Presentación de la campaña ‘¡Nos duele la Sanidad!”

16/11/2017

rueda-prensa-manifestacion-20-enero-sanidad-1

“¡Nos duele la Sanidad!” es el lema de la campaña en defensa del sistema público, universal y de calidad, y en contra de las políticas del PP, que concluirá el 20 de enero de 2018 con una gran manifestación regional que tendrá lugar en Valladolid.

El próximo día 15, en el Centró Cívico de Delicias, a las 19 horas, tendrá lugar el primer acto de la campaña ¡Nos duele la Sanidad!, que se desarrollará en todos los barrios de la ciudad y que concluirá con una gran manifestación regional en Valladolid, el 20 de enero de 2018 y a la que acudirán todos los colectivos y asociaciones que forman parte de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León.

Belén Bausela, Ana Ricondo y Susana Simón, de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Valladolid, que hoy cumplía sus primeros 5 años desde su creación, analizaron la situación del Sistema Sanitario, los objetivos de la campaña ¡Nos duele la Sanidad! y las razones para movilizarse.

CARTEL DE LA MANIFESTACIÓN. FOTO: GASPAR FRANCÉS

De “el Real Decreto 16/2012 de 20 de Abril, denominado Medidas urgentes para para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejora de la calidad y seguridad de sus prestaciones, dijeron que era para mejorar la sanidad, cuando lo que realmente perseguía era mejorar las privatizaciones”, manifestó Belén Bausela, quien hizo una pequeña historia de cómo surgieron las Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública.

Ana Ricondo analizó el citado Real Decreto, que calificó “de excluyente”, al tiempo que explicó el deterioro de la Sanidad Pública, con el aumento de las listas de espera, supresión de camas y alas hospitalarias, etc., que han provocado una masificación en la atención con un objetivo: “Favorecer a la Sanidad Privada”.

Ricondo, tras criticar también la creación de las Unidades de Gestión Clínica -“una perversidad como otra cualquiera”-, dio lectura al manifiesto ¡Nos duele la Sanidad!, que fue recibido con aplausos, por las personas reunidas en la sede del Ateneo Republicano de Valladolid.

PUBLICO ASISTENTE. FOTO. GASPAR FRANCÉS

Susana Simón comentó algunas de las razones para que la ciudadanía de Valladolid se movilice. La  primera fue la situación del Hospital Clínico, cuyas obras iniciadas en 2008 y con fecha de finalización en 2013, todavía no han concluido y no sabe cuando lo harán.

Otro ejemplo analizado fue el de la Restructuración de las Zonas Sanitarias, que ha masificado especialidades y urgencias.

El tercer caso, el cierre del centro de la calle Trabajo (Delicias). “Edificio rehabilitado y que se fue desmantelado hasta su cierre, el pasado mes de mayo. Seguimos recogiendo firmas para su reapertura, y ayer el Pleno del Ayuntamiento aprobó una moción en el mismo sentido”, dijo Simón, que mencionó “la larga lucha vecinal por un nuevo Centro de Salud de La Magdalena”,  cuyas obras deben comenzar el próximo año.

“Estaremos vigilantes. Estas y otras razones son suficientes para la movilización del 20 de enero”, concluyó Susana Simón, que informó de las actividades que se desarrollarán por todos los barrios de la ciudad; el primero, el día 15, en el Centro Cívico Delicias.

M A N I F I E S T O

¡ Nos duele la Sanidad ¡

Desde hace años, la política sanitaria de la Junta de Castilla y León está contribuyendo a la quiebra y depauperación del sistema sanitario de nuestra comunidad. Los reiterados recortes presupuestarios (para 2017 se asigna a sanidad menos dinero que en 2010) se traducen en recortes de prestaciones, de material, de obras en nuevas infraestructuras y mejora de los edificios, en cierre de camas hospitalarias, en la exclusión del derecho a la asistencia sanitaria de diferentes grupos y personas y, muy especialmente, en recortes de personal, tanto de hospitales como de centros de salud y consultorios rurales. El resultado es padecido por la inmensa mayoría de la población: Listas de espera que ponen en riesgo la vida de las personas o agravan el pronóstico de la enfermedad; más copagos y repagos para los castellanos y leonesas; precariedad, sobrecarga de trabajo y descontento en el conjunto de l@s profesionales, que han de buscar fuera un futuro mejor; pérdida en calidad de la atención sanitaria y, sobre todo, pérdida de la “calidad humana” en un entorno crispado y deshumanizado.

La crisis sirvió de excusa para hacer estas políticas liquidadoras de nuestra sanidad pública pero, tras ellas, se esconde la pretensión de favorecer a la sanidad privada. A bancos, aseguradoras, constructoras, fondos buitre, se les está ofreciendo la posibilidad de apropiarse de un apetecible mercado, que solo el empobrecimiento de la sanidad pública les puede proporcionar.

La Sanidad Pública, uno de los pilares fundamentales del estado de bienestar, es una conquista social que fue posible por la confluencia de las demandas de la ciudadanía y el esfuerzo de much@s profesionales y que culminó en su inicial configuración. En este momento, las políticas llevadas a cabo por nuestros gobernantes y gestores han hecho que nuestra sanidad pública esté en grave peligro y, por tanto, l@s ciudadan@s de hoy debemos defenderla. Para ello, las Plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de las distintas localidades y provincias de Castilla y León manifestamos nuestra contundente y enérgica protesta de rechazo hacia esas políticas de salud de la Junta, y lo haremos el próximo día 20 de Enero en la Manifestación donde, de forma pacífica y democrática, EXIGIREMOS:

  1. Acabar con los recortes recuperando, cuando menos, el equivalente al presupuesto sanitario alcanzado en 2010, con un mayor peso en el gasto de la Atención Primaria, especialmente de los servicios en el medio rural.

