CARTEL GANADOR DEL CONCURSO: “NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA”

29/11/2020

Ya tenemos el fallo del  jurado sobre el concurso convocado por el @CRAM el pasado 16 de noviembre con el lema “NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA”.  Agradeced@s vuestro esfuerzo a tod@s l@s  que nos habéis enviado vuestros trabajos. La verdad que no nos lo habéis puesto nada fácil a la hora de elegir a la ganadora o el ganador del mismo. El ganador del mismo ha sido Xisco Casasnovas, enhorabuena con el cartel que figura a continuación. Como siempre decir que el @CRAM no se entendería sin la participación de la gente y el contacto con vosotr@s, porque entre tod@s seguiremos construyendo República

  


IRPH: la banca no necesita abogados, ya tiene al Supremo. Juan Antonio Gómez

27/11/2020

El Tribunal Supremo ha cruzado la línea de la crueldad con los afectados de IRPH y ha puesto un muro que minimizará en varios miles de millones de euros el impacto a la banca. El Alto Tribunal notificó las primeras 40 providencias para inadmitir a trámite los asuntos de IRPH tenía sobre la mesa. Esta decisión dejará a miles de consumidores desamparados por un negacionismo judicial que va en contra de su propia doctrina. Después de defender que, para evaluar la transparencia en la contratación, hay que analizar«caso por caso», el Supremo no tiene ningún problema en descartar de manera masiva e indiscriminada los recursos de los consumidores.

Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, ha afirmado que «con esta inadmisión masiva de los asuntos de IRPH el daño al consumidor será irreparableMuchos afectados no tendrán oportunidad de recuperar su dinero, aunque el TJUE vuelva a dictar a su favor. Recuerda a lo sucedido con la cláusula suelo cuando la justicia europea corrigió al Supremo, pero muchos consumidores se quedaron por el camino porque su sentencia ya era firme y se declaró la ‘cosa juzgada’. El Supremo modificó su doctrina, pero para muchos el daño fue irreparable».

Al Supremo parece importarle muy poco que la Comisión Europea le haya afeado más de una vez que no se plantee cuestión prejudicial cuando en sus propias filas no hay unanimidad. Hay que recordar que las recientes sentencias cuentan con el voto discrepante de Francisco Arroyo Fiestas, que mantiene la tesis defendida por el ex magistrado Javier Orduña.

El Alto Tribunal, además, hace coincidir esta decisión cruel con el anuncio por parte del magistrado del juzgado 38 de Barcelona, Francisco González de Audicana, de la presentación de una nueva cuestión prejudicial al TJUE en la que instará a la corte suprema europea a aclarar mejor las circunstancias que rodean al IRPH español, dada la profunda división que existe aún entre los jueces españoles: la mitad a favor de considerar esta cláusula del todo opaca y por descontado abusiva y lesiva para los consumidores; la otra, en contra de ello.

Finalmente, el Supremo tampoco quiere escuchar las voces discrepantes de los jueces de primera instancia que ya han empezado a dictar varias sentencias declarando la abusividad del IRPH siguiendo la doctrina del TJUE, ignorando por completo la del Supremo.

Amparo a Europa

Tal y como publicamos en Diario16, ante este negacionismo del Supremo, ASUFIN presentará en breve una queja ante las instituciones europeas para exponer la divergencia existente entre las sentencias que emite el TJUE y cómo luego son interpretadas por nuestro Alto Tribunal. Esta denuncia tendrá como objetivo restablecer el nivel de protección y los derechos básicos de los consumidores, con especial referencia al valor de la transparencia.

La doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo comporta, en última instancia, una vulneración de los Tratados y Directivas de la Unión Europea por cuanto desconoce el «alto grado de protección de los consumidores» que exige dicha normativa comunitaria.

«El Supremo mantiene su tesis negacionista, contradiciendo al TJUE, y estableciendo que sólo si la cláusula supera el control de transparencia se puede entrar a valorar su abusividad, cuando toda la arquitectura legal europea en torno a los derechos de los consumidores gira en torno a la idea de que la mera consideración de no transparencia en una cláusula ya supone su abusividad: sobra entrar en ello», sentencia Patricia Suárez.


Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

25/11/2020

Si nos ceñimos a una de las definiciones de lo violento como aquello que está fuera de su natural estado, situación o modo; que se ejecuta con fuerza, ímpetu o brusquedad; o que se hace contra el gusto o la voluntad de la propia persona, entonces, estamos frente a un gran abanico de posibles violencias que se abre ante nuestros ojos y del que a veces no somos del todo conscientes.

La violencia de género no está ni mucho menos exenta de ser vista con la perspectiva de dicho abanico. Tras la evidente violencia física, la más castigada por su gravedad, hay otras violencias, esas que van contra la voluntad, contra el gusto, contra la condición, contra la libertad de las mujeres que las sufren y contra las víctimas más directas en la cadena, los hijos e hijas. Esas son las violencias que no dejan cardenales en la piel, ni fracturas en los huesos, que no producen golpes o gritos. Pero esas violencias duelen también, producen cardenales en la autoestima, fracturan ilusiones, golpean y matan libertades y su grito es ahogado por un mar de indiferencia colectiva.

El control, el aislamiento, el empobrecimiento económico, la invisibilidad, los micromachismos, el mal uso de la publicidad y los medios de comunicación, la segregación por razón de sexo, la brecha salarial… La lista es larga. Todo eso también es violencia de género, muchas veces ejercida de una forma tan sutil que cuando nos queramos dar cuenta, la rana ya se habrá cocido dentro de la cazuela, porque siempre es la rana, y no el sapo, quien tiene el papel de víctima.

Empecemos a darnos cuenta de nuestra responsabilidad como sociedad. La erradicación de esta violencia es tarea de todos y de todas. Ya no podemos bajar la mirada o dirigirla hacia otro lado porque miremos donde miremos alguna mujer estará sufriendo aunque no podamos percibir sus cardenales.

La indiferencia y la inacción también matan.

Teresa Santos Bernardos. CRAM


AHORA MÁS QUE NUNCA, CONSTRUYAMOS REPÚBLICA

23/11/2020

En mayo de 2008 nacía un movimiento plural y participativo que, inspirándose en la II República y en muchos de los valores encarnados por Antonio Machado en su estancia en Segovia, comenzó a trabajar poco a poco por la construcción de una idea de república. Una idea amplia, basada en la cultura, la educación y la sanidad públicas. Presidida por la igualdad de oportunidades y el laicismo.

Porque un proyecto de futuro ha de construirse entre tod@s y para tod@s, sin dejar a nadie al margen, tod@s somos válid@s para construir la República. Si quieres conocernos, únete a la reunión virtual abierta que tendremos el próximo 3 de diciembre a las 20:00 horas. Da el primer paso y escríbenos a colectivorepublicanoamachado@yahoo.es

Es el momento de construir una sociedad más justa y tú puedes contribuir.


El síntoma ETA. Gerardo Tecé

22/11/2020

Según la teoría del Multiverso existen en este mismo momento y en multitud de universos diferentes una infinidad de Españas en las que se considera una gran noticia que, tras décadas de sangre, el espacio de la izquierda abertzale esté dominado por quienes se desmarcan de ETA, condenan la violencia y participan del juego democrático. Sin embargo, cosas de la astrofísica, ninguna de esa multitud de Españas posibles es esta desde la que hoy les escribo. Martes, 16 de noviembre de 2020. Nueve años y un mes después de la desaparición de ETA y sin haber pegado un solo tiro entre medias para merecerlo, la banda armada vuelve a ocupar las portadas, las aperturas de telediarios y el debate político. Un fenómeno tan complejo que ni el propio Stephen Hawking llegó a descifrarlo nunca. Aun así, vamos a intentarlo.

La tesis principal que explicaría este fenómeno es que hace tiempo que ETA dejó de ser un grave problema para convertirse en un simple síntoma. Un síntoma de cambios en este país. Si el dolor de huesos avisa de la llegada del invierno, o el nacimiento de las flores nos dice que la primavera está a la vuelta de la esquina, la aparición de ETA bajo el brazo de la derecha española es síntoma de que se vienen novedades políticas importantes. No es nada nuevo. Una ETA ya en hibernación volvió a aparecer con fuerza de mano de la derecha cuando en el 15M aquellos jóvenes llenaron las plazas exigiendo revisar las normas de un juego trucado. Apareció también ETA –ya oficialmente desaparecida– cuando los gobiernos del cambio ganaron las alcaldías de las principales ciudades del país y lo hizo otra vez cuando, por primera vez en 80 años, una coalición de izquierdas tomaba las riendas del Gobierno de España. Estos últimos días, ETA, al igual que el grajo que vuela bajo porque hace un frío del carajo, ha vuelto a ser síntoma de unos cambios políticos venideros que dejan helada a la derecha española. Esta nueva aparición de ETA, tan ruidosa como todas las anteriores, llega con unos nuevos presupuestos apareciendo en el horizonte para jubilar a los longevos presupuestos de Montoro. Y, a juzgar por el altísimo nivel de etismo en el ambiente, parece claro que el nuevo ordenamiento presupuestario supondrá un cambio político importante.

Si el problema de que Bildu, junto a otras muchas fuerzas del país, apoye estos presupuestos fuese, como algunos aseguran, ético y moral, sería suficiente con revisar los estatutos de esta formación para comprobar que, al contrario que otros partidos, Bildu exige a su militancia no sólo el rechazo a todo tipo de violencia, sino, además, un compromiso por escrito de oposición a cualquier vulneración de los Derechos Humanos. Si leer estos estatutos fuese un sacrificio excesivo, el caso podría solucionarse con la búsqueda de declaraciones de diputados de Bildu en las que, una y otra vez, condenan –también al contrario que otros– esas violencias del pasado con las que se les podría relacionar. Si ni el papel ni el vídeo fueran suficientes, si alguien, a pesar de todo, quisiese seguir insistiendo en que el problema de los presupuestos es el apoyo de Bildu a los mismos, la solución seguiría siendo sencilla: bastaría con comprobar que quienes ponen el grito en el cielo hoy, en más de una ocasión en el pasado –es normal, se trata de democracia–, han pactado leyes con este partido.

Si nada de todo lo anterior fuese suficiente para demostrar que la nueva aparición de ETA es un pataleo por el cambio político y no una realidad, llegaría el delicado e incómodo momento de auscultar al paciente que presenta a gritos la sintomatología ETA. Si el problema tuviese realmente algo que ver con la violencia, sería el intachable presidente hippie de una desconocida asociación pacifista perdida en las montañas quien lideraría esta campaña por la memoria de las víctimas y no quienes hace no mucho aplaudían en pleno Congreso el estallido de bombas sobre las cabezas de inocentes en una guerra personal. No estarían al frente quienes lamentaban, pero no condenaban la muerte de periodistas españoles a manos del ejército norteamericano. Ni quienes siguen afeándoles a los familiares de los asesinados en las cunetas su intención de darles un entierro digno. Si el problema tuviera algo que ver con la justicia no abanderarían esta campaña quienes se niegan a que se revisen los mayores crímenes cometidos contra españoles en el último siglo.

Si todo esto tuviese algo que ver con la dignidad y no con el reparto de un nuevo presupuesto, PP y Vox llevarían en sus estatutos una condena a los crímenes del franquismo y los divinos barones del PSOE se cuidarían muy mucho de aparecer en público junto a aquel presidente bajo cuyo mandato se ejerció terrorismo de Estado en España a costa del contribuyente. No, todo esto que vivimos hoy no tiene nada que ver con aquel horror que supuso ETA. Esto, simplemente, va de impotencia ante la pérdida de poder, de ausencia de alternativas reales. Esperemos que de aquí a otros diez años sean capaces de encontrarlas. Como decía Stephen Hawking, la inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios.

https://ctxt.es/es/20201101/Firmas/34154/Gerardo-Tece-eta-PP-ultraderecha-franquismo-gobierno-presupuestos.htm


FRANCO MURIÓ, PERO EL FRANQUISMO PERDURA

20/11/2020

El 20 de noviembre de 1975 moría el dictador tranquilamente en la cama, sin rendir cuentas por los delitos y asesinatos cometidos durante la dictadura que dirigió, tras organizar y perpetrar un golpe de Estado que sumió a España en la noche más oscura y tenebrosa que se ha vivido en años. Pero antes de morir dejaba como albacea de su legado a su sucesor Juan Carlos como rey de España. Franco había muerto, pero para desgracia de este país el franquismo persistía incrustado en la médula de España por obra y gracia de la monarquía borbónica. Se cambiaron cosas para no cambiar nada: el TOP pasó a ser la Audiencia Nacional; Manuel Fraga, el ministro franquista y encubridor del asesinato del estudiante Enrique Ruano, fundaba el partido “democrático” Alianza Popular; un franquista de pura cepa como Blas Piñar ocupaba un escaño en el Congreso; o Falange, una criminal organización, era legalizada. Esta sinrazón crecía al ritmo de la ignominia que padecían los miles de antifascistas abandonados y olvidados. Se promulgaba la Ley de Amnistía, por la cual los asesinos, verdugos y torturadores siguieron viviendo del erario público. Nos dejaron la herencia del Concordato con la Santa Sede, o las mismas empresas que se enriquecieron explotando a los presos republicanos ahora triunfaban en el IBEX 35.Por ello, la única solución para acabar con este sinsentido es una ruptura democrática, que acabe de una vez por todas con un pasado y un presente impregnado de franquismo. Es hora de justicia, es hora de República.


Los que sí hablan. Quique Peinado

18/11/2020

Se escribirá en los libros de historia cómo LeBron James derrotó a Donald Trump. Bueno, no tanto, pero sí cómo él, y tras él una generación de jugadores de la NBA que dijo que ya basta y una organización que, quisiera o no, tuvo que ponerse a su servicio, decidieron que iban a usar su poder para derrotar en las urnas a un presidente de los Estados Unidos. Lo consiguieron, o al menos ayudaron a ello. Obviando el concepto “conciencia de clase”, que, con matices, es el que llevó a los jugadores de la NBA a iniciar y sostener la campaña más agresiva y longeva que un grupo de deportistas hizo jamás por una causa concreta, podemos aprender de esto lo útil que es conquistar nuestra cuota de poder (sea en la forma que sea) para ponerlo al servicio de una causa y de los demás, de la misma manera que otros lo detentan en beneficio de sus causas y de ellos mismos. Los jugadores de la NBA detentaban el poder de su fama, su dinero y de ser los que hacen funcionar un chiringuito millonario de señores en pantalón corto para (y es muy ambicioso) hacer descarrilar a Donald Trump. Lo lograron. La norma en España es que los deportistas no hablen o que, si lo hacen, sea para mostrar su preferencia por el lado más conservador del panorama político. Evidentemente aquí la conciencia de clase brilla por su ausencia: yo mantengo que uno es de donde es, no de donde su cuenta corriente marca, y que en la raya de la vida que te hace situarte del lado de los unos o de los otros, ser quien eres y no lo que conseguiste te debe hacer colocarte en el bando correcto de las cosas. En el deporte español no pasa. O, al menos, no lo suficiente como para que un deportista multimillonario (mayoritariamente de origen humilde) salga a apoyar a la izquierda con la misma contundencia y el mismo poco miedo que lo hacen los que ‘tifan’ por la derecha. Consecuencias tienen los dos, eh, pero se ve que los progresistas deciden no asumirlas. Están en su derecho y no creo que haya que demonizarlos por ello. Pero los jugadores de la NBA han logrado algo tan grande que quizá alguno debería mirarse en ellos y dar el paso. No juega en la NBA, tiene 39 años ya y apura su último fútbol en la Primera B de Argentina. Posiblemente ni les suene; yo no había oído hablar de él hasta que leí una entrevista. Pero hablemos de Leonardo Di Lorenzo. Este jugador del Temperley dice: “El fútbol es un ambiente muy machista y conservador. Tenemos que cambiarlo. Hoy te da positivo un control porque te fumaste un porro un fin de semana y no conseguís club, pero cagaste a palos a tu señora y le bajaste tres dientes y te mandan a tu casa un mes, te guardan un poco y podés volver a jugar” (…) Los que tapan situaciones de violencia son, muchas veces, los dirigentes. Y eso tiene un correlato en los periodistas. Nos cuesta salir de nuestro pequeño lugar de comodidad. Por eso pondero la lucha de las jugadoras, por ejemplo. Esos movimientos están haciendo que nos cuestionemos cosas. Que nos preguntemos. Y eso es un montón”Esas palabras ayudarán a cambiar las cosas. Seguro. En menor medida porque él es un jugador modesto, pero lo hará. Las jugadoras de la WNBA, la versión femenina de la NBA, sacaron camisetas en favor del candidato demócrata al Senado por Georgia Raphael Warnock. Este reverendo apoyó el movimiento Black Lives Matter y las baloncestistas, que han hecho una campaña paralela a la de sus homónimos masculinos (con menor repercusión, eso sí), se manifestaron de manera contundente y en la misma cancha para que Warnock gane un lugar en el Senado. Teniendo en cuenta que la batalla por el control de esa cámara está reñidísima y puede que se decida por uno o dos asientos, como Warnock venza es posible que sea otro grupo de deportistas el que dé la puntilla a los republicanos y ayude a que algunas cosas cambien en los próximos cuatro años. La clave de esta historia es quién es la rival republicana de Warnock por la nominación. Se trata de Kelly Loeffler, la propietaria de las Atlanta Dream, una de las franquicias de la WNBA y jefa o futura jefa de las jugadoras de la WNBA. Es decir: esas valerosas deportistas están haciendo campaña contra quien les paga. Para que alguien tome un camino arriesgado y que te va a llevar a perder comodidad por ganar en conciencia, es necesario que alguien dé el primer paso. Vivimos en un momento de la historia en el que muchos deportistas lo están haciendo y están logrando cosas. Ojalá algún/a gran deportista español lea estas líneas y decida dar el paso de expresarse, al menos, con la misma comodidad y tranquilidad que sus compañeros de derechas. Yo no se lo pido ni se lo exijo, y comprendo perfectamente que no lo hagan, pero me gustaría. Y, como a mí, a miles de personas. Harán un bien que quizá no acierten a imaginar.

