SI ESTO ES UN REY. FÁTIMA ANDREO VÁZQUEZ

30/06/2020

¿Y ahora, qué pasa con Felipe, ese rey que ha pretendido distanciarse de los excesos de su progenitor mientras es beneficiario de su herencia (a la cual no podrá renunciar hasta el fallecimiento del padre, en contra de lo expresado recientemente)?

El "preparao" aparece como beneficiario de una sociedad offshore ...

El abuelo paterno de mi madre fue un convencido republicano que llegó a ser ministro cuando su país, Portugal, había conseguido deshacerse de sus reyes. Y de los tíos maternos de mi madre dos estaban comprometidos con la República y otro fue un poco habitual espécimen de carlista andaluz. Sus padres, mis abuelos, por su parte eran bastante apolíticos. En cuanto a la familia de mi padre, sé que mi abuelo votó a Lerroux y luego fue franquista. En definitiva, ninguno de mis padres procedía de un entorno monárquico. Sin embargo, ellos se declaraban juancarlistas, entendiendo que se trataba de un rey moderno que había permitido/traído la ansiada democracia al país. Y supongo que también influyeron las buenas relaciones entre Felipe González, al cual admiraban en aquella época y Juan Carlos, que eso le daba un toque de progresismo. 

Pero, ¿que se escondía detrás de esa fachada de modernidad y campechanismo? Pues, al parecer, un comportamiento bastante poco edificante. Según noticias aparecidas en los últimos meses, mientras mis padres admiraban el jefe del Estado, éste se dedicaba a cobrar comisiones de empresas privadas y de estados extranjeros; mantenía, con cargo al erario público, a amantes diversas; sustraía de la Hacienda Pública, que le pagaba sus honorarios, los impuestos que debería haber pagado escondiendo dinero en Suiza. 

Por otra parte, hay que decir que todo muy en consonancia con los comportamientos de cierto empresariado patrio. Pero, además, ¡qué cutre lo de pedir a un empresario amigo que le pagara la mitad del viaje de bodas a su hijo, mientras él tenía dinero escondido en cuentas suizas! ¿Dónde queda el señorío que se le supone a la nobleza/realeza? ¿O es que consideraba una obligación de vasallo ese espléndido regalo? ¿Y qué decir si coincidimos con Borges, que consideraba el lujo una vulgaridad? 

En fin, una vergüenza más. Normal que la hija pequeña se enfadara con el padre por repudiar a su marido por hacer… lo que se hacía normalmente en la familia. Pero, lamentablemente para el deportista, la inmunidad no es transferible (aunque sí parece que hay quien quiera alargarla hasta más allá de su período de vigencia legal).

¿Y ahora, qué pasa con Felipe, ese rey que ha pretendido distanciarse de los excesos de su progenitor mientras es beneficiario de su herencia (a la cual no podrá renunciar hasta el fallecimiento del padre, en contra de lo expresado recientemente); cuando su viaje de bodas fue pagado por un empresario con el que, de esta manera, se encuentra en deuda; cuando uno de sus mejores amigos, el «compiyogui», también empresario, se ha visto envuelto en varias tramas de corrupción e incluso en el acoso y la agresión a una mujer? ¿De verdad piensan que sus desafortunados súbditos todavía no nos hemos caído del guindo?

Puedo entender que haya gente a la que le guste la monarquía parlamentaria como sistema político. Unos amigos portugueses recientemente defendían que una Jefatura de Estado elegida por sufragio puede llegar a acarrear mayores gastos que una real (de realeza), pudiendo la competencia de esta última llegar a ser también mejor. Podría ser, aunque yo no lo comparto. Pero lo que tengo muy claro es que, desde Carlos III, los reyes de España no han dejado de ser una maldición para el país.

Este año no pudimos celebrar el 14 de abril debido al confinamiento. Una pena, porque cada vez se hace más evidente la necesidad de una III República que saque de nuestras vidas a esta familia que ya no da más de sí de tanto escándalo. Pero claro, ¿qué se puede esperar de quienes pueden violar la ley impunemente?

https://www.naiz.eus/eu/iritzia/articulos/si-esto-es-un-rey


LA MARQUESA ARGENTINA Y EL TERRORISMO, POR ISABELO HERREROS

26/06/2020
Álvarez de Toledo llama "hijo de terrorista" a Pablo Iglesias y él ...

Se extrañaba don Manuel Azaña de que el embajador de Argentina en España en aquellos años, Roberto Levillier, fuese monárquico, y acérrimo defensor de los Borbones. El diplomático había llegado a España en 1927, e hizo buenas migas con Alfonso XIII, así como con el general Primo de Rivera, y otros militares y aristócratas de aquella ya decadente Corte. Levillier era además historiador, especializado en la conquista de América durante el siglo XVI y todo un apasionado del Imperio Español, al igual que John Elliott, el hispanista británico director de la presunta tesis doctoral de Cayetana Álvarez de Toledo, durante la estancia de ésta en Londres como estudiante. Pero lo preocupante de aquel diplomático porteño, de la más alta alcurnia argentina, era su simpatía declarada por el régimen nazi, para el que trabajó dentro y fuera de su país, y fue artífice de esas amistades peligrosas que tuvieron como consecuencia, tras el final de la Segunda Guerra Mundial, la llegada a Buenos Aires o Córdoba, de los más siniestros asesinos del Tercer Reich, como fue el caso de Otto Adolf  Eichmann, el siniestro criminal, finalmente secuestrado por el Mosad en 1960 y juzgado en Israel, y que dio origen a una de las más profundas reflexiones intelectuales sobre el nazismo, la que hizo Hannah Arendt, acerca de la banalidad del mal.

Valga esta entradilla para situar algunas casualidades, que no lo son tanto, pues esa simpatía por la monarquía española y nuestra castiza y rancia aristocracia, aunque no es algo abundante en Argentina, resulta que existe, al menos entre la oligarquía y sectores de la burguesía, lo que no deja de ser curioso, en un país con un régimen político republicano muy consolidado. No hace tantos años pude constatar, no sin extrañeza, que una postulante a candidata a la presidencia de la República, Grazziela Fernández Meijide, también era muy monárquica, y me afeaba a mí, por entonces dirigente de IU, esa “manía” que teníamos a Juan Carlos de Borbón, un rey ejemplar, maravilloso y no sé cuantos otros adjetivos le dedicó, por lo que no tuve más remedio que replicarle, y sugerirle que presentase en la cámara de diputados de su país un cambio de forma de Estado, con el hoy rey emérito como postulante a la Jefatura. Ahí acabó la entrevista.

Pero es de la marquesa de Casa Fuerte de quien quiero hoy escribir, y de su persistencia en posibles injurias y calumnias hacia el padre del vicepresidente segundo del Gobierno, con esas acusaciones de vinculación con el terrorismo, y no para afearle su falta de conocimiento de la reciente historia de España, si no para situar a la diputada popular ante su propio espejo, puede que traído de la mansión familiar bonaerense, y que también le sirve para recrear y acrecentar su ego, corregido y aumentado desde que empezó a recibir grandes elogios de toda la caverna mediática, y fue entronizada, nada menos que como portavoz del principal partido de la oposición en el Congreso de los Diputados. A continuación, no ha parado de llamar vende patrias y malos españoles a todos aquellos que no son afines al PP o a VOX, lo que no deja de llamar la atención en una persona que solo tiene DNI desde el año 2008, y que el resto de su vida, nada menos que 34 años, ha sido argentina, y, según ella misma pregona, lo sigue siendo por derecho. Eso sí, aquí le ha cundido más el patriotismo y ya ha hecho su capitalito, no como la mayoría de los inmigrantes latinos, que no les da el sueldo ni para pagar el alquiler del piso, y tienen que acudir a los comedores sociales; doña Cayetana ya tiene piso en propiedad en Madrid, un apartamento en París y otro en Buenos Aires, incluso una finca rústica en Toledo tiene la noble señora.

Ahora vamos con el debate suscitado en torno a los últimos años del franquismo, y a los grupos políticos que, como el FRAP entre ellos, decidieron acelerar la caída de aquella dictadura criminal del general Franco, mediante atentados que tenían por objeto debilitar a un régimen que ya hacía aguas por todas partes. Lo primero que hay que decir que no hace falta acudir al viejo Marx, para justificar la violencia como respuesta a la ejercida por los tiranos. Mucho antes, el jesuita padre Juan de Mariana, natural de Talavera, expuso en su obra De rege et regis institutione (Toledo, 1599), que el rey debe de subordinarse a la ley moral y al Estado, y que puede estar justificada la revolución, y la ejecución por el pueblo del monarca si éste es un tirano. El libro fue solemnemente quemado en París, al declararlo subversivo el parlamento, tras el asesinato de Enrique IV de Francia. Juan de Mariana había escrito este libro a instancia del preceptor de Felipe III, el también talaverano García Loaísa. En España fue considerado Mariana como influenciado por Erasmo de Rotterdam, y, pronto la Compañía de Jesús tomó distancias con el gran teólogo e intelectual.

Es decir, no es lo mismo, con sus aciertos, errores, e incluso crímenes, un grupo armado que lucha contra un régimen fascista y clerical, como lo era el franquismo, que un grupo armado que, en un régimen democrático de libertades, asesina a militares, policías, e incluso a representantes políticos de las instituciones del Estado, y que es lo que ha continuado haciendo ETA hasta el final. A partir de ahí hay muchos matices a tener en cuenta, como lo es el de aquellos que, militando en un grupo político, como lo era el FRAP, extensión armada del Partido Comunista de España (Marxista Leninista) y que hoy es una organización legal, no tuvieron otro papel que el de estar adscritos a alguna de las organizaciones afines, como lo eran colectivos feministas, sindicales o culturales. Tal y como se ha recordado en algunos medios, este grupo tuvo el raro privilegio de contar entre los suyos a tres de los últimos fusilados por el régimen franquista, en septiembre de 1975, tras un juicio militar sumarísimo, sin garantía procesal alguna y sin posibilidad de aportar pruebas o testigos. Por lo demás, este y otros grupos, salvo el GRAPO y ETA, abandonaron pronto la lucha armada e iniciaron otras vías políticas. Hay que recordar, por la parte que toca a los equidistantes del PSOE, que el FRAP tuvo como fundador y presidente, desde 1973 hasta su fallecimiento en 1975, al exministro socialista exiliado don Julio Álvarez del Vayo. De otra parte, la existencia del FRAP fue efímera en el tiempo y con escasa actividad violenta, apenas seis atentados mortales, pero que tuvo una respuesta brutal del régimen, con detenciones y encarcelamientos, torturas, algunas horrorosas, como las sufridas por el joven Cipriano Martos, al que la policía hizo tragar ácido sulfúrico y gasolina, para verle morir dos días después, y así distraer los ratos de ocio de los torturadores de la célebre y siniestra BPS.

Quienes no abandonaron el crimen político, y esto conviene recordárselo a la señora marquesa, fueron las cloacas del Ministerio del Interior y grupos paramilitares a su servicio, que siguieron asesinando de manera impune a lo largo de toda la “modélica” transición, hasta más de doscientas víctimas, la mayoría con cobertura de impunidad absoluta. Pedazos de aquella misma manzana podrida del Ministerio del Interior fueron el Batallón Vasco Español, y su continuación el GAL, cuya vida se alargó hasta 1987.

Muchos de quienes militaron en organizaciones de la llamada extrema izquierda, incluso del citado FRAP, se incorporaron años después a partidos políticos constitucionales, como el PSOE, el PCE, Izquierda Unida, o incluso el Partido Popular, en el que recalaron destacados miembros del grupo Bandera Roja, como las exministras Celia Villalobos y Pilar del Castillo, y también del propio FRAP, como el exconseller valenciano Rafael Blasco; otros ex miembros del citado grupo republicano han realizado destacadas y brillantes carreras en el mundo empresarial, en el alto funcionariado o en el periodismo, sin que jamás, hasta ahora, nadie les  haya llamado terroristas, entre otras cosas porque ni habían matado a nadie ni habían realizado actividad violenta alguna. Otros grupos de la extrema izquierda de entonces, como eran los maoístas PTE y ORT, fueron un auténtico vivero de cuadros políticos, descubierto por Alfonso Guerra, y que es de donde proceden Francisca SahuquilloJosé Sanroma Aldea y otras muchas personas más o menos conocidas que han ocupado altos cargos en la Administración, como también es el caso del padre de Íñigo Errejón, con gobiernos del PSOE y también del PP.

Espero que a partir de ahora y con la misma vara de medir, la marquesa de Casa Fuerte, cuando se encuentre con compañeros o compañeras de partido con ese pasado político, utilice por ejemplo para el saludo: “buenos días estalinista”, “buenos días maoísta”, “buenos días terrorista” o “amigo de terroristas”.  No se me ocurre ahora como tendrían que llamar en el PP a los afiliados o dirigentes que son hijos o nietos de jerarcas de la dictadura. Consideraciones de otro tipo se han hecho estos días por eminentes constitucionalistas, acerca del alcance de las leyes y acuerdos realizados entre los años 1976 al 1978, como la Ley de Amnistía, el recorrido en dos direcciones que tuvo, y la ruptura con aquello que puede suponer la actual deriva virulenta del discurso de la derecha española.

Pero para tratar de entender los retruécanos y arcanos de la complicada cabeza de la portavoz popular, vayamos a su país, precisamente a los años en que la futura marquesa aún no había nacido o era bebe. Fue en 1973 cuando se produjo el regreso del general Perón de su confortable exilio madrileño, y también el inicio de un periodo de violencia que tuvo como protagonista inicial a la Triple A, un grupo terrorista, auspiciado por el ministro de Bienestar Social, López Rega (a “el brujo”), y que fundamentalmente se dedicó a asesinar a miembros del propio Partido Justicialista, que se habían desviado hacia la izquierda en ausencia del fundador, como era el caso del grupo Montoneros y también sindicalistas y estudiantes de la izquierda peronista. Se calcula que hubo más de mil víctimas de aquel terrorismo de Estado, bajo del mandato de la viuda de PerónMaría Estela Martínez, previo al del general Videla y sus secuaces.

