20 N: EL CAMINO CONTINUA

Se ha bajado el telón electoral del 20-N, en cuya cita nos jugábamos algo más que cambiar el gobierno de la nación. La ciudadanía tenía la oportunidad de dar un giro de ciento ochenta grados y dotarse de representantes capaces de hacer variar el rumbo del barco hacia un puerto seguro, pero un porcentaje de la masa social del país, ha optado por la dar su respaldo al Partido Popular. Este partido ha basado su campaña en el silencio, ocultado su programa (aunque muchos ya sabemos cual va a ser), de esta forma engañosa ha logrado la confianza del electorado. A pesar que ya gozábamos de un adelanto del mismo sin ningún tipo de reparo en las comunidades donde gobierna. Por lo tanto no debemos albergar ninguna duda en que aplicará la misma medicina en el resto del país. Aunque todavía no ha salido nada por boca del futuro presidente señor Rajoy, no hace falta, sus emisarios nos han ido dando pequeñas píldoras para que la medicina no nos dé ninguna reacción.

Esta sería una visión pesimista de la situación, una victoria sin paliativos ante el partido mal llamado socialista y obrero, que no tiene ningún sentido moral, ni ideológico para apelar a la ciudadanía a que siga cargando con las privaciones a las que ha sido sometida para satisfacer el ansía de poder y de dinero de una minoría. Además desoyendo la voz de la ciudadanía, organizaciones de diferente ámbito y de economistas independientes, el mal llamado partido socialista (ya casi sobraría lo de socialdemócrata) decidió  ahondar en sus propuestas puramente liberales, lo que facilitó sobremanera la llegada del PP a la Moncloa.

Pero quiero encender una pequeña luz que guíe nuestro camino, no hay que ser pesimistas, no todos los españoles han votado al PP, la inmensa mayoría son los mismos que lo hicieron en la cita electoral de 2008, a estos fieles habría que sumar 552.683. De igual manera habría que hacer notar que del cerca de millón y medio de nuevos votantes, se han desmarcado de la opción PPSOE, lo que da un cierto margen a la esperanza y a la regeneración democrática de España. También el porcentaje de votos en blanco, nulos y abstención ha crecido significativamente y el número de votos a otras formaciones distintas de las tradicionales  ha aumentado. Todo ello significa que una parte importante del electorado, y repito importante, no es conservadora. Está esperando una propuesta atractiva, valiente que sepa encauzar esa masa de votantes que ahora esta desencantada. Es la hora de trabajar en todos los ámbitos, en la calle, en los partidos, en los sindicatos de clase, en las organizaciones sociales, ateneos republicanos, etc., para  juntos revertir este orden injusto al que estamos sometidos, que por otra parte no es el representativo de la mayoría del país.

Debemos tener más que nunca un corazón generoso, lo cual no significa renunciar a nuestros principios e ideales, es la hora de trabajar, es la hora de luchar. Como muy bien expresó Marcelino Camacho “si un día me caigo, me levanto y vuelvo a caminar”.

José Javier Davía Herranz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: