Un Memorial para recordar en el Cementerio de Colmenar a los fusilados por el franquismo

14/06/2018

memorial_victimas_franquismo_cv_cementerio_2018

Dicho Memorial, situado encima de la fosa común en la que reposan los restos de 108 fusilados en el año 1939, muestra sus nombres y fecha de fusilamiento. Fue descubierta con emoción, lágrimas y flores por familiares de algunos represaliados.

El Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid ha organizado el 10 de junio un quinto homenaje en el cementerio de Colmenar Viejo a las víctimas del franquismo, con el que se pretende “recuperar la memoria histórica” de los antifascistas que “lucharon contra ese régimen”. La novedad ha sido justamente dicho memorial, autorizado por el Arzobispado de Madrid, y que lleva como lema “Que su nombre no se borre de la Historia”.

El homenaje concitó más público que otros años y también la presencia de representantes políticos, entre los que estuvieron los alcaldes de San Sebastián de los Reyes, Soto del Real, Manzanares el Real o Miraflores de la Sierra. El investigador de la represión franquista en la Sierra Norte, Roberto Fernández, recordó que de los fusilados, 44 de ellos eran vecinos de Colmenar, mientras que 25 eran de San Sebastián de los Reyes, 16 de Fuencarral, 11 de Hortaleza, 5 de Moralzarzal, 3 de Soto del Real, 2 de Manzanares y uno de Miraflores de la Sierra y de El Molar. Entre los fusilados hubo alcaldes republicanos pero también campesinos o sindicalistas.

Las dos partes del homenaje, uno en el muro exterior donde tuvieron lugar los fusilamientos y otro en el lugar donde está instalado el mural en el interior del cementerio, estuvieron protagonizados por la emoción de los familiares de las víctimas.

Algunos de ellos contaron con voz trémula cómo sucedieron los hechos, a qué se dedicaban sus familiares (la mayor parte era gente sencilla que se había posicionado junto a la República, el PSOE o los sindicatos), y también los testimonios de la venganza de los vencedores de la guerra civil sobre sus familias. Por ejemplo, Gema López Navacerrada, nieta de de un represaliado, señaló que los sufrimientos de su familia no pararon después de que los fascistas arrebataran la vida de su abuelo: “Luego fueron señalados socialmente; incluso una maestra obligó a una tía a cantar el ‘Cara al sol’, himno franquista, en clase”.

Además de la emoción, el acto también incluyó la reivindicación de las entidades, partidos y sindicatos que han apoyado dicha medida, entre los que están la Comisión de la Verdad de Sanse (creada el año pasado), Cambiar Miraflores, CNT Sierra Norte, Equo Colmenar, Ganemos Colmenar, Ganemos Tres Cantos, PSOE Colmenar, Moralzarzal en Común o UGT Madrid. Especialmente, reclaman que el Estado reconozca jurídicamente a los represaliados de la dictadura, desarrollando una Ley de Víctimas del Franquismo, así como la nulidad de las acciones legales represivas del régimen.

https://madridnorte24horas.es/actualidad-159/colmenar-viejo/26211-un-memorial-para-recordar-en-el-cementerio-de-colmenar-a-los-fusilados-por-el-franquismo

Anuncios

UGT no cejará en su empeño por recuperar la dignidad de todos los ugetistas asesinados

04/06/2018

PepeÁlvarez-HomenajeaRafaelMolinaMantas1

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha participado en un acto llevado a cabo en el Cementerio de la Almudena en recuerdo de Rafael Molina Mantas, alcalde del Frente Popular y líder local de UGT en el pueblo granadino de Huétor-Tájar, asesinado en el año 1945.

En el homenaje, Álvarez ha pedido un esfuerzo para ‘luchar codo con codo para que las familias puedan recuperar los restos de sus personas queridas y, así, rendirles homenaje`. Además, ha asegurado que este país no va a cerrar la transición mientras no seamos capaces de volver la dignidad a todas aquellas personas que por ser alcalde de su pueblo, por militar en una organización sindical, por pertenecer a un partido político, fueron asesinados. En este aspecto, Pepe Álvarez ha pedido la revisión de todos los juicios sumarísimos llevados a cabo durante la dictadura y la Guerra Civil. Rafael fue asesinado en 1945, seis años después del fin de la Guerra Civil. Álvarez ha recordado que su muerte fue un acto de una gravedad muy superior, dado que fue únicamente para ‘castigar a los vencidos’.