Después vino el golpe de los militares de marzo de 1976, para completar el mapa de un continente, en el que la CIA norteamericana había auspiciado sangrientos cuartelazos, como había sido el llevado a cabo en Uruguay en junio de 1973, o el de Pinochet en Chile en septiembre del mismo año. Aquello ocurría durante la Guerra Fría, pero no solo para aupar a generales fascistas al poder, si no para imponer a sangre y fuego un modelo económico neoliberal, con Chile como laboratorio para Milton Friedman y sus Chicago Boys.

Si en Chile el diario El Mercurio había sido el principal diario que animó y apoyó el golpe de Estado, en Argentina ese papel siniestro lo cumplió La Razón, el diario conservador propiedad de la familia materna de Cayetana Álvarez de Toledo, los Peralta-Ramos, con el tío Patricio de director desde 1972 a 1986. Apenas asentado el gobierno del general Videla, con fuertes apoyos desde este lado del Atlántico, incluso con asesores militares y policiales, sucedió un episodio que aún hoy se debate, cual fue la extraña muerte del empresario David Graiver, en un accidente de avión, y a continuación secuestros y torturas de familiares del mismo, y todo para que tres rotativos, entre ellos La Razón, se hicieran con el control de Papel Prensa, en una operación muy económica y siniestra apoyada por los militares. Precisamente, justo el día antes del golpe militar, y como si de una señal convenida se trátase, La Razón titulaba su editorial en portada: “Es inminente el final. Todo está dicho”.

El papel de la prensa argentina, durante aquellos años -singularmente de los grandes medios-, fue de total complicidad con la dictadura, con las excepciones conocidas y con varios centenares de periodistas desaparecidos. Inicialmente hubo un sistema de censura previa, pero después, fue tal el entreguismo a la Junta militar, de diarios como Clarín, La Nación o La Razón, que no hizo falta mantener aquella oficina centralizada; se impuso la autocensura, y solo había libertad para los elogios a tal o cual ministro, como al de Economía, Martínez de la Hoz, para el que pedían todo tipo de homenajes. Otro personaje aplaudido era Jorge Horacio Zorreguieta, alto cargo de la dictadura y empresario representante de las oligarquías agrícolas que habían apoyado el golpe de Estado, es decir el padre de la hoy reina de Holanda y de la que dice ser amiga la portavoz del PP, porque ya lo eran de siempre sus familias.

La “lucha antisubversiva”, es decir los asesinatos, las torturas, las desapariciones forzadas o la existencia de campos de exterminio, no tuvo eco en la prensa. Solo había hueco, de vez en cuando, para las notas que daba el propio régimen acerca del apresamiento o muerte de algún “peligroso terrorista”. Todo era una balsa de aceite, si se leían los diarios; no era distinto el panorama en la radio o televisión. Tal y como en los tiempos de la dictadura franquista en España solo algunas emisoras o medios de comunicación extranjeros se hacían eco de lo que pasaba en el interior del país. La dictadura argentina tuvo la complacencia de los gobiernos españoles de la transición, -con visitas de Estado de los Reyes- y también la anuencia de Felipe González, que ni facilitó ayuda a exiliados que llegaban huyendo de la muerte, ni quiso escuchar las denuncias que hacían los familiares de desaparecidos de origen español, y que eran varios centenares. La Iglesia católica tuvo también un papel destacado, primero en la gestación del proceso que llevó al golpe de Estado, y después como legitimadora del nuevo orden, en lo que consideraban, en especial el Nuncio de la Santa Sede, Pio Laghi, una guerra necesaria contra el comunismo en América Latina; con roles siniestros, como el de confortar y tranquilizar a los militares de los “grupos de tareas”, y que eran los que realizaban los tristemente célebres vuelos de la muerte.

Entre los argentinos que llegaron a España al poco tiempo del golpe, huyendo de la Triple A, se encontraban dos hermanos, periodistas, que habían nacido en Talavera de la Reina poco antes de la guerra civil, hijos de un médico español, Fernando Mas Robles, exiliado en Argentina. Este viaje, de Fernando y Luis Mas Fernández-Sanguino, a un doble exilio fue ya sin retorno. Los dos hermanos tuvieron en España trayectorias profesionales muy destacadas, y comprometidas con la defensa de los Derechos Humanos. Precisamente fue Fernando, que ocupó el cargo de Jefe de Internacional de la revista Cambio16, quien denunció la presencia en España de Roberto Almirón, un comisario de policía argentino, jefe máximo de la Triple A, y que encontró trabajo en nuestro país como Jefe de Seguridad y escolta de Manuel Fraga. Alianza Popular lo defendió, y, incluso le puso a uno de sus mejores abogados, Alberto Ruiz-Gallardón. La impunidad del asesino duró hasta el año 2008, en que fue extraditado por el gobierno de Rodríguez Zapatero, más sensible que los anteriores a los reclamos de las víctimas de aquel genocidio.

El momento cumbre de aquel país, para la propaganda de la Junta Militar, fue el Mundial de Fútbol de 1978, con asistencia de todas las selecciones del mundo, a pesar de que hubo una intensa campaña de boicot de organizaciones de Derechos Humanos. Dentro del reparto de poder entre las distintas facciones del Ejército, fue finalmente la Marina la que se llevó el gato al agua de la organización del acontecimiento, con un desmesurado presupuesto, con reparto de prebendas para amigos, y con sumas importantes para corromper a políticos y periodistas de medio mundo. Mientras se jugaban los más importantes partidos en Buenos Aires, a menos de un kilómetro del estadio, en la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA), se seguía torturando y asesinando, con la paradoja de que precisamente fue en este centro siniestro en el que el gobierno militar instaló una oficina de prensa para combatir a la prensa extranjera que publicaba noticias y opiniones contrarias a aquel régimen criminal. Aquella información domesticada era la que publicaba el diario La Razón, de los Peralta-Ramos. En aquel gabinete de comunicación fueron obligados a trabajar unos cuantos presos políticos con perfil universitario. Un acuerdo comercial entre las dictaduras de Perú y Argentina incluyó que la selección argentina debía de ganar el Mundial, lo que a la postre ocurrió, con un resultado de 6-0, todo ello bajo la supervisión de Henry Kissinger, que incluso visitó en el vestuario a los jugadores peruanos acompañado de Jorge Videla.

Del papel del periódico de la familia Peralta-Ramos en aquellos años, el profesor Marcelo Borrelli, de la Universidad de Buenos Aires y gran autoridad en la Historia de la prensa argentina, tiene escrito lo siguiente:

La Razón, cuyo paquete accionario estaba en manos del Ejército, no tenía un espacio dedicado a los editoriales, pero desde sus titulares de tapa fue un vocero abierto del golpe de Estado, apoyó con ahínco las acciones militares “antisubversivas” y no escatimó las noticias triunfalistas y sensacionalistas en favor del régimen. A su manera, reprodujo y amplificó el discurso militarista, destacándose los titulares apologéticos y que transmitían complacencia con la nueva situación posterior al golpe de Estado.

La pesadilla argentina acabó de mala manera; tras el desastre de la derrota militar del ejército ante la marina británica en las Islas Malvinas, y el proceso de transición y unas elecciones que llevaron al poder a la Unión Cívica Radical de Raúl Alfonsín, un abogado del sector más socialdemócrata de su partido, de origen gallego, y que hizo lo que ningún otro mandatario en América Latina tras el final de una dictadura, y que fue procesar y encarcelar a los golpistas, y someterles a juicio, y dio con ello una lección de dignidad a la humanidad, al no aceptar las presiones internacionales para hacer una ley de amnistía que “pacificase” al país, tal y como le aconsejaban algunos “amigos” de la Internacional Socialista, como Felipe González, por entonces con gran predicamento en Buenos Aires, México o Caracas. Aquel juicio, que tuvo como Fiscal a Julio Strassera, un discípulo del gran penalista español Luis Jiménez de Asúa, puso en evidencia, de manera descarnada, la existencia de los centros clandestinos de detención, tortura y asesinato, así como todo el entramado organizado para aquella política de exterminio de una parte de la población, para la implantación de un modelo económico depredador, con un país arrodillado, sin sindicatos ni fuerzas políticas que opusieran resistencia. Aquel proceso se había cobrado cerca de treinta mil desaparecidos, según las cifras que manejan los organismos de DDHH, si bien es cierto que muchas de estas víctimas no se han podido documentar, en parte por la política de eliminación de pruebas que realizó la dictadura en sus últimos meses de existencia.

Nadie se atreve en Argentina a llamar terroristas a los desaparecidos, ni a los militantes de grupos de izquierda que sobrevivieron al genocidio, aunque algunos eran miembros de grupos guerrilleros. Es conocido, además, que al día de hoy se sigue enjuiciando y persiguiendo en Argentina a responsables, en mayor o menor grado, de aquellos delitos de lesa humanidad, y que, la pretendida teoría de los dos demonios, lo que aquí se llama equidistancia, si nos referimos a la Guerra Civil y el franquismo, fue desterrada del discurso político, y ha quedado asentada una doctrina jurídica en Derechos Humanos de las más avanzadas del mundo.

La señora Álvarez de Toledo no se atrevería a llamar terrorista en Buenos Aires a un diputado o ministro hijo de un desaparecido, o de un ex miembro de las organizaciones que combatieron a aquella criminal dictadura. Un amigo argentino, destacado jurista y activista de DDHH, que sufrió exilio durante aquellos años, al que he consultado en estos días por la posibilidad de una actuación parecida de un diputado en Argentina, me comentaba: “creo que si aquí a algún funcionario o legislador, hijo de desaparecido, que los hay, alguien le dijera que es hijo de terrorista la repulsa sería generalizada”. Es decir, es muy posible que las asociaciones de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, junto con las de familiares de detenidos y desaparecidos, se movilizarían para pedir una reprobación de todas las instituciones del Estado, sin perjuicio de las iniciativas de carácter penal que se cursarían con seguridad. Sin duda hay diferencias entre los procesos de construcción de la memoria democrática de España y Argentina. En Buenos Aires el principal centro de detención y tortura, la citada ESMA, es hoy un centro-museo internacional de referencia en la preservación de la dignidad de las víctimas de una dictadura, aquí la cárcel de Carabanchel fue derruida, y el edificio de la antigua Dirección General de Seguridad, donde Billy el niño y demás tropa de la BPS torturaban, no tiene siquiera una placa que recuerde a quienes fueron sus víctimas. Como dijera aquel lema del Ministerio de Información y Turismo de Manuel Fraga: Spain is different.

El digital de C-LM


España 2020, una agonía encerrada en la letrina. Domingo Sanz

26/06/2020

Para todo lo que sigue a continuación, añada usted eso tan socorrido de “salvando las distancias” para disculpar comparaciones. Pero solo cuando le parezca imprescindible.

Cuando Pablo Casado busca ayuda entre los “tacaños”, título concedido por el embajador de Francia en España a ciertos países ricos de Europa que no quieren que llegue dinero a los del Sur empobrecidos por la pandemia, cómo no recordar al asesino Franco pidiendo ayuda a los también asesinos Hitler y Mussolini para acabar con la legalidad democrática en España, aunque, de paso, hundiera la economía hasta el pozo de las cartillas de racionamiento.

Y cuando, insistiendo contra España, esta vez con la política, el mismo Pablo Casado va diciendo por Europa que el gobierno de “su” patria no respeta el Estado de Derecho, es imposible olvidarse del mismo Francisco Franco presumiendo de lealtad a la II República y proclamando que organizaba un golpe de estado para salvarla.

Por supuesto que las leyes en España son papel higiénico usado o, con otras palabras, están pensadas para castigar a los “roba gallinas” (que también cagan) tal como dijo Lesmes un día de octubre de 2014, quien sabe lo que estaría pasando en ese momento por su cabeza mientras se degradaba la mayoría absoluta del PP con traiciones disfrazadas de sonrisas cínicas entre cómplices de larga trayectoria delictiva en las instituciones públicas. Repare, señor Casado, en que ni usted ni Rajoy están siquiera inhabilitados para la política, pese a dirigir un partido del que nunca sabremos todo lo que ha robado para poder ganar elecciones y ser “de gobierno”.

Y ya que está flotando en el ambiente, un rey ladrón e inviolable, y además blindado hasta para violar a niños de teta o biberón si ese hubiera sido su vicio, por socialistas que no se atreven a dejar de ser “gales” ni “filesos”, aliados para salvar al borbón viejo con los mismos que, dirigidos también por Casado, llevan cuarenta años empeñados en la ceremonia imposible de enterrar la memoria del drama que les molesta porque les implica. Quieren que transitemos por esta vida que nos ha tocado compartir con ellos, maldita la coincidencia, como si estuviéramos muertos.

Y rodeando a ese tripartito potente, de PSOE + PP + Vox, formado porque confían su futuro a la forma de Estado amarrada por Franco, un coro haciendo leña del árbol podrido, pero ignorando a su hijo, Felipe VI, para que no caiga al mismo tiempo. Como si no tuviera nada que ver con su padre ni, por hablar de ayer mismo, no hubiera disfrutado de una luna de miel de medio millón de euros por medio mundo, donde iban ocultando sus nombres tras los del señor y la señora Smith, quizás para no perjudicar a la “marca España”. Viaje cuya sospechosa financiación es ahora noticia en Europa. Un asunto de 2004. “¡¡Manda huevos!!” que sobre esta vergüenza mundial de España no dirá Trillo jamás.

Todos ofendidos con el “Equivocao” para salvar al “Preparao”,

Pero hay otros mundos, en los que sí se atreven a limpiar unas letrinas que aquí respetamos como tronos que lo son de una monarquía impuesta durante el terror del pasado, condenadas a ir llenándose de una mierda que hoy rebosa.

Mundos distintos aunque cercanos y, como todos, también sucios, pero en los que cada vez más gente va comprendiendo que cambiar las cosas es el único camino hacia la supervivencia colectiva.

Por ejemplo, y en el nuestro, un Congreso en Madrid con un PSOE, y casi un Podemos, votando con PP y Vox para que no se investigue a “su” Felipe González por los 27 asesinatos de los GAL. Pero en el de ellos, y solo a 600 kilómetros, unos parlamentarios “ex convergentes” votando para condenar las “conductas ilegales y corruptas” de su Jordi Pujol e instándole a que pague lo que aún le debe a Hacienda. A la de Madrid.

Quizás todos estamos equivocados y resulta que algunos independentistas se movilizan porque quieren enterrar el Majestic que Pujol firmó con un Aznar que después se entregaría a una guerra de Irak tan ilegal y embustera como la que empezó con aquel 18 de julio. Una fecha que, por cierto, no recuerdo que el del PP y la FAES haya condenado jamás. Ni cuando hablaba “catalán en la intimidad”.

Más lejos, pero solo en horas de vuelo, en América del Norte destruyen estatuas de españoles que se creyeron dueños de los cuerpos y las almas de otros humanos por haberlos descubierto para sus ansias de conquista, mientras aquí la Mesa del Congreso está con la patata caliente de decidir si descuelgan, o no, de pasillos y salones los cuadros de un tal Juan Carlos I, aún vivito y cabreando.

Allende los mares los juníperos por los suelos para luchar contra el racismo de Trump y aquí, en un valle de la sierra madrileña, la cruz que a tantos les rompió la vida, más podrida que nunca pero todavía apuntando al cielo.

“La patria no tiene quien le escriba” leo el 10 de junio al filósofo y abogado Francisco Capacete en un artículo en el que menciona a Cervantes, Alfonso X y Ortega, entre otros. 

Quizás tiene razón el colega de fatigas en “Opiniones” y “Tribunas”. No es fácil escribir bellezas si lo que nos viene a la cabeza es España cuando nos imaginamos a nosotros mismos agonizando en medio de la miseria.


NUEVAS REDES SOCIALES DEL COLECTIVO REPUBLICANO ANTONIO MACHADO

25/06/2020

Estimados compañeros, estimadas compañeras:

Sabéis que en los últimos tiempos nuestro Colectivo se ha visto obligado, como todos, a resituarse y en cierta medida reinventarse para continuar en primera línea de la lucha por la construcción de una idea de República. En ese sentido, buscando también un impulso que nos acerque más a un sector joven que busca respuestas políticas y sociales adaptadas a unos tiempos inestables, hemos pensado en renovar también nuestras redes sociales.

Como sabéis, el CRAM está presente tanto en Facebook como en Twitter. Las redes han sido una plataforma, un altavoz, desde el que hemos conseguido llegar más allá de nuestros evidentes círculos sociales. Y ahora, buscando otro impulso y una nueva imagen, seguiremos en ellas pero cambiando nuestra denominación. De ahora en adelante nos tendréis en Facebook https://www.facebook.com/pg/SegoviaCRAM/about/ y en Twitter como https://twitter.com/SegoviaCRAM?s=08

Agradecemos de antemano la ayuda que podáis prestar difundiéndolas. Hagamos que nuestro mensaje se amplíe en todos los sentidos.

Un saludo.

Coordinadora Colectivo Republicano Antonio Machado.


SÁBADO 27 DE JUNIO 12 HORAS CONCENTRACIÓN PLAZA DEL AZOGUEJO. POR UN PACTO PARA LA RECONSTRUCCIÓN SOCIAL DE ESPAÑA

25/06/2020

MANIFIESTO POR UN PACTO PARA LA RECONSTRUCCIÓN SOCIAL DE ESPAÑA

La pandemia provocada por la extensión da la COVID-19 ha tenido consecuencias dramáticas para España, para Europa y para todo el mundo. Nos hemos enfrentado a una experiencia inédita, en la que -para evitar la extensión del virus y el agravamiento aún mayor del número de personas contagiadas, enfermas o fallecidas- se han tomado medidas de paralización de la actividad económica o restricciones a la movilidad, como nunca habíamos conocido. Queremos enviar toda la solidaridad, el apoyo y el acompañamiento sincero a todas las personas afectadas, enfermas y fallecidas, a sus familiares y personas allegadas. España, como tantos países, ha sufrido y sufre, pero nuestro pueblo va a salir adelante. Lo va a hacer desde la reivindicación y el reconocimiento al mundo del trabajo. Ese que estuvo ahí cuando casi todo se detuvo para garantizar los suministros básicos de toda la población, a veces sin las medidas de protección sanitaria necesarias y poniendo en juego su propia integridad. Vamos a salir adelante si reforzamos nuestros servicios públicos, que son la garantía para ejercer los derechos de ciudadanía en igualdad. Nuestro sistema sanitario, sociosanitario y de cuidados, ha mostrado el valor de sus profesionales, pero es el hecho de contar con un sistema público y universal suficientemente financiado, lo que garantiza el acceso de toda la población a la salud y a los cuidados. Nunca más recortes en sanidad. Nunca más mercantilización de los cuidados “

Y saldremos adelante si no nos dejamos arrastrar por la confrontación y el odio. La crisis sanitaria y económica más intensa que hemos conocido en tiempos de paz, no se puede abordar desde la dialéctica de la guerra. Pedimos a las fuerzas políticas, sociales y económicas un gran pacto para la reconstrucción social de España y por el refuerzo de la solidaridad con el resto del mundo. Una apuesta por reforzar nuestros servicios públicos. Un país, que es el nuestro, y que trabaja desde la concordia y se aleja de la crispación.


AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA. Pere Pastor

24/06/2020


El comisionista. Pablo Muñoz

23/06/2020
EN CONTROL: EL PASTIZAL DEL CAMPECHANO

La caverna mediática y la peña tertuliana está que arde con lo del Parlamento de Nafarroa. Y es que hace falta, braman, ser degenerados, felones y desleales para retirar del salón de plenos el retrato del rey emérito, ese Juan Carlos I a quien tanto deben los navarros, los buenos navarros y españoles, no estos usurpadores socialistas, comunistas y separatistas vasallos del presidente ilegítimo Pedro Sánchez. Ya pueden ladrar, ya pueden injuriar, ya pueden organizar actos de desagravio, pero la imagen del Borbón más que presuntamente corrupto dejará de presidir la sede de la democracia foral porque así lo han decidido la mayoría de los representantes de la sociedad navarra. Vaya, pues, al desván de los bártulos inútiles el cuadro del emérito y desaparezca del Parlamento foral que él mismo inauguró entre canapés y besalamanos, tan campechano él y tan querido por todos los navarros según discurseó el presidente por aquel entonces, Miguel Sanz. Quédese arrumbado en el trastero el monarca dicen que tan amado y respetado y que acabó resultando un tarambana y un aprovechado.

La retirada vergonzante del símbolo –oh infamia, oh ignominia, con los votos de los comunistas, los separatistas, los proetarras e, infamia sobre infamia, los socialistas–, la defenestración, digo, venía ya precedida de ríos de tinta y ecos de ondas detallando las tropelías monetarias presuntamente (es un formulismo) cometidas por “el primer español entre los españoles”, que ha resultado ser un comisionista de lujo. Pero tranquilos, que no le va a pasar nada; bueno, nada más allá que le haya desheredado su propio hijo, que vete tú a saber. No va a pasar nada, porque bien se han cuidado de que no pase los letrados del Congreso, que han elaborado un informe en el que se oponen a que se investiguen “las relaciones diplomáticas y comerciales entre España y Arabia Saudí, su vínculo con instituciones y empresas españolas y sus efectos sobre el erario público”, según constaba en la petición de una comisión de investigación.

Qué bien les vino este informe de los letrados a los que babearon y babean ante la monarquía borbónica, la intocable, la impune, la que Franco instauró dejando todo atado y bien atado. Al PP y al PSOE les da pánico abrir un melón que podría poner en riesgo a la monarquía, y a ese espanto se suman las nuevas y viejas derechas echadas al monte, Vox y UPN, unidos todos para poner un cortafuegos a cualquier investigación que pudiera incomodar al comisionista.

Y así, frente al miedo, la resignación y la pleitesía, navega el emérito a sus anchas porque se sabe impune, porque así lo dice esa Constitución que él nunca juró ya que su único juramento fue para los Principios del Movimiento. Al comisionista le han vuelto a salvar los partidos incondicionales y esos anónimos letrados del Congreso, que consideran anticonstitucional que se le investigue. Los letrados se las han arreglado para armar una doctrina jurídica disparatada que convierte al emérito comisionista en portador sempiterno de una impunidad absoluta y vitalicia. Haga lo que haga, antes y después de su reinado, Juan Carlos de Borbón será intocable por haber sido rey de España. Y, para que a los borbones no les falte de nada, también su hijo podrá ejercer el oficio de comisionista, o de estafador, o de violador, o de asesino, sin que la justicia pueda tocarle un pelo porque la impunidad en este caso es hereditaria.

Ante esta indefensión colectiva para todos nosotros, los plebeyos, los obligatoriamente súbditos, ante semejante injusticia cósmica, un aplauso al Parlamento navarro que ha sabido poner al comisionista en su sitio, o sea, arrumbado en el trastero.

https://www.noticiasdenavarra.com/actualidad/politica/2020/06/21/comisionista/1056384.html


MONARQUÍA DESLEGITIMADA, POR VÍCTOR ARROGANTE

22/06/2020
- ¡Felipe, hijo! Aquí vengo con "orgullo" y "satisfacción" que son los que nos "llenan" un montón. - ¡Papá! ¡¿Yo que te he dicho del distanciamiento?! (Viñeta de Manuel S. de Frutos

El régimen del 78 legitimó al régimen franquista modernizándolo. Desde entonces la monarquía ha jugado un papel fundamental como institución conservadora, destinada a mantener el statu quo social y político, en defensa de los intereses empresariales y las élites sociales.

Técnicos de Hacienda ven justificado investigar a Juan Carlos y esperan que la Agencia Tributaria colabore de manera eficiente en la investigación para dilucidar su papel en las supuestas comisiones pagadas por la adjudicación a empresas españolas de las obras del AVE a La Meca.

Todo parece indicar que la CIA participó en el asesinato de Carrero Blanco y luego puso como rey a Juan Carlos. Esta situación beneficiaba a EE.UU y a Alemania, entre otros.

El 23F se trataba de consolidar al rey, ya fuese con el triunfo del golpe de Estado o con su fracaso. Y lo consiguieron.

Casi el 52% de los ciudadanos dicen preferir que España sea una república. Aún son más (58,2%) los que creen necesaria la celebración de un referéndum para decidir la forma de Estado.

Los Borbones son una casta familiar que no rinde cuentas, ni económicas ni fiscales ni políticas ni penales.

El Tribunal Supremo español pasará una nueva vergüenza internacional cuando un juez suizo sea el primero en citar a declarar al rey emérito, que no disfruta de inmunidad pero está aforado en el Supremo.

La Monarquía no pasa por sus mejores tiempos. El que fuera rey de España, Juan Carlos de Borbón está contra las cuerdas y será investigado por sus negocios y su patrimonio muy relevante y poco edificante. Habrá que conocer cuánto conoce y cuánto calla su hijo Felipe sobre las actividades de su padre. La Monarquía española es heredera del franquismo y su popularidad está por los suelos. Quieren aparentar ser una familia normal y no lo consiguen porque no lo son. Viven en las alturas a costa de los españoles, cuya mayoría difícilmente puede sobrevivir.

En el artículo Perdiendo el trono, incluido en mi libro Reflexiones republicanas, contaba el intento fallido de la Casa Real de blanquear la imagen del rey, que entonces cumplía los 75 años. Siete años después, me permito retomar la idea principal, incorporando nuevos datos y algún que otro nuevo comentario.

Juan Carlos de Borbón, heredó del franquismo el trono; poco había hecho hasta entonces para conseguirlo. Juró ante los “santos evangelios” fidelidad a los principios del movimiento nacional, que inspiraban al régimen de Franco. Para unos fue un traidor, para la mayoría, quien facilitaba el tránsito a la democracia. Se terminó la dictadura, se aprobó la Constitución, pero no se resolvieron los problemas históricos de España, que son fuente permanente de conflictos: el territorio, las señas de identidad y la monarquía; que requiere de un referéndum para legitimarse democráticamente; o no.

La dictadura agonizaba y el nuevo modelo no llegó hasta la aprobación de la Constitución en 1978. Comenzaba la Transición desde la dictadura a la democracia, controlada desde dentro del Régimen intacto. Adolfo Suárez, no sometió a referéndum la monarquía, porque las encuestas le dijeron que perdería. Franco había dejado todo atado y bien atado en la figura de Juan Carlos de Borbón. El régimen del 78 legitimó al régimen franquista modernizándolo. Desde entonces la monarquía ha jugado un papel fundamental como institución conservadora, destinada a mantener el statu quo social y político, en defensa de los intereses empresariales y las élites sociales, por lo que sobran motivos para cambiar de modelo de Estado.

La monarquía, que es un símbolo, está muy alejada de los principios constitucionales de igualdad ante la ley y de igualdad de oportunidades. El acceso a la Jefatura del Estado, como a cualquier otro órgano de representación, no puede tener carácter hereditario, sino sometido a la libre y democrática elección. Se puede reconocer que la monarquía cumplió su papel durante la Transición, pero transcurridos cuarenta y dos años no tiene razón de ser. No se puede vivir siempre ni de herencias recibidas ni de rentas políticas del pasado. En un sistema democrático no caben privilegios de, familias o castas. La transparencia debe ser un principio de actuación; y la monarquía no es transparente.

Felipe de Borbón renunció a la herencia de su padre, hecho insólito, ya que no puedes renunciar a algo que todavía no se tiene y le retiró su asignación de los presupuestos de la Casa Real, después de que se publicara que la Fiscalía investiga una supuesta donación de 100 millones de dólares, que Juan Carlos habría recibido de Arabia Saudí. El gobierno español que continúa blanqueando al jefe del Estado valoró positivamente la renuncia a la herencia y calificó la decisión de respetable.

La Justicia se encuentra ante una situación decisiva: sentar a Juan Carlos en el banquillo o cerrar la causa en falso. Será difícil demostrar que el emérito cobró comisiones por su intermediación en las obras del AVE a la Meca. Cuando se trata de proyectos de grandes infraestructuras, las mordidas, comisiones y sobrecostes suelen estar a la orden del día. Ahí están los ingentes sumarios de corrupción que se instruyeron en España tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. El asunto que persigue al rey emérito es un ejemplo de manual: empresas en Panamá o Liechtenstein, países habitualmente empleados para ocultar patrimonios de dudoso origen y procedencia.

Técnicos de Hacienda ven justificado investigar a Juan Carlos y esperan que la Agencia Tributaria colabore de manera eficiente en la investigación para dilucidar su papel en las supuestas comisiones pagadas por la adjudicación a empresas españolas de las obras del AVE a La Meca. A su juicio, hay “indicios racionales” que justifican esa investigación. De hecho, Gestha ya apuntó que el emérito podía haber cometido delitos contra la Hacienda Pública y pidió la apertura de una investigación por presuntos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales.

Hace unos años, en una entrevista para la emisora KPKF.org de Los Ángeles, USA, me preguntaron: ¿Controló la CIA la transición en España? y contesté: “Ustedes saben más de la CIA que nosotros, pero todo parece indicar que participó en el asesinato de Carrero Blanco y luego puso como rey a Juan Carlos”. En aquellas fechas la monarquía no se ponía en discusión y de la República ni se hablaba. No solo todo estaba atado y bien atado, sino que todo estaba pactado y controlado. Alemania y EEUU venían a decir: Hay que establecer un régimen democrático, afín a nuestros intereses, sin algaradas callejeras, sin revoluciones, y Juan Carlos nos sirve.

El cerco judicial a Juan Carlos se está cerrando. Hay abiertas diferentes investigaciones para determinar el origen de su enorme fortuna que, según Forbes estima en dos mil millones de euros; un patrimonio de los mayores secretos de Estado. Ante el cerco judicial, fuentes dominicanas confirman que en el país caribeño, se está preparando la nueva residencia Juan Carlos, que podrá compartir charlas, sol y copas con grandes amigos como Felipe González, o la familia Clinton. Un ambiente donde el emérito, disfrutará de su fortuna sin que nadie le moleste.

El grupo parlamentario de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común en el Congreso, aspira a poder sentar en comisión a Juan Carlos, con el objeto de analizar “las relaciones diplomáticas y comerciales entre España y Arabia Saudí, su vínculo con instituciones y empresas españolas y sus efectos sobre el erario público”. No se trata de una investigación sobre un particular, “sino sobre unos hechos que son de interés general y van más allá de las presuntas actividades corruptas de Juan Carlos”. Unidas Podemos recalca al PSOE,  que ya no vale hablar de la inviolabilidad de Juan Carlos, al estar ya investigado. Lo cierto es que el rey Juan Carlos sigue blindado gracias a la alianza entre los partidos de la Transición y Vox.

La Fiscalía ve indicios delictivos de blanqueo de capitales y fraude fiscal en la Hacienda Pública en el emérito por su participación en la construcción del AVE a la Meca. El ministerio público se ha fijado en la compraventa de propiedades, con la sospecha de que pudieron servir de pantalla para un lavado de fondos de origen irregular en Marruecos y casas en Suiza. La investigación, iniciada por la Fiscalía de Suiza, ha examinado movimientos y cambios de manos en estas propiedades, en las que hay una serie de viviendas en Suiza que se habrían adquirido con parte de los 100 millones de dólares regalados al emérito por Arabia Saudí.

El CIS no pregunta a los españoles su opinión sobre la monarquía desde abril de 2015. A partir de 1994 había pedido en quince ocasiones a los encuestados que calificaran del 1 al 10 la confianza que tenían en la Corona, que fue descendiendo desde el notable hasta el suspenso, con un mínimo del 3,68 en 2013. El CIS se niega a preguntar sobre la valoración de la monarquía, porque “no es un tema que interese”. Se conoce por otras fuentes que los españoles prefieren república a monarquía por una mayoría absoluta. Según Sináptica el rechazo de la población hacia la monarquía se ha acentuado durante la pandemia. Casi el 52% de los ciudadanos dicen preferir que España sea una república. Aún son más (58,2%) los que creen necesaria la celebración de un referéndum para decidir la forma de Estado; opinión que se acentúa entre los jóvenes.

Los privilegios que los miembros de la familia real ostentan, son un agravio comparativo. Es una flagrante injusticia. Una casta familiar que no rinde cuentas, ni económicas ni fiscales ni políticas ni penales. El solo hecho de ostentar el apellido Borbón les hace poseedores de los mayores privilegios. Todo tiene que cambiar.

La Monarquía ostentaba la legalidad fáctica heredada de Franco y la legitimidad dinástica de Juan de Borbón, pero le faltaba la legitimidad democrática, y no fue hasta el 23F (1981), cuando pasó de ser el rey de Franco, a “salvador de la patria”. Fue una operación bien montada. Se trataba de consolidar al rey, ya fuese con el triunfo del golpe de Estado o con su fracaso. Y lo consiguieron.

Le Monde publica un reportaje sobre la situación que vive en la actualidad Juan Carlos y todos los problemas legales que le rodean. El artículo titulado Maleta de billetes en Suiza, sociedad opaca en Panamá: Juan Carlos, desorden de España, analiza la figura del exmonarca y el legado que ha dejado. Se define la atmósfera que rodea al emérito como “Un viejo rey devorado por la pasión a las mujeres y el dinero. Mientras, Felipe de Borbón se aprovecha del virus para intentar lavar su imagen y la de la Monarquía.

La Fiscalía ha tenido que asumir la investigación judicial del caso Juan Carlos, listo para huir al Caribe, empujada por la fiscalía suiza. El Tribunal Supremo español pasará una nueva vergüenza internacional cuando un juez suizo sea el primero en citar a declarar al rey emérito, que no disfruta de inmunidad pero está aforado en el Supremo. Hay que ir a la prensa extranjera para saber cómo va la investigación de la corrupción real. En la radio pública francesa RadioInter “El ex rey de España está desnudo. Juan Carlos está bajo investigación por fraude fiscal y blanqueo de comisiones ilegales. “Juan Carlos paseaba por Ginebra como un vulgar gángster de serie B” con dos millones en efectivo: un pequeño regalo de Bahréin que tenía que ingresar discretamente.

Soy republicano por convicción, principios y por la fuerza de la razón, aunque no creo que se terminen los males de España por instaurar una república; pero quiero decidir sobre su restauración. En un modelo decente de Estado no cabe la monarquía, que es antidemocrática por naturaleza, opaca por convicción, alejada de las necesidades de la gente y de los intereses reales del pueblo llano.

Vídeos

Ver más

multiforo.eu Un 20-N de hace muchos años 20-11-2016

lasrepublicas.com El Gobierno continua blanqueando a Felipe VI 11-05-2020

diario16.com La Justicia española ante su test decisivo: sentar a Juan Carlos en el banquillo o cerrar la causa en falso 10-06-2020

europapress.com Técnicos de Hacienda ven justificado investigar al Rey Juan Carlos y esperan que la Agencia Tributaria colabore 12-06-2020

diario16.com EXCLUSIVA. El rey Juan Carlos fijará su residencia en República Dominicana 08-06-2020

europapress.com Unidas Podemos aspira a sentar al Rey emérito en una comisión de investigación en el Congreso 11-06-2020

publico.es Unidas Podemos recalca al PSOE que ya no vale hablar de la inviolabilidad de Juan Carlos I, al estar ya investigado 13-06-2020

diario16.com El rey Juan Carlos sigue blindado gracias a la «alianza» entre los partidos de la Transición y Vox 13-06-2020

diario16.com El rey Juan Carlos estará protegido en República Dominicana por una familia acusada de explotación infantil 12-06-2020

elnacional.cat Este es el rastro del blanqueo de Juan Carlos I 10-06-2020

publico.es El CIS lleva casi cinco años sin preguntar por la monarquía 16-01-2020

publico.es Sondeo | Los españoles prefieren república a monarquía por una mayoría absoluta 6-05-2020

lemonde.fr Maleta de billetes en Suiza, fundación opaca en Panamá: Juan Carlos, desorden de España 11-06-2020

elplural.com ‘Le Monde’ define a Juan Carlos I como “un viejo rey devorado por su pasión a las mujeres y el dinero” 

elnacional.cat Juan Carlos acorralado, listo a huir al Caribe: “Tiene casa, seguratas y amigas” 9-06-2020

eldiario.es El AVE a La Meca, la obra emblemática de la Marca España que ha llevado al rey emérito ante la Fiscalía 15-06-2020

eldiario.es Los letrados del Congreso tumban cualquier opción de investigar a Juan Carlos I: “La inviolabilidad tiene efectos jurídicos permanentes” 15-06-2020

elnacional.cat Corinna señala a Felipe en la TV vasca: “Casa Real me ha enviado mercenarios” 4-06-2020

elnacional.cat La RTV pública francesa destruye a la Corona: “Juan Carlos es un gángster” 11-06-2020

eitb.eus Documental. El virus de la corona. 360º Corinna Larsen amplió sus redes de negocios junto a Juan Carlos I

Libros

Reflexiones republicanas

Libro: Reflexiones republicanas de Víctor Arrogante

Autor: Víctor Arrogante.

El título de esta recopilación «Reflexiones republicanas», tiene sentido, puesto que los principios y valores que inspiran el republicanismo y la República, han guiado todas las reflexiones de Víctor Arrogante, convencido de que, no se terminarán los males de España por instaurar una República; pero podría ser un principio para construir un sistema políticamente abierto, participativo y por tanto democrático; un modelo en el que la ciudadanía sea crítica y responsable; un modelo sustentado por los principios y valores de libertad, igualdad y justicia social; blindados por la Constitución, para evitar que los gobiernos de turno, ataquen los fundamentos del propio Estado.

Puedes adquirirlo en: multiforo.eu LIBRO Reflexiones Republicanas

Lapolitica.com


MANIFESTACIÓN SÁBADO 20 DE JUNIO POR LA SANIDAD Y LOS SERVICIOS PÚBLICOS.

19/06/2020

Desde el Colectivo Republicano Antonio Machado, llamamos a participar en la convocatoria del 20 de junio de 2020 reclamando una sanidad pública, universal y de calidad, así como:

1. Derogación de la Ley 15/97 y del Art.90 de la Ley General de la Sanidad

2.  Revertir a lo público los centros privatizados (de atención y de investigación médica)

3. Creación de una potente industria pública de farmacia y de componentes sanitarios, pró- tesis, aparataje médico, EPIs…

4. Desarrollo de la atención primaria como eslabón básico que detecta y mejora el estado de salud de los individuos, familias y comunidad.

5. Cuidados dignos para nuestros mayores a través de una red de residencias 100% pública.

6. Apertura inmediata de todos los consultorios médicos del medio rural para una atención digna a sus habitantes.


Para que nuestro rey pueda robar tranquilamente. Domingo Sanz

18/06/2020

En España no respetamos las instituciones que más queremos. Resulta que nos tiramos meses debatiendo sobre lo que significa “inviolable” y, en cambio, no somos capaces de acudir a la RAE con la inteligencia puesta. De haberlo hecho, habríamos descubierto que se trata de una palabra vacía, que no puede significar nada ni proteger nada, pues en su Diccionario (el DLAE) no existe la imprescindible para darle sentido: “violable”.

Si tal criterio fuera el habitual de nuestros académicos yo no tendría nada que decir, pero resulta que he revisado decenas de parejas de palabras y a ninguna de las que, como “inviolable”, la sílaba “in” convierte su significado en lo contrario, le falta su compañera. Ejemplo, junto a “inútil” figura “útil”. Y así muchas más. Es decir, solo a “inviolable”, que significa “que no se debe o no se puede violar” y también “que goza de inviolabilidad”, le falta la imprescindible “violable”.

Como este error podría convertirse en la prueba que termine llevando a la cárcel a Felipe VI y a su padre, y eso no debería consentirlo ningún español, aunque le cueste la vida, es necesario dirigirse hoy mismo al señor Muñoz Machado, presidente de la RAE, para pedirle que incluya “violable” en el DLAE. Una palabra que, para conseguir que la Constitución asegure aún más la felicidad de nuestro rey, debería significar lo siguiente: “Violable es cualquier español o española que no sea rey o reina de España”. No debemos dormir tranquilos sabiendo que el jefe del Estado no puede robar por el miedo a las consecuencias de los errores que cometen nuestros mejores funcionarios.