  2. Recuperar el empleo perdido en el sistema sanitario público y fidelizar a sus profesionales acabando con la precarización laboral, eliminando los contratos basura, las interinidades indefinidas y los puestos “comodín”, al tiempo que protegiendo la carrera profesional.

  3. Que no se cierren plantas y camas hospitalarias. Al contrario, utilizar intensivamente el uso de los recursos que tiene la sanidad pública mediante la contratación del personal necesario, para reducir las listas de espera quirúrgicas y diagnósticas, eliminando los conciertos con la sanidad privada.

  4. Un modelo de Sanidad 100% Pública:

    – Reversión del Hospital de Burgos, poniendo fin a modelos de colaboración público-privada, auténtica sangría de las arcas públicas.

-Abandonar el proceso de implantación de las Unidades de Gestión Clínica, por ser un camino hacia la privatización del sistema sanitario.

-Reconvertir los servicios externalizados asumiendo su gestión y provisión directas, siempre más caros y de peor calidad en manos privadas.

  1. Implementar programas de Prevención y Promoción de la Salud en el ámbito de la atención primaria,

  2. Acercar la Atención Especializada y hospitalaria a los núcleos rurales de población alejados de los hospitales de área, mediante el desarrollo debidamente dimensionado de estos servicios, una mayor dotación del transporte sanitario (urgente y programado) y establecimiento de los convenios de colaboración oportunos con la sanidad pública de comunidades autónomas limítrofes.

  3. Legislar para restituir el derecho a recibir asistencia sanitaria de personas que residan en nuestro territorio, en tanto no se derogue el R.D.L. 16/12.

  4. Nombramientos de gerentes atendiendo a su perfil profesional, no político, e introducir medidas de transparencia de su gestión económica, mediante auditorías independientes.

  5. Cumplimiento riguroso de la ley de incompatibilidades del personal sanitario, hasta una nueva regulación de la dedicación exclusiva para quien trabaje en la sanidad pública.

  6. Poner en funcionamiento cauces eficaces de participación social y profesional en todos los niveles del sistema sanitario, con participación ciudadana en la toma de decisiones y corresponsabilización en el buen uso de los servicios.

http://ultimocero.com/noticias/movimientos-sociales/2017/11/09/pesentacion-de-la-campana-nos-duele-la-sanidad/

Anuncios

LA REFORMA SANITARIA DE LOS REPUBLICANOS, ES COMO UNA CONDENA A MUERTE

01/07/2017
  • Los cambios recortarían el gasto del programa de cobertura sanitaria en EEUU para pobres en 744.000 millones de euros y 23 millones de personas en 10 años 
  • The Guardian entrevista a tres familias beneficiarias de Medicaid que temen que la reforma de Trump les arruine o les quite literalmente la vida. 

Puedes seguir leyendo el resto de la entrada en la dirección que figura más abajo.Supremo-EEUU-respalda-subsidios-Obama_EDIIMA20150625_0941_22

http://www.eldiario.es/theguardian/beneficiarios-Medicaid-reforma-sanitaria-Trump_0_658634510.html

 


Incluyen al Bisfenol A en una lista de químicos “altamente preocupantes debido a sus propiedades de alteración del sistema endocrino, que causan graves efectos en la salud”

21/06/2017

bisfenola¿Dónde está presente este producto químico?

La Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA) ha incluido el Bisfenol A (BPA), un compuesto que se emplea en la fabricación de plásticos, en una lista de químicos “altamente preocupantes debido a sus propiedades de alteración del sistema endocrino, que causan graves efectos en la salud humana”, ha expresado en un comunicado hecho público el pasado viernes.

El Comité de los Estados miembros de esta agencia europea, que se reunió la semana pasada en Helsinki, ha decidido apoyar por unanimidad la propuesta de Francia, que identificaba el Bisfenol A como un disruptor endocrino con serios efectos probables para la salud humana, a un “nivel equivalente al que se refiere a los efectos cancerígenos, mutagénicos y tóxicos para la reproducción”. Esta sustancia ya estaba incluida en la lista de candidatos de productos preocupantes por sus propiedades tóxicas para la reproducción.

Varios estudios científicos sostienen que este disruptor endocrino bloquea o interfiere en las acciones de las hormonas, concretamente de los estrógenos, y lo consideran un factor de riesgo asociado a varias enfermedades, como la obesidad y la diabetes, y algunos tipos de cáncer. El año pasado, una investigación internacional en la que participaba la Universidad de Alicante (UA) y la Miguel Hernández (UMH) de Elche también sugería la relación entre el Bisfenol A con el desarrollo de la diabetes tipo 2. Este polémico compuesto es utilizado para fabricar plásticos, así como resinas presentes en latas de conservas, empastes dentales y otros utensilios de uso cotidiano.

En Europa ya no se emplea para fabricar envases plásticos como los biberones o botellas de agua. Para minimizar la exposición al Bisfenol A, desde la Universidad de Alicante recomendaban evitar el consumo de alimentos y bebidas envasados en plásticos: “Un primer paso es volver a utilizar los envases de cristal y no incluir en nuestra dieta comida precocinada que directamente, con el envase, se calienta en el microondas”.

El Bisfenol A latas está presente en  botellas y plásticos, en biberones, dispositivos tanto médicos como dentales, gafas , CD y DVD, electrodomésticos e incluso equipamientos deportivos.

En el caso de los productos alimenticios envasados, es posible encontrar bisfenol A utilizado como recubrimiento en latas de comidas y bebidas.

http://insurgente.org/incluyen-al-bisfenol-a-en-una-lista-de-quimicos-altamente-preocupantes-debido-a-sus-propiedades-de-alteracion-del-sistema-endocrino-que-causan-graves-efectos-en-la-salud/