https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/11/17/los_que_si_hablan_113286_1023.html


CONCURSO DE CARTELES “NO A LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA”

15/11/2020

Bases del concurso de carteles “No a la Constitución Monárquica”

  • Plazo de presentación de los carteles del 16 de noviembre al 25 de noviembre.
  • Cada autor/autora solo podrá presentar un cartel. El nombre del autor/autora o bien del seudónimo, no podrá aparecer en el cartel. Deberá figurar en el correo, que se remita al CRAM. Junto con un teléfono de contacto.
  • Los carteles para ser admitidos deberán ir con el lema elegido por el CRAM, que será el siguiente. “6 DE DICIEMBRE NADA QUE CELEBRAR. POR UN PROCESO CONSTITUYENTE. POR LA REPÚBLICA”.
  • Una vez elegido el cartel ganador deberá incluirse en el mismo el logo y las redes sociales del CRAM.
  • Se publicarán los mejores carteles presentados a criterio del jurado en las redes del CRAM.
  • Los carteles presentados deberán estar en un formato apto para publicar en las redes sociales del CRAM.
  • El jurado estará compuesto por tres miembros del CRAM. El resultado del ganador/a, así como de los mejores a criterio del mismo será dado a conocer el 28 de noviembre, a través de las redes sociales del CRAM. Como a los/as interesados/as.

Colectivo Republicano Antonio Machado.


50 camiones en el Pazo, el rey en La Paz y “al contar será el llorar”. Domingo Sanz

13/11/2020

El dos de septiembre pasado un Juzgado de A Coruña declaró “la nulidad de la donación efectuada en 1938 de la finca denominada Torres o Pazo de Meirás al autoproclamado Jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, por carecer del requisito esencial de forma”.

Se trata de una sentencia que, en base a la ley, se podía haber dictado tras la victoria del PSOE en 1982, por aprovechar que los armados Armada, Milans y Tejero estaban en la cárcel… aunque no el hoy huido Juan Carlos I, de quien siguen diciendo que trajo la democracia.

Tiene más valor la jueza Marta Canales denominando “autoproclamado” por sentencia al despreciable español mayor asesino de españoles de la historia de España, el DEMAEHE para abreviar, que todos los fantasmas que presumen de haber construido una democracia que tarda 40 años en recuperar un inmueble, y que nunca será capaz de hacer justicia porque ha preferido dejar que fueran falleciendo la mayoría de sus víctimas, las del citado mayor asesino y las de los fantasmas por omisión culpable.

Sin salir del Pazo todavía, el siete de noviembre supimos que los condenados a devolverlo estaban iniciando una mudanza tal que requería medio centenar de camiones. Solo tras denunciarse el peligro en los medios actuó el Gobierno, y al día siguiente supimos que ayer, día 9, pediría medidas cautelares a la jueza, quien las dictó sin perder un instante, también ayer.

Al igual que con el principal de la sentencia, y más conociendo la catadura de esa familia, el Gobierno podía haber solicitado las cautelares en cuanto conoció la resolución judicial, el mismo dos de septiembre, pero no lo hizo. Y, aunque hubiera podido, este Gobierno no ha hecho aún nada relevante para que miles de legítimos propietarios, o sus herederos, recuperen lo que les fue incautado durante y después de la guerra civil a punta de pistola.

Cosas como estas suceden porque gobernar España obliga demasiado. Por ejemplo, a que este país siga siendo un río revuelto en el que se lleven la mejor pescada quienes menos escrúpulos demuestran, especialmente si presentan la marca genética del “autoproclamado” o están acreditados como beneficiarios de sus crímenes o de la restauración monárquica. Como negarlo, con lo que ahora sabemos del “emérito”. ¿Debe seguir sin importarnos que el futuro nos saque los colores por la inviolabilidad que le seguimos consintiendo al rey y que en castellano se llama “vista gorda” que avergüenza?

Mientras ocurría lo de los camiones “franquistas” imagino a Pedro Sánchez encantado de la vida con la gran jugada de cuatro puntos, enceste del primer tiro de la personal y fallo a posta del segundo para intentar un triple, que acaba de conseguir con lo de Iglesias y Felipe VI juntos en La Paz por lo de Arce. Por una parte, rebaja la categoría del acto al no acudir él mismo y por otra, el rey amigo de Lesmes tragando quina por partida doble, con catorce horas en el mismo avión con un vicepresidente republicano y la toma de posesión de un candidato de Evo en Bolivia. Y, para redondear, Pablo Iglesias comiéndose lo que dijo hace unos días de que si ahora toca “república”. Dentro de nada lo tendrá regalando al rey la versión personalizada para monarcas del Juego de Tronos.

Pero, por su parte, Felipe VI, beneficiario sucesor a título póstumo de los crímenes del DEMAEHE, está riéndose de ambos dos mientras continúa encabronado porque este gobierno tampoco es capaz de resolverle Catalunya, donde él decidió jugarse el tipo un tres de octubre y que sigue siendo el único problema que puede llevarlo, en vida, al cementerio de las monarquías.

Este juego de mentiras e idioteces que es la política en la España de hoy, tan propiciadora de juegos fáciles de palabras hasta para titular opiniones del tres al cuarto como la presente, me recuerda el cuento aquel del chatarrero que, tras venderle a un cliente casual una sartén con un agujero piensa para sus adentros que “al freír será el reír”, mientras el comprador hace lo propio con otra sonrisa entre dientes porque le ha pagado con moneda falsa y sabe que “al contar será el llorar”.