El Secretario General de UGT, ha querido transmitir su agradecimiento y cariño a la familia de Rafael Molina Mantas, y en especial a su hija, presente en el acto, y a su bisnieto, el ‘cantaor’ Juan Pinilla quién impulsó este acto de homenaje.

Pepe Álvarez ha asegurado que este país debe ser consciente, y en especial la izquierda, que esta es ‘una deuda con la democracia y con las familias’. Además, ha explicado que solo mediante la verdad podremos cerrar heridas que aún continúan abiertas, y ha reconocido el trabajo de miles de personas ugetistas que aún siguen en las cunetas y que fueron, en parte, promotoras de muchos de los cambios que hoy en día tiene nuestro país.​

Intervención de Pepe Álvarez

http://www.ugt.es/SitePages/NoticiaDetalle.aspx?idElemento=3892


Felipe de Borbón se desentiende por carta de tomar cualquier iniciativa para suprimir el título del Ducado de Franco e impedir que lo ostente la nieta del dictador

01/06/2018

felipe-vi-con-franco-2

Felipe de Borbón se desentiende de llevar a cabo cualquier tipo de actuación para impedir la sucesión del Ducado de Franco, con Grandeza de España, solicitado formalmente por la nieta del dictador, María del Carmen Martínez-Bordiú Franco, y eliminarlo definitivamente, a pesar de que él es el único con competencia legal para hacerlo. El jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, ha remitido un escueto y frío acuse de recibo en nombre del jefe del Estado dirigido al diputado de Izquierda Unida Ricardo Sixto tras las dos cartas que este le remitió en abril reclamando directamente que actuara con decisión en este caso.

La respuesta de Alfonsín, de apenas 9 líneas, indica textualmente al diputado que ‘me refiero a sus escritos de fechas 2 y 27 del pasado mes de abril, en los que respectivamente informa a Su Majestad el Rey de la Proposición no de Ley que desde el Grupo Confederal UP-EC-EM han presentado en el Congreso de los Diputados, instando a la paralización del proceso de sucesión del título de Ducado de Franco, con Grandeza de España, y de las alegaciones que ha formulado ante el Ministerio de Justicia, en relación a la concesión y sucesión del citado título. Su Majestad me ha encargado que, en Su nombre, le agradezca esta información y le envíe un cordial saludo”.

Felipe de Borbón y el jefe de la Casa del Rey obvian intencionadamente en este escrito una parte sustancial de la última carta que Sixto remitió al jefe del Estado, precisamente donde el diputado de IU reclama directamente al hijo de Juan Carlos de Borbón que elimine el título nobiliario que creó su padre para honrar al dictador y a sus descendientes “seguro de que la inviolabilidad de su persona no será obstáculo alguno para alcanzar una decisión justa, legal y acorde con los principios democráticos de nuestro Estado social y democrático de Derecho”.

“Quería asimismo recordarle -añadía Ricardo Sixto en su misiva- que el 12 de junio de 2015 usted, mediante el Real Decreto de número 470/2015 dirigido al Gobierno, revocó el Ducado de Palma a su hermana la infanta Cristina y a su marido, Iñaki Urdangarin. Según informaciones de los medios de comunicación, que citaban fuentes del Palacio de la Zarzuela, la decisión se debió al proceso por corrupción que en aquellos momentos se seguía a raíz del llamado ‘caso Nóos’”.

Desde Izquierda Unida “nos pareció acertada en aquel momento aquella decisión. Resultaría por tanto coherente con aquel decreto que usted revocase ahora un Ducado que honra la memoria del dictador Francisco Franco, cabeza de un régimen corrupto en sí mismo y, más aún, máximo responsable de crímenes de lesa humanidad”, recoge la misiva que el diputado dirigió a Felipe de Borbón.

También se le exponía al jefe del Estado con meridiana claridad que “la existencia y sucesión del Ducado de Franco es contraria a la legalidad vigente”  ya que, entre otras normas, el título vulnera de forma flagrante la Ley de Memoria Histórica, aprobada en 2007.

Para Ricardo Sixto, “Felipe de Borbón y su equipo eluden de forma deliberada responder a todas estas cuestiones y, lo que es más importante, actuar y dar una solución. Resulta muy triste que un tema de la importancia del Ducado de Franco, por el que cientos de miles de víctimas del franquismo y sus familiares se sienten claramente insultados/as desde hace décadas, sólo merezca el silencio y la inacción de la única persona a quien la ley faculta para resolverlo de manera democrática y justa”.


