CRÓNICA FOTOGRÁFICA DEL 6D EN MADRID, EUSKADI, ARAGÓN Y ANDALUCÍA

11/12/2017

Madrid

 

 

Euskadi

Aragón

Andalucia

https://videopress.com/embed/aZ3VtR6S?hd=0&autoPlay=0&permalink=0&loop=0

Crónica fotográfica del 6D en Madrid, Euskadi, Aragón y Andalucía

Anuncios

El Rey Juan Carlos intercedió por el genocida argentino Ricardo Cavallo

05/12/2017

56226b5465580.r_1512338709600.0-99-800-512

Se llamaba “Avenida de la Felicidad”, pero no era más que el camino hacia el infierno. Fieles a su sarcasmo, los verdugos de la ESMA -el mayor campo de concentración de la dictadura argentina- bautizaron así al pasillo que se abría entre las salas de torturas. Por allí desfilaban los que iban a morir, pero también los que se dirigían a matar. Entre los primeros se encuentran miles de seres inocentes. Entre los segundos está Ricardo Miguel Cavallo, un militar que acaba de recibir una nueva condena por aquellos crímenes. Entre 2003 y 2008, durmió en cárceles españolas.

Sus víctimas lo recuerdan como un tipo frío, capaz de torturarte sin que se le moviese ni un músculo de la cara. De joven era rubio. Quienes tuvieron la desgracia de conocerle (y la fortuna de sobrevivir) recuerdan su voz fina. Cristina Muro la escuchó por primera vez en el suelo de su casa, poco después de que varios individuos golpearan a la puerta y la encañonaran. Ella estaba con su hijo recién nacido. Su marido, Carlos Alberto Chiappolini, acababa de ser secuestrado. La tiraron al suelo, la patearon y le reventaron los puntos del parto. Al bebé de apenas seis días lo cogieron por los pies y le pusieron un revólver en la boca. De Chiappolini nunca más se supo nada, tal como ocurrió con otros 30 mil desaparecidos. Cristina, que salió viva de aquel registro, dedicó el resto de sus días a luchar por la justicia.

No fue una tarea fácil. Cavallo, como todos sus compañeros y jefes, vivió el final de la dictadura y el regreso a la democracia con relativa tranquilidad. La buena vida se le acabó en agosto de 2000, cuando fue detenido en México a raíz de un pedido de extradición que había formulado el juez Baltasar Garzón, quien por entonces investigaba los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen argentino (1976-1983).

En marzo de 2003 fue enviado a Madrid, tal como reclamaba el magistrado de la Audiencia Nacional. Seis meses después, su padre, Oscar Antonio Cavallo, se dirigió por carta al Rey Juan Carlos para implorarle que hiciera gestiones a favor de su hijo. La misiva tiene una extensión de cinco páginas está fechada el 20 de septiembre de 2003 en Punta Alta, una ciudad del sudoeste de la Provincia de Buenos Aires en la que vivía y vive la familia del genocida. Según ha podido comprobar Público, en la parte superior lleva el sello de la Casa Real, con la indicación de que había sido oficialmente registrada el 10 de octubre de 2003 con el número de entrada 12.804.

En esa nota, Oscar Antonio Cavallo definía a su hijo como un “soldado” o “miembro activo de las Fuerzas Armadas Argentinas durante los años de la lucha antiterrorista” en ese país. “Usted como estadista sabrá entender y su pueblo sabrá comprender que lo pasado en mi país en ese período no fue culpa de un hombre. Fue un proceso derivado de políticas instauradas para la región desde usinas instaladas en Centro América”, apuntaba.

Siguiendo esa teoría, el padre del militar preso en España aseguraba que Argentina había vivido una “cruenta guerra”, motivada por “grupos terroristas insurgentes”. “Mi hijo participó de esa guerra que no buscó, lo hizo con lealtad y honestidad cumpliendo órdenes superiores en defensa de la Constitución y las leyes de nuestro país y del bien común”, subrayaba. Tal como se reitera en distintos tramos de esta carta, el objetivo de Cavallo (padre) era persuadir al Rey de que los terribles crímenes cometidos por la dictadura estaban encuadrados en la denominada “lucha contra el terrorismo” y, por tanto, jamás podían ser juzgados como actos de lesa humanidad, tal como defendía Garzón.