Chupópteros. Javier Gallego

11/11/2020
Atawallpa Oviedo Freire: El rey corrupto y los súbditos lameculos -  OPLAS.org

La monarquía es como El Corte Inglés, tiene semanas fantásticas. Ésta ha sido una de ellas. En pocos días, ha trascendido que los eméritos y algunos familiares usaban presuntamente tarjetas opacas y que Juan Carlos presuntamente blanqueó dinero a través de la compra y manutención de un caballo para su nieta, que tiene 10 millones escondidos en el paraíso fiscal de la isla de Jersey y que retiró durante cuatro años 100.000 euros mensuales de una cuenta en Suiza, la cuenta en la que depositó, por ejemplo, 1,7 millones de euros en efectivo procedentes de un regalo del sultán de Bahréin. Vamos para bingo.

A esto hay que sumar, las comisiones recibidas de Arabia Saudí por sus gestiones en el AVE a la Meca. Y mucho más que no sabemos, hasta los 2000 millones de euros que el New York Times calculó que Juan Carlos I tenía en 2012, una estimación basada en las escasas publicaciones que existían sobre su fortuna, mayoritariamente opaca. No sabemos de dónde ha salido pero imaginamos que de los supuestos regalos de los sátrapas con los que el Borbón ha hecho migas y negocios. No hay que ser republicano para saber que no eran regalos sino el pago por sus servicios. 

A los eméritos no les bastaba el sueldazo Nescafé que llevan cobrando toda la vida, una media de 300.000 euros anuales en la última década. Lo que está claro es que el yerno encarcelado no hacía más que seguir el ejemplo del Borbón que predicaba ejemplaridad al pueblo mientras él se hacía de oro. Haz lo que yo digo, no lo que yo hago. Dijo Valle-Inclán de Alfonso XIII que el pueblo español no lo había echado por rey sino por ladrón. Su nieto ha seguido la misma senda. No sé qué más tiene que hacer esta familia para que les enseñemos el mismo camino que al abuelo.

Juan Carlos también copiaba a su padre político, Francisco Franco, que saqueó el país durante la dictadura, además de someterlo. Ahora sus herederos quieren continuar el expolio. Expulsados del Pazo de Meirás, planeaban vaciarlo con 50 camiones de mudanza. Ladrones como el viejo. Ha tenido que venir una jueza a cerrarles el paso y el Pazo. Borbones y Francos, las dos grandes familias de chupópteros hispanos siguen pensando que España es su cortijo y nosotros sus vasallos. Se creen por encima de la ley porque la Justicia, la prensa y el bipartidismo cortesanos se lo han permitido, incluso lo siguen disculpando. 

España es un huésped propicio para los parásitos porque tienen a una clase política parasitaria trabajando para ellos y no para quitarnos los piojos, que es su trabajo. No nos faltan ejemplos diarios. Pablo Casado contrata al despacho que dirige Albert Rivera para recurrir la ley de alquileres catalana que limita los precios. El Supremo anula la venta de pisos de protección a Goldman Sachs, el fondo quiere devolverlos y Ayuso rechaza quedárselos. La misma presidenta se gasta 100 millones en un hospital sin médicos levantado por las grandes constructoras, mientras tiene cerradas 16 UCI en otro hospital, como mostró este fin de semana Salvados. La derecha dirá misa, que es lo suyo, pero no gobiernan para la gente que se desangra sino para las élites extractivas que sangran al vecino. 

La derecha siempre ha parasitado lo público para engordar a lo privado. Pero no sólo ellos. Todo el que ha estado demasiado tiempo agarrado al poder como una garrapata ha acabado vampirizándonos y sirviendo a otros chupópteros. Hay manera de acabar con ellos. Si una mayoría concienciada lo exige, la democracia tiene mecanismos para proteger el bien común. Más de 100 sicavs se han dado de baja desde que el Gobierno de coalición anunció controles sobre ellas. La mayoría pertenecían a banqueros, grandes empresarios y familiares de diputados del PP y Vox. A quién van a proteger esos partidos si no es al sistema parasitario del que todos participan. A la cabeza de ese universo de chupópteros está la monarquía, por eso la protegen y por eso destronarla es el primer paso para desparasitarnos.  

https://www.eldiario.es/carnecruda/lo-llevamos-crudo/chupopteros_132_6399027.html