Cuarto freno al cambio de nombre de una calle propuesto por el Comisionado de la Memoria Histórica

31/05/2018

1527097994_254587_1527098215_noticia_normal_recorte1

Por cuarta vez, un jueza de Madrid anula el acuerdo adoptado el año pasado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la capital para eliminar a instancias del Comisionado de la Memoria Histórica el nombre de una calle. La del General Asensio Cabanillas se suma a las tres anteriores: Hermanos de García Noblejas, La División Azul y el torero Algabeño.

 

En la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 24 de Madrid, fechada el pasado 24 de mayo y contra la que cabe recurso de apelación, la jueza resuelve que la decisión de suprimir el nombre de esta calle “no es ajustada a derecho”. De esta forma, estima el recurso contencioso administrativo interpuesto por el grupo empresarial Astilbe SL, que entendía que la supresión del nombre de la calle es un “acuerdo discriminatorio por razones ideológicas”, que “carece de rigor” y “está insuficientemente motivado”.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid tomó esta decisión hace un año en aplicación de la Ley de Memoria Histórica al señalar que el general Asensio Cabanillas fue un militar “decisivo en la sublevación del Ejército de Africa en julio de 1936”. Además, alegó que “tomó parte en las actividades represivas de las tropas en el avance de los sublevados por Extremadura” y “ocupó varios altos caros del régimen, entre ellos el de Jefe de la Casa Militar de Franco”.

Sin embargo, la jueza dice no tener pruebas que demuestren que el general colaborara en la sublevación militar o en la guerra civil o fuera un “instrumento relevante en el sostenimiento del sistema dictatorial implantado por Franco después de la guerra”. En su opinión, lo que motiva la supresión del nombre de la calle es la condición de Asensio Cabanillas de “militar en el bando de los sublevados” y, con posterioridad, “ministro del Ejército”. En el fallo, la jueza no se pronuncia sobre las costas causadas al entender que la materia objeto de análisis es “controvertida”.

Recientemente, una sentencia del mismo juzgado ha anulado la sustitución del nombre de la calle de los Hermanos García Noblejas por el de Institución Libre de Enseñanza. Además, otro juzgado de Madrid declaró nulo el cambio de nombre de la calle Caídos de la división azul al entender igualmente que su modificación por parte del Ayuntamiento de Madrid en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica no se ajustaba a derecho.

https://elpais.com/ccaa/2018/05/30/madrid/1527682494_060460.html


POR UNA LEY DE VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

28/05/2018

El Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo, constituido por más de 80 organizaciones de todo el Estado, pretende impulsar acciones necesarias para lograr acabar con la impunidad de los crímenes del franquismo. Instituciones internacionales como la ONU y sus grupos de trabajo y las organizaciones de derechos humanos, continúan reclamado al Estado Español su obligación de investigar, perseguir y sancionar los delitos contra la humanidad cometidos por el franquismo.

En el encuentro estatal celebrado en mayo de 2016, los colectivos integrantes del Encuentro decidimos reclamar a las formaciones políticas que se comprometan a desarrollar una LEY DE RECONOCIMIENTO Y PROTECCIÓN INTEGRAL A LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO que:

  • Establezca la condena del franquismo como régimen criminal, que condene lo que supuso su atentado y el golpe de estado a la II República española, que condene la guerra, la dictadura franquista y la represión continuada contra los derechos humanos.
  • Reconozca y garantice a las Víctimas del franquismo, del nazismo y de la transición política española los derechos a la Verdad, la Justicia y la Reparación en los términos exigidos en los tratados y acuerdos internacionales firmados por el Estado español y organismos internacionales.
  • Que declare la nulidad de pleno derecho de todas las acciones legales de carácter represivo del régimen franquista, así como de toda aquella legislación que garantice la impunidad de los crímenes franquistas
  • Que se eliminen definitivamente todas las formas de exaltación del franquismo; calles, monumentos y honores.

Porque sólo por decisiones políticas, relacionadas con la forma en que se desarrolló la transición a la democracia, no se reconoce a las víctimas del franquismo los derechos a la verdad, la justicia y la reparación en igualdad de condiciones con otros colectivos de víctimas de la violencia, que sí han sido plenamente reconocidos y reparados mediante una legislación específica a su favor. Por eso te proponemos que te adhieras a la iniciativa de exigir al Estado español y a todas las organizaciones democráticas, la elaboración de una Ley Integral de Víctimas del franquismo.

