesto en defensa del golpista y dictador Francisco Franco. 

El silencio que practicó Felipe VI solo tuvo un significado, el de respuesta cómplice con los admiradores del mayor asesino de españoles de la historia.

Por tanto, casi dos meses después, el 26 de septiembre de 2018, los mismos medios que habían informado del manifiesto franquista confirmaban que ya eran más de mil el número de sus firmantes. Tal éxito no se habría producido si el rey hubiera dejado clara su posición contraria a esa declaración. 

Tres.

La semana pasada y con fecha 25 de noviembre, 79 militares de alta graduación retirados, y pertenecientes todos a una misma promoción de la Academia General Militar de Zaragoza, dirigieron una carta a Felipe VI cuyo contenido contra el Gobierno sigue llenando la actualidad una semana después. Redondean la alarma social que han provocado con multitud de expresiones de odio que se intercambian en sus redes sociales, donde incluso han calculado hasta el número de españoles que deberían fusilar: 26 millones no es un número cualquiera. 

Algunas voces han pedido a Felipe VI que coloque públicamente a esos ex militares en su sitio, pero el rey ha decidido guardar, de nuevo, ese silencio que le está envenenando porque, tal como ocurría hace 40 años, ha protagonizado suficientes momentos en los que no le parecido mal que su enfrentamiento con el Gobierno saliera a la luz. De los que han trascendido, recordamos su presencia en un funeral religioso por las víctimas de la pandemia al que no le tocaba asistir y su llamada a Carlos Lesmes para decirle que le hubiera gustado estar en Barcelona el 25 de septiembre, pero que Pedro Sánchez no lo consintió. No le pareció mal a Felipe VI reaccionar en público y de manera inmediata ante esos otros “problemas” de la democracia.   

Ni a Franco le ponían tan fáciles los atunes que pescaba, como Felipe VI les está poniendo a los añorantes de los paredones las excusas para defenderlo a él porque se siente ofendido por el gobierno. Como durante los tiempos del caldo que cultivaba el golpe de Tejero, por con fechas y protagonistas nuevos. 

Pero no solo son “ex” algunos militares. Tampoco han dicho nada contra este último, digo penúltimo, manifiesto amenazador, los Felipe González y José María Aznar quienes, por otra parte, no dejan pasar ni una sin abrir la boca. Como no afirmar que están envenenados desde siempre. Por último, muy calculador estuvo Zapatero con sus palabras hace dos días, y desaparecido el mismo Rajoy que se vio obligado a poner la TV a disposición de Felipe VI, y en contra de su voluntad como presidente del Gobierno, aquel 3 de octubre de 2017. Otra ocasión en la que a este rey si le pareció imprescindible aparecer en persona. 

Qué lejos queda también aquella intervención de Casado durante la moción de censura de Vox que consiguió que hasta lo “aplaudieran” desde las mismas páginas que, como las de “El Diario”, han elegido destacar hoy, 4 de diciembre, que “Casado, Vox y las terminales mediáticas de la extrema derecha agitan el ruido de sables que prende en sectores del Ejército”. 

Estos momentos de tensión tienen la virtud de colocar a todos en su sitio, y ni un cómodo Rivera por su condición de ex, ni una Arrimadas para quien callarse es lo mismo que morir políticamente, se han atrevido a nada, con lo que una vez más queda demostrado que en España no hay derecha de ámbito estatal que, al mismo tiempo, tenga convicciones democráticas a cualquier precio.

Y, esta vez, los efectos del veneno que alimenta tanto silencio no se han hecho esperar. “Voz Populi” y “El Diario” informaron ayer que otro grupo de militares, también retirados, están divulgando y firmando una nueva carta contra el Gobierno, esta vez poniendo el acento contra los indultos que se han solicitado para los presos políticos catalanes, y que el Consejo de Ministros está estudiando, tal como la ley le obliga a hacerlo.

Pero alguna vez tenía que ocurrir y puede que sea esta. Contra tanto silencio envenenado de los que pretenden jugar a todas las barajas, un pequeño grupo de “hijos de puta” incluidos entre los “26 millones” amenazados de muerte han reaccionado y están recogiendo firmas para llevar a un militar ante la Justicia. 

Durante las primeras 24 horas han conseguido un apoyo cada dos segundos. Es aquí, en https://www.change.org/p/ministerio-de-justicia-de-espa%C3%B1a-somos-26-millones-de-hijos-de-puta-que-vamos-a-llevar-a-un-militar-delante-de-un-juez

Son las 08:45 horas del 4 de diciembre de 2020 y la ministra Robles, en La SER, está diciendo que el JEMAD ha emitido un comunicado de lealtad del Ejército con la Constitución, como si la historia de nuestros golpistas no certificara suficientes declaraciones de lealtades a las legalidades vigentes hasta cinco minutos antes de empezar a fusilar.

¿Se puede saber porqué motivo Pedro Sánchez no ha obligado aún a Felipe VI a salir por TV para que invite a que paren ya de desestabilizar a tantos ex militares como se dirigen a él, y que ha dado orden de rechazar cualquier nueva carta que le dirijan? Todo lo que no el rey no diga en público no vale ni un céntimo.

Si no lo hace, más pronto que tarde Sánchez tendrá que elegir entre él o Felipe VI. Ni este rey se merece ser alguien en una democracia, ni España puede soportar el riesgo de que el veneno de sus silencios permita que una nueva intriga sea la última antes de que se hagan realidad, de nuevo, nuestros peores recuerdos.

Última hora. Un día después de que los diputados independentistas catalanes apoyaran los Presupuestos del Gobierno de Sánchez e Iglesias, el Tribunal Supremo ha roto su silencio para revocar el Tercer Grado de los presos políticos, pero una hora y media después de que se conociera esta dura decisión de Marchena, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha decidido recordarle por escrito que Oriol Junqueras tiene inmunidad como eurodiputado desde que fue proclamado.

Conclusión: Tal parece que las amenazas de los ex militares españoles ya no asustan más allá de nuestras fronteras.


Comunicado del Encuentro Republicano de Madrid (ERM) EL RÉGIMEN DEL 78 ES UNA CONDENA PARA LA CLASE OBRERA

04/12/2020

Que la constitución de 1978 es papel mojado para la clase trabajadora no es algo nuevo. Llevamos más de 40 años señalando sus carencias, sus falsos derechos y sus lastres antidemocráticos. Pero es ahora, en mitad de una crisis absoluta (económica, sanitaria, política y social), cuando la decadencia del Régimen del 78 ha quedado expuesta sin que ningún maquillaje político sea capaz de tapar la realidad: el modelo de estado actualmente vigente es un grave problema y no una solución para los trabajadores y las trabajadoras.

Estamos viendo cómo los políticos a todos los niveles (estatal, autonómico o local) se limitan a imponer medidas enfocadas a proteger el beneficio económico de las grandes empresas, empujándonos al círculo vicioso de producción-consumo del capitalismo, mientras dejan de lado la necesaria ampliación y mejora de  los servicios públicos básicos que garanticen no solo la contención de la pandemia, sino también unas condiciones de vida digna para la clase trabajadora en estos dramáticos momentos. Sanidad, educación, transporte, alimentación, vivienda, residencias, pensiones…  hoy son mucho más que  reivindicaciones para una sociedad más equitativa. Hoy se han convertido en condiciones necesarias para la supervivencia de millones de personas.

Otro factor fundamental es la estabilidad en el ámbito laboral. La clase obrera, motor de la economía, ha sido abandonada a su suerte dejando a muchos trabajadores y trabajadoras en el limbo de los ERTEs. Las grandes empresas han sido las mayores beneficiarias de estas medidas, aun cuando ya cuentan con la ventaja de una mejor adaptabilidad y acceso a la digitalización del trabajo, mientras que el pequeño tejido productivo de nuestros pueblos y barrios, representado por los pequeños negocios y autónomos, se ve más amenazado que nunca.

Este dramático cuadro de situación no es caprichoso. Responde a un proyecto económico, político y social cuidadosamente modelado a lo largo de los últimos 42 años gracias a la constitución vigente, verdadero armazón que sostiene y protege la explotación y miseria sistemáticas que sufre la mayoría social a manos de una minoría parasitaria encabezada por la familia Borbón, siempre fuera de la ley y siempre impune.

Por todo ello es que este 6 de diciembre no solo está más justificado que nunca mostrar rechazo frontal al Régimen del 78, sino que debe servir de detonante para constituir una verdadera resistencia popular organizada en los centros de trabajo, en los centros de estudio, en los barrios, en los pueblos, en las ciudades, etc…  contra quienes sacrifican (literalmente) a la clase obrera para mantener los beneficios millonarios de los grandes empresarios. Ya no se trata de mejorar nuestras condiciones de vida, sino de defender directamente nuestras vidas, amenazadas por un modelo económico, político y social inhumano.

Desde el Espacio Republicano de Madrid hacemos un llamamiento a la unidad de todos los republicanos y republicanas desde la responsabilidad que estos críticos momentos nos imponen. Convocamos a todas las Agrupaciones, Asambleas, Ateneos, Coordinadoras, Colectivos, Espacios, Partidos, etc… que comparten el objetivo republicano a iniciar las conversaciones y desarrollar las experiencias necesarias para convertir a la Tercera República en la solución colectiva a la crisis permanente que vivimos como sociedad, empezando por mostrar un contundente y profundo rechazo unitario al marco legal de la monarquía y sus secuaces este 6 de diciembre. El momento es ahora y no tenemos excusas.

Pero más allá de esta simbólica fecha, la Tercera República debe ser construida por los hombres y las mujeres que día a día, con su trabajo, crean la riqueza de un país permanentemente saqueado y empobrecido. Hombres y mujeres que en muchos casos nunca han pisado una manifestación republicana o jamás han enarbolado la bandera tricolor, pero que sin embargo aspiran a vivir en paz en una sociedad más justa, equitativa y democrática. Junto a esas personas sentaremos los cimientos de la Tercera República, defendiendo con ellas sus derechos, sus libertades y sus reivindicaciones de unas condiciones dignas de vida y trabajo.

Los republicanos y las republicanas tenemos la responsabilidad de ser impulsores del necesario movimiento popular capaz de girar definitivamente la pesada y podrida página de la monarquía, siempre vinculada a lo más reaccionario, rancio y corrupto de nuestra historia, para dar paso a un modelo de estado plenamente democrático y al servicio de la clase trabajadora que lo sostiene.

Por eso este año más que nunca:

POR LA TERCERA REPÚBLICA

CONTRA LA CONSTITUCIÓN Y LA MONARQUÍA CORRUPTAS

POR UNA VIDA DIGNA PARA LA CLASE TRABAJADORA

ABAJO EL RÉGIMEN DEL 78


LA CONSTITUCIÓN DEL 78 NO ES LA SOLUCIÓN PARA LAS CLASES POPULARES

03/12/2020

Este 6 de diciembre, no se puede convertir en algo meramente anecdótico, en un acto que realizamos de manera autómata por qué la fecha así nos lo exige, debemos ir mucho más haya, puesto que estamos viendo como en nuestros barrios y pueblos, otra vez son las clases populares las que vuelven a pagar la crisis económica y sanitaria, con pérdida de puestos de trabajo, con rebajas en los derechos laborales y sociales, y con unos servicios públicos cada vez más débiles y degradados.  Por eso en este momento está más justificado que nunca mostrar el  rechazo frontal al Régimen del 78, sino que esta fecha debe servir como detonante para constituir una verdadera resistencia popular organizada en los centros de trabajo, en los centros de estudio, en los barrios, en los pueblos, en las ciudades, etc…  contra quienes sacrifican (literalmente) a la clase obrera para mantener los beneficios millonarios de los grandes empresarios. Ya no se trata de mejorar nuestras condiciones de vida, sino de defender directamente nuestras vidas, amenazadas por un modelo económico, político y social inhumano.

Pero más allá de esta simbólica fecha, la Tercera República debe ser construida por los hombres y las mujeres que día a día, con su trabajo, crean la riqueza de un país permanentemente saqueado y empobrecido. Hombres y mujeres que en muchos casos nunca han pisado una manifestación republicana o jamás han enarbolado la bandera tricolor, pero que sin embargo aspiran a vivir en paz en una sociedad más justa, equitativa y democrática. Junto a esas personas queremos sentar los cimientos de la Tercera República, defendiendo con ellas sus derechos, sus libertades y sus reivindicaciones de unas condiciones dignas de vida y trabajo.

Los republicanos y las republicanas tenemos la responsabilidad de ser impulsores del necesario movimiento popular capaz de girar definitivamente la pesada y podrida página de la monarquía, siempre vinculada a lo más reaccionario, rancio y corrupto de nuestra historia, para dar paso a un modelo de estado plenamente democrático y al servicio de la clase trabajadora que lo sostienen.

Por eso este año más que nunca:

POR LA TERCERA REPÚBLICA

CONTRA LA CONSTITUCIÓN Y LA MONARQUÍA CORRUPTAS

POR UNA VIDA DIGNA PARA LA CLASE TRABAJADORA

ABAJO EL RÉGIMEN DEL 78