Tras describir la situación de su hijo, el autor de esta carta se deshizo en elogios hacia el modelo de impunidad que se había instaurado a este lado del Atlántico tras el final de la dictadura franquista. “Su Excelencia, permítame recordarle que su país, España, ha sufrido las consecuencias de una cruenta y cruel guerra civil –apuntó-. Pero una vez terminada la misma supieron, con inteligencia y patriotismo, superar las secuelas que una lucha entre hermanos deja”. A continuación, el padre de Cavallo escribió otra contundente frase que resaltó a propósito en negrita. “Soberanamente dictaron las leyes que consideraron oportunas y que les permitiera volver a vivir en armonía, dejando atrás ese pasado oscuro de la historia. Nadie pudo osar interferir en sus actos soberanos. Tampoco ustedes lo hubieran permitido”, remarcó.

En ese contexto, Oscar Antonio Cavallo tuvo otro guiño hacia la situación en España: “Su Excelencia, es claro (sic) que el terrorismo fue malo antes, es malo hoy y será malo siempre, por lo que su accionar debe ser combatido en resguardo de las instituciones democráticas, como lo hacen en este momento dentro de sus propias fronteras”, aludiendo a la lucha antiterrorista contra ETA.

Situación “desmadrada”

Por todo ello, el familiar del genocida solicitaba “humildemente” la “intervención” del Rey a favor de su hijo para superar “esta desmadrada situación”. En concreto, le pedía al monarca que adoptase “aquellas decisiones políticas que permitan que ese ciudadano argentino regrese a su país”. “Su Excelencia, usted sabrá perdonar si la presente con cumple con los requisitos formales que corresponden, pero como comprenderá para mí el caso trasciende lo protocolar para instalarse en lo humano”, escribió al final de su nota.

A modo de “posdata”, Oscar Antonio Cavallo informaba al Rey que tenía previsto estar en Madrid entre el 21 y el 29 de septiembre de 2003. “Seguramente el señor que le entregue la presente conocerá mi lugar de alojamiento”, advertía, lo que abre dudas sobre quién fue la personas que consiguió hacer llegar esta misiva a Juan Carlos I y cuál era su capacidad de influencia. Lo que sí queda claro es que no se trató de una nota enviada por correo postal, sino que alguien se encargó de entregarla de manera personal.

Gestiones ante Justicia

Tras recibir esta carta, la Casa Real evitó desecharla o simplemente archivarla. Por el contrario, la institución monárquica decidió enviarla al ministerio de Justicia, por entonces a cargo de José María Michavila (PP). Tres meses después, el 22 de diciembre de 2003, la Dirección General de Política Legislativa y Cooperación Internacional de dicho ministerio trasladó la nota de Oscar Antonio Cavallo al juzgado de Garzón “para su conocimiento y a los efectos oportunos”. Así consta en un oficio que lleva como asunto “extradición de Ricardo Miguel Cavallo” y que está firmado por de la subdirectora general adjunta, Isabel Vevia Romero.

Este pedido no tuvo efecto sobre la situación del militar argentino, que permaneció preso en España hasta el 30 de marzo de 2008, cuando fue enviado a Argentina para que le juzgaran por sus crímenes. La condena a cadena perpetua que acaba de dictarse esta semana podría ser el epílogo de esta historia. “Día negro”, escribió su padre el pasado miércoles en las redes sociales, poco después de conocer la condena recibida por su hijo. En su perfil de Facebook abundan los mensajes a favor de los militares condenados por secuestros y asesinatos durante la dictadura militar. Entre otras imágenes, hay una que utilizó para saludar a sus amigos en las Navidades de 2016. Se le ve a él y a su hijo. Junto a ambas fotos escribió una frase bíblica: “Bienaventurados los perseguidos”. Del perdón o la justicia no hay ni una sola palabra.

http://www.publico.es/sociedad/rey-juan-carlos-intercedio-genocida-argentino-ricardo-cavallo.html


Mujeres que sostuvieron la vida y la dignidad en Ezkaba

04/12/2017

san-cristobal001.jpg_201712_26875_1

 LA AUTORA

Biografía. Amaia Kowasch Velasco nació en Pamplona en 1990. Es trabajadora social, título conseguido en la UPNA, estudió sexología en Madrid y es experta en género. También ha estudiado Antropología Social y es socia de la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Durante los últimos años ha centrado su trabajo de investigación en el Fuerte de San Cristóbal. Además del libro presentado ayer ha escrito un artículo en la obra El Cementerio de las botellas y el libro titulado Juan Mari Pallín. Un testimonio inédito sobre la vida de la prisión en el Fuerte de San Cristóbal, Navarra (1937-1940). Además, ha impartido numerosas conferencias sobre este tema en distintas localidades de la Comarca de Pamplona.

EL LIBRO

Editado por el Gobierno foral. La edición de esta obra, promovida por el servicio de publicaciones del departamento de Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra, ha costado 8.600 euros. La tirada del libro, de 350 páginas, es de 500 ejemplares, que van a salir a la venta al precio de 15 euros.

Homenaje. Para Amaia Kowasch, su libro Tejiendo redes, “quiere convertirse en un homenaje a aquellas maravillosas mujeres que se organizaron, que tejieron redes de solidaridad y llevaron rayos de luz a donde pocos los esperaban. Asimismo, fueron capaces de transmitir esas vivencias a sus descendientes, y gracias eso, hoy existe este libro”.

Prólogo. El libro incluye un prólogo del médico forense Francisco Etxeberria, quien destaca el “valor indiscutible” que tiene “la aportación que hace Amaia Kowasch al adentrarse “en el mundo de la solidaridad con los presos republicanos y las mujeres organizadas en condiciones de extrema dificultad, perseguidas y humilladas por el propio régimen franquista y quienes lo aplaudieron. Mujeres que en este libro se convierten en protagonistas y sacan a la luz una historia enterrada, esta sí, con años de olvido e ignorancia”. Etxeberria también apunta que en Tejiendo redes, “se encierra una historia nueva que aflora y enriquece el espacio de la Memoria Histórica y ensancha el discurso de los Derechos Humanos, vulnerados y nunca atendidos ni reconocidos en estas mujeres y sus familias”.

Se ha hablado y escrito mucho, aunque no suficiente, sobre el penal de Ezkaba, sobre los presos que allí sufrieron y se dejaron la piel y la vida sometidos a condiciones infrahumanas, sobre la fuga acontecida el 22 de mayo de 1938… Pero nunca, hasta ahora, se había escrito sobre el papel que desempeñaron tanto las mujeres de los presos como otras tantas que, sin tener relación directa con los reos, visitaban regularmente el fuerte, convertido en cárcel desde 1934 y hasta 1945, para prestarles una ayuda que, de alguna forma, les animara a mantener la dignidad y la vida en unas condiciones en las que lo más fácil era abandonarla entre la miseria del hambre, los piojos y el frío que anegaba cada hueso.

Tejiendo redeses el libro que, tras seis años de investigación, la pamplonesa Amaia Kowasch Velasco acaba de publicar, de la mano del Gobierno de Navarra. Un volumen que recoge el testimonio, tanto directo como a través de familiares, y la historia de estas mujeres, que se convirtieron en el único hálito de esperanza para miles de presos. El libro fue presentado ayer por la autora, que estuvo acompañada por la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, quien incidió en el carácter pionero de esta investigación y apuntó que, de cara al año que viene, 80 aniversario de la fuga del penal de Ezkaba, el Gobierno está impulsando un amplio programa actos de homenaje y recuerdo.

Testimonios y clandestinidad

Recorrido histórico

Alimentos, ropa, cartas… atravesaron barrotes y muros gracias a la valentía y el coraje de unas ángeles de la guarda, como algunos presos no dudaron en denominarlas. Mujeres que hasta ahora han sido invisibles para la historia… “Hace seis años que empecé con esta investigación, que un principio estaba destinada a dar forma a un trabajo que tenía que entregar en un título de experta en género que cursé. Pero seguí indagando y el resultado final es este libro”, apuntaba ayer Amaia. Un libro que se centra “en el fuerte de San Cristóbal, en el que entre 1934 y 1945, reconvertido en penal, fueron encarceladas miles de personas de diferentes ideologías. En esos mismos años cientos de mujeres subieron al monte Ezkaba para apoyar a estos presos, muchas veces sin ni siquiera conocerlos con anterioridad. Este libro está dedicado a estas mujeres, que tejieron redes y se organizaron. Mujeres que bien por su ideología y solidaridad, bien por sus lazos de parentesco, hicieron todo lo posible para ayudar a estos presos”, explicaba la autora para, a continuación, recordar que “este tema ha sido invisibilizado y que ha pasado inadvertido durante muchos años. Algunas obras sí que hacían referencia a las mujeres que ayudaban a los presos en este penal, pero ninguna les ha dado el protagonismo merecido. Las mujeres que aparecen en estas páginas como protagonistas, son mujeres que, ante la represión ejercida en 1934 y ante el golpe de estado militar se movilizaron para ayudar a los presos recluidos en San Cristóbal”.

Según explicó Amaia, el libro, en lo que a testimonios se refiere, está dividido por años. “La red de solidaridad fue muy diferente en 1934 y a partir de 1936”. En esos dos primeros años, “la ayuda fundamental era lavar la ropa, llevar comida, tabaco, visitarles, escribirles cartas y servirles de enlace con sus familiares. A partir de 1936, muchas de estas mujeres son detenidas precisamente por realizar esa labor y la ayuda se realiza desde una forma clandestina y con mucho más riesgo. De este periodo, la documentación principal es de Emakume Abertzale Batza, que principalmente ayudaban a los gudaris, aunque también a otros presos. Y la ayuda consistía también en llevarles cartas, lavar la ropa, visitarles… era como una ráfaga de que alguien todavía les consideraba personas. De hecho, el último capítulo está dedicado a los presos que en sus memorias hablaron de estas mujeres y cómo lo hicieron, ya que gracias a ellas muchos salieron del penal. Para acceder a los presos, se cambiaban los apellidos para poder figurar como familiares”.

Kowasch también resaltó cómo a la hora de recoger testimonios (cada uno figura datado) se encontraba con frases como “yo no sé nada” o con actitudes como la de no darle importancia a lo que hicieron. “Y es que las preguntas que se les han hecho siempre eran sobre ellos, sobre qué sabían de los presos: nadie les había preguntado y tú qué hiciste”. La investigación para recabar testimonios y encontrar los nombres de las mujeres que prestaron ayuda ha sido detectivesca, pero Amaia destacó el papel de Carmen Fleta, de 106 años “con una memoria prodigiosa” que le hizo una lista de las que subían con ella a Ezkaba.

“Lo que no se nombra, no existe’

Mujeres ‘invisibles’

“Fueron las mujeres de Pamplona las primeras en organizarse, en 1934, ante la represión iniciada por el Gobierno republicano radical cedista. Aquel año, cientos de presos fueron trasladados desde diferentes lugares del Estado al fuerte de San Cristóbal, que se reconvirtió en penal. Posteriormente, tras el golpe militar, que derivó en la Guerra Civil, las mujeres que no entraban en los estrechos moldes de este ideario sufrieron una gran represión”, relató Kowasch, “a pesar de ello, muchas de ellas, motivadas por su conciencia política y social, se mantuvieron en su rechazo al fascismo y en la defensa de los derechos sociales y políticos conquistados en la segunda república, desempeñando un importante papel en la organización de la solidaridad, creando un extensa red de enlace y apoyo para personas presas;este es el caso concreto de Pamplona y Ezkaba”.

Amaia, según explicaba ayer, se ha encontrado con dos importantes desafíos a la hora de desarrollar su investigación. “El primero, que escribir sobre la participación y la historia de las mujeres durante este periodo histórico es muy complejo, y en este caso implica la recuperación de la memoria de estas mujeres, por eso en este libro están todos sus testimonios. Es llamativo que, pese a representar en el mundo más de la mitad de la población, las mujeres hemos sido excluidas, borradas de la historia, en una especie de invisibilidad que todavía hoy perdura. De hecho, siguen prevaleciendo las investigaciones centradas en la historia de los hombres y en sus roles. Hay que tener en cuenta que lo que no se nombra, no existe, y si no existe es muy difícil que podamos llegar a tener futuro. Por eso es importante poner nombre a estas mujeres, recuperar sus recuerdos y vivencias para así comprender nuestra historia desde una perspectiva de género”.

El segundo desafío al que se enfrentó Amaia fue “el periódico histórico en el que se centra el libro (desde 1934 hasta la posguerra), lo que dificulta la recuperación de esta voces enterradas de las mujeres. Y esto es así porque las personas que se alzaron contra la segunda república española consiguieron, tras duros años de represión, asentar un régimen militar dictatorial que se impuso durante 36 años. Una dictadura que construyó su historia e intento borrar el significado que tuvo el siglo XX para las mujeres (derecho a voto, acceso a la educación…), en el que comenzaron a tener voz pero aquí fueron brutalmente acalladas. Si es complicado recuperar la historia de la Guerra Civil, aun es más complejo conocer la participación de las mujeres. La invisibilidad que impuso el régimen dictatorial es hoy un gran desafío”.

http://www.noticiasdenavarra.com/2017/12/02/ocio-y-cultura/cultura/tejiendo-redes-mujeres-que-sostuvieron-la-vida-y-la-dignidad-en-ezkaba


Si eres joven, haz la maleta. Alejandro Inurrieta.

04/12/2017

joven-vete-Espana_1087101458_10734474_660x371

Una sociedad que no puede garantizar la independencia económica de sus jóvenes, pero tampoco de muchos adultos, es una sociedad fallida. Esta falta de recursos, está generando serios problemas de frustración, disfunciones psicológicas y falta de madurez, amén de revelar una incapacidad económica que va más allá de la coyuntura.

Las principales cifras económicas del segmento joven en España (datos de 2016) son desoladoras. Por un lado, la renta media del segmento de población entre 16-29 años es de 9.373€/año (datos del INE). Ello nos lleva a un salario bruto de 1029,3€/mes, con una tasa de paro del 33,9%. La temporalidad en el empleo es la norma general, con una tasa del 72,9%, frente al 27% en el conjunto de la economía. Con ello, la incapacidad de emancipación es muy complicada, y por ello la ratio es muy baja, apenas un 19,5% del total, siendo la edad media de emancipación de 29 años (datos de Eurostat).

Las cifras económicas en el sector joven español son dramáticas

Pero hay algo más grave aún. Con datos del estudio del Injuve 2016 ( http://www.injuve.es/), el 24% de los jóvenes supuestamente independizados sigue siendo económicamente dependiente de sus padres, frente a un 14% en 2008, lo que demuestra que esta supuesta salida de la crisis es falsa y toda la propaganda alrededor de este modelo económico solo sirve para tapar el verdadero drama social en el que estamos inmersos.

Las preguntas que surgen son claras. ¿Por qué España tiene estos guarismos, frente a la media de la UE cuyas cifras de temporalidad o salarios son manifiestamente más favorables?. ¿Por qué en España los jóvenes, pero también los menos jóvenes, no tienen acceso a viviendas con precios asequibles para poder emanciparse?. ¿Por qué los jóvenes emplean más años en formación que en la UE, y sin embargo no encuentran empleos acorde con dicha formación?

¿Por qué somos tan diferentes a los principales países de la UE?

Las respuestas a todas estas preguntas, y muchas más, nos llevan a dibujar un panorama realmente terrible. El esfuerzo en formación que hacen las familias, pero también la sociedad en general, es baldío, a pesar de la pléyade de malas universidades que pueblan la geografía española. El esfuerzo público en becas ha disminuido desde el comienzo de la crisis, algo más de un 22% en la cuantía media, lo que está cerrando el paso a muchos jóvenes a la educación superior, aunque es cierto que no es un tramo obligatorio. La necesidad, impuesta por el propio sistema, de la especialización, o el posgrado, sólo busca generar negocio para escuelas de negocio, o Universidades públicas y privadas que han encontrado un filón con esta legislación educativa.

España es al país que menos dedica al apoyo social a jóvenes, pero también a otros colectivos

El problema surge, además, cuando tras el esfuerzo económico colectivo, millones de jóvenes ven cerrada la vía de acceso al mundo laboral, salvo trabajos basura con salarios de esclavitud, dilapidándose así millones de euros gastados en formar a toda esta generación. El estancamiento del crecimiento de la productividad explica, con bastante exactitud, cuál es el tipo de trabajo que se genera en España y cuál es el futuro salarial de un joven que se gradúa en una gran parte de carreras o estudios de posgrado.

Un joven tras formarse durante años sabe que su futuro es precario y con salarios de subsistencia

Esta realidad supone un freno para el mal llamado crecimiento potencial de la economía española, que casi nadie sabe qué significa realmente. Pero lo que sí supone es una enorme frustración y fracaso colectivo. Los empleadores saben que tienen un ejército de reserva de jóvenes relativamente formados, al menos sobre el papel de un curriculum,, por lo que pueden disponer para vender comida a domicilio en bicicleta, teleoperador o administrativo, y por supuesto la estrella: camareros/as en bares, restaurantes o locales de ocio nocturno.

Las empresas gozan del mejor escenario posible: ejército de reserva abundante y nula organización colectiva entre los jóvenes

Los más aventajados, aquellos que optan por la vía de permanecer en los centros de investigación, su realidad es casi peor. La ciencia en España es despreciada de forma casi generalizada por gran parte de los poderes públicos, salvo por algunos intentos bien intencionados como fue el caso de Zapatero entre 2004 y 2010. Como siempre, prima la regla de gasto, que igual te suprime centros punteros de investigación oncológica, como dinamita cualquier vestigio inversor en miles de ayuntamientos saneados. Estamos ante la era absurda del ahorro por decreto, sin importar cómo y en qué se ahorra.

La investigación es otra de las salidas frustrantes para tantos jóvenes

Para paliar esta situación, algunos se les han ocurrido la brillante idea del complemento salarial, vía monetaria o vía descuento fiscal. Esta ocurrencia está pensada para todos esos jóvenes, hasta 30 años, que están inscritos en el fichero de Garantía Juvenil, es decir la enorme bolsa de personas que ni estudian, ni trabajan y que tienen muy complicada su inserción laboral. Peor en Bruselas, no acaban de ver está dadiva. Es decir, Bruselas no asume pagas, tanto si se abonan directamente como si son descuentos en el IRPF, que abaraten sueldos y los compensen. Para lograr que la medida entrara en la Garantía Juvenil y tuviera la financiación que conlleva, más del 90% se pagaría con dinero europeo, el gobierno de Rajoy lo ha maquillado y alude en todo momento a subvenciones de acompañamiento: ni rastros de los complementos. Sería una ayuda de 430 euros, que se sumará al sueldo pero no podrá ser inferior al convenio o al salario mínimo.

El complemento salarial de Ciudadanos es solo un ejemplo más del fracaso colectivo para solucionar el problema estructural

Todos estos parches esconden el auténtico fracaso del sistema. Millones de jóvenes, pero también parados de larga duración mayores de 45 años, no podrán trabajar más. El modelo de acumulación actual no es capaz de absorber toda la fuerza laboral excedentaria porque las tasa de inversión actuales son incompatibles con el pleno empleo. Las sucesivas reformas laborales han volatilizado el poder de negociación de los trabajadores y la sociedad se ha acostumbrado a que las familias ejerzan de sustento económico durante toda la vida, traspasando los derechos de padres a hijos, abuelos y nietos.

La familia es la encargada de paliar el fracaso laboral y social de todos los gobiernos de la democracia

El sistema te ata a la familia para que puedas comer al menos una vez al día, y que no puedas pensar lo suficiente para revelarte contra la tiranía de la pobreza relativa. De al pobreza extrema ya se ocupa Cáritas o simplemente la vemos diariamente en las calles.

El resumen es concluyente. Todo lo que hemos estudiado sobre pleno empleo, ley de Okun, y demás teorías de corte neoclásico no sirve para nada. Seguimos dilucidando cómo sostener la cantidad de trabajadores pobres y ociosos que el propio sistema escupe diariamente. Una renta básica no, dicen los liberales, porque fomenta la inactividad. Pero un complemento salarial sí, mientras los paguemos todos a escote porque que unos cuantos estén entretenidos durante seis meses o un año. Todos son eufemismos para esconder la verdadera palabra que nos aterra decir a nuestros hijos: serás un parado perpetuo o un trabajador pobre dependiente de tus progenitores para siempre. Vaya dilema.

http://www.vozpopuli.com/economista_ciudadano/joven-vete-Espana_7_1087161276.html


RUEDA DE PRENSA CONVOCANDO LA MANIFESTACIÓN CONTRA LA CONSTITUCIÓN MONÁRQUICA DEL 78.

01/12/2017

 


Intelectuales, políticos y escritores firman un manifiesto “por la ruptura con el régimen del 78”

01/12/2017

CARTEL6_D

Casi un cententar de personas, entre ellas políticos, escritores, sindicalistas o profesores universitarios, firman un manifiesto en el que denuncian que la Constitución “atenaza derechos y libertades”. Unos de los que destacan, tras los hechos ocurridos en Catalunya desde el referéndum del 1-O, es el Derecho de los Pueblos a su Autodeterminación.

El manifiesto, titulado Confluencia política internacionalista por la ruptura con el régimen del 78 , denuncia que con la crisis catalana, que califica de “enfrentamiento entre los pueblos”,  se intenta invisibilizar los casos de corrupción, tanto del PP como del PSOE. Además, hacen referencia a la “brutal represión” que se manifestó “de forma salvaje” el 1-O, para después “arrasar con sus instituciones, encarcelando a sus dirigentes y a la mayor parte del Govern de la Generalitat”.

El manifiesto concluye con la llamada a “todos los pueblos del Estado español” a salir a las calles el próximo 6 de diciembre “contra la constitución de 19878 y la monarquía franquista por el derecho de autodeterminación de los pueblos”.

Este es el texto completo del manifiesto:

Confluencia política internacionalista por la ruptura con el régimen del 78

Los acontecimientos vividos estos últimos meses y que han tenido como gran protagonista al pueblo catalán, han puesto de manifiesto hechos que hasta ahora no eran evidentes para mucha gente:
Que la Constitución que se votó en 1978 para intentar conjurar el ruido de sables lleva impresa la herencia del franquismo. Es por ello una camisa de fuerza que atenaza derechos y libertades, entre ellos el Derecho de los Pueblos a su Autodeterminación.
Que el muro del Régimen del 78 tiene su sostén clave en el PP y en el PSOE, ahora con el apéndice de Ciudadanos. Está integrado por todas las estructuras del Estado, empezando por la Monarquía, continuando con la Audiencia Nacional o el Tribunal Constitucional,fieles continuadores del TOP (Tribunal de Orden Público) que no fueron depurados en la Transición. A esas estructuras se han sumado un sin fin de leyes represivas que se aplican con ensañamiento contra quienes luchan por defender sus derechos.
Que, como bien comprobamos en nuestras carnes, los derechos sociales y laborales recogidos en la Constitución valen menos que papel mojado. Para mayor escarnio sufren recortes sin fin, al amparo del artículo 135, reformado sin referéndum por el PP y PSOE, y por el que, ellos tan patriotas,han liquidado cualquier soberanía a los pies de la Unión Europea.
El pueblo catalán ha visto desaparecer la esperanza de que las oligarquías que gobiernan la Unión Europea diesen cobertura a sus derechos y les amparasen contra la brutal represión desencadenada por el Estado contra el pueblo y sus instituciones.
El Régimen heredero de Franco está atizando una vez más el enfrentamiento
entre pueblos para aumentar como sea su caladero de votos, intentando tapar
el inmenso hedor de la corrupción que afecta a todas sus estructuras, antes
del PSOE y ahora del PP, que son diferentes caras de una misma moneda.
El vacío político actual de potentes organizaciones coherente y firmemente democráticas -con lo que esto significa de oposición clara a la farsa de Transición que aquí nos impusieron- son el mejor caldo de cultivo para el crecimiento de opciones
de extrema derecha o claramente fascistas como fuerza de choque del capital
en tiempos de crisis
La ruptura con el Régimen instaurado en 1978, y que como hemos visto permanece en sus estructuras fundamentales, aparece en el primer plano de las tareas políticas de los pueblos del Estado español para lo cual se hace necesario conseguir una correlación de fuerzas más favorable a través de la confuencia en torno a este objetivo y a la consiguiente movilizacion popular.
Por todo ello, porque además es indispensable responder a la brutal represión que se abate sobre el pueblo de Cataluña y que se manifestó de forma salvaje el 1 de octubre, para después arrasar con sus instituciones, encarcelando a sus dirigentes y a la mayor parte del Govern de la Generalitat en aplicación de uno de llos artículos de la Constitución que con mayor fuerza representa la herencia de la Dictadura,
LLAMAMOS A SALIR A LA CALLE EL PRÓXIMO 6 DE DICIEMBRE EN TODOS LOS PUEBLOS DEL ESTADO ESPAÑOL.
CONTRA LA CONSTITUCIÓN DE 1978 Y LA MONARQUÍA FRANQUISTA
POR EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS.
POR LA PLENA GARANTÍA DE DERECHOS SOCIALES Y LABORALES.

Puedes seguir leyendo el resto de la entra en el siguiente enlace:

http://www.publico.es/espana/intelectuales-politicos-y-escritores-firman.html


La calle gallega donde vivió Rajoy ya no lleva su nombre franquista; el presidente dice que no sabe por qué lo cambiaron

01/12/2017

Rajoy-2-620x315

El Gobierno español no ha dedicado ni una sola partida presupuestaria a la Ley de Memoria Histórica, con lo que prácticamente la ha condenado a muerte. Otra cosa es que, aunque malamente, siga viviendo gracias al esfuerzo de muchísima gente. Y es que el partido que gobierna en el Reino de España es heredero del franquismo, y no ve con buenos ojos todo lo que vaya en su contra.

No es casual, pues, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, siga llamando a la calle donde vivió durante años, en Marín, Pontevedra, por su nombre antiguo. Dicha calle llevaba el nombre de Salvador Moreno, un militar golpista y ministro durante el franquismo. Pero con la llegada de la citada ley —hace diez años— se le cambió por el de la escritora Rosalía de Castro.

Sin embargo, Rajoy asegura que aún continúa llamándola por su nombre franquista. El presidente del Gobierno español, que se encuentra de visita en Costa de Marfil para participar en una cumbre UE-Unión Africana, dijo en una charla con militares:  “He vivido muchos años al lado de la Escuela Naval de Marín, en la calle Salvador Moreno. Ahora no sé por qué le han quitado el nombre a la calle, yo le sigo llamando así”

El almirante Salvador Moreno, nacido en Ferrol en 1886, participó en el golpe de Estado de 1936. Luego ocupó cargos diversos durante la dictadura franquista. Llegó a ser ministro de Marina entre 1939 y 1946, y volvió a ocupar el cargo entre 1951 y 1957. Moreno murió el 1 de mayo de 1966.

No importa estos datos, muy en su estilo, el señor Mariano dice desconocer por qué la calle dedicada al militar franquista en Marín —Pontevedra— ahora tiene otro nombre.

http://insurgente.org/la-calle-gallega-donde-vivio-rajoy-ya-no-lleva-su-nombre-franquista-el-presidente-dice-que-no-sabe-por-que-lo-cambiaron/