Las organizaciones, asociaciones de la sociedad civil e instituciones pueden adherirse a la iniciativa de una Ley Integral de Víctimas del franquismo escribiendo desde su dirección de correo electrónico OFICIAL a leyvictimasfranquismo@gmail.com, mientras que los ciudadan@s que pretendan adherirse a la misma deberán hacerlo accediendo a la siguiente dirección web: https://victimasfranquismo.org/

Ya basta de 80 años de impunidad, de no reconocimiento de las víctimas y de negarles el derecho a la Verdad, la Justicia y la Reparación. Porque sin memoria histórica no hay democracia.

Por una ley de víctimas del franquismo


Gracias, electricistas noruegos

16/05/2018

forges-memoria-historica

Nunca había oído hablar hasta hace algunas semanas de que la mayor confederación sindical de electricistas noruegos (unos 37.000 afiliados) ha donado desde 2014 unos 50.000 euros a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de España, con el fin de contribuir a la exhumación de las fosas del Franquismo.

Sí, noruegos, han leído bien. Lo primero que pensé fue en cómo habían llegado los noruegos a interesarse por esta asociación y su ímproba labor, que se enfrenta, si nadie lo remedia en las enmiendas, a un nuevo presupuesto del Estado, elaborado por ‘este nuestro gobierno’ del PP, para la que se asigna la temerata cifra de cero euros.

Dejando a un lado la miseria que supone ignorar a tantos miles de muertos que provocó una dictadura como la franquista y muchas de cuyas familias piden aún hoy honrar su memoria permitiéndoles investigar y exhumar algunas fosas donde yacen algunos de los más de 100.000 cuerpos desaparecidos, si yo fuera Rajoy o alguno de sus adláteres ministeriales sentiría la más terrible de las vergüenzas de pensar que tienen que venir ciudadanos extranjeros a interesarse y financiar una causa más que justa.

Emocionantes debieron ser aquellos encuentros en que la delegación de electricistas noruegos, tras varias visitas a nuestro país y reunirse con los responsables de la ARMH, permitieron con su donación, en el verano de 2014, encontrar los restos de Perfecto de Dios, por ejemplo, asesinado tras una refriega con la Guardia Civil en 1950.

No ocultar la historia de una nación, más aún si ha sido tan terrible como las décadas de dictadura tras una fratricida Guerra Civil, debería formar parte de las acciones de cualquier gobierno que entendiera que no esclarecer lo que sucedió en todas esas fosas es ir en contra de su propia identidad. Le dio igual a este Gobierno que la ONU le levantara los colores en 2014 de una forma tan tremenda. Así lo resumió el relator especial de Naciones Unidas, Pablo de Greiff, en su informe sobre memoria histórica en España: “No se estableció nunca una política de Estado en materia de verdad, no existe información oficial, ni mecanismos de esclarecimiento de la verdad. El modelo vigente de ‘privatización’ de las exhumaciones, que delega esa responsabilidad a las víctimas y asociaciones, alimenta la indiferencia de las instituciones estatales…”.

Sigamos dando la espalda a nuestra historia. Mientras tanto, lo que tenemos que hacer, al menos, es darle las gracias a los electricistas noruegos y a tantos miles de ciudadanos españoles que con su aportación privada financian esta causa.

https://siempreenmedio.wordpress.com/2018/05/15/gracias-electricistas-noruegos/


LOS SEGOVIANOS QUE APOSTARON SU VIDA POR LA LIBERTAD

14/05/2018

Pasaporte de ailado en México de José Marinero./E. N.

La hija del segoviano José Marinero Sanz, Pilar, no conoció las aventuras y luchas de su padre para alcanzar la libertad hasta el fallecimiento de este, en 1963. Fue uno de los tres presos republicanos del fuerte de San Cristóbal de Pamplona que logró cruzar la frontera francesa. El resto de fugados, un total de 792, se quedó por el camino. Las fuerzas franquistas mataron a 206 en los montes navarros y capturaron a 586 (entre ellos a 14 organizadores de la fuga, que fueron fusilados en agosto). La huida de los tres castellanos que pisaron suelo francés (el segoviano Marinero, el leonés Jovino Fernández y el salmantino Calixto Carbonero) se ha convertido en una de las muchas historias personales ocultas que entraña la Guerra Civil Española.

De los 795 reclusos que escaparon, 76 eran segovianos y 300, castellanos y leoneses

Con la intención de abordar y esclarecer estas cuestiones, este sábado se celebró en la localidad segoviana de Cuéllar una charla con el escritor Fermín Ezkieta, autor de ‘La fuga del monte Ezkaba’. En este ejemplar relata cómo se planeó la huida y qué fue de aquellos 795 prisioneros que decidieron jugarse la vida por la libertad. Ezkieta explica, para contextualizar la historia, que en la famosa ‘Gran Evasión’ que relata la película protagonizada por Steve McQueen sólo escaparon 76 personas.

Del fuerte San Cristóbal de Pamplona, donde retenían a casi 2.500 presos, huyeron diez veces más. La noche del 22 de mayo de 1938, «cuando la guerra ya estaba bastante avanzada», tal y como asegura Ezkieta, en torno a las 19:30 horas, escucharon ruidos y movimientos extraños procedentes del cuerpo de guardia. Un grupo de 50 prisioneros consiguió hacerse con el control del fuerte, sorprendiendo a los centinelas y a la mayoría de presos, que desconocían sus intenciones. Con la frontera francesa a 50 kilómetros, un grupo de 795 decidió intentar salir de España.

«Sufrían una gran represión», subraya el escritor. El resto, bien porque no se veía con fuerzas o con ánimo, se quedó. «Estaban débiles. Vivían en condiciones muy malas y algunos padecían enfermedades como tuberculosis», continúa.

La mayor fuga de la historia europea

Los segovianos desempeñaron un papel destacado en el fuerte de San Cristóbal. Entre 1938 y 1943, un total de 300 sobrevivieron entre sus paredes y en unas condiciones deplorables. «Han jugado un papel fundamental», indica Ezkieta, quien indica que de los 795 fugados, 381 eran castellanos y leoneses, mientras que 76 eran segovianos.

Las terribles condiciones de vida y la dureza de la represión franquista alentaron la fuga de José Marinero. Fue uno de los segovianos que logró escapar de las opresiones del bando nacional. En total, hubo 44 víctimas segovianas de la represión franquista en San Cristóbal, a las que cabe sumar los 153 fusilados tras el Consejo de Guerra, los 215 asesinados extrajudicialmente y los 230 muertos en prisión durante la contienda nacional y la posguerra.

Para Ezkieta, se trata de la «mayor fuga de la historia europea». Sin embargo, el escritor considera que «ha caído en el olvido», aunque conforme pasan los años cuenta con un mayor respaldo, especialmente de «los que saben que un familiar estuvo ahí y quieren esclarecer su historia». Según dice, uno de los motivos principales que motivó este silenciamiento fue la «férrea» dictadura, empeñada en ocultar los crímenes y las atrocidades cometidas.

«Los olvidados»

«¿Dónde quedaron esos 206 presos que fueron fusilados?», se cuestionó Ezkieta «poco después» de publicar la primera edición de su libro ‘La fuga del monte Ezkaba’, en el año 2013. A partir de entonces, comenzó una «intensa» búsqueda para tratar de localizar y rescatar los restos de los internos «enterrados en los montes por la población civil».

De las últimas nueve exhumaciones que se han llevado a cabo, tal y como confirma Ezkieta, se han encontrado restos de 43 de los fugados, por lo que «cotejándolo con los restos de ADN de familiares, se podrá saber qué presos eran», sostiene. Así, de las 206 personas que murieron fusiladas en los montes en 1938 y los catorce que, como organizadores, fueron asesinados meses más adelante, «únicamente» se han desenterrado estos 43. «Aún quedan algunas fosas de prospectar, pero no digo que sean siempre exitosas».

En el «mejor de los casos», apunta el escritor, «quedan cerca de 20 fosas, por lo que se podrán exhumar uno de cada tres». Pero se enfrentan a un condicionante decisivo:el paso del tiempo. «Han pasado 80 años y se han producido muchos cambios en el terreno, han desaparecido cunetas, se han variado las carreteras… Y a ello hay que sumar que los testigos de la época se hacen mayores y fallecen», concluye.

http://www.elnortedecastilla.es/segovia/segovianos-apostaron-vida-20180513222356-nt.html